• EXPERIENCIA HILARIO IX

    SUBASTA DE ARTES, LETRAS & OFICIOS

    –Arte, Libros, folletos e impresos; Manuscritos; Obra Gráfica; Cartografía, Fotografía patrimonial; Objetos históricos, Plata y otros metales; Madera, Textiles, Hierro, y Miscelánea–


    PROXIMAMENTE

     
     
    ARTE
    Consultar

    Vista de Buenos Aires. 1839.

    1- ADOLPHE D´HASTREL

    Acuarela sobre papel, firmada. Obra en buen estado, enmarcada. Medidas: 18 x 27 cm.
     
    Tomada desde el río, la ciudad emerge en el horizonte con las cúpulas de sus iglesias, los altos de algunas viviendas y el molino Lorea, el antiguo molino harinero que funcionó en las proximidades de las actuales avenidas Callao y Rivadavia. Corría el año 1839 y D´Hastrel “estuvo ocasionalmente en Buenos Aires entre los meses de mayo y septiembre (...)” cuando, se sabe (1), pintó a la acuarela una interesante vista de la ciudad con una perspectiva similar a la presente. Dicha obra se conserva en el Museo Enrique Udaondo (2) y fue reproducida en la Monumenta Iconographica. El marino y pintor francés, en pleno bloqueo del puerto de Buenos Aires se ubicó en la rada exterior, bien hacia el norte. Lo mismo había hecho en 1831 Carlos E. Pellegrini quien con el mismo punto de vista pintó otra acuarela para el Tableau Pittoresque de Buenos  - Ayres.
     
    Característico en la producción de D´Hastrel, vemos aquí las mismas embarcaciones que ubicó en su vista de Montevideo, la que también atesora el Museo Udaondo, de Luján, reproducida en el Álbum de la Plata.
     
    El 1 de enero de 1839 Adolphe D´Hastrel se embarcó en el Cerf, lo hizo como oficial de artillería de la marina de Francia que, enfrentada con el gobierno federal de Juan Manuel de Rosas, había dispuesto bloquear el Río de la Plata. La Isla Martín García ya se encontraba ocupada militarmente  por los franceses desde octubre del año anterior, y D’Hastrel fue destinado a su mando el 11 de abril de 1839, luego se trasladó a Montevideo para fortalecer las fortificaciones de la plaza.  Permaneció en el Río de la Plata hasta noviembre de 1840.
     
    Aunque en sus distintos destinos militares siempre surgieron sus capacidades artísticas, sin duda son sus acuarelas del Río de la Plata, lo mejor de su producción. Se comprenderá que realizó distintas vistas de Montevideo, y muy escasas de Buenos Aires, por razones del bloqueo. 
     
    Notas:
    1. Bonifacio del Carril y Aníbal G. Aguirre Saravia: Iconografía de Buenos Aires. La ciudad de Garay hasta 1852. Munic. de la Ciudad de Buenos Aires, 1982, p. 130.
    2. La pintura fue llevada a la piedra litográfica en una lámina de su Álbum del Plata.
     
    Agradecemos la información brindada por el historiador del arte Roberto Amigo.


    BASE: 

  • Consultar

    Joven en la hamaca. (Sin fecha)

    2. AUTOR NO IDENTIFICADO

    Óleo sobre tabla, firmado a la derecha, abajo. Medidas: 21 x 31,5 cm.
     
    Sin poder identificar la firma de autoría, estamos ante uno de los asuntos predilectos del erotismo de la pintura del siglo XIX y comienzos del siguiente: la mujer reposando con lasitud en una hamaca, también acorde a la idea cristiana de la pereza como madre de los vicios. En este sentido en la mesita de jardín se encuentra la botella y copa de licor, a la que con humor se acerca una paloma, de las que se encuentran alrededor de la joven, en medio de un paisaje tropical. Ella mira al espectador desde su sensual posición, con el vestido de un rosa vibrante que cae tras la hamaca.
     
    El follaje nos sitúa en un escenario tropical, o subtropical, con un tema abordado por numerosos pintores viajeros en los ámbitos exóticos de nuestra América Latina. La obra tiene hasta aquí el encanto adicional de la incógnita sobre su autoría, descifrar ese plus le dará un nuevo valor.
     
    BASE: 

  • Consultar

    Tipos y costumbres.

    3. PANCHO FIERRO

    Tipos y costumbres. Lima. Circa 1848.

    Conjunto de cinco acuarelas sobre papel. Medidas, en torno a: 27 x 21,5 cm. Se advierte el papel con acidez y en dos de ellas, pequeñas pérdidas marginales. Las presentamos enmarcadas.
     
    Destacan las dos escenas de tauromaquia y el baile patrio, la “zamacueca”, aquí con un militar y una dama en la versión conocida coloquialmente como “zamacueca decente”, por contraposición a la “zamacueca borrascosa” atribuida por lo general a los afrodescendientes. Entre las primeras, “el toro encillado” por un negro o zambo, y la tan buscada representación de Juanita Breña, única mujer capeadora del Perú. Son muy escasas las acuarelas conservadas sobre sus "suertes", y sólo la retrató Pancho Fierro; ésta -nos lo dice el especialista peruano Luis Eduardo Wuffarden- “particularmente bonita”. Juana Breña se lució en la plaza ejecutando lúcidas suertes de capeo (cuentan las crónicas en su época) hasta que allá por 1825 un toro le dio un gran susto “luego de despanzurrar al caballo”. Fue su última corrida; pero las hazañas se proyectaron en el tiempo. Ella al fin se dedicó a un nuevo oficio: carnicera, con una mesa en la plaza del Mercado. (1)
     
    Las dos acuarelas restantes aluden a los oficios en Lima; un vendedor con la carga de forrajes sobre el lomo de sendos burros -también llamado “yerbero”-, y un hallazgo, dos fontaneros, limpiadores de desagües realizando su faena. (2)
     
    La circulación de estas imágenes costumbristas se inició en Lima, Perú, en la década de 1830 con el protagonismo del mulato Francisco “Pancho” Fierro (1807-1879), autor de las acuarelas aquí presentadas según los estudiosos más calificados. El género tuvo un rápido desarrollo republicano. Su auge comercial se sostuvo gracias a los compradores generalmente extranjeros que regresaban a sus países con este testimonio visual. 
     
    Los personajes se repetían en composiciones convencionales, al punto de pensarse que el propio Fierro debió haber conservado un "muestrario" de sus acuarelas, para recrearlas en sus siguientes trabajos. Natalia Majluf resumió aquel abanico iconográfico a una matriz básica: "Las composiciones se resuelven en la representación de personajes aislados, que van armando series y grupos. No solo se reduce notablemente el repertorio a ciertos asuntos -como las danzas, los frailes, las tapadas y un número más limitado de vendedores urbanos-, sino que la configuración formal de los tipos también se reitera." (3) Esta repetición a demanda, como es de suponer, en ocasiones se escapaba de su cauce, como ocurrió aquí con la acuarela de los fontaneros.
     
    Notas:
    1. Natalia Majluf - Marcos B. Burke: Tipos del Perú. La Lima criolla de Pancho Fierro. Ed. El Viso - The Hispanic Society of America, Madrid, 2008, pp. 158 - 159.
    2. “Muy rara. No recuerdo haber visto una” -comunicación personal de L. E. Wuffarden.
    3. Natalia Majluf: La creación del costumbrismo. Las acuarelas de la donación Juan Carlos Verme. Lima, MALI, 2016, p. 16.
     
    Agradecemos la información brindada por los especialistas peruanos, Luis Eduardo Wuffarden y Ricardo Kusunoki.

     
    BASE:

  • Consultar

    Güemes. 1894.

    4. J. C. ALMANDOS

    Óleo sobre tela, firmado y fechado a la izquierda, abajo, y en el reverso. Medidas: 35 x 65,3 cm. Obra enmarcada, en buen estado. Con algún deterioro en la moldura del marco.
     
    De J. [Juan?] C. Almandos se conocen algunos paisajes realizados entrado el siglo XX, pero no tienen interés frente a la calidad pictórica de esta pintura sobre Miguel Martín de Güemes, en la que el paisaje  es preeminente sobre el relato histórico.
     
    Estamos ante una obra temprana de la iconografía del héroe salteño -data de 1894-, ya que el retrato realizado por Eduardo Schiaffino es 1903, y La muerte de Güemes de Antonio Alice fue presentado en el Centenario. Del mismo modo, otro artista de asuntos güemesianos como Aristene Papi llegó a la provincia recién en 1899. Se trata entonces de un singular hallazgo para la imagen de Güemes, distante de su retrato marcial o de la carga al frente de sus Infernales.
     
    Una de las etiqueta del reverso corresponde a la conocida casa Ruggero Bossi, donde se comercializaban obras de arte en la última década del siglo XIX en una moda extendida en Buenos Aires.
     
    BASE:

  • Consultar

    Colonia.

    5. D´HASTREL, ADOLPHE

    Uruguay. Circa 1840.

    Aguada sobre papel. Medidas: 22,8 x 30,8 cm. Enmarcada.
     
    Esta aguada, inicializada abajo a la derecha, debe datarse entre 1839 y 1840 cuando el artillero francés Adolphe D’Hastrel llegó al Río de la Plata a bordo del Cerf, que se sumaba a la estación naval francesa que bloqueaba nuestro estuario desde 1838. (1)
     
    Se conocen otras vistas realizadas por D’Hastrel de Colonia del Sacramento, punto estratégico de las disputas de la región desde tiempos coloniales. A diferencia de aquellas, el artista militar en ésta parece reflejar el clima atmosférico con el oleaje y las nubes.
     
    Nota:
    1. Sobre la biografía del autor, ver lote 1.

     
    BASE:

  • Consultar

    Bocetos de viaje. 1919/1940.

    6. VICTORIA OCAMPO

    Trece bocetos; grafito sobre papel, firmados y fechados. Medidas, en torno a: 5 x 8,5 cm. Enmarcados.
     
    Estos dibujos–que abarcan el largo período de entreguerras, de 1919 a 1940- muestran una faceta menos conocida de la escritora y artífice de la revista Sur, fundada en 1931. Años centrales de su actividad cultural, iniciada como escritora hacia la fecha del primer dibujo que presentamos. Su vida estuvo marcada por los viajes europeos y su relación con los intelectuales y músicos de su tiempo, desde la independencia de su convicción liberal y feminista. Las hermanas Ocampo aprendieron dibujo como parte de su formación, sin duda las artes plásticas ocuparon un lugar central en Silvina, hermana menor de Victoria, durante su estadía parisina.
     
    Estos originales de Victoria Ocampo son pequeños testimonios –para utilizar la palabra que define sus Memorias-, momentos de viaje, de contemplación del paisaje. Señalan que Ocampo no solo era una culta apreciadora del arte, sino que podía alcanzar un dominio de los puntos de vista, de la precisión de la línea, de cargar el paisaje con emoción contenida. En algunas de sus cartas solía incluir dibujos para expresar desde otro lenguaje sus sensaciones.
     
    En este conjunto (predominan los paisajes con vistas de agua) sobresale su autorretrato, que debe incorporarse a la galería de su imagen junto a los realizados por Helleu, Troubetzkoy y Figari. 
     
    BASE: 

  • Consultar

    San Montes XIII

    7. XUL SOLAR

    San Montes XIII (o San Montes - Antilluvia). Circa 1944 - 1950.

    Tinta. Medidas: 12,2 x 18,6 cm. Obra enmarcada. La acompaña el Certificado de Natalio J. Povarché, firmado en 2005, con el título indicado más arriba entre paréntesis.

    Inscripciones y firma: en el reverso “ANTI-LLUVIA/ SIDER-NOCTI/ XUL” y “SAN MONTES/ XIII”. E inscripciones de terceros: presenta dos sellos, apenas visibles, probablemente de su participación en salones de arte de La Plata.

    Estamos ante una obra en la que Xul Solar trabaja con una autolimitación con el empleo del color y la preferencia por los acromáticos, que marca un período de su producción desde mediados de la década de 1940 y comienzos de la siguiente. Presenta elementos relacionados con sus ideas como la montaña y las escaleras, vías para la ascensión espiritual.

    Por esos años Xul Solar se presentaba de este modo: “Soy campeón del mundo de un panjuego que todavía nadie conoce: el panajedrez. Soy maestro de una escritura que nadie lee todavía. Soy creador de una nueva técnica musical, de una grafía musical que permitirá que el estudio del piano, por ejemplo, sea posible en la tercera parte del tiempo que hoy lleva estudiarlo. Soy creador de una lengua universal –la panlingua– sobre base numérica y astrológica, que tanto contribuiría a que los pueblos se conociesen mejor unos a otros. Soy creador del neocriollo, lengua que reclama al mundo de Latinoamérica. Soy el director de un teatro que todavía no funciona…” 

    Xul Solar fue un creador singular al servicio de la regeneración de la humanidad desde su temprana adhesión a las ideas esotéricas, a las que combinaba con la astrología –que rigió su vida y su obra- el budismo, el catolicismo o la antroposofía.

    Agradecemos la colaboración brindada por la Fundación Pan Klub Museo Xul Solar.

    BASE:

  • Consultar

    Escena en un puerto. 1931.

    8. AQUILES BADI

    Acuarela sobre papel. Obra firmada y fechada. Medidas: 30 x 37 cm. Enmarcada.
     
    Esta acuarela, de su mejor etapa, es fiel ejemplo de su calidad de colorista; de una composición armoniosa y equilibrada, pero no exenta de riesgos con la síntesis plástica de la figura humana –en la que no hace falta representar los rostros– en un clima de nostalgia de entreguerras. Se trata de la reunión de sus asuntos predilectos: la plaza con arquitecturas y la ribera portuaria, probablemente realizada en Italia, una invención sobre esas ciudades que él tan bien conoció desde su niñez. No puede dejar de mencionarse el recuerdo de la obra de Giorgio de Chirico, pero plagada ahora de multitud de figuras, entre ellas una que reposa sedente bajo la escultura. Si bien las figuras mitigan el clima metafísico, en compensación nos aproximan a ese purismo que asumió la pintura del norte de Italia de espíritu antifascista.
     
    En los años treinta, Aquiles Badi –en cuya formación se entremezclan las estadías en Milán con el aprendizaje en nuestra Academia de Bellas Artes- se encontraba en París, donde integró el conocido grupo de artistas argentinos, junto con –entre otros- Antonio Berni, Lino Spilimbergo, Raquel Forner, Domínguez Neira, Horacio Butler y Héctor Basaldúa. Estos dos últimos más próximos a su estética, marcada por el retorno al orden difundido desde los talleres de André Lhote y Othon Friesz.
     
    BASE: 

  • Consultar

    Interior de iglesia. Sin fecha.

    9. KOEK KOEK

    Óleo sobre tela. Medidas: 72 x 82 cm. Ex colección García Hamilton, de Tucumán. Obra enmarcada.
     
    En esta composición surge con fuerza su imagen de pintor trágico, expresada con el cromatismo oscuro, que confunde las figuras, y la presencia casi fantasmal de la arquitectura religiosa.
     
    Nacido en Londres en 1887, en una familia de tradición de artistas holandeses –su padre se radicó en Inglaterra a mediados del siglo XIX. Hacia 1901, Koek Koek se estableció en el Perú con familiares y luego en Chile, donde comenzó a pintar. Llegó a Mendoza en 1915 y al año siguiente se estableció en Buenos Aires, pero siguió viajando por la región. El alcohol y la morfina marcaron su vida, y su pulsión en la manera de pintar, que llegó a ejecutar sobre maderas arrancadas de muebles de las pensiones donde vivía.
     
    Su obra, que tuvo una notable repercusión en los años veinte, no solo está signada por la locura sino que debe pensarse como una activa tradición de los asuntos y temas de la pintura holandesa en los márgenes del mundo, sin descartar el misticismo de las telas de su última etapa con la densidad de la paleta y fuerza de la imagen, de climas religiosos y procesiones.
     
    BASE: 

  • Consultar

    Rosas y conejitos. 1953.

    10. GUSTAVO COCHET

    Óleo sobre tela, firmado y fechado: 53. Medidas: 53 x 39 cm. Obra enmarcada.
     
    Este bodegón de contundencia visual -titulado Rosas y conejitos, numerado 509-, muestra esa fuerza “viril” elogiada por Joaquín Torres-García en 1930, quien consideraba que en la pintura de Cochet la estructura plástica dominaba sobre lo descriptivo.
     
    De origen santafesino, Gustavo Cochet, formado inicialmente con César Caggiano y sentido discípulo de Martín Malharro –quién transmitía a la par, las nuevas ideas estéticas y el anarquismo-, desde 1915 trabajó y expuso entre Barcelona, París y Rosario. En Barcelona formó parte de la célebre galería Dalmau, donde exponían los artistas modernos.
     
    Fue Cochet uno de los más notables grabadores que trabajó en nuestro país, con un extraordinario dominio técnico –escribió un libro canónico sobre el grabado. Abarcó retratos, paisajes y, especialmente, la temática social. Permaneció en Rosario hasta comienzo de los años treinta, para regresar a Barcelona, donde lo encontró la Guerra Civil española. Su compromiso fue con la Federación Anarquista Ibérica. De esta etapa son sus extraordinarios Caprichos. Luego de la derrota se trasladó a París, la situación de la guerra europea lo impulsó a radicarse en la ciudad de Santa Fe, y desde 1947 en Rosario.
     
    Su importancia como grabador no oculta su calidad de pintor moderno, no atado a la deriva de los ismos. La calidad de su pintura fue también reconocida por el crítico Julio Payró, quién lo incluyó en Veintidós pintores. Facetas del arte argentino, en 1944.
     
    BASE: 

  • Consultar

    El Caballero. 1989.

    11. LEOPOLDO PRESAS

    Óleo sobre tela, firmado. Medidas: 50 x 70 cm. Obra enmarcada.

    Al retorno de  su estadía en París, en los años ochentas, (1) Leopoldo Presas maneja una paleta donde predominan una tonalidad, en este caso azul de fuerte luminosidad,  pero esta aparente monocromía es quebrada por el uso virtuoso de toques de color con una paleta rica y variada, que acompaña a la línea en la construcción del espacio. Leopoldo Presas transitó en su larga trayectoria por diversas estéticas, con una figuración que podía comprenderse como una crítica a su tiempo, pero sin los recursos del naturalismo y la literalidad, en su fase tardía su obra parece intentar asumir una narración literaria, teñida de nostalgia. 

    “El Caballero” se conservó en las manos de su esposa, Elsa Legaspi, su principal modelo a lo largo de más de treinta años.

    Notas: 
    1. Raúl Santana: Leopoldo Presas. Las cambiantes facetas de un pintor. En Pablo Birger (editor): Leopoldo Presas, Buenos Aires: Editorial Argentina. 2005, p. 13.


    BASE: 

  • Consultar

    Guitarreando. 1960.

    12. MANUEL GIMENEZ

    Tinta sobre papel, firmada, y detrás, con la certificación hológrafa del autor. Medidas: 99 x 69 cm. Obra en muy buen estado, enmarcada.
     
    En la escena, seis gauchos son convocados por la guitarra y el canto. Visten sus avíos típicos  y el mate los acompaña, así como sobre un tonel, la botella de Ginebra y dos vasos. Un perro descansa acostado sobre el suelo.
     
    Manuel Giménez (Mercedes, prov. de Buenos Aires: 1904 - ?), siendo joven vivió en España -hay referencias que en 1927 se encontraba en Vigo, cuyo museo conserva obra suya. De regreso en su país, recibió los consejos de Mario Zavattaro -quien lo guió en sus inicios por el arte criollo-, del retratista Ramón Subirats y hasta de Fernando Fader, con quien compartió jornadas inolvidables en Deán Funes, Córdoba, en 1930. Fue además, amigo y discípulo de fray Guillermo Butler. En 1939 se trasladó a la ciudad de Paraná, donde compartió el taller junto a Bernaldo de Quirós. Andariego, en los años 1956 y 1957 vivió en San Pablo, Brasil; su museo de Arte cuenta con su pintura. También residió en el valle de Traslasierra, provincia de Córdoba.
     
    Desde 1934 expuso en distintos museos del país. En 1936 lo hizo en el Museo Colonial, Histórico y de Bellas Artes de la provincia de Corrientes, ocasión en que el gobierno provincial adquirió "Las cigarreras" (óleo, de 1,90 x 1,80 m) para la colección de dicha casa.
     
    Se conserva obra de su autoría en los museos Benito Quinquela Martín, de Buenos Aires; en el Municipal de Bellas Artes Genaro Pérez, de Córdoba; en su par de Río IV, de la ciudad de Mendoza, de Bahía Blanca; en el Ateneo de San Juan y en otras instituciones oficiales del país.
     
    Gesualdo en su "Enciclopedia del Arte en América", así lo califica: "Retratista y paisajista de campo y puerto de notable calidad". El escritor Joaquín Gómez Baz escribió sobre él: "puede pintar el llanto y puede pintar la sonrisa", en una crítica muy elogiosa sobre su arte.
     
    BASE: 

  • Consultar

    Retrato de mujer. 1939.

    13. RAÚL LOZZA

    Grafito sobre papel. Medidas: 32 x 25 cm. Obra enmarcada.
     
    “En esos años de la década del 30, como dije al comienzo de la carta, vivía influenciado por el espíritu romántico […] Luego superé ese neo romanticismo en el arte, aunque en mi modo de ser continué gozando de sus atributos, los cuales, por distanciados de mi método creador no lograron entorpecerlo, lo cual ocurrió 10 años después, cuando asumí el realismo sobre la base de las leyes de la naturaleza.” (1) A comienzos de los años treinta Lozza se incorporó a las filas de la estética realista, acorde con sus ideas comunistas y la lucha contra el fascismo. Sin embargo, al final de esos años, su obra figurativa transitó por distintos estilos, desde el naturalismo a las recetas tardías derivadas del postcubismo en un eclecticismo que tiene un ejemplo en este retrato de factura más académica donde parece expresar esos atributos románticos que menciona en la citada carta a León Benarós.
     
    Es interesante comparar este dibujo con su autorretrato de 1940 de volúmenes más sintéticos. Ambos comparten el manejo de las sombras para definir tanto el rostro como distanciar la figura del fondo. Lozza había contraído matrimonio en 1938, y por los años de este dibujo comienza un emprendimiento comercial, con el que es factible relacionar esta obra: el diseño de lencería femenina y ajuares de novia que lo sostuvo económicamente.
     
    En 1944 Raúl Lozza fue uno de los vanguardistas de la Asociación Arte Concreto Invención, para elaborar luego su teoría del perceptismo, con la que ocupa un lugar sobresaliente en la historia del arte argentino.
     
    Notas:
    1. Raúl Lozza: Toda una historia en un trozo de vida. Veinte cartas de un pintor (Raúl Lozza) a un escritor (León Benarós). Buenos Aires, 2005, p. 33.
    2. Dato señalado en la cronología de Gerardo Burton en Raúl Lozza (cat. exp.)  MNBA, 2006, p. 66. Lozza tuvo dos negocios de lencería femenina, con 16 costureras y bordadoras. Raúl Lozza. Un museo por sesenta días (cat. exp.), Centro Cultural Borges, 2001, p. 33.

     
    BASE: 



  •  
    OBRA GRÁFICA


     
    Consultar

    TEATRO EN UN MARAVILLOSO CARTEL DE ÉPOCA IMPRESO EN SEDA

    14.

    El Pitaco. El solo inglés. El usurero burlado, o sea La Batalla Finjida. Imprenta Oriental. Montevideo. 1836.

    Excepcional impreso sobre seda. Medidas: 54 x 43 cm. Obra en buen estado, con pequeñas y antiguas huellas de agua. Enmarcado.
     
    En esos días, el gobierno del general Manuel Oribe había logrado restablecer la paz al vencer la rebelión encabezada por Fructuoso Rivera, quien debió emigrar hacia Brasil. Con el restablecimiento del orden, la “Compañía de Aficionados” decidió rendir un homenaje “a los que fallecieron sosteniendo el orden” y el sábado 17 y domingo 18 de diciembre de 1836 ofrecieron una función teatral. (1)
     
    Presentamos el cartel impreso en seda que informó sobre esta función extraordinaria. La ornamentación del mismo con columnas, recuadros, florones y otras alegorías precedida a lo alto por el escudo nacional alude a la importancia de este acontecimiento. De igual modo, su impresión sobre seda y en el inusual tamaño del cartel. Todo ello le daba la jerarquía pretendida. El hecho político trascendía la función cultural, como lo refuerza el comentario vertido por los organizadores, pidiendo disculpas a los “abonados de temporada” por si debido a la pequeñez del teatro se quedan sin poder concurrir.
     
    Primero se representó la “trajedia” (sic) de Nicacio Alvarez de Cienfuego, “El Pitaco”, y le sucedieron un baile -”El solo inglés”-, el Aria Factotum, del Barbero de Sevilla, y la comedia jocosa, en un acto, titulada “El usurero burlado”, o sea “La Batalla Finjida” (sic).
     
    Notas:
    1. La función del sábado fue anunciada en el periódico “El defensor de las Leyes”, del día anterior.

     
    BASE: 

  • Consultar

    EL TRIUNFO DE ROSAS SOBRE LOS FRANCESES

    15. ROSAS, JUAN MANUEL DE

    PACTO ARANA – MACKAU. ¡Viva la Confederación Argentina! (Escudos de ambos países) Convención entre la Francia y el Gobierno de la Provincia de Buenos – Aires, Encargado de las relaciones exteriores de la Confederación Argentina  (…)  Imprenta del Estado.

    Excepcional testimonio histórico. En Gran Folio -79 x 51 cm-, impreso sobre seda. Pieza enmarcada.
     
    Precioso documento con el llamado “Pacto Arana – Mackau” celebrado entre el Gobierno de la Confederación Argentina y el reino de Francia. Las gestiones diplomáticas sellaron un acuerdo después de treinta y un meses de bloqueo sobre el puerto de Buenos Aires. La flota francesa había adoptado tal medida después de varios incidentes con ciudadanos de aquel país, entre ellos la prisión del litógrafo César H. Bacle.
     
    Sin embargo, Juan Manuel de Rosas no cedió a la presión de la marina francesa, y soportó estoicamente las medidas adoptadas por aquella potencia europea que hasta apoyó la rebelión unitaria encabezada por el general Lavalle. Lo cierto es que sin resultados favorables y hasta presionados por el gobierno inglés que veía afectado su comercio con Argentina, Francia envió al vice-almirante Mackau, portando instrucciones y capacidad de negociación. Al cabo de numerosas conferencias entre los representantes de ambos gobiernos, la Paz fue firmada el 29 de octubre de 1840, y dos días más tarde, Arana le envió al almirante Mackau la ratificación de tal acuerdo, hecha en Santos Lugares por el propio Juan Manuel de Rosas, Gobernador y Capitán General de la Provincia de Buenos Aires y Encargado de las Relaciones Exteriores de la Confederación Argentina.
     
    Así fue que el 1º de diciembre de 1840 se enarboló la bandera argentina en la nave francesa Alemène, saludada por veintiún cañonazos, los que fueron contestados desde la Fortaleza de Buenos Aires y desde los navíos surtos en las aguas próximas.
     
    Presentamos el impreso que en aquellos días se estampó en Buenos Aires sobre seda. La fragilidad del material, el tamaño de la obra y el destino que le cupo a todo aquello que se vinculaba al gobierno federal después de la Batalla de Caseros, nos hacen pensar en un hallazgo casi milagroso.
     
    BASE: 

  • Consultar

    LA MEJOR ICONOGRAFÍA GAUCHESCA

    16. MOREL, CARLOS

    La carreta // Parada de la tropa. Litografía de las Artes. Buenos Aires. 1844.

    Muy raro. Litografía sobre papel. Medidas: 27 x 37,4 cm. Buen ejemplar, enmarcado.
     
    Ambas vistas con una tropa de carretas nos sitúan en el corazón de la pampa con el gaucho como su protagonista. La lámina formó parte del álbum “Usos y costumbres del Río de la Plata” publicado por la Litografía de las Artes, de Luis Aldao, entre 1844 y 1845. En origen estamparon láminas dobles, para ser divididas al medio. (1) Ésta en particular fue editada junto a otra vista, titulada “La partida”. El álbum se formó con diez láminas de gran tamaño, distribuidas en dos cuadernos. Nuestro ejemplar formó parte del primer cuaderno.
      
    Roberto Amigo, en su ensayo sobre Morel, señala que Bonifacio del Carril y Agustín Matienzo “no han dado relevancia a los motivos pequeños que acompañan las escenas principales que, sin embargo, son significativos no sólo para un estudio iconográfico sino para afirmar que implican una modernización en la cultura impresa federal. Así, es importante valorar el diseño de la impresión además de lo representado. Morel, sin duda, ha conocido durante su estadía en el Brasil el Álbum Rio de Janeiro Pintoresco editado en fascículos entre 1842 y 1845 por Louis Auguste Moreaux y Louis Buvelot, aunque no puede haber observado la totalidad de esta obra por la fecha de su regreso a Buenos Aires.” Sobre la estampa que subastamos señala: “Una constante iconográfica del costumbrismo es el transporte de mercadería que aparece en Usos y costumbres en dos láminas. En la primera “La carreta” y “Parada de tropa” ocupan el sector superior y La partida el inferior, ofreciendo una sólida unidad visual a la plancha, Morel desarrolla notablemente una secuencia desde diversas vistas, multiplicando los elementos representados: carretas, troperos, bueyes. Además de las escenas principales, Morel llena los espacios en blanco del papel con esbozos rápidos de bustos y cabezas de troperos, lavanderas, soldados federales, gaucho en traje de pueblo, paisaje de campaña, gaucho con su caballo, carretas abiertas con vasijas, bagual. (2)
     
    El arte de Carlos Morel (1813 - 1879) alcanza en estas obras una de sus más altas manifestaciones. Sin duda se conjuga en el grabado la calidad artística y su riqueza iconográfica, virtudes que se exaltan por la rareza del mismo. 
     
