VOLVER

SUBASTA ONLINE

SUBASTA ONLINE HILARIO XXI - Inicio de exhibición 13 de Septiembre - remate 19 de Septiembre

Finaliza en

TESTIGOS DE OTRO TIEMPO

Par de estribos de suela, claveteados. Punzón: Amoroso y Llera. Olavarría, prov. de Buenos Aires. Mediados del siglo XX.


Excepcional par de estribos de suela, de grandes dimensiones, formados por distintas capas de este material, caladas y claveteadas. Llevan al centro el escudo nacional y en forma periférica el nombre de su original propietario: Héctor Galarza. Sus estriberas, de cuero crudo, con tres ramales decorados con pasadores y bombas -en las dos centrales, con la marca “Amoroso y Llera”, y el título del metal utilizado-, y en una de las pequeñas, la marca: González. Medidas. Diámetro: 32 cm. Abertura: 9,3 cm.


De uso en el área bonaerense, por su tamaño exuberante y el símbolo patrio al centro, debemos situar su origen como en la primera mitad del siglo XX, cuando la figura del gaucho fue reivindicada desde los centros tradicionalistas de la ciudad de Buenos Aires, con una fuerte presencia de los inmigrantes europeos que habían adoptado a nuestro jinete criollo como un emblema de la cultura nacional. 


Por entonces las talabarterías editaban y distribuían amplios catálogos por todo el país, ofreciendo una importante variedad de artículos, entre ellos este modelo de estribo, aunque nuestro ejemplar sin duda fue realizado a pedido. En versiones más corrientes -aludimos así a tamaños más modestos-, la famosa “Talabartería de los estancieros”, Casa Arias, los ofrecía en sus catálogos con la denominación exclusiva de estribos “Arias”. Para su competidora, Casimiro Gómez, eran los estribos “porteños”, con distintas variantes en el diseño y el más grande, tan solo de 21 cm de diámetro.   


En este ejemplar, su dueño los encargó y las manos habilidosas de un buen estribero le entregaron este singular par, jerarquizados con esos pasadores que llevan la marca de la Casa Amoroso y Llera, la prestigiosa platería de Olavarría. El generoso tamaño y su personalización nos hicieron “rastrear” su origen, y dimos con la historia de su dueño. Don Héctor Galarza era propietario de un pequeño campo en las proximidades de Olavarría, buen domador, un hombre de a caballo que disfrutaba lucir su emprendado en los desfiles.


Agradecemos la información brindada por Juan Miguel Arbuco y sus amigos.


AUTOR/A AMOROSO Y LLERA
LOTE 35

¿Le interesa vender algunas obras?

Envíenos un correo electrónico indicando brevemente
qué obras piensa poner en venta, y le responderemos. Haga click aquí­

Suscríbase a nuestro newsletter para estar actualizado.

Ver nuestros Boletines Virtuales