• Consultar

    Baúl de fibras y corteza de árbol

    De origen selvático, este cofre o baúl fue confeccionado por un grupo indígena de la Amazonía colombiana. En aquella región habitan diversos grupos aborígenes y todos, como es natural, utilizan técnicas ancestrales para disponer de las materias primas que les provee el ambiente.
     
    El interior del contenedor se formó como cualquier cesto, con fibras trenzadas para darle resistencia; pero toda la originalidad a nuestros ojos salta en la cobertura: una corteza de árbol que se asemeja a un cuero de típico uso en los baúles.
     
    Sin duda, estamos ante una manifestación de arte tribal. Se trata de una obra de uso, utilitaria por sobre todo -como buena artesanía-, pero dotada de una belleza singular.
     
    Colombia. Hacia 1960.
     
    Medidas.
    Alto: 22 cm.
    Ancho: 37 cm.
    Profundidad: 46 cm.

    BEM

Volver a arriba