    Notas:
    1. Agustín Matienzo: Carlos Morel. Precursor del Arte Argentino. Buenos Aires, EMECÉ, 1959.
    2. Roberto Amigo. “Carlos Morel. El costumbrismo federal” En Caiana. Revista de Historia del Arte y Cultura Visual del Centro Argentino de Investigadores de Arte (CAIA). N° 3 | Año 2013.  URL:
    http://caiana.caia.org.ar/template/caiana.php?pag=articles/article_2.php&obj=115&vol=3

     
    BASE: 

  • Consultar

    ¿QUIÉN HABRÁ SIDO EL EUROPEO QUE LOS ACOMPAÑA?

    17. A. HEQUET

    Indios de Gaicurú (América del Sud). Lit. A. Hequet y Cohas hos. Montevideo. Circa 1861.
     
    Litografía en gran papel, con algunas motas de oxidación. Medidas: 23,7 x 30,6 cm. Enmarcado.
     
    Una de las más bellas iconografías de los pueblos originarios rioplatenses; aquí en un retrato grupal, una pareja de nativos acompañados por un europeo que también utiliza vestimenta aborigen. Los gaicurúes habitaron la región del Matto Grosso, el Chaco paraguayo y argentino, e incluso la Banda Oriental. Félix de Azara en los inicios del siglo XIX los define como “soberbios, vengativos, indomables, fuertes y aventajados en valor y estatura, (...) y tenían un idioma diferente de todos”. En la Guerra del Paraguay, algunas etnias radicadas en territorio brasileño combatieron en las filas del ejército imperial.
     
    Joseph Adolph Hequet, de origen francés, llegó a Montevideo en 1858 y tres años más tarde se asoció con los hermanos Cohas instalando una casa litográfica. El 4 de enero de 1861, el diario “La República” de aquella ciudad afirmó sobre Hequet: “debe ser considerado un artista tanto de la litografía como de la pintura. Autor de varios cuadros alegóricos de mérito, uno de ellos resultó premiado bajo el título “La Beneficencia coronada por la Libertad”. (1)
     
    Realizó retratos litográficos (entre otros de Bernardo Berro, Florentino Castellanos, Jaime Hernández, teniente Gillis, Gabriel Pereira); sobresale junto a la que ahora ofrecemos, la litografía del retrato ecuestre de Justo J, de Urquiza de Juan Manuel Blanes.  Iniciado en la masonería fue miembro de la Logia Asilo de la Virtud.
     
    Notas:
    1. Información provista por el investigador uruguayo Juan Antonio Varese.

     
    BASE: 

  • Consultar

    18. PANCHO FIERRO

    Tipos y costumbres. Lima. Circa 1848.

    Colección de ocho litografías, iluminadas, con sus papeles con acidez y algunas, con pequeñas pérdidas marginales. Medidas, en torno a:  23 x 18 cm. Se exhiben enmarcadas.
     
    En cinco de ellas, la mujer es la protagonista: 1) Amazona a caballo, 2) Tapadas en misa -aquí con la variante de un piso adoquinado sobre otra conocida (1)-, 3) La misturera de procesión, 4) La vendedora de chicha y picante, y 5) Limeña en los baños de Chorrillo. En las restantes: 6) La confesión, con el encanto del fraile llevándose las manos a la cabeza, escandalizado, 7) el panadero y 8) el aguador o repartidor de agua.
     
    Las acuarelas de Pancho Fierro (2) marcharon con celeridad hacia las piedras litográficas para comercializarse en sus versiones de estampas. Lo hicieron primero los franceses Dedé y Ducasse contratados por el estado Nor-Peruano, que les concedió el título de “Litógrafos del museo de historia natural de Lima”, desde los años 1838 y 1839, hasta mediados de la década de 1840, quienes también grabaron obras del pintor  Ignacio Merino.
     
    También lo hizo más tarde el almacén de música de Inocencio Ricordi; vendía álbumes con acuarelas originales, partituras estampadas y algunas litografías salidas de los originales de P. Fierro.
     
    Notas:
    1. Información provista por R. Kusunoki, especialista peruano.
    2. Para su información biográfica, consultar lote 3.
     
    Bibliografía consultada:
    Leonardini, Nanda: El grabado en el Perú republicano: diccionario histórico. Lima, UNMSM, 2003.
    Natalia Majluf: Tipos del Perú. La Lima criolla de Pancho Fierro. Ediciones El Viso - The Hispanic Society of America, 2008, p. 28.
     
    Agradecemos la lectura e información brindada por los especialistas peruanos Luis Eduardo Wuffarden y Ricardo Kusunoki.

     
    BASE: 

  • Consultar

    ESPOSICIÓN (sic) AGRÍCOLA RURAL ARGENTINA DE 1858.

    19.

    Diploma. Buenos Aires, Imprenta de Mayo, 1858.

    En Folio (21,7 x 29,1 cm, el grabado), oblongo, 1 h., v. en blanco. Muy buen ejemplar, sin uso, enmarcado.
     
    El 15 de abril de 1858 se inauguró la primera exposición agrícola realizada en Buenos Aires, la que se extendió hasta el 2 de mayo de aquel año. El evento se llevó a cabo en la antigua residencia de Juan Manuel de Rosas, en el barrio porteño de Palermo. Fue su organizador Gervasio A. de Posadas -nieto el prócer argentino y Director Supremo-, quien al año siguiente presidió la Sociedad.
     
    En esta experiencia inicial -se anticipó en diecisiete años a la primera realizada por la Sociedad Rural Argentina- fueron galardonados, entre otros, Jorge Atucha, que obtuvo medalla de oro por sus toros colorados; Mr. Hale de Tatay por un ejemplar de Hereford; Vicente Letamendi y Segurola quien conquistó la mayor cantidad de premios gracias a los ovinos de su quinta de Flores, los vacunos de su estancia La Merced y los equinos de una estanzuela lindera con Tapiales.
     
    Presentamos aquí un Diploma original, sin uso, impreso para la ocasión. Un verdadero tesoro de la historia del campo argentino.
     
    BASE: 

  • Consultar

    Vista de Montevideo. ¿Circa 1872?

    20. CASANOVA, A.

    Cromolitografìa. Medidas: 33,5 x 110 cm. Obra enmarcada.
     
    Preciosa imagen de la capital uruguaya con el paisaje de la costa y un importante número de embarcaciones, además de la perspectiva de la ciudad levantada desde lo alto de la Fortaleza del Cerro.
     
    Según los estudios iconográficos orientales fue realizada en 1872. (1) Pero advertimos que el mismo autor ejecutó otra vista panorámica de Buenos Aires, también tomada desde el río, e igualmente, de gran factura e iluminada como ésta, la que Moores fechó hacia 1880. (2) La estampa de la costa occidental del río de la Plata llevaba como inicial del nombre de Casanova la letra E. En sintonía con esta referencia, así lo incluye Vicente Gesualdo en su Diccionario de artistas indicando que fue un “litógrafo y dibujante, activo en Buenos Aires hacia 1880. Autor de una vista de Buenos Aires en 1880, litografía en colores.” (3)
     
    Notas:
    1. AA.VV.: Iconografía de Montevideo. Montevideo, 1955. Lám. CVII, pp. 228 – 230.
    2. Guillermo H. Moores: Estampas y Vistas de Buenos Aires. Munic. de la Ciudad de Buenos Aires, 1945, lám. 199, p. 154.
    3. Vicente Gesualdo: Enciclopedia del Arte en América. Tomo I.

     
    BASE: 

  • Consultar

    Historia del Circo Criollo.

    21. MIRANDA DASSO, BERNARDO F.

    Litografías. Ediciones Fidias S en C. (1969)

    Carpeta de editor con 8 litografías (55,5 x 40,6 cm). Buen ejemplar, número 114/500.
     
    El recorrido visual de Miranda Dasso se acompaña de una detallada descripción histórica de cada lámina. Aparecen acá el Teatro de la Ranchería y los productores del llamado circo criollo con destacada presencia de la familia Podestá. También apreciamos la primera aparición del payaso inglés Frank Brown en Buenos Aires, allá por 1884, quien deleitó a los niños de todas las capas sociales con sus actuaciones que se extendieron por cuatro décadas.
     
    BASE: 

  • Consultar

    Placez vos capitaux.

    22. SEGUÍ, ANTONIO

    Imprimées et éditées par Michel Cassé. Paris. 1972.

    Litografía sobre papel vitela, de la serie o porfolio, “Seguí sans demagogie”, firmada y numerada con lápiz: 81/100. Medidas: 50,2 x 65,8 cm. Ejemplar impecable. Primera edición.
     
    La carpeta se formó con 20 litografías más la que ilustraba la tapa del porfolio, todas firmadas y numeradas en lápiz.
     
    Antonio Seguí, sin duda, es uno de los grandes artistas de la gráfica latinoamericana contemporánea, que logra combinar la imagen de los medios, el humor y el cómic con el uso del color independiente, de los planos y de las líneas de dibujo. A comienzos de los años setenta su obra reflexiona con sutil ironía en la historia de su tiempo, atravesada por la Revolución china y la Guerra de Vietnam. En 1972, año de esta estupenda litografía, Richard Nixon visitó la República Popular China, tal vez a este episodio refiera la frase impresa en la imagen.
     
    En estos días, el Museo Nacional del Grabado le rinde homenaje al maestro argentino Antonio Seguí (nacido en Córdoba, en 1934) con una exposición que recorre su marcha artística en el espacio del grabado a través de sesenta obras, fechadas entre 1963 -el año en que se radicó en París- y 2019. (1)
     
    Notas:
    1. Se titula: “Antonio Seguí. Grabados del patrimonio, colecciones y donación”.

     
    BASE: 



  •  
    AFICHES


     
    Consultar

    EN LA ERA DORADA DEL CARTEL

    23. HYLAND, ELLIS

    Mrs Ponderbury´s Past. Waterlow & Sons Ltd. Lith. London Wall. London. (1895)

    Excepcional litografía sobre papel, medidas: 186 x 101 cm. Obra en buen estado, con una restauración en su tramo inferior, derecho. Notable por la vivacidad de sus colores -bien conservada- y por la fragilidad del soporte de papel en este gran tamaño.
     
    La obra, “El pasado de la Sra. Ponderbury”, escrita por F. C. Burnand, fue presentada en el Avenue Theatre, de Londres, en 1895. La dirigió y protagonizó Charles Hawtrey. Su autor, Francis Cowley Burnand (1836 - 1917), de origen inglés, fue un destacado dramaturgo, escritor de cómics y libretista de la ópera Cox and Box de Arthur Sullivan.
     
    Ellis Hyland por su parte, integró la famosa serie “Los maestros del afiche” (Maitres de l´Affiche), una publicación mensual que entre 1895 y 1900 reprodujo en París los más bellos afiches, obras de grandes artistas.
     
    BASE: 

  • Consultar

    EN EL EXILIO FRANCÉS, POR LA DEMOCRACIA

    24.

    AVEC LE PEUPLE ARGENTIN. Imprimeurs Libres. París. 1977.

    Afiche impreso. Medidas: 76 x 57 cm. Obra enmarcada.
     
    Leemos en francés: “Con el pueblo argentino. Contra la dictadura militar. Solidaridad. 5 horas por la Argentina. Mutualidad el 25 de marzo de 1977”. El acto se realizó al día siguiente del primer aniversario del golpe de estado realizado en Argentina. Ese mismo día fue muerto en Buenos Aires el escritor Rodolfo Walsh.
     
    Coordinado por las organizaciones CAIS, CSLPA, Forum, CDPPU y CDPPCH, las que formaban parte de las Redes francesas de apoyo a los presos políticos y detenidos/desaparecidos latinoamericanos. El CAIS (Comité Argentino de Información y Solidaridad, la organización más importante de exiliados argentinos en Europa), CSLPA (Coordinación de ayuda a las luchas del pueblo argentino), y los comités de Defensa de Presos Políticos en Uruguay, creada en 1972 y en Chile (identificadas con las siglas  CDPPU y CCPPCH).
     
    BASE: 

  •  
    FOTOGRAFÍAS (Primera Parte)
     
    ARGENTINA



     
    Consultar

    UN “VIAJE” DE SEIS FOTOGRAFÍAS POR BUENOS AIRES DE CARA AL RÍO

    25. SAMUEL BOOTE

    Buenos Aires. Circa 1880.

    Moderno álbum con 6 fotografías, albúminas -medidas, en torno a: 16 x 21 cm-, sueltas, brindando el raro placer de poder observar cada copia en sus detalles de ambas caras, y en muy buen estado. Todas ellas con su título y número de registro indicado en el negativo por el fotógrafo.
     
    La cámara se detiene en el corazón de Buenos Aires, y desde lo alto abarca la Plaza de la Victoria con el Cabildo ya reformado por Pedro Benoit y su exagerada cúpula. Por los tiempos de exposición requeridos, se observan fantasmas en las personas y palmeras movidas al viento. Luego Boote baja hacia el río y desde distintas azoteas registra en cuatro albúminas el Paseo de Julio para documentar la Estación Central, la Aduana de Taylor, el ala norte de la Casa de Gobierno, una perspectiva con ambos muelles (en primer plano, el de pasajeros y detrás, el de cargas) y la impactante entrada de aquel con los resguardos de aduana y los veleros en el horizonte. Y desde el mismo muelle, una vista de la ciudad, icónica.
     
    Nos detenemos en un registro que consideramos inusual y que nos muestra la estructura de la aduana Taylor: recta hacia la ciudad y su semi rotonda hacia el río, con su lucerna a lo alto. La titula “Depósito de Aduana” y posee un gran valor iconográfico.
     
    Su autor, Samuel Boote (1844 - 1921), formó parte del más selecto grupo de autores y editores fotográficos que se desempeñaron en Argentina durante el último cuarto del siglo XIX y, a diferencia de su hermano Arturo -quien lo continuó-, comercializó especialmente las fotografías obtenidas con su propia cámara. Aquí tenemos un precioso conjunto de vistas de Buenos Aires.
     
    Bibliografía:
    Abel Alexander y Luis Priamo: “La Argentina a fines del siglo XIX. Fotografías de Samuel y Arturo Boote. 1880 - 1900”. Buenos Aires, Ed. de la Antorcha, 2012.

     
    BASE: 

  • Consultar

    26. ENRIQUE MOODY

    Excursión Científica por los ríos Paraguay, Alto Paraná e Iguazú. Argentina y Paraguay. 1892 / 1893.
     
    Álbum moderno con 13 albúminas (17 x 22 cm), todas en excelente estado y sueltas; seis de ellas insertas en soportes secundarios con referencias comerciales de Moody (4) y de Arturo Boote (2). Solo dos del total presentan su referencia al pie, ambas de Moody: “302. Establecimiento Kemmerich”, y “324. Indios Tobas”.
     
    Excepcional colección fotográfica de la expedición científica argentina (se realizó desde agosto a noviembre de 1892) destinada a recoger productos de flora y fauna a presentarse en la Exposición Colombina de Chicago. Bajo la conducción del naturalista de origen alemán Gustavo Niederlein, comisionado por el Ministerio de Agricultura, la formaron entre otros Pedro Serié como taxidermista, el pintor Augusto Ballerini -en cuyo viaje realizó una de sus obras más relevantes, "La cascada del Iguazú", hoy en el Museo Nacional de Bellas Artes- y Enrique Carlos Moody, para entonces un fotógrafo de reconocida trayectoria, perteneciente a la familia de los hermanos Boote.
     
    Encontramos un relato abreviado de esta expedición (Revista Geográfica Americana, Año III, número 27) publicado en 1935, autoría de Pedro Serié, e ilustrado con buena parte de las imágenes que aquí presentamos en sus originales de época. Merecen destacarse las cuatro tomas fotográficas de los nativos localizados en la marcha del grupo. Una de ellas, la del cacique y sus armas que se exhibe con sus tres esposas;  ha sido reproducida ad infinitum por los editores de postales de su época, entre ellos Roberto Rosauer. Otra toma en la misma sesión nos muestra a la mujer favorita del cacique posando con tres miembros de la expedición; descansa su brazo sobre la figura de uno de los expedicionarios. Esta imagen fue reproducida en el artículo mencionado, pero con un cropping (recorte) del editor fueron eliminados los demás personajes publicando sólo a la aborigen.
     
    La tercera albúmina, también obtenida en la misma secuencia, comprende un plano general de un grupo de indígenas tobas y Moody toma como fondo natural la exuberancia de la selva. Los aborígenes -diecisiete individuos- posan seguramente orientados por el fotógrafo, quien priorizó la figura del cacique en el centro del grupo, y delante de todo, el enigma de un negativo intervenido. ¿Qué habrá pretendido ocultar Moody?
     
    En las demás imágenes vemos dos lavanderas criollas, y entre otras tomas, el puerto Bosetti -Misiones-, el “Establecimiento Kemmerich” -que comercializaba carne salada y gran novedad para la época, extracto de carne concentrado- y una explotación rural de caña de azúcar en plena zafra. La expedición desembarcó en Humaitá, Paraguay, donde Moody registró las ruinas de su iglesia después del bombardeo en la Guerra contra aquella nación (1865 - 1870). Una gran imagen.
     
    Enrique Moody (Ajó, Cuenca del Salado: 1863 - Buenos Aires: 1935), inició sus actividades en 1884 sobre la calle Corrientes 627/635 de Buenos Aires. Y ya expandido notablemente el mercado de la fotografía, realizó una importante contribución a la iconografía argentina mediante la edición de álbumes con vistas originales.
     
    BASE: 

  • Consultar

    LOS MAPUCHES ANTE LAS CÁMARAS FOTOGRÁFICAS

    27. FOTÓGRAFOS VARIOS

    Mapuches. Chile y Argentina. Principios del siglo XX.

    Preciosa colección de 40 postales -en torno a 9,5 x 14 cm- con fotografías de Mapuches. Casi todas “circuladas” en 1903.
     
    El conjunto nos brinda una variada representación de usos y costumbres del pueblo mapuche. En su gran mayoría -35 de ellas- editadas por el alemán Carlos Brandt, en su sucursal de Concepción (Chile), impresas con tonalidad verde. Dos fueron editadas en color por Carmelo Ibarra, de Buenos Aires. Una con la leyenda “Propiedad de Hume y Cía. Ahumada 357”. Y las dos restantes, sin referencia de edición fotográfica, se las identifica con la indicación: “Exploraciones Boccard”, indias e indios araucanas, “Cordillera del Sur”. (1) 
     
    La fotografía, a partir del daguerrotipo, tuvo su sustento comercial en los retratos posados de estudio. Pero cuando avanzó hacia la documentación de los pueblos originarios debió enfrentarse a otros desafíos, tanto técnicos como estéticos. En especial por el traslado de las cámaras a los hábitats naturales de esas comunidades, tal es el caso de este excepcional conjunto de imágenes del pueblo mapuche, volcadas en la novedosa tarjeta postal.
     
    Si bien, el proceso negativo/positivo permitió la posibilidad de realizar copias varias, en la práctica estas no siempre fueron numerosas. Sólo cuando se llegó a la impresión fotomecánica fue posible que aquellas imágenes casi únicas se multiplicaran en miles de copias de gran calidad. Con este adelanto desembarcó la “post card” fotográfica en el inicio del siglo XX, la que se difundió con inmediato éxito. Su bajo costo y la circulación a través del correo facilitó su divulgación planetaria. Este fenómeno requería de tres actores: el fotógrafo (no siempre mencionado), el editor y el impresor.
     
    Carlos Brandt -editor de tarjetas postales desde 1902- fue uno de los protagonistas de esta práctica fotográfica en Chile, utilizando imágenes de diversos fotógrafos.
     
    Notas:
    1. Louis de Boccard, expedicionario de origen suizo, realizó una misión por Chile de la que hizo un álbum fotográfico titulado “Viaje a los Territorios de Neuquén, Cordillera del Sur y Chile. Enero-mayo 1900”. (Fuente: Mariana Giordano: Expediciones, fotografía y coleccionismo entre dos siglos (...). En “Revista de Indias”, 2019, vol LXXXIX, nú. 275, p. 9).
    Bibliografía: AAVV: Historia de la postal en Chile. Universidad Pontificia Católica de Valparaíso, 2007. Hernán Rodríguez Villegas: Historia de la fotografía. Fotógrafos en Chile 1900 - 1950. Centro Nacional de Patrimonio Fotográfico, Santiago, 2011.

     
    BASE: 

  • Consultar

    28. FOTÓGRAFO NO IDENTIFICADO

    Coronación de Eduardo VII. Islas Malvinas. 1902.

    Muy rara. Albúmina -15,5 x 21,5 cm- virada al sepia. Obra fotográfica en muy buen estado. Se presenta enmarcada.
     
    Desde la usurpación de las Islas Malvinas por las fuerzas británicas embarcadas en la Fragata Clío al mando de John James Onslow el 3 de enero de 1833, la República Argentina no ha cesado en sus reclamos expresados de todas las formas posibles.
     
    Paralelamente, el gobierno inglés siempre reafirmó su soberanía territorial sobre estas remotas Islas del Atlántico Sur y, uno de esos actos protagónicos, se encuentra plasmado en este extraordinario documento visual que nos permite apreciar la ceremonia realizada en la capital, Puerto Stanley, de la coronación del monarca Eduardo VII el 9 de agosto de 1902. La imagen nos muestra a la comitiva de altos oficiales de la Armada Británica con sus clásicos bicornios, un sacerdote presbiteriano -se destaca por su casulla blanca-, funcionarios de frac y sombrero de copa, todos avanzando a paso vivo hacia el lugar de la ceremonia oficial, siendo en ese momento teniente gobernador (interino) en representación de la Corona Británica William Hart-Bennett. Al fondo, tropas de marinería al mando de sus respectivas oficiales a orillas del espejo de agua en el cual se destacan un acorazado y dos navíos a vela.
     
    A más de un siglo de distancia, es de destacar la rareza e importancia histórica de esta temprana fotografía sobre las Islas Malvinas y nada menos que de una ceremonia oficial, como lo fue la coronación de Eduardo VII. Para registrar la ceremonia en toda su magnitud, el fotógrafo se ubicó a cierta distancia del acto y apuntó su cámara de madera con placas negativas de vidrio de 15 x 21 cm. El volumen de este equipo requería el auxilio de un fuerte trípode.
     
    BASE: 



  •  
    FOTÓGRAFAS



     
    Consultar

    29. ANNEMARIE HEINRICH

    Manos de Trinaz Fox. Buenos Aires. 1937.

    Gelatina de plata -15 x 10,5 cm- en papel simple peso semi mate. Sello húmedo en la parte posterior: “Foto Estudio Annemarie Heinrich. Archivo Revista Radiolandia. 25 Nov. 1947.”
     
    Las manos de Rubens Fonseca, artista brasileño (1899 - 1964) que firmaba sus caricaturas como Trinaz Fox, son las protagonistas de la imagen. En 1937 visitó el estudio de Annemarie Heinrich quien lo retrató con su cámara de madera, objetivo Anastigmat, con una placa 12 x 16 ½, iluminándolo con luces de tungsteno. (1)
     
    Annemarie Heinrich (1912 - 1985), de origen alemán, fue una de las más destacadas retratistas, habiendo aprendido su oficio ya en la Argentina donde se trasladó con su familia en 1926. Se caracterizó por documentar artísticamente a las figuras más relevantes del teatro, el cine, la danza y las artes en la Argentina desde la década de 1940. Colaboradora de las revistas sociales de esa época -en especial, “Radiolandia” la incluía como la fotógrafa estrella de su staff- Heinrich incentivó sus estudios en el manejo de los trabajos de laboratorio con notables resultados. La fotografía que se ofrece testimonia esas búsquedas expresivas. El juego de luces y el registro de las manos del artista fue un tema que cautivó a grandes autores de la pintura universal.
     
    Notas:
    1. Agradecemos la información brindada por Alicia Sanguinetti, hija de la fotógrafa A. Heinrich.

     
    BASE: 

  • Consultar

    IMAGEN DESCONOCIDA DE LA “DAMA DE NAZCA”

    30. ELENA HOSMANN

    María Reiche y las líneas de Nazca. Perú. Circa 1941.

    Gelatina de plata -17,1 x 23,7 cm- con márgenes blancos, en papel simple peso brillante. Detrás, sello húmedo de autoría. Muy buen ejemplar. Se la exhibe enmarcada.
     
    En el llano de Nazca, un detalle de las famosas líneas, señaladas por la arqueóloga alemana María Reiche (1903 - 1998), quien aparece a la izquierda de la imagen, sentada y señalando dichos testimonios arqueológicos. Hosmann logró este registro apenas llegada Reiche a la región. El arqueólogo norteamericano Paul Kosok la llevó como asistente y Reiche no se alejó jamás de aquel yacimiento. Al momento de la imagen era su fascinación y para todos, fue más tarde la obsesión de su vida: las líneas de Nazca, un enigma que aún perdura pese a todas las hipótesis desarrolladas. Reiche se instaló en una choza cercana para estudiar estas figuras construidas sobre la superficie de aquel desierto, las que sólo se apreciaban en su monumentalidad viéndolas desde lo alto. Por su tesón logró que la Unesco en 1994 las calificara Patrimonio Cultural de la Humanidad, allí se la recuerda como la “Dama de Nazca”.
     
    Elena Hosmann (1887-1966), fotógrafa argentina,  recorrió Sudamérica con su cámara -como lo hacían por esos años otras colegas estadounidenses-, y obtuvo novedosos registros con identidad femenina. Publicó artículos en el matutino porteño “La Prensa”. Trabajó junto al musicólogo Carlos Vega y a la etnógrafa Isabel Aretz -ilustró libros de ambos-, y en Tucumán “alternó con los poetas y artistas de la llamada generación del ´40, Raúl Galán, Manuel J. Castilla, Sara San Martín, Néstor Saavedra, Carybé y Gertrude Chale”.(1) 
     
    En nuestro país, pocas autoras editaron libros fotográficos durante la primera mitad del siglo pasado, como es el caso de E. Hosmann. En 1945 la Casa Peuser le publicó su gran obra titulada “Ambiente de altiplano”, con un prólogo de Oscar Cerruto.
     
    Notas: 
    1. De la biografía escrita sobre E. Hosmann por Liliana Bellone.
     
    Agradecemos la información brindada por la arquitecta Adriana Palomo, investigadora de las fotógrafas argentinas.

     
    BASE: 

  •  
    RESTO DE AMÉRICA
    Colombia





     
    Consultar

    Una calle del pueblo de Honda.

    31. CASTAÑEDA, ANTONIO

    Una calle del pueblo de Honda. Colombia. Circa 1980.

    Gelatina de plata -25,3 x 19,4 cm- con márgenes blancos, en papel simple peso brillante. Detrás, manuscrito en tinta, indicación de autoría y localización de la imagen. Se la exhibe enmarcada.
     
    La arquitectura, motor de la obra fotográfica de Castañeda, cautivó -como no podía ser de otra manera- la compleja traza del pueblo de Honda, ubicado en las montañas del municipio de Tolima. La cámara enfoca una callejuela en horas del mediodía, con una joven lavandera que lleva un canasto de ropa.
     
    “Un caso aparte lo constituyen las imágenes de Antonio Castañeda, uno de los fotógrafos con más amplios conocimientos sobre la historia y las técnicas fotográficas, quien ha incursionado en diversas modalidades de este medio y ha hecho de la fotografía de arquitectura interior y exterior, campesina y urbana, colonial, republicana y moderna, una especialidad en la cual ha obtenido justificado renombre”. Así lo define con gran justicia Eduardo Serrano, el más importante historiador de la fotografía colombiana, ex director del Museo Nacional de Bellas Artes de Bogotá, en su conocido libro “Historia de la fotografía en Colombia. 1950 - 2000”.
     
    Antonio Castañeda (Bogotá, 1947) trabajó de restaurador con capacitación en el Rochester Institute of Technology y ha publicado numerosos libros de fotografía en Colombia. Varios de ellos están dedicados a la arquitectura de los pequeños poblados y ciudades intermedias con sus paisajes urbanos más característicos.

    BASE:

  • Consultar

    Hacienda colombiana.

    32. TÉLLEZ, GERMÁN

    Hacienda colombiana. Circa 1980.

    Gelatina de plata -18,4 x 22,4 cm-, papel simple peso mate. Con sello húmedo autoral: “fotografía: germán téllez”. Obra vintage en gran estado. Se la exhibe enmarcada.
     
    Cuando el operador de una cámara se desempeña como arquitecto (restaurador e historiador) los resultados suelen ser sobresalientes, tal el caso de esta hacienda colombiana de antigüedad manifiesta que a través de un juego de luces y sombras rescata las líneas de su noble construcción. El trabajo de las columnas de madera muestra la singular calidad de los artesanos y el papel ambiental que juegan las galerías para proteger los lugares de estar frente a las inclemencias del tiempo.
     
