VOLVER

PLATERÍA

Atril Virreinal

Atril con alma de madera forrada en láminas de plata batida, repujada y cincelada.


La platería es característica de esta región y época, y conserva en todo su esplendor la herencia del rococó francés que fuera tan bien recibida por los artífices andinos de Hispanoamérica. En la chapa frontal advertimos en su porción central inferior la figura de la “rocalla” que le da identidad al estilo.


Despegados de las formas barrocas que predominaron en la anterior centuria, los orfebres del dieciocho se permitían descansos en las superficies planas, las que se decoraban con sinuosos ornatos. Atrás quedaba definitivamente el llamado “horrore vacue” (horror al vacío) que distinguía el barroco andino.


Estas obras de platería religiosa eran de uso tanto en las parroquias públicas como en los oratorios privados y desde tiempos coloniales conservan su halo y misterio.


Alto Perú, siglo XVIII.


Medidas.

Alto: 37 cm.

Ancho: 35 cm.

Profundidad: 28 cm.


EMMM





¿Le interesa vender algunas obras?

Envíenos un correo electrónico indicando brevemente
qué obras piensa poner en venta, y le responderemos. Haga click aquí­

Suscríbase a nuestro newsletter para estar actualizado.