VOLVER

TEXTILES

Fragmentos de sobrehuipiles ceremoniales Mayas.

Nahualá, etnia K’iché, Sololá, Guatemala.


Tejidos de base de hilado de algodón, e hilos de seda para el brocado ornamental. Su singular belleza es la resultante de su técnica de tejido de brocado (tramas suplementarias introducidas durante el proceso del tejido de base) combinando los colores al tiempo de dibujar las figuras. En estas especiales piezas se observa la estética ornamental tradicional de este grupo étnico en toda su profusión y esplendor, simplificada durante el siglo XX por razones de modernidad y debido a la desaparición de las viejas tejedoras mayas. 


Medidas. Pieza 1: Largo: 68 cm. Ancho: 42 cm. Flecos: 10 cm. Pieza 2: Largo: 70 cm. Ancho: 40 cm. Flecos: 12 cm.


El aislamiento -común a todo pueblo de montaña- ha preservado notablemente las características de su artesanía de indumentaria. Así es que el ojo avezado puede descubrir con cierta facilidad el origen de sus piezas textiles: “El traje de Nahualá es muy fácil de reconocer. El huipil blanco se diferencia de los demás por el uso de motivos geométricos, formados por pequeños rombos de muchos colores y de animales salvajes como tigres (jaguares) o leones.” (1) Y en la misma página citada, insisten las autoras: “Los colores “corridos” o “manchados”, en estas prendas, así como en los huipiles, no son un impedimento estético y se consideran bellos”.


Nahualá, anteriormente llamado Nagualá, es un pequeño municipio de unos 200 km2, perteneciente al departamento de Sololá. Se encuentra en medio de la sierra guatemalteca a 2467 metros sobre el nivel del mar.


Nota:

1. Hosbecke, Mireille – Montoya, Julia: Tejidos Mayas. El rostro de las palabras y pensamientos tejidos. Ed Cholsamaj, Guatemala, 2008, pág. 41.



S.O.IX-OGL


¿Le interesa vender algunas obras?

Envíenos un correo electrónico indicando brevemente
qué obras piensa poner en venta, y le responderemos. Haga click aquí­

Suscríbase a nuestro newsletter para estar actualizado.

Ver nuestros Boletines Virtuales