    Germán Téllez (n: 1933), arquitecto, restaurador de monumentos, historiador y gran fotógrafo, es miembro de la Academia Colombiana de Historia y en octubre de 2019 fue distinguido con una gran exposición del Museo Nacional de su país en cinco salas de su sede en la Casa Sámano. En aquella ocasión, su director Mauricio Uribe expresó: “Compramos parte del archivo, hicimos esta exposición y publicaremos un libro con lo mejor de su obra para fin de año. Es uno de los mejores fotógrafos de la segunda parte del siglo XX en Colombia. Creo que era necesario que desde el Museo de Bogotá le hiciéramos un homenaje de vida”. (1)
     
    Notas:
    1. Diario “El Tiempo”, Bogotá, 25 de octubre de 2019. En “Exposición en homenaje al fotógrafo de la arquitectura capitalina”. Por Ana Puentes.

     
    BASE: 



  •  
    MÉXICO



     
    Consultar

    Frida Kahlo

    33. ÁLVAREZ BRAVO, LOLA

    México. 1943.

    Gelatina de plata -13 x 17,7 cm- papel simple peso brillante, con márgenes blancos. Al dorso el sello húmedo de la fotógrafa indicando: “Foto Lola Álvarez Bravo. Favor Dar Crédito - Please Credit”. Muy buen ejemplar, enmarcado.
     
    Bello retrato de carácter de Frida Kahlo tomado en 1943 por Lola Álvarez Bravo. Sin duda, uno de los registros icónicos de la gran artista, imagen de tapa de “The Frida Kahlo Fotographs”, por Lola Álvarez Bravo; exhibido en México Moderno. Vanguardia y revolución, en Malba, Buenos Aires, 2017 - 2018. Álvarez Bravo logra en esta toma un excelente uso de la luz natural, resaltando los elaborados anillos en la mano de la pintora.
     
    Dolores Concepción Martínez Anda, la destacada Lola Álvarez Bravo (1907 - 1993), fue considerada la primera fotógrafa mexicana. Aprendió el oficio de la mano de su esposo, Manuel Álvarez Bravo y aunque el matrimonio se quebró en 1934, ella conservó el apellido a lo largo de toda su carrera. En 1931 había ingresado en el universo de la fotografía al obtener uno de los principales premios en un reconocido concurso y ese mismo año participó de la creación de uno de los primeros cineclubes de México. (1) Realizó muestras individuales en 1944 (Palacio de Bellas Artes, Ciudad de México), 1953 (Salón de la Plástica Mexicana) y la consagratoria, en 1965: Galería de mexicanos. 100 fotos de Lola Álvarez Bravo, en el Museo del Palacio de Bellas Artes.
     
    En 1951 abrió la galería Arte Contemporáneo, donde expusieron numerosos artistas, entre ellos en 1953, Frida Kahlo -hija del maestro fotógrafo Guillermo Kahlo, fotógrafa ella también en una etapa de su vida-; la pintora llegó en ambulancia, se quedó en una cama ubicada en el centro de la sala, y los visitantes la homenajearon con la más viva emoción. Fue su despedida pública.
     
    Ellas eran amigas -ambas habían nacido en 1907-, a Frida le apasionaba posar frente a la cámara y precisamente cuatro tomas hechas por Manuel Álvarez Bravo alrededor de 1938 la acercaron al ícono que más adelante construyó, adornada con trajes y joyas de tradición étnica y popular mexicana. (2) En esa línea, Lola le realizó una serie de retratos, pero en un ensamble novedoso, con una Frida con su vestimenta y ajuar, pero en cuya pose “se vincula más a los autorretratos, donde se desdobla para indagar en los rincones de su persona. Sin duda la experiencia de Lola, su “preferencia por las escenas insinuantes y los momentos ambiguos -como la define Claudia Canales-, les lleva a ese momento”. (3) En los años noventa esta fotógrafa protagonizó una exposición titulada “Frida y su mundo”. 
     
    Notas:
    1. José Antonio Rodríguez: Fotógrafas en México. 1872 - 1960. Turner, Madrid, 2012, pp. 133 - 134.
    2. Rosa Casanova: Impresiones de un ícono. En “Frida de Frida”, México, Fomento Cultural Banamex, 2007, p. 105.
    3. Rosa Casanova: Ob. cit., p. 118, nota 27.

     
    BASE: 

  • Consultar

    Templo de Mitla.

    34. BREHME, HUGO

    Oaxaca. México.

    Gelatina de plata en papel doble peso -19,7 x 24,5 cm-, textura mate, con márgenes blancos. En el reverso, con sello húmedo: “Hugo Brehme - México. 9 de Mayo, 27 - Apartado, 585. Es propiedad”. Muy buen ejemplar, se exhibe enmarcado.
     
    La cámara registra a un adulto mexicano de pie y a un niño en el vano de una puerta -recurso visual utilizado por los fotógrafos frente a las tomas de los grandes edificios arqueológicos, aquí y en otras partes del globo-, brindando una escala para admirar la magnificencia del santuario de Mitla, sitio arqueológico identificado como “ciudad de muertos” en la cultura zapoteca. Floreciente entre los años 1000-1500 d. C., su arquitectura, de notable calidad ornamental, presenta espacios delimitados con notables paneles decorativos de gran creatividad. Brehme buscó documentar justamente el contraste entre la solidez del basamento con la plasticidad expresiva de los remates de estos recintos.
     
    De origen alemán, Hugo Brehme (1882-1954) se radicó en México apenas iniciado el siglo XX y documentó fotográficamente varias etapas de la revolución mexicana iniciada en 1910. Se lo recuerda de modo especial por la célebre imagen de Emiliano Zapata en Cuernavaca. En 1923 publicó su libro México Pintoresco, donde expresó el deseo que lo guió en su profesión; “demostrar que en este país hay lugares de infinita belleza, muchos desconocidos que deben ser sacados del olvido en que viven”. (1) En 1929 fue premiado en la Exposición Iberoamericana de Sevilla. En su estudio trabajó Manuel Álvarez Bravo y otros grandes fotógrafos. Brehme falleció en un accidente en 1954. Su archivo forma parte del Programa “Memoria del Mundo” de la Unesco.
     
    Notas:
    1. Horacio Fernández: El fotolibro latinoamericano. México / Barcelona, 2011, p. 31.

     
    BASE: 

  • Consultar

    Zigurat del acueducto de los Remedios.

    35. BURLINGAME WAITE, CHARLES (ATRIBUIDO)

    Naucalpan, México. 1908.

    Gelatina de plata virada al sepia -12,7 x 17,7 cm-, papel simple peso textura mate, con márgenes negros. Copia vintage realizada por contacto del negativo. Buen ejemplar. Se lo exhibe enmarcado.
     
    La fotografía tomada en 1908 se debe muy probablemente a Charles Burlingame Waite, fotógrafo estadounidense que residió en México entre 1897 y 1923 documentando minuciosamente las manifestaciones paisajísticas y territoriales de aquella gran nación. La vista puede ser considerada un registro clásico de un conjunto colonial del siglo XVII. Esta obra fue iniciada en 1616 para dotar de agua al Santuario de Los Remedios. En el afán de generar la pendiente se crearon dos “zigurats” (o “caracol”, con una singular similitud a la representación bíblica de la Torre de Babel) para sus respiraderos que son estructuras de un sistema de sifón. Éste funciona mediante una tubería subterránea que conduce el agua almacenada en un depósito colocado a una altura suficiente para ejercer presión, permitiendo el desplazamiento del líquido hasta el extremo opuesto, ubicado a una menor altura. Sin embargo, lo accidentado del terreno y la mayor altura del santuario respecto del reservorio impidieron una buena respuesta concreta. Nuevas obras de arquerías en 1675 buscaron alternativas, pero los 17 metros de altura de los arcos generadores fueron insuficientes. Si bien toda la obra se deterioró en el transcurso del siglo XX, hoy se encuentra restaurada.
     
    C. B. Waite (1861-1927) llegó a México en pleno Porfiriato (1) atraído por las posibilidades que brindaba su profesión en un país de grandes inversiones y con su gobierno empeñado en mostrar una imagen optimista. Aquel fotógrafo, siempre trabajando en exteriores, registró el cruce entre lo moderno y lo antiguo en imágenes que tanto cautivaron, y también documentó los oficios y las costumbres en el México más profundo.
     
    Notas:
    1. Un extenso período comprendido entre 1876 y 1911, con México bajo el gobierno del general Porfirio Díaz.

     
    BASE: 

  • Consultar

    El “Volador”.

    36. CASASOLA, AGUSTÍN VÍCTOR y MIGUEL

    Región de Jalapa. México. 1964.

    Gelatina de plata -19,6 x 25,4 cm-, papel simple peso brillante, con márgenes blanco. Detrás el sello húmedo de Casasola, con su dirección sobre la calle J. Terán 7, y la simpática caricatura que muestra al fundador de la firma, Agustín Víctor Casasola (1874 - 1938), realizando una toma con su cámara “Graflex Speed Graphic” y su flash. Buen ejemplar. Se presenta enmarcado.
     
    Se sabe que el juego de los voladores se realizaba desde los tiempos prehispánicos en las grandes fiestas de carácter civil; así lo documentó el jesuita Clavijero en el siglo XVIII. Tenía un sentido ritual para convocar la lluvia. En un altísimo tronco se enlazaban las cuerdas que luego desplegaban con giros los cuatro jugadores, mientras un quinto tocaba tamboriles y flautas y bailaba en la copa del mástil.
     
    Los hermanos Casasola formaron el famoso Archivo Casasola de cerca de 400.000 fotografías -propias y de otros profesionales- que documentan la historia de México desde 1894 y sobre todo, el período Porfirista hasta 1911 y la Revolución Mexicana inmediata. Los Casasola generaron la primera agencia de fotoperiodismo moderna en el país, y sus hijos continuaron la tradición familiar potenciando la fotografía documental.
     
    BASE: 

  • Consultar

    37. MÁRQUEZ, LUIS

    Campesina amamanta su niño. México. Circa 1940.

    Gelatina de plata -17,2 x 11,9 cm.-, papel semimate. Detrás, sello húmedo de autoría: “Foto Luis Marquez. Amores 268. Col. Del Valle. México. D. F.”. Obra en buen estado. La presentamos enmarcada.
     
    La joven madre -retratada con un foco “rabioso”, que contrasta con el fondo esfumado- posa ante la cámara, sentada sobre el suelo mira al vacío en tanto el niño bebé de su pecho. Su rostro, la indumentaria típica, el sombrero y los adornos aluden a una mexicanidad buscada desde una visión tradicional, “utilizando la cámara como un pincel del siglo XIX para ofrecer escenas bellas e idílicas”. (1)
     
    Márquez (1899 - 1978) fue jefe de Fotografía del Instituto Nacional de Arte y, viajando por todo México, retrató la vida del campesinado con fotos expresivas y testimoniales. Se destacó además en el cine -fue actor y guionista-, donde Emilio Fernández supo describirlo con un sutil comentario: ”cuando supo que yo sería director de cine, me tomó de la mano y me llevó, quitándome la venda de los ojos, para mostrarme, ante mi perplejidad, el México que ahora conozco a través de sus ojos y de su maravillosa sensibilidad”. (2)
     
    Notas:
    1. John Mraz: México en sus imágenes. Ciudad de México, Artes de México y del Mundo, 2014, p. 129.
    2. José Luis Sánchez Estévez: Luis Márquez Romay y su obra. Apuntes sobre la búsqueda del nacionalismo cultural en México. Centro Universitario de Ciencias Humanas, A. C., 1990, p. 53.

     
    BASE: 

  • Consultar

    LA REFORMA AGRARIA EN MICHOACÁN

    38. HERMANOS MAYO

    El presidente Cárdenas entrega títulos de tierra a los campesinos. Michoacán. México. 1939. (Copia de 1958)

    Gelatina de plata -14,1 x 17,7 cm-, simple peso, papel semimate. Detrás, con sello húmedo de fotógrafo: “Foto Hnos Mayo. Ignacio Mariscal N. 3034. (1958) Tel. 12-01-24. México D. F.” Muy buen ejemplar. Se exhibe enmarcado.
     
    Lázaro Cárdenas del Río (1895 - 1970), presidente de México entre 1934 y 1940; recordado como uno de los más importantes políticos del siglo XX, llevó a cabo la nacionalización de las compañías petroleras -creó PEMEX-, y de los ferrocarriles. Dio asilo político a los exiliados españoles de la Guerra Civil y llevó a cabo una reforma agraria encabezada desde la más alta magistratura nacional. Precisamente en esa búsqueda de un mayor beneficio popular, en su primer año de mandato lo vemos en el estado de Michoacán, su tierra natal, entregando títulos de propiedad al campesinado más pobre y formando sociedades cooperativas. Aquí llevó a cabo su experiencia de colectivización agraria, en especial en las grandes plantaciones de Nueva Italia.
     
    La cámara de los Hermanos Mayo registró ese instante. Cárdenas mira al campesino que recibe la documentación y éste, con el sombrero en su mano izquierda en una gesto de respeto, recibe la escritura con la diestra.
     
    “Hermanos Mayo”, el colectivo de fotógrafos gallegos, se integró con cinco miembros de dos familias distintas: Francisco Souza Fernández (1911-1949); Cándido Souza Fernández (1922-1984); Julio Souza Fernández; Faustino del Castillo Cubillo y Pablo del Castillo Cubillo. Iniciaron la marcha en su Galicia natal; lo hicieron respaldando el ideario de la República y al fin registraron la Guerra Civil que envolvió a España hasta que debieron emigrar, primero a Francia y más tarde, en 1939, a México. En la patria adoptiva, donde siempre se consideraron exiliados políticos -aquel país recibió con los brazos abiertos a los intelectuales y artistas españoles emigrados-, realizaron por décadas un enorme trabajo fotoperiodístico. Lo hicieron con una lente comprometida.
     
    BASE: 

  • Consultar

    Hospital Universitario de Saltillo.

    39. ZAMORA, GUILLERMO

    Coahuila. Circa 1943.

    Gelatina de plata -20,7 x 24,8 cm-, en papel simple peso brillante, con margen blanco. En el reverso, sello húmedo del fotógrafo: “Fotografías de Guillermo Zamora. México”. Buen ejemplar, se presenta enmarcado.
     
    Fotografía del Hospital Universitario de Saltillo, en obras, realizado por el arquitecto Mario Pani en 1943. Pani fue además el gran urbanista de la ciudad de México. fiel seguidor de las ideas de Le Corbusier, responsable de varios complejos, entre ellos, el campus principal de la Universidad Autónoma de México, y la Unidad Habitacional Nonoalco-Tlatelolco.
     
    Zamora (1913 - 2002) es reconocido como el mejor fotógrafo mexicano de arquitectura moderna y sus obras son muy buscadas, especialmente las capturadas en la primera mitad del siglo XX. Se inició en el campo de la fotografía en 1935. Documentó además la obra de los más destacados artistas plásticos mexicanos.
     
    BASE:



  •  
    LIBROS, FOLLETOS E IMPRESOS
     
    IMPRESOS CON HISTORIA



     
    Consultar

    INVASIONES INGLESAS: HALLAZGO BIBLIOGRÁFICO

    40.

    FORMULARIO. Sin fecha.

    Desconocido en la bibliografía argentina. En 4° (30 x 21 cm), 1 h., v. en bl. Impreso y manuscrito. Preservado en una moderna carpeta con títulos dorados. No en Medina. No en Furlong. No en Zinny.
     
    El Batallón de Voluntarios de Infantería de Buenos Aires estaba formado por ocho compañías y actuó al mando del Capitán Juan Florencio Terrada de Fretes. Lo hizo en 1806 y 1807 frente a las tropas británicas que ocupaban Buenos Aires, logrando una actuación memorable en la última reconquista.
     
    En nuestra Subasta VI presentamos un formulario de alistamiento similar; pero éste -de una mayor rareza bibliográfica- aparece con un error de impresión: dice “previena” donde debería decir “previene”. El voluntario reclutado, “como de veinte años” -mendocino, soltero y sin oficio declarado- se llamaba Juan Luzero.

    BASE: 

  • Consultar

    EL CORSO EN LA GUERRA DE LA INDEPENDENCIA

    41. PUEYRREDON, JUAN MARTIN DE

    Decreto para el corso expedido en Buenos-Ayres el 18 de noviembre de 1816. (Texto:) La guerra sangrienta que el rey Fernando 7º desde su restitución al trono de sus padres ha continuado por medio de tiranos (…) Imprenta de la Independencia. (1816)

    En 4º (31,2 x 21,7 cm), 2 h. Buen ejemplar. Preservado en una moderna carpeta con títulos dorados. Zinny, 1816, n. 58, pp. 183 - 184.
     
    El Decreto de Corso dictado por D. Juan Martín de Pueyrredón, anunció sin tapujos la guerra a Fernando VII. Hasta la firma de la Declaración de la Independencia, los gobiernos patrios alegaban públicamente que luchaban contra los excesos que el rey no podía reprimir, aunque bajo esa fórmula retórica, en los hechos se combatían los intereses de la corona tanto en el plano militar como en el económico.
     
    Precisamente, en el mar, las acciones de los corsarios, reguladas por las autoridades de Buenos Aires, de Nueva Granada y de México, afectaron seriamente el comercio de las naves hispánicas. Por tal razón, Fernando VII el 8 de febrero de 1816 firmó un decreto promoviendo la salida de aquellas embarcaciones privadas que se lanzaban a los océanos dispuestas a capturar los “barcos armados por los insurgentes o rebeldes de mis dominios de América”.
     
    Cuando la noticia llegó a Buenos Aires, Pueyrredón dictó e hizo público este decreto regulando los quehaceres “de todo individuo que solicite armar algún buque contra la bandera española”. La guerra había alcanzado de este modo todos los planos, ya no había margen para las ambigüedades diplomáticas. (Ver lotes 94 y 95)
     
    BASE: 

  • Consultar

    1820: EL PODER LEGISLATIVO, EL GOBERNADOR Y ALVEAR INSURRECTO

    42.

    Oficios de la Junta de Representantes al Señor Gobernador de la Provincia. (Texto) En oficio de 1° del corriente hizo á V. S. presente esta Junta que entre los males de primera magnitud que agitaban á este pueblo (...) (Al final:) Buenos Aires Marzo 5 de 1820. (...) Imprenta de Álvarez.
     
    En 4° (30,8 x 21,4 cm), 2 pp. Buen ejemplar con una huella de agua en el margen superior derecho que no afecta texto. Preservado en una moderna carpeta con títulos dorados. Zinny, 1820, n. 38, pp. 286/287.
     
    La Junta de Representantes propone al gobernador Sarratea actúe de inmediato para capturar a Carlos María de Alvear, sobre quien se había informado que pese a su vigente expulsión de la ciudad, se encontraba dentro de un buque del Estado en sus proximidades. Y además, instruye a Sarratea para que no se haga ningún envío de armamentos a las fuerzas federales, hasta que hubiese llegado el caso previsto en el artículo 3° del tratado del Pilar.
     
    BASE: 

  • Consultar
    Certificado

    43. SARRATEA, MANUEL DE

    El Gobierno al Pueblo. Ciudadanos: “Se habla públicamente de un nuevo trastorno.” (…). (Al final:) Buenos Aires 10 de Abril de 1820. Imprenta de Alvarez.

    Raro. En 4° (30,4 x 18,4 cm), 1 h., v. en bl. Muy buen ejemplar. Preservado en una moderna carpeta con títulos dorados. Zinny, 1820, n. 85, p. 314, lo da fechado el 11 de abril de 1820.
     
    Plena "anarquía del año 20", y el presente impreso surge inmerso en aquel caos institucional... Díscolos criminales, conflictos, preso de pasiones e intrigas... El tenor de sus juicios alude a aquellas horas de zozobra...
     
    BASE: 

  • Consultar

    DISPUTAS ENTRE EL CABILDO Y EL GOBIERNO EN 1820. SARRATEA A PUNTO DE CAER

    44. SARRATEA, M. DE

    Últimas contestaciones entre Gobierno y Cabildo. (Texto:) La salud pública exige que los representantes de la provincia que se hallan aptos y existen actualmente, (…). (Al dorso:) II. Oficio. (Texto:) A consecuencia (...) Buenos-Ayres Abril 29 de 1820.

    En 4º (30,4 x 20 cm), 1 h. Zinny, 1820, n. 107, p. 324. Buen ejemplar preservado en una moderna carpeta.
     
    Fenece el gobierno de Sarratea y el Cabildo de Buenos Aires lo conmina a reunir la Junta de Representantes de la provincia. El 27 de abril, dos días antes de los oficios reunidos en este impreso, el pueblo se había manifestado en contra de D. Manuel de Sarratea en las elecciones para representantes. El 1º de mayo se reunió la Junta y al día siguiente aceptó la renuncia de Sarratea. Estamos en plena marcha de la llamada “Anarquía del año 20”.
     
    BASE: 

  • Consultar

    UN PERDÓN A QUIENES SE INCORPORARON A LAS FILAS ENEMIGAS…

    45.

    Proclama. El Excmo. Cabildo de Buenos Aires à los oficiales de la Provincia incorporados en Ejercito Federal. (Texto:) No es creíble… Al final: Buenos Aires, Julio 3 de 1820.- Juan Norberto Dolz. Imprenta de los Expósitos.
     
    En 4° (31,2 x 21,3 cm), 1 h., v. en bl. Con el ángulo superior derecho tostado, sin afectar texto. El resto, en excelente forma. Preservado en una moderna carpeta con títulos dorados. Zinny, 1820, n. 167, pp. 363 / 364.
     
    El Ejército Federal se integraba con las fuerzas de santafesinos y entrerrianos, con la asistencia de algunos correntinos, que en alianza con Carrera y con las huestes fieles a Carlos María de Alvear, jaqueaban el gobierno de Buenos Aires. He aquí una arenga contra sus soldados de origen bonaerense: "No os conviertais de defensores de la libertad en atroces verdugos de la misma".
     
    BASE: 

  • Consultar

    GUILLERMO BROWN, GOBERNADOR DE BUENOS AIRES

    46.

    Boletín del Gobierno Provisorio. N° 2. Buenos Aires, Diciembre 9 de 1828.
     
    Extremadamente raro. En 4° (29,3 x 20,5 cm), 2 pp. Texto a doble columna. Buen ejemplar preservado en una moderna carpeta con títulos dorados. En la Biblioteca de Enrique Peña, la más importante en periódicos, se aclara que de los 27 números editados sólo poseía las entregas 3, 6, 11, 26 y 27. Palcos, por su parte, estudió en 1934 la colección existente en la Universidad Nacional de La Plata, donde se conservaban los números 1, 9, 11, 13, 20, 26 y 27. La biblioteca del Museo Mitre no posee ejemplares de este periódico.
     
    El Gobierno del general Lavalle se inició como fruto del movimiento que desplazó al Coronel Manuel Dorrego. Decidido a vencerlo en el campo de batalla, aquel se dirigió a la campaña y designó para sustituirlo en sus funciones a Guillermo Brown, que asumió el 6 de diciembre de 1828 como gobernador delegado. Leemos en este número del Boletín que el pueblo y los oficiales del ejército recibieron con confianza al marino en su nuevo cargo, y que las noticias de la campaña indican que “Rosas y Dorrego estaban ayer en Lobos con la gente que han podido reunir”. Más adelante se afirma que “la deserción que este (por Dorrego) sufre es diaria y numerosa”. Tres días más tarde, el ex gobernador era capturado y el 13 de diciembre Lavalle ordenó su fusilamiento.
     
    BASE:

  • Consultar

    LA CABALLERÍA CORRENTINA

    47. DE OLAZABAL, MANUEL - RAMIREZ, VICENTE - ATIENZA, RAFAEL

    Formula del modo como deben darse las voces de mando en la maniobras de caballería, sujetándose en su ejecución a la táctica impresa en Buenos Ayres. (Texto:) ”ESCUADRONES- por mitades – á la derecha en columna.” Corrientes, Agosto 5 de 1834. Atienza

    En 4°, 1 p., v. en bl. Ejemplar conservado en una moderna carpeta con lomo de cuero y títulos dorados. Medidas: 29,5 x 21,1 cm.
     
    Se encontraba al frente del Ejecutivo de Corrientes el sargento mayor de veteranos provinciales, Rafael Atienza, electo gobernador y capitán general en diciembre de 1833. Bajo su conducción la provincia transitó un tiempo de armonía con Buenos Aires y en particular con Juan Manuel de Rosas. En esas horas se imprimió esta hoja con Instrucciones para el regimiento de Caballería siguiendo la línea del Reglamento publicado en Buenos Aires en ese mismo año.
     
    En su carácter de gobernador, Atienza organizaba su ejército en tanto que las fuerzas paraguayas conducidas por José Gaspar Rodríguez de Francia -el doctor Francia-, ocupaban buena parte de Misiones, siendo contenidas en su avance por las tropas veteranas y de milicias correntinas. Sin embargo, en otro gesto muy criticado por sus opositores, Atienza finalmente dispuso retirarse hacia la parte occidental “de la tranquera del Loreto”, resignando el territorio en disputa porque su defensa implicaría “gastos excesivos”.
     
    BASE: 

  • Consultar

    ELECCIONES MUNICIPALES EN LA CIUDAD DE ROSARIO

    48. EDICTO DE POLICÍA

    Rosario, Noviembre 3 de 1877.  El Jefe Político y de Policía de esta Ciudad y su Departamento; teniendo en consideración que en la elección de Municipales, Jueces y Tenientes Jueces de Paz que debe tener lugar el día de mañana, los partidos políticos se disponen a disputarse el triunfo; convenientemente autorizado DISPONE (...) Al final: M. Carbonell. Rosario. Imprenta de La Capital.

    En Folio (38,1 x 18,9 cm), 1 p., v. en bl. Buen ejemplar. Se lo exhibe enmarcado.
     
    De acuerdo a lo emanado por la Constitución provincial de 1872, los Municipios se gobernaban a través de dos consejos, uno deliberante y el otro ejecutor, eran elegidos por votación directa de los electores -vecinos argentinos o extranjeros que siendo mayores de 17 años, pagaran impuestos fiscales o municipales y que estuvieran inscriptos en el Registro Municipal-, al igual que los Jueces de Paz y Tenientes Jueces. Recién la Constitución provincial de 1883 creó el cargo de Intendente.
     
    BASE:

  • Consultar

    CAUSA DE LA MUERTE DEL DR. “LEANDRO N. ALEM”

    49. PELLEGRINI, CARLOS

    Arias (Provincia de Córdoba). 23 de Diciembre de 1912.

    En Folio (40,8 x 23,8 cm) 1 p., v. en bl. Impreso con texto a dos columnas en tinta azul. Buen ejemplar. Se lo exhibe enmarcado.
     
    La confrontación entre Carlos Pellegrini y Leandro N. Alem alcanzó su mayor intensidad en la llamada Revolución del Parque, la insurrección liderada por la Unión Cívica entre cuyos líderes se ubicaba Alem. Aquel levantamiento ocurrido en 1890 provocó la renuncia del presidente de la Nación, Miguel Juárez Celman, a quien le sucedió su vicepresidente, C. Pellegrini.
     
    Alem (1842 - 1896) se encuentra entre los fundadores de la Unión Cívica y fue él quien lideró su desmembramiento, dando origen a la Unión Cívica Radical. En 1895 fue electo diputado nacional y al año siguiente, prisionero de una depresión, se suicidó. La carta que Pellegrini le escribió a Alem post mortem en nada se refiere a su estado de salud, centrándose en los desatinos financieros (aprovechándose de su rango de figura pública) y en la conducta política del líder radical, que “ha mantenido al país durante cuatro años en estado de perpetua alarma”.
     
    BASE: 

  • Consultar

    MUCHO ANTES DE LA S.R.A. QUE HOY CONOCEMOS

    50.

    Proyecto de Estatuto de la Sociedad Rural Argentina. Dado por Roguin, Meyer y Ca. 1826. Buenos-Aires. Imprenta Argentina.

    Muy raro. En 8° (20,4 x 15,3 cm), 28 pp., incluye Portada, orlada. Excelente ejemplar, sin encuadernar.
     
    Siendo Presidente de la Nación, Bernardino Rivadavia impulsó la creación de la llamada Sociedad Rural Argentina, cuya actividad empresarial fue iniciada el 1º de julio de 1826. Dispuesto a promover la agricultura y la ganadería apoyó la formación de esta compañía -pionera en el quehacer agropecuario- con la suscripción de acciones realizadas por parte del Estado, siendo uno de sus principales accionistas.
     
    De acuerdo a los estatutos constitutivos, se podían suscribir a dos tipos de acciones, unas destinadas a los empresarios locales, y otras para los inversores de Francia, Suiza y Alemania. La iniciativa fue redactada por la firma Roguin, Meyer y Cía, de Buenos Aires, y bien puede ser reconocida como una notable precursora de la actual Sociedad Rural Argentina, creada cuatro décadas más tarde, en 1866, aunque esta última con resultado económico diametralmente opuesto a la primigenia, que no alcanzó las metas deseadas.
     
    BASE: 

  • Consultar

    51.

    Sociedad rural Argentina. (Manuscrito en tinta de época: Calle de Cangallo N° 44) Informe presentado por la Junta de Directores en la Asamblea General de accionistas celebrada el (4) de diciembre de 1828. (manuscrito: á las 5 de la tarde).

    Extremadamente raro. Desconocido en la bibliografía argentina. En Folio (30,2 x 20,4 cm), 2 h., al final, manuscrito en tinta de época: “Soi de Juan Manuel Fernández de Agüero”. Muy buen ejemplar preservado en una moderna carpeta con títulos dorados.
     
