VOLVER

FOTOGRAFÍA

OTROS HALLAZGOS FOTOGRÁFICOS

INUSUAL, EN ABANICO

La vida en seis escenas. Buenos Aires. Circa 1910. 


Copia vintage en papel a la gelatina de plata y virada en tono sepia. Medidas. Fotografía: 5,8 x 13,3 cm. Soporte secundario en grueso cartón color marrón: 13,8 x 30,6 cm. Publicidad impresa sobre el soporte en color marrón más oscuro: "Fotografía Pascale. Corrientes 1640, Buenos Aires". El citado soporte -con algunos deterioros marginales- posee un delicado trabajo artístico con diversas guardas enmarcando la original obra fotográfica y un escudo gofrado sobre el borde superior izquierdo. Obra fotográfica en relativo buen estado.


La ciudad de Buenos Aires inicia el siglo veinte con una concentración de más de un centenar de galerías fotográficas, la mayoría de ellas volcadas al redituable negocio de la retratística social. Tan alta competencia provocó que los estudios líderes apelaran a innovadores creaciones para satisfacer a su clientela.


Entre aquellas firmas porteñas y de gran prestigio se ubicaban los conocidos establecimientos de los hermanos Bernardino y Nicolás Pascale, ambos pintores y fotógrafos oriundos de Nápoles (Italia) En una investigación que realizamos hacia 1991 determinamos que, Bernardino, siendo el mayor, emigró a la Argentina y, hacia el año 1905 -según la Guía Nacional de Pablo Basch- ya dirigía su establecimiento en la entonces calle Corrientes N° 1670/1676.


Tiempo después mandó llamar a su hermano menor para trabajar juntos en este activo estudio, pero, por referencias familiares y hasta por los avisos publicitarios del mismo Bernardino, surge el hecho de que los hermanos Pascale tuvieron una seria desavenencia comercial y familiar. Seguramente y debido a esta situación, Nicolás abrió hacia 1910 -información de la Guía Kraft de ese año- su propia firma "Fotografía Pascale" a pocos pasos de la dirección de su hermano, en Corrientes N° 1640.


Además de explotar todos los formatos y modas en el campo del retrato social, ambos se volcaron a los impactantes "Retratos seriados" que tuvieron un significativo éxito durante algunos años. La historiadora Andrea Cuarterolo nos señala que esta modalidad es un reflejo del impacto que generó en el público la nueva cinematografía (París. 1895).


El presente relato visual es de hecho un alarde técnico en especial para el operador del laboratorio, donde los seis negativos diferentes debían copiarse perfectamente en un solo largo y apaisado papel sensible. Para estas especiales obras era común utilizar dos personas -como estos jóvenes caballeros- que dialogan y posan en diferentes situaciones. La iluminación desde la derecha es marcante. Realmente gracioso ver a los hombres con juguetes infantiles.


Confesamos que, en treinta años de investigación fotográfica, esta es la primera obra seriada que conocemos en la original forma de abanico o acordeón. Es interesante advertir que se vincula con las referencias orales de la misma familia Pascale, quienes aún recuerdan un gigantesco cartel representando esta modalidad sobre el frente del establecimiento de Nicolás, quien luego de regentear numerosos atelieres en Buenos Aires, falleció en esta ciudad a la avanzada edad de 93 años.


Sin duda, una atractiva propuesta fotográfica.


Abel Alexander

Presidente de la Sociedad Iberoamericana de Historia de la Fotografía.



S.O.XIX - GIM


AUTOR/A FOTOGRAFÍA PASCALE

¿Le interesa vender algunas obras?

Envíenos un correo electrónico indicando brevemente
qué obras piensa poner en venta, y le responderemos. Haga click aquí­

Suscríbase a nuestro newsletter para estar actualizado.

Ver nuestros Boletines Virtuales