VOLVER

FOTOGRAFÍA

OTROS HALLAZGOS FOTOGRÁFICOS

EN FAMILIA

Retrato familiar. Ciudad de México. Circa 1865.


Copia vintage en papel a la albúmina, en formato “carte-de-visite”. Medidas. Fotografía: 9,2 x 6,1 cm. Soporte secundario: 10,6 x 6,3 cm. Publicidad: Sello seco sobre el frente de la cartulina y en su borde inferior: "Cruces y Campa". Obra en buen estado.


La irrupción de la revolucionaria tarjeta de visita o "carte-de-visite", dió paso a una verdadera "cartomanía" social, donde una multitud de ansiosos clientes pudo acceder por primera vez a una docena de retratos, y a precios muy inferiores al de un daguerrotipo. Esta innovación técnica cambió las reglas del juego de la naciente fotografía universal; se incrementó su demanda, surgieron nuevos fotógrafos dedicados a la "carte-de-visite" y nació el álbum fotográfico para contener aquella creciente iconografía. A su vez, los pequeños retratos sobre cartulina permitieron escribir dedicatorias al dorso y hasta fue posible enviar estas delgadas imágenes por correo postal a cualquier destino del mundo.


México no estuvo ajeno a esos cambios y su Capital se pobló de nuevos establecimientos volcados a la popular modalidad. Entre todos ellos, se destacó claramente la firma "Cruces y Campa" por la calidad de sus trabajos. Aquella razón social estuvo conformada a partir del año 1862 por el fotógrafo Antioco Cruces y el profesor de grabado Luis Campa, primero con local en la calle San Francisco y luego en la de Empedralillo, a un costado de la Catedral Metropolitana. Alcanzaron especial prestigio al editar una completa colección iconográfica sobre los mandatarios mexicanos, aunque su aporte más significativo lo constituyó la serie de tipos populares de notable riqueza artística y documental.


Sobre el retrato de estudio que nos ocupa, diremos que la asistencia de esta familia burguesa a la galería del estudio de Cruces y Campa no fue una decisión fortuita pues -como bien lo indicaba el historiador Miguel Ángel Cuarterolo- la visita al fotógrafo se debía a la conmemoración de un importante suceso matrimonial, como por ejemplo el nacimiento de la niña menor y, en consecuencia, el regalo a parientes cercanos y amigos de esta docena de retratos.


En este punto debemos transcribir la doble dedicatoria al dorso. En la parte superior y letra manuscrita en tinta negra indica: "A mi adorado padre (texto tachado) Daniel Vargas. Querét(aro). Junio 28 de 1868". Mientras que la esposa reutiliza la misma tarjeta de visita y escribe abajo: "En prueva (sic) de cariño á Natividad Rodríguez su amiga. Refugio J. de Vargas"


En aquella Galería de Pose con su telón de fondo neutro y floreada alfombra se encuentra la familia en pleno; todos visten sus mejores galas; la esposa con amplia falda de seda oscura sostenida por rígido miriñaque y peinado bandó; el marido traje con chaleco, corbata moño, botas y llamativa cadena de oro del reloj de bolsillo. Los mecanismos de inmovilidad ordenados por el fotógrafo se cumplen “a rajatabla”, con ambos padres sentados y sujetando a los niños, mientras los apoyacabezas metálicos se encuentran ocultos a la vista. 


El grupo posó inmóvil durante los largos segundos de las repetidas tomas, mientras sus ojos fascinados miraban fijos hacia aquella múltiple cámara de brillantes objetivos. 


En Memoria de Enrique Fernández Ledesma. Autor del libro "La Gracia de los Retratos Antiguos" (1950)


Por Abel Alexander

Presidente de la Sociedad Iberoamericana de Historia de la Fotografía.



S.O.XIX - GBM
AUTOR/A CRUCES Y CAMPA

¿Le interesa vender algunas obras?

Envíenos un correo electrónico indicando brevemente
qué obras piensa poner en venta, y le responderemos. Haga click aquí­

Suscríbase a nuestro newsletter para estar actualizado.

Ver nuestros Boletines Virtuales