    A dos años de iniciada, la Sociedad rural Argentina da cuenta de su marcha, describiendo el estado de la estancia de 120 leguas cuadradas que había adquirido con el capital suscripto. La misma llegaba a la costa del mar con dos puertos; “uno al Sud sobre el Rio Gueguen hasta donde alcanzan, y el otro á distancia de 11 á 12 leguas hacia el norte”. Si bien dicha compra aún estaba pendiente de aprobación por parte de la legislatura provincial, las mejoras continuaban. Más adelante se extiende el Informe en la escasa suscripción de acciones en Europa y presenta el Balance económico de aquel ejercicio. Lo firma su presidente, Manuel Pinto.
     
    BASE: 

  • Consultar

    BANCOS

    52.

    COLECCIÓN de Leyes, Decretos, Reglamentos y Acuerdos del Directorio del Banco que rigen a este establecimiento como Banco de Depósitos. Edición mandada a hacer por el Directorio del Banco. Buenos Aires. Imprenta del Nacional. Noviembre 1858.
     
    En 4° (27,5 x 17,8 cm), 36 pp., incluye Portada, v. en bl. Muy buen ejemplar, con sus cubiertas de editor. No en Suárez. No en Palau. 
     
    El Banco de Depósitos es uno de los antecedentes del actual Banco de la Provincia de Buenos Aires. Entre las normas reunidas en este folleto, se detallan por ejemplo, la composición del directorio y además, se indica el modo en que se fijarán los reglamentos correspondientes para la administración. También alude a la creación y funcionamiento  de la Casa de Moneda.
     
    BASE: 

  • Consultar

    FERROCARRILES

    53. RÖGIND, WILLIAM J. M.

    Historia del Ferrocarril Sud. Establecimiento Gráfico Argentino. Buenos Aires. 1937

    Muy raro. En 4º (27,1 x 19 cm), 692 páginas (incluye Portada), con las primeras hojas algo castigadas; algunas pocas subrayadas y otras muy pocas, manchadas. Encuadernación moderna, títulos dorados.
     
    Es una obra fundamental para el estudio del sistema ferroviario argentino. Su relato histórico se extiende desde 1861 con los antecedentes de creación de la empresa concesionaria por iniciativa de Eduardo Lumb, un ciudadano británico afincado en Buenos Aires.
     
    Escrito por Rögind y publicado primero en un boletín que editaba dicha compañía, ya fallecido su autor fue adaptado por Héctor Olivera Lavié para su publicación como libro. La versión definitiva cuenta con un copioso material iconográfico -mapas, fotografías, grabados, pinturas y croquis-, de enorme valor. Brinda una información de gran interés, la que trasciende la historia de aquel ramal ferroviario en toda su área de influencia; desde la ciudad de Buenos Aires hacia el sur de la provincia y norte de la Patagonia.
     
    BASE: 

  • Consultar

    54. STEGMANN, CARLOS

    Memoria del Inspector General de Ferro-Carriles de la Provincia correspondiente al año de 1874. Imprenta del Mercurio. Buenos Aires. 1875
     
    En 4º (25,2 x 17,6 cm), 36 páginas, (incluye Portada); 1 h., de Apéndice. más 18 láminas plegadas con numerosos estados estadísticos. Encuadernación moderna en tela, preservando la rústica original, fatigada. Ejemplar con algunos deterioros en sus primeras hojas.
     
    Además de los cuadros estadísticos -en los que también compara la actividad entre los años 1873 y 1874-, el Informe da cuenta de otros diagnósticos, como el estado del terraplén situado frente a las calles Tucumán y Temple (Paseo de Julio), demasiado bajo y “sumamente expuesto al impulso de las mareas”. Aquel Paseo de Julio es la actual avenida Alem, hasta donde llegaba el agua del Río de la Plata en las sudestadas.
     
    BASE: 

  • Consultar

    HISTORIA VIRREINAL

    55. SAN ALBERTO, JOSEPH ANTONIO DE.

    Cartas Pastorales. Con Superior Permiso. Madrid en la Imprenta Real. Año de 1793.

    En 8º (19,5 x 13,5 cm), Anteportada, Portada, v. en bl., 2 h., 290 pp., 2 h. Encuadernación en pergamino. Precioso ejemplar. Primera edición.
     
    El primer destino de Joseph A. de San Alberto (1727 – 1804) en las tierras del Plata será la Diócesis de Córdoba del Tucumán, la que gobernó como Obispo entre 1780 y 1785, para asumir más tarde el Arzobispado de La Plata (hoy Sucre).
     
    “La pública estimación con que han sido recibidos en España y América los escritos con que el Ilustrísimo Señor Don Fr. Joseph Antonio de San Alberto, Arzobispo de la Plata, ha enriquecido la Iglesia del Tucuman, y la que en la actualidad tan sabiamente gobierna (...)” -afirma el editor de la presente obra. Sus textos fueron publicados en la Imprenta de Niños Expósitos de Buenos Aires, y también en Madrid. Su compromiso social lo llevó por el camino recto de la Doctrina y por la educación de los niños y jóvenes realizando una prodigiosa conducción de su Arzobispado.
     
    BASE: 

  • Consultar

    URUGUAY

    56. PELLEGRINI, CARLOS ENRIQUE

    Memoria elevada al Exmo. Gobierno de la República Oriental de Uruguay sobre el establecimiento de un nuevo muelle, y la consiguiente formación de un puerto abrigado, en la bahía de Montevideo. Por el Ingeniero Carlos Enrique Pellegrini. Montevideo. Imprenta de la Independencia. 1833.

    Rarísimo. En 4° (24,5 x 19,2 cm), 1 h. en bl., 25 pp., incluye Portada. Encuadernación moderna en tela. Buen ejemplar. No en Arredondo. Estrada en su “Historia y bibliografía de la imprenta en Montevideo”, p. 62, localizó sólo un ejemplar en la Biblioteca Nacional de Montevideo. Suárez, n. 4810. Primera edición.
     
    Apenas habían pasado ocho años de declarada la Independencia del Uruguay, Pellegrini presentó este importante proyecto para desarrollar el puerto de Montevideo cuyas condiciones de recepción de buques era muy superior al de Buenos Aires, ya que no requerían anclar en balizas exteriores para alcanzar la costa en embarcaciones más pequeñas y carromatos de grandes ruedas.
     
    BASE: 

  • Consultar

    PARAGUAY: SU ORIGEN COMO REPÚBLICA

    57.

    Ley de Instalación del Supremo Poder Ejecutivo de la República. Asunción: Imprenta de la República. Año 1844. N° 10.
     
    Inhallable. En 8° (20,7 x 14,9 cm), 4 pp., incluye Portada. Excelente ejemplar. No en Margarita Kallsen. Sin referencia en bibliotecas de Paraguay.
     
    Con la muerte del Dr. José Gaspar Rodríguez de Francia, el 20 de setiembre de 1840, reinó el desconcierto en cuanto la sucesión de su gobierno y al futuro de la Nación. Veintinueve años de dominio del “Supremo” derivaron con su muerte en la desorientación hasta que asumió una Comandancia General de Armas integrada por Mariano Roque Alonso y Carlos Antonio López, quienes formaron más tarde el Segundo Consulado.
     
    La gran tarea del Segundo Consulado fue construir la institucionalización de la República y su mayor éxito, la convocatoria a un Congreso General que, reunido en Asunción en 1844, dictó la llamada “Constitución de 1844”,  la Ley que estableció “la Administración Política de la República”, donde se promovió la sustitución del gobierno consular por el sistema presidencial. Bajo aquel marco político y jurídico se aprobó la presente ley -aquí ofrecida en su edición original-, nombrando “por aclamación general el ciudadano Carlos Antonio López para presidente de la República de conformidad con la ley fundamental (...)”. (1)
     
    Nota:
    1. Agradecemos la información brindada por el historiador paraguayo, Jorge Rubiani.

     
    BASE: 

  • Consultar

    58. ECHEVERRÍA, ESTEBAN

    Cartas a D. Pedro de Angelis. Editor del Archivo Americano. Por El autor del Dogma Socialista y de la Ojeada sobre el Movimiento Intelectual en el Plata desde el año 37. Montevideo. Imprenta del 18 de Julio. Año de 1847.
     
    Muy raro. En 8° (18,8 x 12 cm), 59 pp., incluye Portada. Encuadernación antigua en pleno cuero con títulos dorados. Buen ejemplar. No en Suárez. Primera edición.
     
    Echeverría (1805 - 1851) formó parte de la llamada Generación del 37 junto a Marcos Sastre, José Mármol y Juan Bautista Alberdi, entre otros. En 1839, había adherido a la rebelión encabezada por Lavalle y ante el fracaso de ésta, debió emigrar rumbo a Uruguay. Ya en Montevideo reorganizó el grupo de exiliados argentinos bajo el nombre de "Asociación de Mayo" y llevó a cabo una importante tarea política e intelectual. Fue un precursor de la poesía argentina, y también escribió obras de carácter filosófico, como “El Dogma Socialista” -su más importante ensayo, con el credo político de su generación-, el que reeditó en una versión definitiva en Montevideo, en 1846.
     
    Aquella publicación despertó la ira entre los federales y fue Pedro de Ángelis que desde las páginas del periódico el “Archivo Americano” publicó un texto plagado de juicios críticos y hasta afirmó, el Dogma es “el parto de un cerebro trastornado”. La respuesta de Echeverría -sus “Cartas”-marchó con el mismo tono; censuró la conducta de de Ángelis, quien primero formó parte del periodismo rivadaviano, pasó más tarde a las filas de Lavalle y recaló en el gobierno de Rosas. Los federales dieron así con “un alma de barro y un corazón hediondo (...)” para convertirla en una pluma ciega a las órdenes de la Mazorca y su Jefe -afirmó.
     
    BASE: 

  • Consultar

    LA GUERRA GRANDE COMENTADA DESDE LA DEFENSA DE MONTEVIDEO

    59. PACHECO Y OBES, MELCHOR

    Réponse aux détracteurs de Montevideo, par M. Pacheco y Obes. Paris. Imp. Centrale de Napoleon Chaix et Cie. 1849.

    Muy raro. En 8° (18,2 x 12,5 cm), 64 pp., incluye Portada. Encuadernación rústica de editor. Buen ejemplar. Lo detalla Estrada (pág. 182) sin haberlo visto. No lo cita Arredondo. No en Suárez.
     
    Su autor, el general Melchor Pacheco y Obes (Buenos Aires: 1809 -  1855) fue el gran organizador de la Defensa de Montevideo contra el asedio de las fuerzas comandadas por el general Oribe y asistidas desde la Confederación Argentina por el gobierno federal de Rosas. Ocupó en los primeros tiempos de la Guerra Grande el cargo de ministro de Guerra y Marina, pero en discrepancia con Rivera marchó rumbo a Río de Janeiro regresando un año más tarde -ya alejado Fructuoso Rivera- para formar parte de la Asamblea de Notables y del Consejo de Estado. Aunque con el retorno de aquel renunció otra vez a sus cargos y se alejó del país. En Río de Janeiro compartió penurias económicas con José María Paz: para subsistir, Pacheco vendía los dulces que hacían las esposas de ambos…
     
    En 1849, Herrera y Obes, siendo Ministro de Relaciones Exteriores del Uruguay, lo designó ministro plenipotenciario en Francia con la misión de convencer al gobierno galo para que profundizara su apoyo a la Defensa. En aquella tierra entabló una profunda amistad con Alejandro Dumas de la que nació una obra que, con su firma consagrada, publicitó la heroica defensa; nos referimos a “Montevideo o la nueva Troya”.
     
    Presentamos aquí un texto inscripto en esa campaña de promoción internacional contra la alianza de Oribe y Rosas.
     
    BASE: 

  • Consultar

    60. PACHECO Y OBES, MELCHOR

    Rosas et Montevideo. Devant la cour D´Assises (Le 14 octobre 1851). Paris. Imprimerie de Madae de Lacombe, 14, rue d´Enghien. 1851.
     
    Rarísimo. En 8° (23,2 x 15 cm), 127 pp., incluye Portada. Encuadernación con lomo de cuero -con una pequeña pérdida en el tramo superior-, preservando su  cubierta posterior original. Buen ejemplar; ex biblioteca de Estanislao Zeballos y ex biblioteca de Enrique Tomasich. Estrada lo cita indicando, “no lo he tenido a la vista”, y sin mencionar autoría.
     
    En plena labor diplomática a favor de su patria y contra la injerencia de Juan Manuel de Rosas, Pacheco y Obes inicia un juicio contra los directores del Journal des Débats y la Revue des Deux-Mondes por la información editada en sus páginas sobre los acontecimientos en la República Oriental del Uruguay y la llamada Guerra Grande.
     
    BASE: 



  •  
    BUENOS AIRES Y LA PLATA: PUERTOS Y MEJORAS URBANAS



     
    Consultar

    61.

    Memoria de la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires. Correspondiente al año 1858. (Viñeta) Imprenta de la Revista. 1859.

    Raro. En 8º (20,7 x 14,7 cm), 152 pp. 2 h., con dos grabados (plegados). Encuadernación en tela roja con su lomo de cuero con títulos dorados. Buen ejemplar. Suárez, n. 9348, ofreció cuatro tomos correspondientes a los años 1856 a 1859, indicando: "Publicación muy apreciada por los datos que contiene..."
     
    Estamos ante la segunda “Memoria de gobierno” presentada en esta ciudad, ya que la primera, editada en 1858, comprendía la gestión de los años 1856 – 57. El ejemplar posee sus dos grabados: “Obra nueva del Hospital general de Hombres”, y “Cementerio del Sud”. Ambos presentan croquis de planta y frente, y se editaron con la firma del arquitecto Prilidiano Pueyrredón (Litografías de Rod. Kratzenstein). Por entonces, el notable pintor P. Pueyrredón se desempeñaba como exitoso arquitecto.
     
    En sus páginas hallamos, entre otros temas, un informe sobre el empedrado de las calles para mejorar la higiene de la ciudad, “ya que así se evitan los pantanos típicos”. También encontramos aquí la pluma de Domingo Faustino Sarmiento en sendos estudios referidos a la educación pública en esta ciudad.
     
    BASE: 

  • Consultar

    62. ABERG, ERNEST

    Irrigación y eucaliptus. Bases del proyecto presentado a la Comisión de aguas corrientes, cloacas y adoquinado. Buenos Aires. 1874.

    En 4º (23,8 x 15,7 cm), IX páginas (incluye Anteportada y Portada), 113 pp.,  más VIII pp., de Índice. Encuadernación en media tela. Buen ejemplar. No en Suárez.
     
    Una temprana propuesta destinada a aprovechar las aguas servidas para la forestación urbana mediante la plantación de eucalyptus, pero en una zona asignada a tal fin, con irrigación de estas aguas.
     
    BASE: 

  • Consultar

    63. TAGLE RODRÍGUEZ, ENRIQUE

    El Alcantarillado de la Ciudad de Buenos Aires: Construcción y explotación de Cloacas externas y domiciliarias. Buenos Aires. Imprenta Jorge Tragant. 1905.
     
    Rarísimo en su edición original. En 4º (25,7 x 17,2 cm), XIV pp., (incluye Portada), 220 pp., con 7 láminas y planos (algunos plegados). Encuadernación en medio cuero, títulos dorados. Primera edición. No en Suárez.
     
    En plena revolución científica y técnica sobre los temas sanitarios de las grandes poblaciones, Buenos Aires resolvió esta cuestión con el aporte del inglés Bateman. Presentamos aquí el estudio de dicho plan realizado por Tagle Rodríguez con la finalidad de ser de utilidad en Santiago de Chile, su país, donde recién se iniciaban las obras de esta naturaleza.
     
    El libro contiene numerosos planos de localización del sistema en la ciudad, detalles de las piezas de alcantarillado y conexiones domiciliarias.
     
    BASE: 

  • Consultar

    64. FLORO COSTA, ÁNGEL

    La canalización del estuario del Plata. Antecedentes para facilitar el estudio de la cuestión. Imprenta de Pablo Coni e hijos. Buenos Aires. 1895.

    En 4º (21,7 x 13,6 cm), 90 pp., (incluye Portada), con dos planos plegados. Encuadernación posterior en media tela con títulos dorados, preservando las cubiertas originales. No en Suárez.
     
    El doctor A. Floro Costa, como letrado de la Empresa de Canalización del Estuario, prologa este folleto con el litigio entablado entre dicha firma y el estado nacional. Explica aquí que la misma “descubrió” un nuevo canal luego de los estudios y la exploración realizada a lo largo de diez años -lo hizo  con la aprobación del gobierno uruguayo, pero no del argentino-, y considera que la compañía fue perjudicada por el gobierno de Argentina al utilizar éste dicha información para su nuevo plan de dragado.
     
    BASE: 

  • Consultar

    65. MADERO, EDUARDO

    Prolongación del Canal Norte del Puerto de la Capital. Propuesta presentada al Congreso por Eduardo B. Madero. Imprenta de La Nación. 1898.

    En 4º (26 x 17,5 cm.), 11 pp., incluye Portada, más 1 plano, plegado. Encuadernación rústica de editor. Buen ejemplar. No en Suárez.
     
    En plena expansión económica del país, el puerto recientemente construido en la ciudad de Buenos Aires según el proyecto de Eduardo Madero, ya necesitaba de su ampliación, de acuerdo al plan aquí presentado por su hijo.
     
    BASE: 

  • Consultar

    EL PUERTO DE LA PLATA Y SU AMPLIACIÓN

    66. DEPARTAMENTO DE INGENIEROS DE LA PROVINCIA

    Memorias descriptivas sobre el proyecto de ensanche del Puerto de La Plata. Talleres Sesé y Larrañaga. La Plata. 1898.

    En 4º (24,8 x 18 cm), VIII páginas (incluye Portada), 66 p., más 1 h. de Índice. Encuadernación rústica de editor. No en Suárez.
     
    Junto con:
    Memoria Descriptiva Nº 2. Opiniones sostenidas por los señores ingenieros Julián Romero, Carlos M. Albarracín y Roberto Martínez.
     
    En 4º, 101 pp., 1 h. de Índice y un plano plegado. Ambos reunidos en una moderna encuadernación de tela. No en Suárez.
     
    La localización de la ciudad de La Plata se resolvió en cercanías a un puerto de aguas profundas, el que finalmente se inauguró en 1890, aunque con celeridad se advirtió la insuficiencia del mismo, disponiéndose una ampliación. Fue prioritario entonces su ensanche.
     
    BASE: 

  • Consultar

    67.

    Ports de la Capitale et de La Plata. Description et mouvement commercial. Taller de Impresiones Oficiales., La Plata, Buenos Aires, Argentina, 1905.

    En 4º (26,2 x 18 cm), 3 mapas plegados, XII páginas (incluye Portada), 450 páginas; más XC láminas numeradas, 19 sin numerar y otras ilustraciones intercaladas en el texto. Encuadernación en tela con lomo de cuero, nervios y títulos dorados. Buen ejemplar. No en Suárez.
     
    La obra describe con minuciosidad y rigor técnico los puertos de la Ciudad de Buenos Aires y de La Plata, capital de la Provincia de Buenos Aires.
     
    BASE: 

  • Consultar

    68. PAGNARD, A. J.

    Proyecto de Canal de La Plata a Buenos Aires. Memoria Justificativa. Imprenta J. Cúneo. 1907.

    En 4º (26,6 x 18 cm), 28 páginas y 2 planos plegados. Encuadernación en tela de editor. Buen ejemplar. No en Suárez.
     
    El país se expande en su perfil agro-exportador y necesita con urgencia el desarrollo de importantes tareas de infraestructura portuaria, tal como aquí lo apreciamos. Pagnard, jefe de la Comisión de Estudios del Ministerio de Obras Públicas, firma el presente Proyecto que se editó acompañado por dos importantes planos.
     
    BASE: 

  • Consultar

    EN LA EXPOSICIÓN UNIVERSAL DE RÍO DE JANEIRO

    69. BALDASSARI, ERNESTO

    A Argentina e seus portos. Exposição Universal do Rio de Janeiro. Buenos Aires. 1923.

    En 4º (24,2 x 16 cm), 116 pp., 2 h., con numerosos mapas y láminas. Encuadernación moderna en tela. Ejemplar firmado por su autor, en buen estado. Primera edición. Suárez, n. 578.
     
    En el marco de la Exposición Universal de Río de Janeiro (1922 / 1923), la obra da cuenta de la actividad portuaria en Argentina, presentando a la nación apta para su evolución internacional. Los puertos representan la salida al mar de los productos generados por el sector agropecuario, verdadero motor de la riqueza nacional. Con una importante cantidad de reproducciones fotográficas, cuadros estadísticos y mapas.
     
    BASE: 

  •  
    POR EL INTERIOR DE ARGENTINA
    PROVINCIA DE BUENOS AIRES



     
    Consultar

    70. DEMARÍA, MARIANO

    Escuela de Agronomía y de Veterinaria y Haras de la Provincia de Buenos Aires en Santa Catalina. Imprenta de M. Biedma. Buenos Aires. 1883.

    En 4º (25,4 x 16,6 cm), XXVII páginas (incluye Portada), Texto:  3 - 299 páginas, con siete láminas que incluyen planos, dibujos, litografías y fotografías de Santa Catalina. Encuadernación con lomo de cuero, florones y títulos dorados. No en Suárez.
     
    Creado en 1872 por Eduardo Olivera, el llamado Instituto Agrícola Santa Catalina evolucionó como la primera escuela de este tipo en el país hasta que en 1883 inició su carrera universitaria -con sendas facultades de agronomía y veterinaria- dictando los diversos cursos. El establecimiento funcionó en una vieja propiedad rural en las proximidades de Llavallol, y a nueve cuadras de aquel, se adicionó un Haras destinado al alojamiento de los animales finos que se trajeron especialmente de Europa para mejorar las razas locales.
     
    En las páginas de esta obra damos con decretos, objeto, reglamentos y los distintos programas dictados en ambas facultades.
     
    BASE: 

  • Consultar

    71. MORENO, FRANCISCO P.

    El Museo de La Plata. Rápida ojeada sobre su fundación y desarrollo. Imprenta y talleres del Museo de La Plata. 1890.

    En 4º (25,5 x 17,2 cm), 30 páginas (incluye Portada), más 8 láminas, una plegada. Encuadernación moderna con títulos dorados. Buen ejemplar. Suárez, n. 4303, solo ofreció la versión en francés.
     
    Encuadernado con:
    Museo de La Plata. Esploración (sic) arqueológica de la Provincia de Catamarca.
    36 páginas con numerosas ilustraciones y fotos, más 1 lámina.
     
    En el primer folleto, el director del Museo, Francisco P. Moreno, da cuenta de las características de la institución, aludiendo a su fundación y desarrollo. En el segundo, se lamenta que debido a la crisis que atraviesa la nación, el naturalista Adolfo Methfessel no ha podido continuar la exploración arqueológica que realizaba en Catamarca, pero sí describe los objetos recolectados en las campañas anteriores y reproduce dibujos levantados por Methfessel.
     
    BASE:

  • Consultar

    PARA EVITAR LAS INUNDACIONES, HACE CIENTO VEINTE AÑOS

    72. OFICINA TÉCNICA DE LA DIRECCIÓN DE DESAGÜES

    Informe explicativo del Proyecto General. Año 1899. Imprenta Biedma e hijo. Buenos Aires 1899.

    En 4º (26,9 x 17,5 cm), 198 pp., (incluye Portada), más 1 h., de fe de erratas, y 1 mapa plegado. Encuadernación rústica de editor. Buen ejemplar. No en Suárez.
     
    Concluía el siglo XIX y ya se estudiaban las zonas inundables  y los medios para evitarlo. El tema fue abordado por el personal técnico de la Dirección de Desagües y se sabe que también fue estudiado por Florentino Ameghino. Definir el derrotero de las aguas en exceso según la pendiente de la planicie bonaerense -y lo más grave, sin pendiente, con el derrame de las aguas en todas las direcciones sobre campos y poblados-, implicaba un tema central de las políticas públicas. Sin embargo, las obras definitivas aún están en plan de ejecución.
     
    BASE:

  •  
    PROVINCIA DE CÓRDOBA


     
    Consultar

    73. VICTORY Y SUÁREZ, BARTOLOMÉ

    Boletín de la Exposición Nacional en Córdoba. Imprenta, Litografía y Fundición de tipos a vapor. Buenos Aires. 1869. Primer Volúmen N° 3.

    En 4º, (23,2 x 16,9 cm), pp. 157 a 259. Encuadernación moderna en media tela, preservando su cubierta anterior original en rústica. Buen ejemplar. No en Suárez.
     
    Aprobada por el gobierno, la primera exposición nacional demandó un amplio trabajo de gestación. Aquel se reflejaba en las páginas de un Boletín dirigido por Bartolomé Victory y Suarez. Presentamos aquí el número 3 del mismo. Detalla las gestiones del Gobierno Nacional y de la Comisión de la Exposición, así como la tramitación del proyecto del Ingeniero Harry Woods sobre el terreno y la fervorosa defensa que sobre la Exposición presentó el doctor Nicolás Avellaneda ante la Cámara Nacional de Diputados.
     
    BASE: 

  • Consultar

    74. RÍO, MANUEL E.

    La colonización en Córdoba en 1898-99. Dirección General de Estadística de la Provincia de Córdoba. Imprenta E. Coni e hijos. Buenos Aires 1899

    En 4º (24,4 x 16,3 cm), 126 pp., (incluye Anteportada y Portada). Encuadernación moderna en tela, conservando su tapa original en rústica. Buen ejemplar. Suárez, n. 5477.
     
    Minucioso informe con los datos estadísticos relativos a la colonización en el territorio provincial. El primero de estos proyectos se plasmó en el 1870 y en 1886 el gobierno dictó una ley que autorizaba la fundación de colonias en terrenos de propiedad fiscal con una extensión máxima de cuatro leguas cuadradas y con la excepción de todo impuesto por diez años. En el presente se evidencian los frutos de este acierto con un análisis por departamento; cada uno con sus particularidades.
     
    BASE: 

  • Consultar

    SUS VERDADES SOBRE EL DIQUE SAN ROQUE

    75. BIALET MASSÉ, JUAN – CASAFFOUSTH, CARLOS A.

    Obras de riego de los Altos de Córdoba. Informe “In voce” ante la Exma. Cámara de Justicia del empresario constructor de las obras Dr. D. Juan Bialet Massé, y del Ingeniero Director de las obras D. Carlos A. Casaffousth por su Abogado Doctor Juan Gaspar Ferrer. Con un Apéndice. Imprenta de obras de J. F. Vélez. Córdoba. 1892.

    Muy raro. En 4º (23,2 x 15 cm), 49 pp., incluye Portada; más XXIV pp. Encuadernación en tela preservando la rústica original. Buen ejemplar. Primera edición. No en Suárez.
     
    Bialet Massé, de origen español, llegó a nuestro país en 1876 y aquí se destacó como “uno de los espíritus más selectos con que contaba la intelectualidad nacional desde mediados de siglo a esta parte” -palabras del diario La Prensa al día siguiente de su muerte, en 1907. Médico, ingeniero, perito agrónomo, docente, empresario, su labor fue pionera en numerosos campos. En la provincia de Córdoba colaboró con el ingeniero Carlos Cassaffoust en la construcción del dique San Roque y las obras de regadío derivadas. Aquel mega emprendimiento -en su tiempo, una de las obras de ingeniería más importante de Sudamérica- fue el centro de intereses cruzados y recibió fuertes críticas, debiendo sufrir la cárcel por catorce meses. La población de la ciudad capital se mantuvo en vilo por largos años ante una campaña difamatoria que aseguraba un inminente peligro de la represa. Y aunque nada sucedió, a mediados de siglo se construyó otro paredón. Biallet Masse defendió su honor con tesón y vehemencia.
     
    BASE: 

  •  
    PATAGONIA


     
    Consultar

    76. Edición Oficial.

    Código rural para los Territorios Nacionales, sancionado por el Honorable Congreso Nacional el 14 de agosto de 1894. Imprenta y Encuadernación Latina. Buenos Aires. 1894.

    En 4º, 67 pp., (incluye Portada), 1 hoja de índice. Encuadernación en tela con sus cubiertas rústicas originales, algo fatigadas. Buen ejemplar, con anotaciones marginales de época. No en Suárez.
     
    A fines del siglo XIX se dictó una importante normativa dispuesta a promover las corrientes inmigratorias e impulsar el desarrollo de la campaña. En esa línea actuaron las distintas provincias y el gobierno nacional sancionó el presente Código Rural, incluyendo todas las disposiciones previstas en cuanto a los más variados aspectos de las actividades agro-ganaderas.
     
    BASE: 

  • Consultar

    77. CARBAJAL, LINO D.

    Por el Alto Neuquén. Ascensión al Pico Domuyo. Diario de viaje de Chosmalal al río Varvarco por el río Neuquén. Regreso por el río Curileo. Resumen General. Librería Salesiana del Colegio Pío IX. Buenos Aires. 1906.

    Muy raro. En 4º (25,2 x 16,8 cm), 254 pp., incluye Portada con firma de anterior propietario, 1 h., en bl., y 3 h., con Índice. La obra se ilustra con numerosas fotografías, 6 de ellas fuera de numeración. Sin el mapa. Encuadernación moderna en media tela. Buen ejemplar con un taladro marginal en las últimas hojas. Suárez, n. 7674. Palau, n. 43653. Santos Gómez, n. 712. Primera edición.
     
    Su autor, sacerdote salesiano y testigo presencial de la muerte “del gran cacique D. Valentín Say Hueque (…) el 8 de Setiembre de 1903 en su toldería de La Piedra de Sotel, á orillas del río Genua, en el Chubut. (Colonia San Martín)”, nos entrega un interesante relato de viaje, con la ascensión al Domuyo y varias excursiones cumplidas por el territorio neuquino. Además de la descripción de los sitios, Carbajal aborda las leyendas y mitos que se corporizan en los distintos accidentes geográficos visitados.
     
    Explorador y naturalista, Carbajal murió a los 35 años de edad a consecuencia de un accidente sufrido al explorar el Monte Domuyo.
     
    BASE: 

  • Consultar

    78. DUTARI RODRÍGUEZ, S.

    El Territorio de Santa Cruz. Su presente, su futuro y los problemas vinculados a su desarrollo. Informe del Gobernador Sr. S. Dutari Rodríguez. Talleres gráficos de la Penitenciaría Nacional. Buenos Aires. 1906.

    Muy raro. En 4° (26,2 x 17,8 cm), 119 páginas incluye Portada, v. en bl. Encuadernación rústica de editor. Buen ejemplar. Suárez, n. 2157.
     
    En esta “memoria” redactada por el gobernador del Territorio se hace una mirada general por los diversos aspectos económicos, políticos y sociales. Le dedica varias páginas a “Los indios Tehuelches”, destacando su “exitosa” participación en la exposición de Saint Louis (USA), donde “obtuvieron triunfos inusitados, demostrando su incuestionable superioridad sobre la numerosa variedad de razas salvajes que fueron llevadas a ese torneo de la civilización”. Dutari Rodríguez destaca el “poder de asimilación” de los nativos, lamentándose porque sin haber realizado ninguna labor de civilización, “ya quedan muy pocos, quinientos a lo sumo, que agrupados en familias diversas vagan como parias por el territorio, siendo arrojados de todas partes á donde van (...)”.
     
    BASE: 

  • Consultar

    79. BEAUVOIR, JOSÉ MARÍA

    Los shelknam. Indígenas de la Tierra del Fuego. (...) Homenaje de los misioneros salesianos a sus bienhechores. Buenos Aires. Talleres Gráficos de la Compañía General de Fósforos. 1915.

    Muy raro. En 4º (23,2 x 16,5 cm), X (incluye Portada), 228 pp., muy ilustrado. Encuadernación de editor. Muy buen ejemplar.
     
    Estamos ante una obra que trasciende su cometido inicial. Escrita por el Misionero Salesiano J. M. Beauvoir, reúne las voces de la lengua selknam e ilustra su trabajo con imágenes fotográficas de gran valor histórico. En el texto más allá del Diccionario -por cierto que muy rico-, y de un prólogo explicativo, nos encontramos con una breve gramática “shelknam” y unas nociones étnicas presentadas en cuatro trazos.
     
    Beauvoir llegó a la Misión Salesiana de Tierra del Fuego en 1892 y de inmediato se abocó a la tarea de aprender dicha lengua. Consciente del camino al exterminio que vivían aquellos pobladores nativos, buscó rescatar su idioma para preservarlo entendiendo que así salvaba su espíritu. En esa tarea agradeció al sacerdote Juan Zenone, quien más tarde fue director de dicha Misión, por su notable aporte de lingüístico para la edición de esta obra.
     
    BASE: 

  • Consultar

    80. HARRAND DE TRAVI, ARGENTINA

    Una libra esterlina por una oreja de indio. 1957.

    En 4° (20,2 x 14 cm), 145 pp., incluye Portada, más 1 h. Encuadernación rústica de editor. Buen ejemplar con una firma de anterior propietario. Primera edición. No en Suárez.
     
    El 10 de enero de 1953, siete viajeros iniciaron su marcha en dos vehículos -un Ford y un Plymouth- rumbo a la Patagonia. El punto más lejano de la aventura lo habían fijado en el lago Argentino; avanzaron sobre los caminos de la costa y regresaron por la precordillera. La autora del relato nos sitúa geográfica e históricamente en cada punto alcanzado por los “expedicionarios”. Y en cada sitio, las anécdotas cosechadas le agregan atractivos a la descripción de personajes y de las actividades económicas que motorizaron por esos años el desarrollo de aquella región austral.
     
    BASE: 

  •  
    PROVINCIA DE SALTA


     
    Consultar

    81. GÜEMES Y PUCH, MARTÍN

    Memoria del Poder Ejecutivo a la Honorable Representación Constitucional de la Provincia en su Segunda Sesión Ordinaria. Salta. Octubre de 1857. Imprenta del Comercio.

    En 4° (22 x 16,4 cm), 17 pp, con correcciones en tinta de época. Encuadernación rústica de editor. Buen ejemplar con sellos de su anterior propietario. No en Suárez.
     
    Sancionada la primera Constitución en 1855, en la Segunda sesión ordinaria de su Cámara Legislativa, la provincia de Salta recibe el balance que le entrega su gobernador, el primogénito del general Martín Miguel de Güemes. Exalta en sus palabras el nuevo tiempo de paz que se ilumina por esas horas en el ámbito provincial con su Carta Magna y augura un porvenir de prosperidad alentado por la educación y la religión, además de promover una pronta sanción de la ley de defensa de la libertad de prensa, “sin censura previa”.
     
    BASE: 

  •  
    PROVINCIA DE SANTA FE

     
    Consultar

    82. MUNICIPALIDAD DE ROSARIO

    Ley de creación de la Municipalidad del Rosario. A la que siguen las Ordenanzas dictadas por la misma corporación, el reglamento interno y demás documentos mandados publicar por ella. (Manuscrito en tinta: “hasta 1874 inclusive”). Rosario, Imprenta de E. Carrasco. 1862.

    Dos tomos en un volumen, en 8º (20,3 x 14,6 cm). Tomo I: 160 pp., (incluye Portada) más 3 pp., de Índice. Encuadernación en media tela, tejuelo con títulos dorados. Buen ejemplar. Ex Biblioteca de Antonio Santamarina. Suárez, n. 3600.
     
    Encuadernado con:
    Municipalidad del Rosario. Ordenanzas y demás documentos mandados publicar por dicha corporación interviniendo en la corrección la Secretaría del Consejo Ejecutor.
    Tomo II. Rosario, Imprenta de E. Carrasco. 1874.
    Portada; texto: pp. 161 a 290, más 1 h., de Índice.
     
    Rosario nació de forma espontánea en el siglo XVIII y desde las primeras décadas del mil ochocientos, fue epicentro de las guerras intestinas entre el interior y la ciudad de Buenos Aires. No obstante, el núcleo poblacional siguió expandiéndose en torno al puerto, el más importante fuera del porteño, y en 1858 fue creada por ley su municipalización. Entre 1868 y 1873 el Congreso Nacional intentó en tres ocasiones declararla capital de la República, pero aquella voluntad siempre fue vetada; en dos ocasiones lo hizo B. Mitre y en una, D. F. Sarmiento.
     
    Presentamos aquí la ley de creación de la Municipalidad de Rosario y las ordenanzas que la rigieron hasta 1874.
     
    Acompañado por:
    Memoria de la Municipalidad del Rosario, correspondiente al período que media desde el 1° de junio 1864 hasta 1° de julio de 1866. Rosario. Imprenta E. Carrasco. 1866.

    En 8° (18,7 x 13,2 cm), 32 pp. incluye Portada. Encuadernación en tela. Buen ejemplar.
     
    Ofrecemos los dos títulos en el mismo lote. con los inicios de Rosario como ciudad.
     
    BASE: 

  • Consultar

    83.

    REGLAMENTO de Policía urbana y rural para la Provincia de Santa Fe. Rosario. Imprenta de la Opinión Nacional. 1874.

    En 8º ( 19,3 x 13,7 cm), 26 pp., incluye Portada. Encuadernación moderna con lomo de tela y títulos dorados. Buen ejemplar. No en Suárez.
     
    En una provincia inmersa en un conflicto de seguridad hoy mayúsculo, ofrecemos su antiguo reglamento de Policía. Entre sus artículos rescatamos en cuanto a las armas, un fallo tipográfico que cambia el sentido de la prohibición: “Nos es permitido (debería decir, no es permitido) cargar puñal, daga, cuchillo ni otra arma blanca o de fuego, bajo la pena de pérdida del arma y ocho pesos de multa; los vendedores de carne podrán solo usar cuchillos en las horas de trabajo”.  Y comparen con lo que sucede hoy en esta provincia, tan castigada por la inseguridad; el Reglamento indica que “queda prohibido disparar armas de fuego, dentro de las poblaciones (...)”.
     
    BASE: 

  •  
    OBJETOS HISTÓRICOS


     
    Consultar

    Casco “Cola de langosta”

    84.

    Inglaterra. Mediados del siglo XVII.

    Hierro forjado. La protección de la cabeza, con forma de gajos, posee una rotura; quizás producto del paso del tiempo o por un golpe en combate. En el centro lleva una flor forjada también de hierro, de la que se ajustaba la argolla (aquí ausente) destinada a sujetarlo al correaje. Posee su visera aunque carece de la protección de la nariz. La defensa (del cuello) sobre la nuca, formada por tres láminas, lo asocia a la cola de la langosta, origen de su denominación popular.
     
    En su tiempo, los guerreros se protegían sus orejas con unas lonjas de cuero que permanecían suspendidas en los laterales del casco. Con el uso y el andar propio del mismo, éstas se resquebrajaban, cortaban y perdían.
     
    Verlo despierta emociones. Fue utilizado en los alzamientos liderados por Oliver Cromwell (1599 - 1658), quien logró crear la Commonwealth de Inglaterra junto con Escocia e Irlanda, más las posesiones ultramarinas, la que gobernó con el título de Lord Protector desde 1653 hasta su muerte.
     
    BASE: 

  • Consultar

    Machete de abordaje.

    85.

    Francia. Circa 1840.

    Su empuñadura es de mader tallada y forrada con un cuero marrón, con su torzal de alambre que la recorre por sus surcos. Presenta una guarnición con importante guardamano o cazoleta de hierro forjado.
     
    Hoja de lomo recto y filo con una leve curvatura, sin acanaladura. No posee marcas de fabricante a la vista. Muy común en estas armas que presentaban su vaina hecha en cuero; la que ofrecemos carece de la misma. 
     
    Arma reglamentaria de la marina francesa, utilizada en tiempos del bloqueo sobre el río de la Plata.
     
    Largo total: 74 cm. Largo de hoja: 59.5 cm.
     
    BASE: 

  • Consultar

    UN SABLE FEDERAL

    86.

    Sable recto, de oficial. Circa 1830.

    Muy raro. Empuñadura de madera, recubierta en piel de raya -con pérdida parcial-, y con el torzal de alambre original. Guarnición en forma de estribo, de bronce fundido y dorado al mercurio, presenta una decoración de diseños fitomorfos de gran calidad. La cruz, recta, en el pihuelo concluye en un ornato floral y se proyecta en el guardamano.  Largo de hoja: 52 cm. Largo total: 96 cm.
     
    Hoja con un solo filo y vaceos en ambas caras, grabada al ácido con la leyenda “Federación o Muerte”, por demás infrecuente en el armamento de las fuerzas federales, salvo en los oficiales de importancia, que encargaban sus propias armas. Vaina de bronce originalmente dorado, con dos tiros o anillas de sujeción.
     
    Por tradición familiar, perteneció a Manuel Mateo Masculino (Castilla la Vieja, 1797 - Buenos Aires, 1859) un industrial que arribado a Buenos Aires a los 26 años, instaló su fábrica de peines de marfil y peinetas de carey, muy conocida en la época. Sus famosos peinetones de gran tamaño fueron reproducidos por César Hipólito Bacle en el álbum de litografías "Trages y Costumbres de la provincia de Buenos Aires", cuyo cuaderno N° 5 tituló "Extravagancias", caricaturizando dicha moda. Se conservan unos pocos peinetones decorados con los retratos de Juan Manuel de Rosas y su mujer, y con la leyenda federal que encontramos en este sable.
     
    BASE: 

  • Consultar

    EXCEPCIONAL, DE LOS CORACEROS FEDERALES

    87.

    Coraza de hierro. 1834.

    Hierro forjado con sus remaches de bronce. Se incluyen ambas partes de la coraza defensiva -el peto y el espaldar-, la primera con la huella de un ataque -¿lanzazo?-, una rotura, en la región abdominal. Medidas. Peto: 37 cm de alto, 36 de ancho y 28 de profundidad. Espaldar: 40/39/18.
     
    El diseño y el año estampado en su tramo delantero (1834) nos permite conjeturar que bien pudo ser utilizada en la escolta montada del gobernador Juan Manuel de Rosas, el Regimiento “Libertad” al mando del coronel Narciso del Valle. El general Donato Álvarez, quien formó parte de dicho cuerpo, lo recuerda en sus Memorias; se usaba “coraza de acero (peto y espaldar)”. (1)
     
    Aquel regimiento participó en importantes batallas; lo hizo contra los bravos indígenas en Salinas Grandes (1838), contra los revolucionarios de los “Libres del Sur” en Chascomús (1839), en Rodeo del Medio (1841) y en los años siguientes combatió contra las fuerzas orientales de Fructuoso Rivera, apoyado por los unitarios díscolos.
     
    Hay quienes afirman que es el combate de Chacabuco (2) la batalla trasladada al lienzo por el pintor Carlos Morel en una obra que se conserva en el Museo Nacional de Bellas Artes. Nos referimos a “Combate de caballería en la época de Rosas”, donde aquel artista nos entrega una composición bélica de gran realismo. En primer plano, los coraceros federales y sus rivales, los unitarios, en la ferocidad del combate.
     
    Notas:
    1. Guillermo Palombo: La coraza en la caballería argentina. En “Revista Militar”, Nro. 2, pp. 9-47.
    2. Para Roberto Amigo, Morel pintó una batalla idealizada aunque obviamente con los uniformes y armamentos que disponía cada bando.

     
    BASE: 

  • Consultar

    Escudo bordado en hilos de oro

    88.

    Siglo XIX.

    Perteneció a un estandarte o bandera de probable uso militar, y se conservó así porque los hilos de oro dieron la resistencia para que sobreviviera hasta nuestros días. Pieza enmarcada. Medidas: 41 x 42,5 cm.
     
    En cada regimiento, los estandartes eran portados por el subteniente más moderno, es decir el más joven,  lo que se determinaba por su fecha de ingreso al servicio, y en una batalla, acompañaba al jefe del regimiento, de modo que marcaba dónde estaba el puesto de combate de éste. (1)
     
    Notas:
    1. Agradecemos la información brindada por el historiador doctor Guillermo Palombo.

     
    BASE:

  • Consultar

    DIVISA PUNZÓ

    89.

    Viva la Confederación Argentina. Mueran (...) Argentina. Circa 1840.

    Cinta de seda punzó con la divisa federal estampada en letra negra y con una doble leyenda. Medidas. Ancho: 1,9 cm. Largo: 41 cm. Obra con mínimo deterioro. Enmarcada.
     
    A partir de 1835, Rosas declaró obligatorio el uso de la divisa punzó hasta entre los preceptores de las escuelas públicas y privadas. La medida fue tan amplia que los sobres debían cerrarse con etiquetas color punzó, y las notas ser escritas con la leyenda federal en su encabezamiento, impresa o hecha a mano con tinta.
     
    Atributo partidario, quien no lo portaba era considerado automáticamente, unitario. Mensaje de pertenencia y lealtad al gobierno, la indicación “F o M” (Federación o Muerte) y “Viva la Confederación Argentina / Mueran los salvajes, asquerosos inmundos unitarios” se lucía estampada sobre una cinta de seda y se la llevaba al pecho, en el sombrero y hasta en la cabezada del caballo.
     
    BASE: 

  • Consultar

    Escudo nacional

    90.

    Argentina. 1860 / 1870.

    Hierro calado y esmaltado. Medidas: 40,5 x 34 cm.
     
    El escudo nacional fue creado por la Asamblea del Año XIII y a lo largo de nuestra historia, aquel primer diseño sufrió innúmeras variaciones. Aquí lo vemos con el sol (formado con rayos en forma de láminas triangulares o cola de flechas), siete banderas argentinas por lado, y abajo, dos cañones cruzados y una cinta patria entre ambos. Con estas variantes indicar una fecha precisa resulta casi imposible.
     
    A propósito de este caos, citamos a Estanislao S. Zevallos: “Describir las alteraciones antojadizas y violatorias de la ley creadora del escudo nacional, en la época titulada de la Organizacion Nacional (1852 - 1900), sería allegar elementos para un voluminoso libro ilustrado con centenares de grabados. El desparpajo y desbarate con que las oficinas y los dibujantes nacionales y extranjeros producen y copian fantasías sobre motivos del blasón sagrado de la Patria, es tan maravillosa como la indiferencia misma de las autoridades”. (1)
     
    Notas:
    1. Estanislao E. Zevallos: El escudo y los colores nacionales. Imp., Lit. y Encuadernación de J. Peuser, Buenos Aires, 1900, p. 38.

     
    BASE: 

  • Consultar

    ÁLBUM DE SELLOS POSTALES CONMEMORATIVO DEL PRIMER ANIVERSARIO DEL 17 DE OCTUBRE DE 1945.

    91. (PERÓN, JUAN DOMINGO)

    En 8° (17,4 x 14,5 cm), 166 pp., sin numerar con la serie completa de los sellos postales alusivos. Encuadernación en pleno cuero. Muy buen ejemplar. Edición especial de 50 ejemplares. El ofrecido tiene las firmas del Presidente Juan Domingo Perón y del Administrador de Correos y Telecomunicaciones, Oscar Nicolini. Fechado 17 de octubre de 1946.
     
    Bella pieza de memorabilia peronista con valor histórico y filatélico.

    BASE: 

  •  
    MANUSCRITOS

     
    Consultar

    EL REY DE ESPAÑA PROHÍBE SACAR METALES PRECIOSOS DE LAS INDIAS FELIPE II

    92.

    Manuscrito firmado "Yo el Rey". San Lorenzo. 1577.
     
    En Folio (30,5 x 21.2 cm), 2 h., manuscritas. Buen ejemplar, algo corto de márgenes.
     
    La monarquía hispánica administró enormes espacios territoriales, siendo los más complejos aquellos que se encontraban al otro lado del mundo desde donde se proveía de metales preciosos. Como es de imaginar, su control resultaba harto difícil y la voz de los monarcas sonaba temeraria en el afán de lograr que sus administradores hicieran respetar la ley con todo su peso. He aquí un manuscrito que cruzó los mares con la empeñosa misión de controlar la extracción de plata y oro desde las minas americanas; también firmado y rubricado en Cartagena de Indias.
     
    Trascripción parcial:
    El Rey. Por quanto somos ynformado que no embargante lo que por leyes y pregmaticas cedulas y provisiones nuestras esta proveydo para que no se pueda sacar ni saque dinero (oro ni plata destos reynos) y de las penas en las otras leyes pregmaticas cartas y provisiones puestas contra los q[ue] los sacaren y llevasen en qualquier manera (…) Se ha sacado y saca cada dia gran suma y cantidad de n[ues]tro Dinero (oro y plata) y especialmente al tiempo que las mas Armadas leales delas Indias (...) es mandado no dexen ni permitan pasar ni sacar por ellos fuera destos reynos ningún dinero ni oro ni plata (...) en los otros lugares y puertos de mar y tierra destos reynos para que (…) y cumpla fechado en S. Lorenzo a … de Agosto de mil y quinientos y setenta y siete. Yo el Rey. 1577. San Lorenzo.
     
    BASE: 

  • Consultar

    MINERÍA EN POTOSÍ. EL GREMIO DE AZOGUEROS

    93. IRIBARREN, PEDRO DE - ORICAIM (?), JUAN ANTONIO

    Potosí. 1765.
     
    En Folio (30,6 x 21 cm), 5 hojas manuscritas con una vieja huella de agua en el ángulo superior derecho.
     
    Importante manuscrito histórico en defensa del Ilustre Gremio de Azogueros de Potosí, antecesor del Real Banco de San Carlos de Potosí, que agrupaba a los propietarios de minas con el objetivo de defender intereses comunes. El Gremio fue una de las pocas corporaciones privadas reconocida oficialmente –y favorecida– por la Corona española.
     
    El manuscrito comienza dando una idea de su constitución, de su capital y de otras disposiciones; tales como una propuesta para vender el azogue al costo, y no a los precios que ha estado vendiendo hasta aquí. Sin duda se trata de un manuscrito redactado por un entendido en la industria minera. Finalmente hace referencia a los Decretos Reales y a los memoriales del Siglo XVII, con privilegios y beneficios otorgados a ellos. Firmado al final por Pedro de Iribarren (empresario de Potosí, propietario de la mina) y otra firma.
     
    El azogue se utilizó en el proceso de beneficio de plata, y fue especialmente relevante para la Villa de Potosí, famosa por su Cerro Rico.
     
    BASE: 

  • Consultar

    BUQUE NEGRERO PIRATA CON BANDERA ARGENTINA, CAPTURADO POR LOS INGLESES

    94. DELISLE, FERNANDO (CERTIFICA MANUEL DE YRIGOYEN)

    Carta a Felipe Arana. Amberes. Noviembre 28 de 1835.

    En 4° mayor (30,6 x 21,5 cm), 2 h., una en blanco, la otra manuscrita de época, indicándose “Copia” y con la firma ológrafa de M. de Yrigoyen. Muy buen ejemplar. (Se ofrece la trascripción completa de la carta).
     
    El entonces cónsul general de las Provincias Unidas del Río de la Plata en los Países Bajos le informa al ministro de Relaciones Exteriores, Felipe Arana, la noticia hecha pública con la captura del “bergantín negrero Pezzaro, mandado por un antiguo pirata nombrado Juan Polar, y navegando con el pabellón de Buenos Ayres ha sido apresado por los cruceros yngleses a la altura de Puerto Seguro del Brasil”.
     
    La crónica mencionada abunda en detalles macabros: “el capitán quiso echar los negros al mar, más el segundo y muchos marineros se opusieron a esta atrocidad y sujetaron en su cámara al Capitán Juan Polar, que les había tirado un pistoletazo”. A la luz de la crónica, fueron hallados a bordo unos cincuenta esclavos africanos y seis mujeres, “todos enfermos por el mal trato que han sufrido”.
     
    En plena guerra de prensa contra el gobierno de Juan Manuel de Rosas, el episodio alentó nuevas quejas internacionales, ya que el buque navegaba con el pabellón nacional.
     
    BASE: 

  • Consultar

    EL GOBIERNO DE ROSAS DESMIENTE: NO AUTORIZAMOS BARCOS PARA EL TRÁFICO DE ESCLAVOS

    95. ARANA, FELIPE (CERTIFICA MANUEL DE YRIGOYEN)

    Carta a Fernando Delisle. Buenos Aires. Marzo 8 de 1836.

    En 4° mayor (30,6 x 21,5 cm), 3 p., manuscritas, 1 pp., Se indica que es “Copia” y lleva la firma ológrafa de M. de Yrigoyen, que certifica la Copia en su carácter de oficial mayor de Relaciones Exteriores. Muy buen ejemplar. (Se ofrece la trascripción completa de la carta).
     
    El ministro de Relaciones Exteriores responde a la nota enviada por el cónsul general ante los Países Bajos. Luego de describir con detalles el carácter del tema que le ocupa -la captura del buque negrero con pabellón de la República Argentina-, y hechas las averiguaciones, afirma que “no ha existido patentado Buque alguno de esta República bajo el nombre que se designa, y por supuesto ni menos ha sido autorizado alguno para ocuparse en dicho tráfico”. Para el gobierno de Rosas, aquel ha hecho uso del pabellón argentino “como un verdadero pirata”.
     
    Y le reclama la difusión de esta respuesta, puesto que son “notorios los principios filantrópicos que siempre ha profesado el Gobierno de Buenos Aires”. Y abunda Arana, estos “deben ser conocidos por las potencias de Europa”.
     
    Por nuestra parte hemos localizado un ciudadano Juan Polar, censado en Buenos Aires en 1855, ¿sería simplemente un homónimo?
     
    BASE: 

  • Consultar

    UNA CARTA DEL SABIO FRANCÉS SOBRE EL “MAÍZ DE AGUA” CORRENTINO: EL IRUPÉ

    96. BONPLAND, AIMÉ

    Montevideo. 16 Septiembre de 1850.
     
    En 4° (26,8 x 21,3 cm), 4 pág. manuscritas, con una pequeña pérdida de texto. El documento se encuentra acompañado por un Certificado de autenticidad.
     
    La nota fue dirigida al doctor Fredricks y se ocupa en ella del “maíz de agua”, una planta que crece en el Noreste -es endémica de las cuencas de los ríos Paraná y Paraguay- y que hoy conocemos bajo el nombre de irupé, o yrupé.    
     
    El sabio francés, Aimé Jacques A. G. Bonpland (1773 - 1858) participó en la expedición hacia América que dirigiera Alexander von Humboldt -su amigo personal- entre 1799 y 1804. Seducido por Bernardino Rivadavia llegó a Buenos Aires en 1817; en suelo argentino realizó numerosas campañas científicas y en 1820, se trasladó a la provincia de Corrientes -a la colonia Santa Ana, en disputa con Paraguay- decidido a cultivar la yerba mate, que por entonces monopolizaba el país vecino.
     
    La noticia provocó una inmediata reacción del Dictador Supremo José Gaspar Rodríguez de Francia, que ordenó la destrucción de la colonia, el arresto del científico francés y su traslado a suelo paraguayo con la prohibición de viajar durante diez años, tal como aconteció, pero con libertad de movimientos dentro de la aldea. Se sabe que también le fueron secuestrados todos sus manuscritos y los que produjo en su larga y forzada estadía, cuando partió hacia Argentina nuevamente, depositados en una arqueta, se perdieron tras un temporal. (1)
     
    Trascripción (parcial):
    Sr. Dr. D. Frederick.
    Mi estimado amigo.
    Tengo el particular gusto de remitirle, en una caja de lata bien soldada, las semillas de la célebre planta conocida en Corrientes con el nombre de maíz del agua.
     
    Se puede ver una figura de esta planta, en el Penny Magazine de febrero 1838, a la cual se ha dado el nombre de Victoria Regina y también en The Illustrated London News pág. 328.
     
    Por la primera vez yo he encontrado esta planta en Corrientes en el año 1821; hice su descripción y la he determinado como debiendo pertenecer al género Nymphea. Ahora los botánicos determinarán de su suerte, quiero decir si es una Nymphea o pertenece a otro género.
     
    El maíz de agua es una planta acuática y me parece que se necesitan las precauciones siguientes para lograr su perfecta vegetación (...)
     
    Notas:
    1. Ch. R. de la Croix-Riche Chanet: Franceses en el Río de la Plata y el Atlántico Sur 1526 - 1876. Buenos Aires, Mega Libro Editores, 2004, p. 714.

     
    BASE: 

  • Consultar

    CARTA DIRIGIDA A BENJAMÍN GOULD, CIENTÍFICO, Y COMPAÑERO DE INFORTUNIOS

    97. SARMIENTO, DOMINGO FAUSTINO

    Señor Prof. Gould. Buenos Aires. Marzo 12 / (1)874.

    En 8° (20,3 x 12,6 cm), 3 pág., manuscritas. Buen ejemplar. (Disponemos de su trascripción completa)
     
    Siendo presidente de la Nación, D. F. Sarmiento le escribe al astrónomo norteamericano Benjamín Apthorp Gould con una voz de consuelo. Desde el dolor de haber perdido a su hijo Dominguito, trata de alentar al científico después de la tragedia vivida en la familia. En pleno verano, en un festejo de cumpleaños, dos de sus hijas y la nodriza se ahogaron en las aguas del río Primero, en Córdoba, donde se habían trasladado poco después de su arribo al país, para los trabajos del Observatorio, inaugurado en 1871.
     
    Sarmiento conoció a Gould en Estados Unidos y desde allí propuso el apoyo del gobierno de Mitre para financiar una expedición del sabio astrónomo hasta la Patagonia, donde quería explorar el cielo austral, hasta entonces desconocido. La idea de Gould era venderle al gobierno nacional los equipos a utilizarse en ese viaje y con ellos estaría el primer material para la construcción de un observatorio astronómico. Si bien recibió el apoyo local, recién pudo concretarse el proyecto al asumir Sarmiento la presidencia. En septiembre de 1870 Gould se trasladó con su familia a la Argentina y de inmediato se instaló en Córdoba. Construido el Observatorio, fue su director. Tenía un enorme prestigio internacional y Argentina estuvo en la vanguardia de la astronomía bajo su liderazgo.
     
    BASE: 

  • Consultar

    EL DUELO ENTRE LISANDRO DE LA TORRE E HIPÓLITO YRIGOYEN

    98. CARLOS RODRÍGUEZ LARRETA - CARLOS GÓMEZ - TOMÁS VALLÉE - MARCELO TORCUATO DE ALVEAR

    En San Fernando, a seis de septiembre de (...) [1897]

    En 4° (25,2 x 20,2 cm), 1 h., manuscrita. Buen ejemplar.
     
    Aquel duelo entre el joven de la Torre -por entonces con 28 años- y el maduro Yrigoyen, poco menos de dos décadas mayor e inexperto en las lides de la esgrima, concluyó con un resultado imprevisto: el vehemente político santafecino que resultó con heridas varias; una en particular, en la cara, lo obligó a usar una espesa barba el resto de sus días.
     
    Lisandro de la Torre había ofendido públicamente al líder radical que se dispuso a salvar su honor retandolo a duelo y aquel eligió por arma el sable, siendo un avezado esgrimista. La historia cuenta que ambos se enfrentaron entre los galpones portuarios de Catalinas Sur, en Buenos Aires, pero en la voluntad de evitar la intervención de un juez del crimen o correccional de Buenos Aires -como era de práctica (1)-, el acta se firmó en San Fernando y con otra fecha.
     
    Trascripción:
    En San Fernando, a seis de septiembre de mil ochocientos noventa y seis, en el sitio designado para la celebración del duelo y a la hora designada se encontraron reunidos los adversarios en sus posiciones respectivas y los facultativos Dres. Uballes y Castro.
    De común acuerdo se resolvió que dirigiera el lance el capitán Tomás Vallée en atención a su carácter militar y cumplidas todas las formalidades del caso el capitán Vallée ordenó el primer asalto, del cual resultó herido en la cabeza una herida de seis centímetros de extensión, el Dr. Lisandro de la Torre y leves tajos en la nariz, la mejilla izquierda y el antebrazo derecho. El Dr. Hipólito Yrigoyen presentaba un pequeño tajo ó rasguño en el costado derecho.
    Examinadas las heridas los facultativos declararon que las del Dr. de la Torre le imposibilitaba para continuar, aunque no ofrecían gravedad, con lo cual se dió por terminado el duelo declarando los padrinos que ambos adversarios se han tratado con la más absoluta corrección.
    Se firman dos de un tenor.
     
    (Y firman los cuatro padrinos.)

     
    Notas:
    1. Información provista por el doctor Guillermo Palombo en una comunicación privada.
    2. Aquel duelo fue descrito en mayo pasado por el doctor Alberto Dalla Vía en su texto “Sangre y honor: los duelos en la Argentina”. En Anales de la Academia nacional de Ciencias Morales y Políticas.

     
    BASE: 

  • Consultar

    EXCEPCIONAL MANUSCRITO DE BORGES: ¿ES LA NOVELA UN GÉNERO LITERARIO?

    99. BORGES, JORGE LUIS

    La última invención de Hugh Walpole. 1943.

    En 8º ( x cm), 3 p., manuscritas en tinta sobre sendas hojas de papel cuadriculado; quitadas de un cuaderno. En muy buen estado.
     
    La pequeña letra del gran literato nos brinda ahora su análisis sobre la novela del inglés H. Walpole, “The killer and the slain”. Acompañamos al original con el texto impreso en la sección Artes - Letras del diario La Nación (Buenos Aires. Domingo 10 de enero de 1943).
     
    ¿Cabe alguna duda? Los textos de Borges merecen ser leídos. Este en especial trasciende el análisis de aquella novela policial. En sus primeros párrafos avanza sobre aquel género literario que nunca abordó desde su autoría (1) y lo compara con el cuento. “Walpole -dice- la subtitula A strange story, un extraño cuento. La palabra cuento se justifica, pues cada pormenor existe en función del argumento general; esa rigurosa evolución puede ser necesaria y admirable en un texto breve, pero resulta fatigosa en una novela, (...)”. Y asombra leer unas líneas más adelante: “(...) cabría razonar que la novela no es un género literario sino un mero simulacro tipográfico…”
     
    Notas:
    1. Hay todo un debate sobre quién se escondía detrás de Sauli Lostal, quien firmó la novela “El enigma de la calle Arcos”, editada por el diario Crítica en 1932. Para algunos el propio Borges.

     
    BASE: 

  • Consultar

    COLECCIÓN DE AUTÓGRAFOS

    100.

    La forman siete autógrafos de destacadas figuras de la literatura argentina: Oliverio Girondo (1891 - 1967), Leopoldo Marechal (1900 - 1970), las hermanas Victoria y Silvina Ocampo (1890 - 1979 y 1903 - 1993, respectivamente), Manuel Mujica Lainez (1910 - 1984), Adolfo Bioy Casares (1914 - 1999) y Ernesto Sábato (1911 - 2011). 
     
    En una modalidad aplicada por los grandes coleccionistas de autógrafos, Fernando Cordero Acuña construyó la suya mediante el envío de una tarjeta donde colocaba el retrato impreso del destinatario (una figura pública), y escrita por detrás, la leyenda: “Se ruega firmarla del otro lado”. Acompañado de la buena suerte, el destinatario la firmaba y enviaba a vuelta de correo. Ex colección Cordero Acuña.
     
    BASE: 

  • Consultar

    101. MARECHAL, LEOPOLDO

    Poesía manuscrita. Sin fecha.

    En 8°, 1 pág., manuscrita. En muy buen estado.
     
    “Un cetro reverdece (...)” escribió Leopoldo Marechal en su “Abuelo Cántabro”, poema editado por primera vez en el libro “Cinco Poemas Australes” de 1937. La versión que se conoció  en letra de molde en su último verso, dice: “que levanta los frutos”, a diferencia de la que presentamos de su puño y con su firma, donde se lee: que recoge los frutos.
     
    BASE: 

  • Consultar

    DIRIGIDA A DON JUAN M. ESPORA

    102. PALMA, RICARDO

    Querido amigo (...) Lima. 1897.

    En 8° (20,8 x 13,4 cm), 2 páginas manuscritas sobre un papel membretado con la viñeta de una palmera en cuyo tronco se lee el nombre del autor. 
     
    El gran literato peruano, Ricardo Palma (1833 - 1919), le escribe desde Lima a su colega y amigo argentino Juan Manuel Espora (1861 - 1907) y se refiere entre otros temas, a un folleto editado por Ricardo Monner Sanz; seguramente el que había publicado el año anterior, “Minucias lexicográficas. Tata, Tambo, Poncho, Chiripá, etc., etc.”. El exquisito autor de “Tradiciones peruanas” sin duda esperaba con ansiedad el arribo de aquel ensayo de Monner Sanz para adentrarse en las delicias lexicográficas que tanto le atraían.
     
    Trascripción parcial:
         Lima, Abril 22/897
           S.D. Juan M. Espora
                                          Buenos Aires.
     
                 Querido amigo:
        Correspondo a su tarjeta del
    28 de Marzo, que recibí hace
    ocho dias y que no contesté en
    el acto por que esperaba me
    llegase por el otro correo el
    folleto de Monner Sanz. (...)
     
    BASE: 

  • Consultar

    DE SU PUÑO Y LETRA

    103. VERNE, JULIO

    Autógrafo. (... Circa 1900)

    Postal dedicada y firmada por este gran autor francés. Ex colección Matilde Lavarello.
     
    Julio Verne (1828  - 1905), escritor de enorme valía a cuya pluma le debemos horas de gloria en las lecturas de sus títulos más conocidos. Recordemos “Viaje al centro de la Tierra”, “Veinte mil leguas de viaje submarino”, “La vuelta al mundo en ochenta días”, “De la Tierra a la Luna” y por agregar otro libro que nos acompañó en la adolescencia, “Cinco semanas en globo”.
     
    En el arte del coleccionismo, las firmas de las más grandes personalidades de la cultura, las ciencias y la política han cautivado públicos muy diversos. Esta postal posee esa singular virtud. Leer su letra, apreciar su firma, es una manera de acercarnos al universo privado de uno de los más célebres escritores de la segunda mitad del siglo XIX; para muchos, el padre de la “ciencia ficción”.
     
    BASE: 

  •  
    ARTE (hacia el libro)


     
    Consultar

    UN HALLAZGO EN EL ARTE FEMENINO

    104. MARIE BROCHET DES ROCHES

    Pájaros de Corrientes (y de otros sitios). Último cuarto del siglo XIX.

    67 originales, firmados. Tinta y acuarela. Medidas del papel: 22,1 x 14,4. Obras en excelente estado.
     
    La colección se compone de 52 aves de la provincia de Corrientes; 1 de Paraguay, 12 de Panamá y 2 de Caracas, Venezuela. La monumentalidad del conjunto nos indica que estamos ante un hallazgo de jerarquía con una autora que debe incorporarse al concierto de artistas mujeres tan poco estudiado y de tanta valía: Marie Brochet des Roches. Las acuarelas llevan indicaciones sobre el ave retratada y la firma de su autora: Marie Brochet, todo en tinta. Y debajo de esos textos, uno inicial en grafito. Bajo la firma leemos (borrado seguramente por ella), “M. Brochet des Roches pinxit”
     
    Sin referencias biográficas a la vista, probablemente se trata de una descendiente de P. Brochet des Roches, ingeniero que elaboró la Carta Geográfica de Corrientes, impresa por R. Simon en 1877, y actuó en proyectos ferroviarios en la región.
     
    Logradas con dominio del dibujo y del color, este sorprendente conjunto activa la larga tradición de las ilustraciones científicas. El abordaje de aves de nuestra provincia de Corrientes -en la gran mayoría- y de su vecina Paraguay aluden a su paso por la región, en tanto que las de Panamá y Venezuela indican una mudanza hacia aquella geografía.
     
    BASE: 

  • Consultar

    Los conquistadores.

    105. DEL VILLAR, RAFAEL

    Colección de 14 retratos; grafito sobre papel -medidas en torno a 25,5 x 18,5 cm-, montados sobre cartones rígidos con recuadros y títulos en tinta en su parte inferior, preservados en una moderna caja con lomo de cuero y títulos dorados.
     
    Enumeramos los personajes retratados: Juan Díaz de Solís, Alvar Núñez Cabeza de Vaca, Martín Alonso Pinzón, Vicente Yáñez Pinzón, Hernando Arias de Saavedra, Diego de Almagro, Rodrigo de Triana, Juan de Ayolas, Diego García, Diego de Mendoza, Alonso de Ojeda, Juan de Osorio, Francisco Torres y Pablo Toscanelli. Toda una galería de los conquistadores españoles, cuya fisonomía el artista ha tomado de las pinturas de historia conservadas en el Museo Histórico Nacional; entre otras, en la obra de Ricardo Balaca. En el conjunto se advierte lo señalado por Roberto Amigo, en cuanto a que del Villar poseía una “técnica de resolución precisa, preparada para la acción pedagógica desde los museos históricos.” (1)
     
    El pintor español Rafael Del Villar (Jerez de la Frontera, 1873; Buenos Aires, 1952), se estableció en la Argentina en tiempos del Centenario; entre 1920 y 1949 trabajó como restaurador y copista del Museo Histórico Nacional (destaca su retrato del almirante Guillermo Brown), y fue requerido por otras instituciones para elaborar distintas pinturas con la galería heroica de la Argentina, en particular de San Martín, de pie en los Andes (entre otras, Club de Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires), y de Manuel Belgrano (Complejo Museográfico E. Udaondo, Luján), esta última iconografía con la colaboración de su hijo Tomás.
     
    Notas:
    1. (Roberto Amigo, “San Martín y el Cruce de los Andes. Lectura iconográfica”. En El Cruce de los Andes. Exposición conmemorativa del Bicentenario. San Juan: MPBAFR, 2017.


     BASE: 

  • Consultar

    Ilustraciones para el Martín Fierro.

    106. ALFREDO GUIDO

    Treinta y dos ilustraciones. Témpera y grafito sobre papel. Medidas: en torno 25 x 21 cm, y las viñetas más pequeñas.
     
    José León Pagano indicó sobre Alfredo Guido, que “es uno de nuestros artistas más completos”. (1) Este juicio que puede confirmarse al ver la diversidad técnica de su producción, siempre marcado por la estética americanista –al igual que su hermano Ángel. Obtuvo el Primer Premio de Pintura en el Salón Nacional de 1924 con La Chola (Museo Municipal de las Bellas Artes Juan B. Castagnino, Rosario). En 1937 se lo premió con una medalla de oro en la Exposición Internacional de París.
     
    Ilustró, entre otras, las ediciones de Santos Vega (Viau y Zona, 1932); Facundo (Sociedad de Bibliófilos, 1933), y La Guerra Gaucha (Peuser, 1946). En este caso se trata de treinta y dos originales utilizados por la Editorial Kraft para ilustrar el Martín Fierro de José Hernández que en 1959 publicó en una edición de lujo al cumplir sus 95 años de existencia. Y sólo se editaron doscientos ejemplares; los primeros diez (de cabecera) incluían una témpera y dos dibujos a lápiz, y los diez restantes, una témpera y un dibujo. Incluimos aquí el Prospecto de la edición. En las ilustraciones para el Martín Fierro puede aplicarse otra consideración de Pagano a sus grabados, “en lo que todo se define y todo se concreta. Su obra individualiza los seres y las cosas con vivos trazos comunicativos”.
     
    Nota:
    1. José León Pagano: El arte de los argentinos. Buenos Aires, ed. del autor, 1938, vol, 2, p. 355

     
    BASE: 

  • Consultar

    El recobro del Real Estandarte.

    107. FRANCISCO FORTUNY

    Circa 1918.

    Tinta, acuarela y témpera sobre papel, firmada. Medidas: 26,5 x 37 cm. Detrás, la leyenda: Publicado en B. J. Mallol Narraciones coloniales. Buenos Aires en el siglo XVII. Buenos Aires: Editorial Librería Argentina, 1919, p. 79. Previamente en la revista Plus Ultra, año III, abril de 1918, núm. 24, p. 10.  Obra en buen estado, enmarcada.

    La escena representa el paseo del Estandarte Real –símbolo y representación del monarca-  durante los festejos en Buenos Aires celebrando la proclamación del rey Carlos III. Al centro el Alférez Real montando, como describe  Mallol, un “magnífico caballo, enjaezado con bridas de seda, tapafunda, mandil de borlas, gualdrapa de brocato; todo bordado con pasamanería de oro y plata. Bizarramente llevaba el Estandarte, del que a su vera, los dos alcaldes tenían las borlas; cerraba el cortejo otro escuadrón de Dragones.” (1)

    B. J. Mallol publicó en la revista Plus Ultra una serie de artículos bajo el título Narraciones coloniales,  luego compilados en el libro de 1919. La obra que aquí ofrecemos ilustró el texto publicado en Plus Ultra, número 24. Para el propósito de  emoción con la visión gráfica de las cosas –como definió Rómulo Carbia- nada mejor que las escenas dibujadas con precisión descriptiva del tarragonés Francisco Fortuny (llegó a Buenos Aires en 1887) colaborador habitual de los magazines y revistas ilustradas. Además de su trabajo en Caras y Caretas –cuya revista mensual fue Plus Ultra desde 1916- sobresalen las efemérides ilustradas que publicó en La vida moderna, luego recopiladas en el Álbum Histórico Argentino, y de los manuales de Editorial Estrada. Fue, además, un hábil pintor formado en la Academia de Bellas Artes de San Fernando. 

    Notas: 
    1. J. B. Mallol: Narraciones coloniales. Pendones por el rey. Ilustrado por F. Fortuny. En revista “Plus Ultra”. El texto lleva la reproducción del original que aquí ofrecemos.


    BASE:
     

  • Consultar

    A Buenos Aires le falta una calle. 1953.

    108. MELGAREJO MUÑOZ

    Siete originales de las ilustraciones de la obra “A Buenos Aires le falta una calle”. Acuarelas sobre papel. Medidas, en torno a: 27 x 33 cm.
     
    No se puede pensar la tradición de la ilustración argentina sin resaltar la obra de Waldimiro Melgarejo Muñoz; además, docente de generaciones de ilustradores. Lo central de la literatura nacional fue por él observado con imaginación y, a la vez, respeto por el texto, en tantos títulos, como en El Matadero, La vida del Chacho, Allá lejos y hace tiempo, y La campaña del Ejército Grande.
     
    Ofrecemos ahora los originales de A Buenos Aires le falta una calle de Herminia C. Brumana, editado por Losada en 1953. De Brumana (1897-1954), escritora, educadora y activista feminista, sobresale su Carta a las mujeres argentinas de 1936, cuyas ideas estuvieron marcadas inicialmente por el anarquismo de Rafael Barret. A Buenos Aires le falta una calle cierra su producción en prosa iniciada con Palabritas de 1918. En este sentido, la edición de Losada –de la que subastamos los originales- reúne el momento de madurez de dos figuras de la cultura argentina. En sus creaciones Melgarejo Muñoz logró capturar los tipos populares rurales tanto de su entrañable San Luis como de la pampa, sin descartar el litoral –al que recorre becado por el gobierno nacional en 1947.  En estos dibujos se encuentra aquello que fue señalado como distintivo de su obra: la unidad entre el paisaje y la figura humana. Aquí construyendo el relato visual de una escritora que debe recuperarse en nuestros tiempos.
     
    BASE: 

  • Consultar

    Originales de Tancredo. 1942 / 1950.

    109. FANTASIO

    Cuatro tiras de historieta. Tinta y lápiz grafito sobre cartulina. Medidas, en torno a: 10,6 x 46,7 cm. Al dorso un sello circular con la hora de realización, otro con la fecha, y en lápiz grafito “H. Maqueira // fact. dirección”.
     
    Las tiras -todas de cuatro cuadros- se titulan: A) “Esta moneda es falsa” (1942); B) “¡Oh, la Madre Naturaleza!” (1942); C) “La mujer de Pedro lo abandonó y se fué con sus padres” (1947) y D) “El camino está lleno de baches…”, de 1950.
     
    Juan Gálvez Elorza (Linares, Chile, 1909 - Buenos Aires, 1971), conocido internacionalmente como Fantasio, fue un caricaturista que desarrolló su carrera primordialmente en Argentina, aunque en su primera etapa chilena llegó a publicar su propia revista de humor político: Verdejo. Emigró a nuestro país en 1933, donde llegó a presidir la Asociación de Dibujantes Argentinos. “El dibujo de este excelente humorista fue muy reconocido en la Argentina, al punto que llegó a vender sus historietas a casi cuarenta publicaciones, y sus colegas hablaban de la ‘línea Fantasio’ para definir una forma particular de concebir el humor y volcarlo al papel” (1)
     
    En 1935 comenzó la tira de diaria en La Razón de su personaje más célebre: Tancredo. Luego siguió en El Mundo, donde permaneció muchos años, para finalizar en Clarín. Sobre su creación, respondió en cierta ocasión su autor: “Lo encontré un día sobre mi tablero de dibujo. Allí estaba, como todo recién nacido, con una marraqueta (2) bajo el brazo". Las cuatro tiras aquí ofrecidas son de este personaje, de una etapa de oro del dibujo humorístico argentino.
     
    Notas: 
    1. Andrés Cascioli. La Argentina que ríe. El humor gráfico en las décadas de 1940 y 1950. Buenos Aires, FNA, 2008, p. 125.
    2. Marraqueta: un tipo de pan chileno.

     
    BASE: 

  •  
    FOTOGRAFÍA (segunda parte)


     
    Consultar

    110. FOTÓGRAFO NO IDENTIFICADO

    Buenos Aires. Circa 1895.

    Tres albúminas viradas al sepia, montadas sobre cartulina negra. Medidas, en torno a: 16,5 x 22,5 cm. Obras en excelente estado. Se presentan enmarcadas.
     
    A) Catedral Metropolitana: Para obtener un registro de mayor amplitud sobre la céntrica calle San Martín, el fotógrafo apuntó su cámara desde lo alto de una edificación y plasmó en su negativo el frontis de la Catedral y parte de la plaza Mayo. En primer plano, a la izquierda, se perfila el frente del edificio de la Intendencia Municipal, inaugurado en 1893, erigido donde existió el edificio central de la policía.
     
    La imagen rica en detalle nos muestra el ajetreado día a día de la Capital de la república con su red de tranvías a caballo, mateos de pasajeros de alquiler, las chatas de distribucion de mercaderia y hasta la innovación de un porteño en bicicleta. Llama la atención la limpieza reinante en la ciudad.
     
    B) Bolsa de Comercio: Por entonces ubicada en la calle Rivadavia esquina 25 de Mayo -actual casa Central del Banco Nación de Argentina-, la vemos en una jornada bursátil con una notable fila de carruajes de alquiler. Sobre la vereda de enfrente las altas palmeras de la ya remodelada Plaza de Mayo y casi en brumas el moderno edificio de la Intendencia de la Ciudad de Buenos Aires.
     
    C) Calle 25 de Mayo: Abajo a la izquierda leyenda manuscrita en letra cursiva sobre el negativo: Buenos Aires. Calle 25 de Mayo. Magnífica vista de la city Porteña. Nuestro fotógrafo ha plantado su equipo montado sobre un trípode y enfoca en horas del mediodía dicha arteria hacia el norte. En el extremo izquierdo la Bolsa de Comercio y a continuación un edificio de tres pisos con frentes simultáneos hacia la calle Rivadavia y 25 de Mayo, en cuya planta baja se aprecian numerosas tiendas y una casa de cambio. Cruzando la calle, el edificio que se observa a la derecha, es el Gran Hotel Argentino fundado en 1868, sitio emblemático pues en una de sus habitaciones el poeta José Hernández terminó de escribir hacia 1872 el célebre poema gauchesco “Martín Fierro”.
     
    BASE: 

  • Consultar

    Plaza Once.

    111. FOTÓGRAFO NO IDENTIFICADO.

    Buenos Aires. Circa 1900.

    Gelatina de plata en gran formato -26,2 x 37,3-, montada sobre un cartón gris. Muy buen ejemplar, se exhibe enmarcado.
     
    Cuando las fotografías antiguas amplían sur tamaño suelen aparecer maravillosos hallazgos. Así sucede con esta imagen realizada a las 9.40 hs: se detalla el abigarrado mundo que giraba por entonces alrededor de la terminal ferroviaria. Un mundo de transeúntes, pasajeros y variedad de vendedores ambulantes, entre los cuales no faltan lustrabotas, canillitas, coches de alquiler, ciclistas y hasta un barrendero de impecable uniforme blanco. Como era habitual en estos casos nunca faltaban los curiosos que posaban frente a la camara, quizá por única vez en su vida.
     
    Estamos ante la imponente estación terminal del Ferrocarril del Oeste, conjunto arquitectónico inaugurado en 1890 sobre la intersección de la actual Avenida Pueyrredón esquina Bartolomé Mitre -anteriormente de la Piedad rebautizada en 1901 con el nombre del prócer al cumplir su 80º aniversario.
     
    El llamado Ferrocarril del Oeste fue inaugurado en 1857, cuando sus locomotoras a vapor partían del actual predio del Teatro Colón. Años después este tramo se clausuró, convirtiendo a la Estación Once de Septiembre en la cabecera.
     
    BASE: 

  • Consultar

    Francisco Bernabé Madero.

    112. FOTÓGRAFO NO IDENTIFICADO

    Buenos Aires. Circa 1880.  

    Retrato en formato portrait cabinet, medida de la albúmina 13,8 x 9,7 cm. Medidas del soporte secundario en cartón blanco: 16,5 x 10,8 cm.
     
    A partir de 1870 en los estudios fotográficos se impuso el formato inglés conocido como portrait cabinet, que paulatinamente desplazó a la carte-de-visite. En esta ocasión el célebre hombre público decidió retratarse posando en un atelier no identificado en lo que se conoce como retrato de tres cuarto de cuerpo. Lo hizo con su paletó, calza guantes de cabretilla.
     
    Francisco Bernabé Madero (Buenos Aires: 1816 - 1896) fue un destacado militar, político y empresario. Opositor de Rosas, apoyó la gesta de Lavalle y a la derrota de éste, debió exiliarse en Montevideo, donde prestó servicios en la lucha contra el sitio de Oribe. Luego de la batalla de Caseros, retornó a Buenos Aires donde desarrolló una sobresaliente actividad política y empresarial, fue diputado, senador, presidente del Banco Hipotecario provincial, del Ferrocarril Oeste y de la Sociedad Rural Argentina. Finalmente ocupó la Vicepresidencia en el primer Gobierno de Julio Argentino Roca (1880-1886). Entre tantos méritos debemos resaltar la fundación de la ciudad de Maipú en la provincia de Buenos Aires, muy cerca de su estancia que fue considerada en su época un modelo de mejoramiento de las razas bovinas y equinas.
     
    BASE: 

  •  
    CUBA

     
    Consultar

    Fortaleza de La Chorrera en La Habana.

    113. FOTÓGRAFO NO IDENTIFICADO

    Circa 1940.

    Gelatina de plata -19,7 x 25 cm- con márgenes blancos. Papel simple peso textura mate. Sobre el borde inferior derecho número de registro fotográfico.
     
    El torreón de Santa Dorotea de la Luna de la Chorrera formó parte de las fortificaciones españolas de la bahía de La Habana, levantada para su protección ante el asedio de los piratas sobre esta codiciada ciudad y la salida del río Almendares. Construido a mediados del siglo XVII por Juan Bautista Antonelli contaba con una dotación de 50 hombres.
     
    Teniendo como fondo simbólico la imponente guarnición de piedra se aprecia un grupo de pescadores a orillas del río Almendares mientras que unos niños, protegiéndose con las manos el sol, observan curiosos las manipulaciones del fotógrafo. Al fondo las grúas del puerto.
     
    Este registro fotográfico probablemente fue distribuido por el Departamento de Patrimonio de Cuba.
     
    BASE: 

  • Consultar

    Casa del Conde de Jaruco en la Plaza Vieja.

    114. HASTIÉ, FERNANDO

    La Habana. Cuba. Circa 1980.

    Gelatina de plata -24,3 x 16,4 cm- con márgenes blancos. Papel simple peso brillante. Al dorso, abajo a la derecha “Foto: Hastié // Cuba.” Texto en tinta negra.
     
    Construido en 1738, el Palacio de los Condes de Jaruco (La Habana) es hoy sede del Fondo de Bienes Culturales, y antaño fue el hogar de la opulenta familia criolla de Gabriel Beltrán de Santa Cruz y Aranda. Representa el tipo de residencia señorial del siglo XVIII con la transición del estilo mudéjar español al barroco, fusionándose ambos con gran armonía.
     
    El fotógrafo Fernando Hastié -autor de esta original obra fotográfica realizada en la intensa luz cenital del Caribe- colaboró activamente en la creación del Centro Nacional de Conservación y Restauración de Cuba (La Habana), entidad apoyado por la UNESCO. También se conocen obras de Fernando Hastié vinculadas al mundo del espectáculo. La lectura de Hastié con respecto al paisaje urbano histórico no renuncia en sus tomas al registro de abordajes modernos donde la geometría de la composición es inclusiva de elementos de distintas épocas.
     
    BASE: 

  •  
    ECUADOR

     
    Consultar

    Cúpula de la capilla del Sagrario de la Catedral.

    115. EQUIPO DE FOTÓGRAFOS DEL INSTITUTO NACIONAL DE PATRIMONIO DE ECUADOR.

    Quito.

    Gelatina de plata -20,3 x 25,7 cm- con márgenes blancos. Papel simple peso brillante. Al dorso sello húmedo en tinta azul: “Instituto Nacional de Patrimonio Cultural - Departamento de Inventario - Laboratorio Fotográfico. Quito - Ecuador.”
     
    Cúpula perteneciente a la Capilla del Sagrario de la Catedral de Quito. Fue restaurada en la segunda mitad del siglo XX gracias a la cooperación internacional. Constituye uno de los elementos más interesantes de la arquitectura colonial quiteña. El difícil registro fotográfico nos muestra toda su majestuosidad.
     
    Desde su creación en el año 1978 el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural se ha ocupado en la preservación de las grande obras arquitectónicas de aquella nación andina. Lo integra un equipo de fotógrafos entrenado para el registro de las tareas de restauración y de la calidad de las obras en custodia.
     
    BASE: 

  •  
    GUATEMALA

     
    Consultar

    Iglesia de Santa Rosa en Guatemala.

    116. FOTÓGRAFO NO IDENTIFICADO

    1902.

    Gelatina de plata -12,1 x 19,5 cm- en papel simple peso mate. Buen ejemplar, se exhibe enmarcado.
     
    Luego del terrible terremoto que Guatemala sufrió el 18 de abril de 1902, cuyo epicentro estuvo ubicado en el Departamento Quetzaltenango, vecino a la Capital, toda la población se abocó a las tareas de apuntalamiento y limpieza, con el retiro de “montañas” de escombro.
     
    En este registro fotográfico -que lleva el número 68- podemos apreciar los grandes daños infligidos por el sismo a la Iglesia de Santa Rosa. Frente al cronista fotográfico, trabaja una cuadrilla de más de 30 peones dirigidos por un capataz, quienes con palas, picos y azadas, despejan el área alrededor del templo católico.
     
    La copia por contacto de esta gelatina de plata nos muestra los bordes negros de la operación y, curiosamente, la huella dactilar del laboratorista.
     
    BASE: 

  •  
    PERÚ

     
    Consultar

    Miradas sobre Machu Picchu.

    117. GASPARINI, GRAZIANO

    Perú. 1976.

    Gelatina de plata en papel simple peso semi mate -medidas: 30,2 x 28,6 cm- con el sello del autor en la parte posterior: “Photoby Graziano Gasparini”.
     
    El ojo del fotógrafo permite distinguir en primer plano un detalle del conjunto arquitectónico y visualizar a través del vano trapezoidal incaico las andenerías de cultivo que posibilitaron la subsistencia de aquel núcleo de población.
     
    El arquitecto y fotógrafo Graziano Gasparini nació en Gorizia (Italia) en 1924, se graduó en Venecia en 1948 y desarrolló su carrera profesional en Venezuela, donde falleció el 30 de noviembre de 2019. Artista plástico, se dedicó a la fotografía con especial entusiasmo desarrollando una mirada comprensiva sobre los monumentos arquitectónicos. Autor del libro “Arquitectura Inka”, Gasparini fue quien ilustró con sus fotografías el libro de Pablo Neruda “Alturas de Machu Picchu” (Editorial Losada, 1977) que recoge la experiencia que el poeta tuvo en 1943 en su regreso a Chile.

    BASE: 

  • Consultar

    SANTO DOMINGO

    118. MAÑÓN, LUIS

    Interior de la Catedral Primada de América. Santo Domingo. Circa 1920

    Gelatina de plata -25,7 x 20,2 cm- con márgenes blancos. Papel doble peso, textura mate. Sello seco en ángulo inferior derecho “Fotografía Mañon, Santo Domingo. R.D.”
     
    En la imagen destacan las nervaduras góticas de la primera catedral americana. Mañón instaló su cámara en el centro de la nave apuntando hacia el altar y utilizó para la difícil iluminación una combinación de luz artificial y natural. Destaca la belleza de los arcos ojivales; el elaborado altar mayor flanqueado por columnas salomónicas y el par de púlpitos que se observa a izquierda y derecha de la nave. Como era su costumbre, escribía para identificar cada toma sobre el negativo. Leemos en ésta, sobre el borde inferior: “C-1. Santo Domingo R.D // Interior de la Catedral”.
     
    Su autor, el fotógrafo dominicano Luis Mañón (1881-1976) se ocupó de resaltar la identidad de su país en medio del caos generado por la ocupación norteamericana en 1916. Entre otros gestos, documentó con su lúcida cámara, las obras relevantes del siglo XVI que aún quedaban en la isla. Una obra testimonial de notable valor histórico.
     
    BASE: 

  •  
    VENEZUELA

     
    Consultar

    Barrio de San Lázaro.

    119. PAOLINI, RAMÓN

    Trujillo. Venezuela. Circa 1980.

    Gelatina de plata -18,9 x 25,4 cm- en papel simple peso mate. Con sus márgenes blancos.
     
    El arquitecto y fotógrafo Ramón Paolini -nacido en 1949, en Carache (Trujillo)- sobre los Andes venezolanos-, ha documentado con intensidad los pueblos y la arquitectura popular de su región. Sus libros sobre Caracas y las manifestaciones vernáculas, así como los referentes a las fortificaciones del Caribe realizados para la OEA han alcanzado la categoría superior de “fotolibros”.
     
    En la obra que hoy nos ocupa, apuntó su cámara en horas del mediodía hacía un  encantador fragmento de aquella arquitectura colonial del Barrio San Lázaro.
     
    BASE: 

  • Consultar

    120. SPEGAZZINI, CARLOS

    Spegazzini, el cacique Conchingan (o Coomchingan) y un grupo de aborígenes y militares. Buenos Aires. 1883.

    Albúmina (10 x 13,8 cm-, formato portrait - cabinet), montada sobre un cartón de época, con una vieja leyenda manuscrita detrás: “Famille de Patagons avec le Dr. Spegazzini et ses deux domestiques équipes en soldats pars imposer aux patagons”.
     
    De izquierda a derecha, un soldado de infantería con el fusil Remington de bayoneta calada, Carlos Spegazzini (botánico y aquí, fotógrafo) entre Conchingan y Losha (citada por su belleza en “Viaje a la Patagonia”, de F. P. Moreno) y dos tehuelches no identificados. Completa la imagen el teniente de la armada italiana, Giacomo Bove, y en primera fila, un grupo de niños sentados.
     
    La toma fue hecha en el Cuartel del Retiro, un día después de la muerte del cacique Orkeke y sin que mediara duelo o respeto por la pérdida de su jefe. Los nativos fueron sometidos a una serie de fotografías, logradas al cabo de varios ruegos, regalos y promesas del fotógrafo Spegazzini, quien debió retratarse con los tehuelches para demostrar que la cámara fotográfica no era un arma.  El periódico porteño "EL Diario" de ese día, bajo el título "Los tehuelches retratados", reseñó lo grotesco que significó aquella sesión fotográfica con una comunidad pacífica tehuelche, tomada prisionera en el valle del río Deseado, territorio de Santa Cruz, como uno de los últimos atropellos de la denominada Conquista del Desierto.
     
    Spegazzini, de origen italiano, en 1880 se incorporó al gabinete de Historia Natural de la Facultad de Ciencias Físicas y Naturales de Buenos Aires y a fines del año siguiente integró la expedición científica Austral Argentina, que recorrió la Patagonia y Tierra del Fuego.
     
    Agradecemos la información brindada por Osvaldo Mondelo, autor de: Tehuelches. Danzas con fotos. Edic. del autor, 2012.
     
    BASE: 

  • Consultar

    Tierra del Fuego.

    121. FOTÓGRAFO DE LA COMISIÓN DE LÍMITES

    Argentina / Chile. 1894.
     
    Excepcional documento histórico. Moderno álbum con 15 fotografías, albúminas de 11,4 x 16,5 cm, montadas sobre su cartón de época (16 x 24,7 cm); buena parte de ellas referenciadas al pie con textos manuscritos en tinta negra. En buen estado.
     
    Dos de ellas con los mojones limítrofes -pirámides hechas en hierro- en los que flamean las banderas de ambos países; dos vistas con la Comisaría de San Sebastián; en otras varias con el campamento de la Comisión -se observan baqueanos, peritos y peones, delante de las carpas blancas. En una de ellas, los peritos en plena tarea de observación y medición de terrenos con sus instrumental. En la titulada “Campamento de los perros - Río Carmen Silva” se puede ver, frente a las carpas, a todo el equipo en pleno almuerzo.
     
    En 1890 se constituyó la “Subcomisión mixta” de peritos y técnicos destinada a fijar los límites divisorios de la Isla Grande de Tierra del Fuego. Tres años más tarde, en el Protocolo firmado por Errázuriz y Quirno Costa, en su Punto Cuarto, se indicó que los trabajos se iniciaban en simultáneo en el continente y en la isla, y en esta última, “partirá del punto denominado Cabo Espíritu Santo. Presentándose allí a la vista, desde el mar, tres alturas o colinas de mediana elevación, se tomará por punto de partida la del centro o intermediaria, que es la más elevada, y se colocará en su cumbre el primer hito de la línea demarcadora que deber seguir hacia el sur (...)” Destacamos que en este álbum, dos de las vistas muestran dicho punto, leemos al pie de ellas: “1a. Pirámide - Cabo Espíritu Santo” y en la restante: “1a. Pirámide - Sub-comisión mista (sic)”
     
    Al valor histórico del acontecimiento registrado debe agregarse la extrema rareza de estas imágenes fotográficas de Tierra del Fuego en las postrimerías del siglo XIX.
     
    BASE: 

  •  
    LIBROS (segunda parte)
    ARGENTINA. VARIA

     
    Consultar

    DEMOGRAFÍA DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES

    122. CONI, EMILIO R.

    Apuntes sobre el movimiento de la población de Buenos Aires durante el año 1878. Imp. de Pablo E. Coni. Buenos Aires. 1879

    En 4º (23,3 x 15,2 cm), 86 páginas (incluye Anteportada y Portada), algunas con motas de oxidación. No en Suárez.
     
    Junto con:
    Movimiento de la población de Buenos Aires durante el año 1879.
    Imprenta de Pablo Coni. Buenos Aires. 1880.

    En 4º (25,7 x 17,5 cm), 52 pp., incluye Portada. Posee la cubierta anterior original. Buen ejemplar.No en Suárez.
     
    Junto con:
    Movimiento de la población de Buenos Aires durante el año 1880.
    Imprenta de Pablo Coni. Buenos Aires. 1881.

    En 4° (24,5 x 16 cm), 60 pp., (incluye Portada), más 2 planos de Buenos Aires, plegados. No en Suárez.
     
    Muy raro conjunto de tres folletos que reflejan la evolución demográfica de la ciudad de Buenos Aires entre los años 1878 / 1880, e importante, luego de los devastadores efectos de la fiebre amarilla de 1871. Todo reunido en una encuadernación moderna de tela.
     
    El análisis comprende la inmigración y emigración; los matrimonios, nacimientos y mortalidad; brinda estadísticas médicas y se ocupa de la asistencia pública con referencia a hospitales, asilos y vacunación.
     
    BASE: 

  • Consultar

    123. YFERNET, JEAN M.

    La république Argentine et ses colonies. Description physique et statistique. Typographie et Stéréotypie du “Courrier de la Plata”. Buenos Aires. 1885. Tome premier.

    Muy raro. En 4º (23,5 x 15 cm), Anteportada, Portada, 241 pp., más 1 p. de erratas. Primera edición. No en Suárez.
     
    Incluye numerosos datos de la producción agrícola e industrial del país, y un pormenorizado detalle de las recientemente formadas colonias del norte de Santa Fe, el Chaco, Formosa y las antiguas misiones jesuíticas.
     
    Su autor, periodista de origen francés, vivió en nuestro país; aquí redactó en 1861 el periódico “L ´Époque” y diez años más tarde, junto con Alfredo Ebelot, “El Republicano”.
     
    BASE: 

  • Consultar

    124. CARRASCO, GABRIEL

    Intereses nacionales de la República Argentina. Estudios sobre población, colonización, agricultura, ganadería, comercio ferrocarriles, navegación, correos y telégrafos, industrias, finanzas, administración, bibliografía, geografía, instrucción pública, etc. Imprenta, Litografía y Encuadernación J. Peuser. Buenos Aires. 1896.

    En 4º (25,8 x 17,2 cm), 1 h., 769 pp., incluye Portada. Encuadernación rústica de editor restaurada, con lomo de tela (sin títulos) y la tapa montada. En su interior, en muy buena forma. No en Suárez.
     
    Importante trabajo que incluye un primer análisis del censo de 1895. Carrasco compara además la evolución de Argentina con la registrada en Estados Unidos de Norteamérica, y concluye con gran optimismo: “no obstante el prodigioso desarrollo de la República del Norte, la del Sud avanza relativamente, con mayor rapidez”.
     
    En esos años observa el desarrollo de las provincias del Litoral, las que avanzaban a mayor ritmo que las mediterráneas debido a la inmigración extranjera y a la transmigración de argentinos alentados por un trabajo allí mejor remunerado.
     
    A lo largo de sus páginas Carrasco aborda temas muy variados, los que enumera en el extenso título, y lo hace con muy buena información y entregándonos un texto ameno.
     
    BASE: 

  •  
    PERIÓDICOS

     
    Consultar

    125. EL CORREO DEL DOMINGO

    Números 1 al 28. 1° Enero de 1864 / 10  de Julio de 1864. Buenos Aires.

    Inhallable. En Folio (33,5 x 23,5 cm), Frontis, II con Índice, 448 pp. Encuadernación de editor con lomo de cuero y títulos dorados. Buen ejemplar. Peña, pp. 137 - 140.
     
    “El Correo del Domingo” fue uno de los periódicos más importantes de Buenos Aires en el siglo XIX cuyo director, José María Cantilo (firmaba sus textos con el seudónimo de Bruno) contó con colaboraciones, entre otros, de Bartolomé Mitre, Juan María Gutiérrez, José Mármol, Nicolás Avellaneda, Santiago Estrada y Domingo F. Sarmiento. Se publicaba los domingos y cada número estaba acompañado por litografías dibujadas por Meyer y estampadas por la casa Pelvilain.
     
    En el primer año se editaron dos volúmenes, cada uno con su Portada, índice y las 28 entregas. Presentamos aquí el número uno de estos. Entre otras particularidades, en la salida 13 no fue editada su lámina doble. Por romperse la plancha litográfica; se la incluyó recién en la siguiente entrega. Se trataba de la vista de la inauguración del Ferrocarril del Sud, en dos páginas, en el momento que el presidente de la República y el gobernador de la Provincia de Buenos Aires, padrinos del acto, toman la carretilla y la azada, en medio de los aplausos de la concurrencia.
     
    BASE: 

  • Consultar

    Nueva Era - Bodas de Oro.

    126.

    Tandil 1919 - 1969. Ed. Nueva Era, 1969.
     
    En 4° (36,2 x 26,7 cm), 278 pp. Encuadernación en rústica de editor. Buen ejemplar.
     
    Al cumplir sus primeros cincuenta años, el periódico “Nueva Era”, de Tandil, editó este álbum con las historias más relevante de las instituciones y comercios de aquella ciudad y área de influencia. Los episodios que trascendieron en el tiempo aparecen aquí reflejados. En la pág. 178 un recuadro nos entrega una referencia a los más destacados coleccionistas de aquella ciudad.
     
    BASE:  

  •  
    ARTE

     
    Consultar

    127. AMIGOS DEL ARTE.

    Novecento italiano. Buenos Aires. 1930.

    En 4º (24,6 x 21 cm), 45 pp., (incluye Portada),  1 h., más 45 láminas. Encuadernación rústica de editor manchada. En su interior, muy buen ejemplar.
     
    El conjunto incluye una selección de obras de artistas nacidos entre fines del siglo XIX y comienzos del XX. Exposición realizada en septiembre de 1930 en la sede de los Amigos del Arte en la calle Florida 659 de Buenos Aires, presidiendo el Comité de Honor Benito Mussolini y siendo curadora Margherita Sarfatti. La iniciativa de Amigos del Arte -institución creada en 1924- contó con el apoyo de los residentes de la colectividad y de las autoridades diplomáticas. La exposición fue un éxito comercial; se vendieron 28 obras y tres de ellas quedaron en museos de Argentina y Uruguay. (1)
     
    Notas:
    1. Patricia M. Artundo: Institución, Arte y Sociedad: la Asociación Amigos del Arte. En “Amigos del Arte 1924 -  1942”. Malba - Fundación Constantini, Buenos Aires, 2008, pp. 13 - 28.

     
    BASE: 

  • Consultar

    128. QUINQUELA MARTÍN, BENITO

    Oeuvres du peintre argentin Benito Quinquela Martin. Paris. Editions Branger. Circa 1924.

    En 4° (31 x 23,8 cm), 20 h., sin numerar, incluye 29 láminas con reproducciones fotográficas de su obra. Encuadernación rústica de editor. Buen ejemplar, dedicado y firmado por Quinquela Martín.
     
    El catálogo se inicia con un retrato del pintor y le continúan distintos textos editados en Argentina, Francia, Inglaterra y España, todos analizando su obra por críticos de arte de estos países. En las 29 láminas, un repertorio de las pinturas de su primerísima época.
     
    BASE: 

  •  
    ARQUITECTURA

     
    Consultar

    OBRA CUMBRE DE LA ARQUITECTURA

    129. SERLIO, SEBASTIANO

    Il terzo Libro di Sabastiano Serlio Bolognese, nel qual si figvrano, e descrivono le antiqvita di Roma, e le Altre che so, no in Italia, e fvori d´Italia. (En el colofón: Impresso in Venecia per Francesco Marcelino da Forli. MDXXXX. Del mese di Marzo.) 1540.

    Excepcional y prácticamente inhallable. En Folio (32,8 x 23,5 cm), CLVI pp., (incluye Portada, un poco sucia, con una pequeña mancha en su ángulo inferior). Texto con letras capitulares y numerosos grabados en madera intercalados y a plena página. Colofón bellamente grabado. Encuadernación posterior en pasta española, con punteras y lomo de pergamino. Muy buen ejemplar. 
     
    Serlio analiza aquí la iconografía, la planta, el alzado y la escenografía de los edificios más relevantes de Roma.
     
    Encuadernado con:
    Regole Generali di Architettura di Sabastiano Serlio Bolognese sopra le Cinque Maniere de Gliedifici Cioe, Thoscano, Dorico, Ionico Corintio; e Composito, con Gliessempi de L´antiquita, che per la Maggior Parte Concordano con la doctrina di Vitruvio. M. D. XXXX. In Venecia Per Francesco Marcelino da Forli. Con nuove additioni. (Al verso: Libro Cuarto di Architettura di M. Sabastiano Serlio. Bolognese.)
     
    En Folio, LXXVI h. Con letras capitulares y grabados en madera intercalados en el texto y a plena página. Segunda edición.
     
    Considerada una de las obras de arquitectura más importante desde su edición original, fue de consulta obligada entre pares. Sebastiano Serlio (1475 – 1554) se ocupó del manierismo y estudió como nadie lo había hecho hasta entonces la arquitectura romana, siendo que por sus libros las imágenes de aquella se difundieron con enorme velocidad, fue traducido rápidamente a varios idiomas. Serlio estableció los cinco órdenes arquitectónicos básicos.
     
    En el libro Cuarto atiende las formas de construir y sus ornamentos: Toscano, Dórico, Jónico, Corintio y Compuesto.
     
    BASE:

  • Consultar

    130. MORELLI, COSIMO

    Pianta, e Spaccato del nuovo Teatro d’Imola Architettura del Cavalier Cosimo Morelli dedicato a sua Eccelenza la Signora Marchesa Lilla Cambiaso. (Viñeta). In Roma, MDCCLXX. (1780). Nella Stamperia de Casaletti.

    En Folio (41,1 x 27,7 cm), Portada, v. en bl., 4 h. de texto, 16 h. de grabados, algunas impresas de ambos lados, algunas plegadas. Encuadernación de época en cartonaje con el lomo extraviado. Sus hojas, muy frescas y con amplios márgenes. Cicognara, n. 768. Primera edición.
     
    El arquitecto Cosimo Morelli, (Imola: 1732 - 1812) fue uno de los mayores exponentes de la arquitectura neoclásica en Italia y el más prolífico en los Estados Pontificios durante la segunda mitad del siglo XVIII, gracias principalmente a su relación con la curia romana y su capacidad para interpretar y desarrollar el gusto de su época. Bajo la tutela del Papa Pío VII, Morelli construyó, renovó y amplió numerosos edificios civiles y religiosos. Su fama, más allá de su talento, se debió en parte a que empleó un “equipo” de artesanos y pintores en sus trabajos, como Alessandro Dalla Nave, Antonio Villa y Angelo Gottarelli, entre otros.
     
    Respecto a la obra ofrecida, Morelli estudió la línea visual de once diferentes teatros, describiendo mejoras. En otros tres grabados produce su propio teatro, además de otros cuadros con escenas teatrales.
     
    BASE: 

  •  
    LITERATURA

     
    Consultar

    OBRA CUMBRE DE LA POESÍA ÉPICA UNIVERSAL

    131. CAMOES, LUIS DE

    Os lusiadas de Luis de Camoes Príncipe da Poesía Heroica. (...) Lisboa. Pedro Crasbeeck. Anno 1609.
     
    En 8° (19,4 x 13,7 cm), 2 h., incluye Portada con escudo heráldico xilográfico, 186 hojas. Encuadernación del siglo XIX. Buen ejemplar.
     
    La obra resalta el destino épico del pueblo portugués -manifestado en su sed de aventura y en los descubrimientos alcanzados por sus navegantes-´e incluye el primer viaje de Vasco da Gama entre 1497 y 1499. De especial interés para nuestros bibliófilos, en sus versos abunda en información sobre América, la portuguesa y la española. Se publicó por primera vez en Lisboa en 1572 y desde su edición príncipe fue un suceso literario.
     
    Su autor, Luis Vaz de Camoes (1525 - 1580) fue un notable poeta y dramaturgo que siendo muy joven perdió un ojo combatiendo en Marruecos. Allí no concluyó su mala fortuna: por una rencillas fue encarcelado y apenas libre, se embarcó a la India, donde naufragó salvando tan sólo el original de esta obra: Os lusiadas. En 1570 regresó a Portugal y dos años más tarde salió a la luz su poema. Fruto del éxito alcanzado, el rey Don Sebastián le concedió una pensión que apenas mitigó las carencias que lo acompañaron en sus últimos de vida.
     
    BASE: 

  • Consultar

    EN LA EDICIÓN MÁS CORRECTA Y MANEJABLE

    132. CERVANTES SAAVEDRA, MIGUEL DE

    El Ingenioso Hidalgo Don Quixote de la Mancha. Compuesto por Miguel de (...) Corregido de nuevo, con nuevas notas, con nuevas viñetas, con nuevo analisis, y con la vida de el autor nuevamente aumentada. Por Don Juan Antonio Pellicer (...) En Madrid. Por Don Gabriel de Sancha. 1798.

    Raro. En 8° (14,3 x 10 cm), en nueve volúmenes; con 2 Frontis, 32 viñetas intercaladas en el texto, 2 planos y 1 mapa plegados, éste con los viajes de Don Quijote. Encuadernación en pasta de época con sus lomos de cuero profesionalmente sustituidos. Buen ejemplar. Palau, n. 52031. No en el catálogo de L. Bardón Mesa, “El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha. IV Centenario. 1605 - 2005”.
     
    Obra cumbre de la literatura universal, lo ofrecemos aquí en la edición realizada por uno de los más destacados impresores de Madrid en el siglo XVIII, Gabriel de Sancha. Para el gran bibliógrafo español Antonio Palau: “linda edición, una de las más correctas y manejables que existen”. (1) Bardón por su parte, destaca que: “está adornada con 32 magníficas viñetas grabadas sobre cobre por Moreno Tejada, con tanta gracia y soltura, que según dice la Bibliografía Cervantina de Leopoldo Ruis, los artistas franceses dijeron al verlas: que era imposible que se hubiese grabado aquello en España, pues no había en ella quien pudiese grabar así la viñeta.” (2)
     
    Notas:
    1. Antonio Palau y Dulcet: Manual del librero hispanoamericano. Barcelona, Edic. del autor, 1950, tomo tercero, p. 400.
    2. Luis Bardón Mesa: Ibarra y Sancha. 200 impresos (1758 - 1799). Madrid, 2003, n. 197, pp. 144 - 145.

     
    BASE: 

  • Consultar

    133. ROSTAING, JULES

    Voyage dans les deux Amériques ou Les Neveux de L´ongle Tom. Par Jules Rostaing. Lit. Lemercier. Paris. Louis Janet, Libraire-éditeur. (1854)

    En 8° (22,8 x 15 cm), Frontis, Portada, 2 h., 240 pp., con 12 de sus grabados (falto de siete). Encuadernación de editor en plena tela gofrada, con títulos y ornatos dorados. Buen ejemplar con pocas motas de oxidación y cantos dorados.
     
    Viaje imaginario realizado por los personajes de la cabaña del Tío Tom. Entre los bellos e imaginarios grabados de Lemercier, apreciamos una escena en Buenos Aires con una joven citadina acompañada por un afrodescendiente vendedor de animales vivos y muertos. En su recorrido el autor transita por esta ciudad y la campaña, y avanza hacia el sur.
     
    BASE: 

  • Consultar

    VANGUARDIA FEMENINA

    134. MÉNDEZ CUESTA, CONCHA

    Surtidor. Poesías. Madrid. Imprenta Argis. 1928.

    En 8° (19,3 x 12,8 cm), 111 pp., incluye Anteportada (con una dedicatoria autógrafa, firmada por la autora en Buenos Aires en 1930) y Portada. Encuadernación rústica de editorial. Muy buen ejemplar, con recortes periodísticos. Primera edición.
     
    Concha Méndez (1898 - 1986), poeta, dramaturga, guionista y nadadora, formó parte de la llamada Generación del 27. En conflicto con su familia, que rechazó su fibra poética, rompió con aquel molde burgués y sufrió el exilio en tres ocasiones -en la segunda estuvo en nuestro país, lo testimonia su letra en este ejemplar, y las notas periodísticas reunidas-, siempre relacionada con los artistas de su época: Rafael Alberti, Maruja Mallo, Consuelo Berges -acompaña nuestro libro un texto periodístico escrito y firmado por C. Berges- y María Zambrano.
     
    En “Surtidor” encontramos la manifestación lírica del cambio artístico, como ella mismo lo reconoce: “Nací en la modernidad, del canto a los medios de transporte, a la velocidad, al vuelo. Mis primeros poemas están llenos de estas cosas: de los clamores a la era moderna, de aviadores, aviones, motores, hélices, telecomunicaciones”. (1)
     
    Notas:
    1. Citado en “Las huellas de la amistad en los exilios de Concha Méndez”. Por María del Mar Trallero Cordero, 2004.

     
    BASE: 

  • Consultar

    DEL GRUPO BOEDO

    135. BARLETTA, LEÓNIDAS

    La flor. Cuento de hadas. La mesa. Editorial Puma. Buenos Aires. 1954.

    En 8° (17,3 x 12,2 cm),60 pp., 2 h. Precioso ejemplar editado por los amigos del autor con ilustraciones de Raúl Soldi, Enrique Policastro, Demetrio Urruchúa y Víctor Rebuffo.
     
    Con una biografía del autor, y un texto de Fernando C. Campoamor que lo define como hombre y como artista, y justifica el premio que en Cuba le otorgaron a su cuento “La flor”.
     
    Barletta integró desde su fundación el grupo Boedo, el que rivalizó con el llamado Florida. Para Álvaro Yunque, separaban a estos jóvenes, “lo que ha separado siempre a todos los escritores: que los de Boedo querían transformar el mundo y los de Florida se conformaban con transformar la literatura. Aquellos eran “revolucionarios”. Estos eran “vanguardistas”. (En “La literatura social en la Argentina”. Buenos Aires. Claridad. 1941)
     
    BASE: 

  • Consultar

    136. BIOY CASARES, ADOLFO

    Homenaje a Francisco Almeyra. Buenos Aires. Destiempo. Impresor, Francisco A. Colombo. 1954.

    Muy raro. En 8° 39 p. Encuadernación rústica de editor. Muy buen ejemplar, intonso, preservado dentro de una carpeta. Ex biblioteca Fillol Day. Esta obra se publicó en la revista Sur (núm. 299 de 1954) y en esta edición de corta tirada.
     
    La pluma exquisita de Bioy Casares nos deja una semblanza del poeta unitario Francisco Almeyra, trágicamente muerto en tiempos de Juan Manuel de Rosas.
     
    BASE: 

  • Consultar

    UNA PLAQUETA PARA AMIGOS

    137. BORGES, JORGE LUIS

    Seis composiciones. Buenos Aires. Francisco A. Colombo. 1960.

    En Folio (32,4 x 25 cm), 35 pp., incluye Anteportada y Portada, 1 h., con el Colofón. Encuadernación rústica de editor. Precioso ejemplar, en rama y con sus barbas, n. 7/50 -nominativo, para: Juan Antonio Fernández-, impreso en papel Guarro.  Helf, pp. 81-82, en su “Borges. Bibliografía completa”, indica: edición de Federico Vogelius, “para la navidad de 1960”, como lo leemos en el Colofón.
     
    Con una dedicatoria a Leopoldo Lugones, inicia su texto Borges: “Los rumores de la plaza quedan atrás y entro en la Biblioteca. De una manera casi física siento la gravitación de los libros, el ámbito sereno de un orden, el tiempo disecado y conservado mágicamente.”
     
    BASE: 

  • Consultar

    138. ECHAGÜE, JUAN PABLO

    Seis figuras del Plata. Azul y Blanco. Editorial Losada S. A. Buenos Aires. 1938.

    En 8° (18,3 x 12,4 cm), 187 pp., incluye Anteportada y Portada, 2 h. Encuadernación rústica de editor. En gran estado, de una tirada especial de apenas 47 ejemplares nominativos; éste para Narciso S. Mallea, y con una dedicatoria del autor, firmada Jean Paul.
     
    Los personajes reunidos son: Sarmiento, Leopoldo Lugones, Enrique García Velloso, Martín Gil, Florencio Sánchez y el doctor Pedro Chutro.
     
    Juan Pablo Echagüe (San Juan, 1875 – Buenos Aires, 1950), historiador, escritor, periodista y crítico firmó bajo el seudónimo “Jean Paul”. Hijo del prócer, poeta y periodista Pedro Echagüe, miembro de la Academia Argentina de Letras, comenzó sus labores literarias junto a su padre en el diario El Zonda. También trabajó en El Argentino, El País, y La Nación. Prolífico escritor y hombre de gran cultura, publicó novelas, obras de teatro, y ensayos históricos, como el presente título.
     
    BASE: 

  • Consultar

    El Testigo.

    139. GIRRI, ALBERTO

    Buenos Aires. Balcón al parque. 1980
     
    En 4° (28 x 18,8 cm), 2 h., en bl., 5 h., incluida Portada, 1 h. en bl., más una pintura original de Victoria Trench. Ejemplar en rama, en papel Cotton Fabriano, con su encuadernación original, en excelente estado, número XVI de veinte editados, más otros cinco para colaboradores y reserva de la editorial. En el colofón, las firmas del autor, la pintora, el director y el impresor.
     
    Alberto Girri (1919 - 1991) fue un destacado poeta y traductor; colaboró con el suplemento literario de La Nación y en la revista Sur. Su poema “El Testigo” formó parte de su primer libro “Playa sola”, editado en 1946. Propietario de una tono poético propio recibió elogios y críticas ante la imposibilidad de incluirlo en las distintas corrientes. Aquí en un homenaje
     
    BASE: 

  • Consultar

    VANGUARDIA LITERARIA

    140. GOMBROWICZ, WITOLD

    Aurora. Revista de la Resistencia. Circa 1947.

    Inhallable. En 4° (27,5 x 19,6 cm), 1 pág., v en bl. En buen estado. Preservada en una moderna carpeta. Desconocida para Lafleur, Provenzano y Alonso, y para Washington L. Pereyra, que no la registra en su gran estudio: “La prensa literaria argentina 1890 - 1974”. Primera edición en una tirada de cien ejemplares.
     
    Se trata del único número publicado de la revista “Aurora”. Fue su autor el polaco Witold Gombrowicz (1904 - 1969). Salió a la luz a mediados de la década de 1940 y colaboró en su redacción el extraordinario poeta Jorge Di Paola, quien afirmó sobre esta revista underground -una especie de incunable- y sobre Gombrowicz: “Este exiliado perpetuo, involuntario, acaso exiliado de todas las ideas y estéticas convencionales, tiene en la Argentina el destino de los que no se mandan la parte. Reverenciado por casi toda la generación posborgeana, desde Ricardo Piglia, pasando por Germán García y Fogwill hasta Juan José Saer, y tantos más, sus libros casi no se encuentran en ninguna librería (...).” (1)
     
    Gombrowicz (2) vivió en Buenos Aires entre 1939 y 1963, donde desarrolló su creación disruptiva, hecha con gran humor y sin desdeñar la profundidad en sus pensamientos. Obtuvo el premio Formentor en 1967 y fue candidato al Nobel de Literatura.
     
    Notas:
    1. En Internet: https://www.pagina12.com.ar/1999/suple/libros/99-07/99-07-04/nota.htm)
    2. En 2014 se realizó el I Congreso Internacional Witold Gombrowicz en la Biblioteca Nacional de Buenos Aires.


    BASE: 

  • Consultar

    DEL GRUPO “MARTÍN FIERRO”

    141. MOLINARI, RICARDO E.

    Oda a un soldado. Siete canciones del Sur. Buenos Aires. Francisco A Colombo. 1963.

    En 4°, (28 x 20,5 cm), 2 h., en bl., 12 h. incluye Anteportada y Portada; 2 h. en bl. Ejemplar en rama; en la carpeta de su editor. Se imprimieron solamente 24 ejemplares en papel Whatman, firmados por el autor, la mitad numerados del 1 al 12, y el resto, del I al XII. Este, el número II, de la biblioteca de G. Fillol Day, con las anotaciones de los destinatarios, pues fueron obsequiados entre amigos en la Navidad de 1963. Primera edición, realizada por el autor y Gustavo Fillol Day. Obra en excelente estado.
     
    Como cruda descripción, citamos la primera estrofa del poema: “A veces la patria duele tristemente, igual que una veste sucia y ardida; // la juventud es lo útil, // lo entrañable ofrecido al error. //  (...)”
     
    Ricardo Molinari (1898? – 1996), alcanzó un notable prestigio desde su primera obra, “El imaginero”, publicada en 1927. Destacado poeta argentino, se adscribió al “ultraísmo”, corriente literaria que provenía de España y con Borges integró el movimiento “Martín Fierro”.
     
    BASE: 

  • Consultar

    MEMORABILIA. TARJETA DE INVITACIÓN CON ILUSTRACIÓN DE PETORUTTI. APARICIÓN DE LA REVISTA “ARGENTINA”

    142.

    Argentina. Periódico de arte y crítica. Buenos Aires. 1930.

    En 12° (14,6 x 11,6 cm), 2 hojas. Impreso en tinta azul. Washington L. Pereyra, pp. 138 - 140.
     
    Fue su director Córdova Iturburu y entre otros, colaboraron Roberto Arlt, Macedonio Fernández, Jorge Luis Borges, Raúl González Tuñón y Carlos Mastronardi. Emilio Pettoruti junto a Horacio Buttler, Gómez Cornet, Juan del Prete y Raquel Forner ilustraron la publicación con sus obras (de Pettoruti es la que engalana la tarjeta de invitación aquí ofrecida con la Portada del número 1). Se editaron tres números.
     
    BASE: 

  • Consultar

    143. MUJICA LAINEZ, MANUEL

    La casa. Buenos Aires. Editorial Sudamericana. 1954.

    En 8° (18 x 12 cm), 293 pp., más 2 h. Encuadernación en tres cuarto cuero; lomo con nervios y títulos dorados. Buen ejemplar. Primera edición.
     
    En tiempos de piqueta, la vivienda en sí, la casa ubicada sobre la calle Florida al 556 de Buenos Aires, maravillosa en sus tiempos de esplendor, sucumbe al imperio del "progreso" y relata su historia mientras la demolición avanza. La pluma de "Manucho" Mujica Láinez nos entrega un texto rico en su memoria de días espléndidos, aunque también poblado de seres extraños y diversos. 
     
    BASE: 

  • Consultar

    EDUCACIÓN

    144. LORD CHESTERFIELD - YRIARTE, TOMÁS DE

    Cartas escritas por el muy honorable Felipe Dormer Stanhope, conde de Chesterfield, a su hijo. Traducidas del inglés al castellano por el General Don (...). Buenos - Ayres: Imprenta de la Libertad. 1833.
     
    Raro. Obra completa en dos volúmenes en 8° (en torno a 20 x 13 cm). Tomo I: Frontis, Portada, Dedicatoria, XXIV, 277 pp., + 1 h., con Erratas. Tomo II: Portadilla, Portada, 302 pp., + 1 h., con Erratas. Buen ejemplar, con firma de época de sus propietarios, los hermanos Ferro. Catálogo N° 25, de L´Amateur. Primera edición.
     
    El autor de estas Cartas, el Conde de Chesterfield (1694 - 1773), político y literato, editó su correspondencia con un hijo natural, a quien se empeñó en educar de la mejor manera posible en su época. De igual modo, su traductor, el general argentino Tomás de Iriarte, actuó con la intención de que le fuera útil a sus hijos, ”porque el autor poseía esa ciencia práctica, y sabía enseñarla”. Pero una vez hecha su labor comprendió que sería de gran beneficio para la Juventud argentina, y a ella se las dedicó. 
     
    Tomás de Iriarte, con una dilatada carrera militar escribió numerosas obras; desde un tratado de Instrucción para la artillería ligera, a una Memoria militar, con los “Proyectos de operaciones destinadas a derrotar al tirano Rosas”. Y entre sus distintas labores intelectuales, tradujo por primera vez al castellano las Cartas de Lord de Chesterfield. Para ilustrar su edición, le encargó al dibujante y litógrafo Juan Alais el retrato del conde inglés, labor que aquel realizó con notable acierto. Al año siguiente, escogido por la calidad de esta labor, fue Pedro de Ángelis quien le solicitó el retrato litográfico de Juan Manuel de Rosas y otra vez el arte de Alais afloró con toda su gracia. Ambos grabados son extremadamente raros.
     
    BASE: 

  • Consultar

    PAISAJISMO

    145. MAUDUIT, FERNANDO - PELUFFO, VICENTE

    El Jardinero Ilustrado. Contiene la descripción, cultivo y multiplicación de las principales plantas útiles y de adorno y su mejor empleo en los parques, jardines y paseos públicos. (...) Buenos Aires. Imp. del Departamento Nacional de Agricultura. 1886.
     
    En 8° (18,6 x 13,4 cm), VIII (incluye Portada), 1104 p., 4 p., 2 hojas. Encuadernación de época con lomo de cuero. Buen ejemplar. Primera edición.
     
    Estamos ante la obra más difundida sobre la literatura agrícola en su época, escrita por un “horticultor” -así se definió el propio Mauduit- y un comerciante del ramo. Desde su origen fue pensada para difundirse masivamente, y así sucedió.
     
    De origen francés, el ingeniero agrónomo F. Mauduit llegó a nuestro país en 1870 y entre muchas otras tareas realizadas en nuestro país, actuó en las colonias agrícolas de Santa Fe, y se ocupó del Parque 3 de Febrero de Buenos Aires, “construido sobre los jardines de Rosas, en San Benito de Palermo”. Esta primera traza fue continuada por M. C. Thays. También se debe a Mauduit el primer diseño del parque de La Plata. Sin duda, un pionero del paisajismo en nuestro país.
     
    BASE: 

  •  
    VIAJEROS

     
    Consultar

    LA COLECCIÓN COMPLETA DE LOS VIAJES DE COOK EN SU MAGNÍFICA TRADUCCIÓN AL FRANCÉS

    146. AAVV

    Las expediciones de Cook sentaron las bases para la expansión inglesa en los mares del globo. Sin dudas el explorador inglés más importante del siglo XVIII. Uno de los grandes títulos de toda biblioteca Americana, inhallable en la región. Ex colección Eduardo Obejero Urquiza. (1)

    (PRIMER VIAJE)
    HAWKESWORTH, JOHN

    Relation Des Voyages entrepris par ordre de Sa Majesté Britannique, actuellement régnante, Pour faire des Découvertes dans L'Hémisphère Méridional (...). A Paris. Chez Saillant et Nyon. Panckoucke, Hotel de Thou.   1774.
     
    Cuatro volúmenes en 4° (26 x 20,5 cm), con su bella encuadernación de editor; lomos con nervios, filetes, florones y títulos dorados. Tome Premier: Anteportada, Portada, v. en bl., XXXII pp., 388 pp., 6 Pl. Tome Deuxieme: Anteportada, Portada, v. en bl., 1 h., 536 pp., 16 Láminas algunas de ellas plegadas. Tome Troisieme: Anteportada, Portada, v. en bl., 1 h., 394 pp., 17 Pl. Tome Quatrieme: Anteportada, VIII pp., incluye Portada, v. en bl., 367 pp., 3 Pl. plegadas. Sabin 30940. Santos Gómez, n. 146.
     
    Estamos ante la crónica del primer viaje realizado por James Cook entre los años 1768 - 1771, a bordo del HMB Endeavour, en torno al globo. Al cabo de aquella travesía y luego de una edición no autorizada, los ingleses le encargaron al jurista John Hawkesworth su redacción, para lo cual se nutrió de los cuadernos de bitácora de aquel periplo, enriquecidos con los viajes del comodoro Byron, y los capitanes Carteret y Wallis. Aquella primera crónica oficial fue traducida al francés en la edición que aquí presentamos.
     
    (SEGUNDO VIAJE)
    Voyage dans L'Hémisphère Austral, et autour du Monde, Fait Sur les Vaisseaux de Roi, L'Aventure, & La Résolution, en 1772, 1773, 1774 & 1775.
    A Paris, Hotel de Thou, Rue des Poitevins. 1777.
     
    Cinco volúmenes, en 4° (26,7 x 20,5 cm), con su encuadernación de editor; lomos con nervios, filetes, florones y títulos dorados. Tome Premier: XII pp., incluye Anteportada, Portada, v. en bl., XLIV (Comienza en la página V), 460 pp., Pl. 1 a 17.  (Pl. 10 Bis). Tome Second: VIII pp., incluye Anteportada, Portada, v. en bl., 432 pp., Pl.18 a 37. Tome Troisième: VIII pp., incluye Anteportada, Portada, v. en bl., 374 pp., Pl. 38 a la 58. Tome Quatrieme: VIII pp., incluye Anteportada, Portada, v. en bl., 416 pp., Pl. 59 a  65, 1 lámina plegada. Tome Cinquieme: XII pp., incluye Anteportada, Portada, v. en bl., 510 pp., 2 Tablas plegadas, 1 h.
     
    En el segundo de sus grandes viajes, Cook avanzó tras la Terra Australis Incognita; su buque fue esta vez el HMS Resolution. Al cabo de aquella expedición logró demostrar que se trataba de un mito y pronosticó a la tierra antártica más allá de la barrera de hielo. Avanzó sobre las Islas Sandwich del Sur y Georgias del Sur, cruzó al Pacífico y entre otros puntos, visitó la Isla de Pascua.
     
    (TERCER VIAJE)
    Troisiéme Voyage de Cook, ou Voyage a l’Océan Pacifique, ordonné Par le Roi d’Angleterre, (...). A Paris, Hotel Du Thou, Rue des Poitevins. 1785.
     
    Cinco volúmenes, en 4° (26,5 x 20,3 cm), con su encuadernación de editor; lomos con nervios, filetes, florones y títulos dorados. Tome Premier: Anteportada, Portada, v. en bl., 2 h., CXXXII pp., 44o pp. 22 Pl. Tome Second: Anteportada, Portada, v. en bl., 422 pp., Pl. 22 a 35. Tome Troisieme: Anteportada, Portada, v. en bl., 488 pp., Pl. 36 al 62 - 68 - 83 - 84 - 86 - 87, 1h. Tome Quatrieme: Anteportada, Portada, v. en bl., 63 al 67 - 69 al 80 - 85.  Tome Cinquieme: Anteportada, VIII pp., incluye Portada, v. en bl., 367 pp., 3 Pl. plegadas.
     
    Se trata del tercer viaje trazado por James Cook entre los años 1776 y 1780, tras la búsqueda del mítico pasaje del noroeste. Traducido de la versión inglesa -de la primera en su idioma original, publicada en 1784-, la que ofrecemos se distingue por sus grabados y mapas, entre aquellos la muerte del gran almirante, sufrida en un choque menor con pobladores locales de las Islas Sándwich, en el actual archipiélago de Hawái, quienes lo apuñalaron.
     
    Los viajes del Almirante inglés James Cook  (1728 - 1779) merecen un sitial privilegiado en toda biblioteca americana. Explorador, cartógrafo y navegante audaz como pocos, Cook comandó tres expediciones bajo bandera inglesa. Avistó nuevas tierras, documentó accidentes geográficos y las poblaciones localizadas en una firme decisión de la corona británica dispuesta a gobernar el mundo a través de todas sus posesiones ultramarinas.
     
    Notas:
    1. En los inicios del siglo XX, Eduardo Obejero Urquiza comenzó a formar su excepcional biblioteca de viajeros, la que se dispersó en numerosos remates locales e incluso por la Casa Christies. La colección de los viajes de Cook era uno de sus tesoros más preciados con  sus láminas y mapas, incluida la de los Patagones.


    BASE: 

  •  
    HISTORIA

     
    Consultar

    147. PÉREZ, RAFAEL. P.

    La Compañía de Jesús restaurada en la República Argentina y Chile, el Uruguay y el Brasil. Por el P. (...). Barcelona. Imprenta de Henrich y Cía. 1901.

    En 4° (23,8 x 16 cm), XXVIII (incluye Portadilla y Portada); texto: 29 - 982, más 1 h., con Fe de Erratas. Encuadernación de editor en plena tela con gofrado y títulos en tinta negra. Muy buen ejemplar.
     
    La obra transita aquel tiempo en que la Compañía de Jesús regresó a la región del Plata, con Rosas gobernando la Confederación Argentina, Francia haciendo lo propio en Paraguay, y la República Oriental del Uruguay sumergida en fuertes luchas internas. Este retorno sucedió en 1836 cuando el esplendor de las misiones jesuíticas había caído en lo más profundo después de su expulsión en 1767.
     
    Su autor, el padre Rafael Pérez, oriundo de Guatemala, viajó al territorio sudamericano dispuesto a acudir a fuentes directas y con su original en las maletas, partió hacia Barcelona, donde lo entregó para su aprobación eclesiástica y su publicación. En plena tarea editorial, una enfermedad le cobró su vida.
     
    BASE: 

  • Consultar

    EN LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL

    148. SPENCER - COOPER, H. Commander

    La Bataille des Falkland (Avant et après) … Paris. Austin Challamel Éditeur. 1921.
     
    En 8° (21,4 x 13,7 cm), 212 pp., incluye Anteportada y Portada, más 2 h. Encuadernación con lomo de cuero azul y títulos dorados. Buen ejemplar.
     
    Se conoce como la batalla de Malvinas al combate naval librado el 8 de diciembre de 1914, en la Primera Guerra Mundial. Se enfrentaron la escuadra inglesa, fondeada en las Malvinas, y la alemana, formada por nueve embarcaciones, la que fue derrotada con la pérdida de todas sus naves -salvo el Dresden, favorecido por sus turbinas Parsons-, además de padecer la muerte de su gran comandante del mar, el conde Maximilian von Spee.
     
    BASE: 

  • Consultar

    149. BOYSON, V. F. - VALLENTIN, RUPERT

    The Falkland Islands. Whit notes on the Natural History. Oxford at the Clarendon Press. 1924.
     
    En 4° menor (22,9 x 15,5 cm), xii (incluye Frontis y Portada), 2 h, texto: pp. 11 - 414, más 1 mapa plegado y 21 láminas fuera de numeración. Encuadernación de editor en tela con títulos dorados. Muy buen ejemplar, con algunas pocas anotaciones en tinta.
     
    La obra, ilustrada con reproducciones fotográficas, presenta una primera parte referida a la historia de las Islas; y le sigue un capítulo dedicado a su actividad económica y otro con observaciones geofísicas. Finalmente se introduce en la fauna local.
     
    Obra de interés por su mirada británica sobre nuestro archipiélago del Atlántico sur.
     
    BASE 

  • Consultar

    150.

    Del Atlántico al Pacífico. Guía de Turismo. Argentina – Chile. 1930-1931.

    Raro. En 4° mayor (29 x 21 cm), 1014 pp., más 3 h., con Índice. Encuadernación en cartoné de editor. Buen ejemplar. Primera edición.
     
    Si bien el itinerario detallado en el mapa que ilustra la Tapa, se inicia en Buenos Aires y avanza por el centro de Argentina, lo cierto es que la información provista es mucho más amplia. Según la ruta sugerida, el trayecto rumbo a los Andes incluye un recorrido por Cuyo antes de cruzar hacia suelo chileno. En el Pacífico la ruta pasa por Santiago, hacia el sur hasta Linares, y rumbo al norte, hasta Coquimbo.
     
    Cada sitio -enriquecido con un cuantioso material fotográfico- es abordado desde las más diversas miradas, sin duda guiando a un turista imbuido de tiempo, de conocimientos y por sobre todo, de avidez por conocer cada punto que recorre.
     
    BASE: 

  • Consultar

    151.

    Salon International D´art Photography de Paris. Ed. Braun & Cie. y Société Française de Photographie, París. 1925-1926-1927.
     
    En Folio (31,5 x 24,5 cm), 3 volúmenes en encuadernación rústica de editor. Buenos ejemplares, con el privilegio de haber pertenecido a dos bibliotecas de figuras fundacionales en el campo de la fotografía de nuestro país en el siglo XX; con ex libris en sello húmedo: “Este libro perteneció a la Biblioteca del prof. Hiram G. Caloggero” y también de pertenencia a Antonio Carrillo.
     
    Se trata de los salones XXº, XXIº y XXIIº de París, y muestran el avanzado estado de las artes y técnicas fotográficas de la época. Después de un texto introductorio y un ensayo, se reproducen las fotografías seleccionadas en una exquisita calidad de impresión. En el Salón de 1825, M. C. de Santeul se ocupa de La fotografía pictorialista, y al año siguiente alude a “Les procédés photograpiques”. La Sociedad Francesa de Fotografía, entidad rectora para los artistas fotógrafos argentinos, es una de las más destacadas instituciones a nivel internacional, por su antigüedad -se fundó en 1854- y prestigio.

    H. G. Calógero (en el sello, con doble g), entusiasta pictorialista, “fue miembro fundador de la Sociedad Argentina de Artistas Plásticos en Rosario, promotor de la Federación Argentina de Fotografía, presidente de la Peña Fotográfica Rosarina, coautor de la técnica de gelozobromia, editor del único libro sobre procedimientos pigmentarios de fotografía en Argentina, fundador del primer Fotoclub de Rosario y colaborador de varias revistas fotográficas especializadas del país. Calógero también fue ganador y jurado de un sinfín de salones y premios fotográficos nacionales e internacionales. Además, es el único argentino que integra la colección de la reconocida Sociedad Francesa de Fotografía". (1)

    Antonio Carrillo fue otro destacado fotógrafo nacional, titular de una galería de arte desde los años ´50 en la ciudad de Rosario; incorporado en el grado de excelencia en FIAP (Federación Internacional del Arte Fotográfico).

    Notas:
    1. Francisco Medail: Hiram Calogero. Fotografías a pincel. Rosario, Museo Julio Marc, 2018.
     
    BASE: 

  • Consultar

    152. PETIT DE MURAT, ULISES (Y OTROS)

    Gas Del Estado - Bodas de Plata 1946-1971. Editado por la empresa, Buenos Aires, 1971.

    Aquí en su edición de lujo. En 4° (31 x 22,2 cm), 220 pp., sin numerar. Encuadernación de editor en tela roja gofrada y dorada. Buen ejemplar.
     
    Estamos ante la Memoria de una de las grande empresas argentinas, ilustrada con cientos de fotografías. Reseña la labor desarrollada por Gas del Estado desde su creación, y la acompaña una gran cantidad de publicidades de firmas proveedoras. El relato histórico se inicia con la primera experiencia de iluminación a gas en Buenos Aires; sucedió el 25 de mayo de 1824, en el aniversario de la Revolución de 1810 los porteños pudieron apreciar a la Pirámide de Mayo iluminada en plena noche con tan novedoso sistema.
     
    BASE: 

  • Consultar

    CON FOTOGRAFÍAS DE GRETE STERN Y OBRAS DE OTROS ARTISTAS

    153. KLAPPENBACH, HORACIO RAÚL

    Buenos Aires. Ediciones Peuser. Buenos Aires. 1956.

    Raro. En Folio (29,5 x 23 cm), 213 páginas sin numerar. Texto trilingüe: castellano, francés e inglés. Encuadernación en tela de editor, con sobrecubierta. Muy buen ejemplar. Primera edición.
     
    La obra -uno de los primeros fotolibros de Buenos Aires- se inicia con el pasado de la ciudad, un capítulo muy ilustrado con la iconografía del siglo XIX, y le continúa la médula del libro: “Buenos Aires moderno”, con un recorrido visual por toda la metrópolis impreso en blanco y negro; con las fotografías de Grete Stern y entre otros, de dos grandes figuras del fotoperiodismo afín al gobierno peronista, Emilio Abras y Pinélides Aristóbulo Fusco. Rincones emblemáticos, signos del progreso y hallazgos nostálgicos hacen de esta obra un título imprescindible en toda biblioteca dedicada a esta capital, ó a la fotografía de Argentina.
     
    La fotógrafa alemana Grete Stern (1904 - 1999) llegó a nuestro país huyendo del nazismo. Alumna en la Bauhaus de los seminarios de fotografía que allí se dictaban, conoció a Horacio Coppola, con quien se casó y viajó a la Argentina. Aquí desarrolló una extensa y exitosa carrera. En 1948 se incorporó a un equipo de especialistas reunido para el Estudio de Buenos Aires. Recorrió la ciudad, la conoció como fotógrafa, y poco más tarde fue convocada para la edición de este libro.
     
    BASE: 

  • Consultar

    154. CHAVES, W. C.

    El Paraguay ilustrado. 1918.

    En 4° (19,8 x 28,5 cm), oblongo, Portada, 284 pp. Encuadernación de editor en tela. Buen ejemplar.

    La obra avanza por la historia, la economía (El Paraguay y sus fuentes de riqueza), las instituciones públicas (entre otras, los Centros de Cultura y Principales Sociedades) y hace un extenso recorrido a través de las empresas activas en aquella época, incluidas las estancias, mojones de desarrollo en el Paraguay profundo.

    Acompañado de un intenso recorrido fotográfico, “El Paraguay Ilustrado” es una obra de referencia ineludible sobre aquel país. Su autor, Manuel Wenceslao Chaves (1878 - 1939), legislador, ocupó el cargo de Inspector General de Escuelas y publicó numerosos libros dedicados a la educación, además de editar la Guía General del Paraguay y su no superado “El Paraguay Ilustrado”.

    BASE: 

  •  
    ÁLBUMES

     
    Consultar

    CON LOS GRABADOS DE PALLIERE

    155.

    Álbum de la República Argentina. Publicado por la Librería Alemana. Buenos Aires. Circa 1880.

    Un tesoro iconográfico del siglo XIX. En 24° oblongo (8,5 x 12,5 cm), con 18 ilustraciones Photo Lith (ographia) en la medida de 7,5 x 11,8 cm; ejecutadas por Louis Glaser, de Leipzig (Alemania). Cada imagen con sus epígrafes en inglés, francés, alemán y castellano. Se trata de la famosa iconografía de este autor sobre la vida en la frontera, o sea, gauchos, indios y costumbre rurales. Preciosa encuadernación en tela gofrada y con títulos dorados. El ejemplar (de bolsillo) tiene sus hojas a modo de fuelle conformando un novedoso panorama que en su conjunto abarca 2,16 metros de longitud. La obra se presenta en muy buen estado.
     
    Precioso conjunto de las vistas rurales realizadas por Juan León Palliere, las que se editaron originalmente en la Imprenta Pelvilain de Buenos Aires en 1864 conformando uno de los más importantes álbumes litográficos de nuestro país. Una selección de sus láminas constituye la obra que aquí presentamos.
     
    La Librería Alemana de Ernst Nolte -se destacó como Casa Editora al servicio de entidades científicas y geográficas del país-, vinculada a distintas casas impresoras de Europa, ordenó publicaciones de gran éxito, como planos, mapas, vistas y al menos, dos álbumes. En este caso, encargó la edición de la iconografía a Louis Glaser, alemán, quien había desarrollado un proceso innovador mediante el cual imprimía las imágenes logradas a partir de fotografías, las que eran dibujadas a mano sobre cinco o más planchas litográficas. El resultado, excepcional, fijaba tonos de grises para dar un efecto monocromático de gran definición.
     
    BASE: 

  • Consultar

    156.

    Álbum de Buenos Aires 1887. Establecimiento de Litografía, Imprenta y Encuadernación “La Unión” de Stiller & Laass de la calle San Martín 160, Buenos Aires.

    Muy bello. Álbum en 24° (9,7 x 12,8 cm), con 12 grabados en sepia basados en fotografías realizadas por Samuel Boote (8,5 x 11,4 cm), con sus títulos en castellano, francés, inglés y alemán. Encuadernación original en plena tela roja gofrada y dorada, con títulos. Buen ejemplar.
     
    La obra de Samuel Boote se refleja en estas vistas urbanas sobre los más representativos edificios recién construidos en la ciudad y el puerto de Buenos Aires. Destaca la toma de tipo aérea sobre el muelle de pasajeros, con sus embarcaciones. La sociedad comercial de Stiller y Laass fue la base sobre la que luego se formó el importantísimo establecimiento gráfico “Compañía Sud Americana de Billetes de Banco” de Buenos Aires.
     
    La edición de pequeños álbumes de bolsillo fue una moda entre los viajeros de fines del siglo XIX que deseaban mostrar las ciudades del nuevo mundo en Europa; en el caso que nos ocupa, las 12 vistas de Buenos Aires presentan un atractivo panorama de más de un metro treinta de longitud.
     
    BASE: 

  • Consultar

    157. PUSSO, VICENTE (ATRIBUIDA)

    Album Vistas de las Sierras de Córdoba. Cosquín y Capilla del Monte. Editado por el Establecimiento J. Ferrazini y Cía. Calle Rioja 772, Rosario. Ca. 1896.

    Rarísimo. En 4°, apaisado (23,1 x 33 cm), con 32 hojas, cada una con una reproducción fotomecánica conocida como “Collotype”, con su título. Encuadernación de editor. Buen ejemplar. Primera edición.
     
    Las investigaciones fotográficas afirman que estas imágenes fueron realizadas por Vicente Pusso (1). Vicente y Santiago Pusso fueron fotógrafos avanzados en el campo de amateurismo de Rosario. La labor de ambos se extendió a distintas provincias argentinas y países limítrofes como Chile y Uruguay. Muchas de su vistas dieron origen a distintos álbumes editados por el Establecimiento Ferrazini de Rosario, como el que ahora presentamos.
     
    Apreciamos en su recorrido visual, entre otros, el Dique San Roque primitivo, Puente sobre el río Cosquín, Tajamar del río Cosquín, las tres cascadas de Mallín, Cueva de Pájaros, laguna Brava, Cascadas de Olain [sic], y la Quebrada de Luna.
     
    La casa editora publicó en 1884 -en el año de su fundación-, un álbum titulado “Recuerdos de la Ciudad de Rosario, Santa Fe”, y se estima que la obra que hoy presentamos se editó a mediados de la siguiente década. (2)
     
    Notas:
    1. Arq. Carmen Delgado: Vicente y Santiago Pusso. Fotógrafos amateurs de Rosario. En !er Congreso de la Fotografía (1992). C. Raggi - C. Delgado y P. Grasso: Ferrazini: álbumes fotográficos del siglo XIX. En II Congreso de Historia de la Fotografía (1993).
    2. La donación Ferrazini enriqueció recientemente el patrimonio del Museo Julio Marc, en Rosario. Información brindada por su director, Pablo Montini.
     
    Agradecemos también la información aportada por Cristina Boixadós.


    BASE: 

  • Consultar

    158.

    Washington. “The Nation's Capital”. Copyrights W. B. Garrison, Washington, D.C. / The Albertype Company, Brooklyn, N. Y. (Circa 1920)

    En 4° mayor, apaisado (25,4 x 32,6 cm), portada, 2 h., con Índice y descripción de las imágenes, y 48 fotografías  (20,5 x 15 cm) impresas en el proceso albertipo en tono sepia y montadas una por página. Encuadernación en cartoné de editor, con cordones. Ejemplar en excelente forma.
     
    “The Albertype Company” fue una empresa fotográfica fundada por Adolph y Herman L. Wittemann en 1890 y se especializó en la edición de postales y libros de vistas en fotografías. La compañía con sede en Brooklyn (N. Y.) utilizó la reciente innovación tecnológica del albertype, para obtener registros fotomecánicos.
     
    Estas fotos, de gran calidad, expresan una cuidada selección de vistas de la ciudad de Washington. Todas las fotografías con sus títulos impresos en el negativo y una descripción de cada una de ellas más detallada en el índice.
     
    BASE: 

  • Consultar

    159. TEODORO KUHLMANN (ATRIBUÍDA)

    Terremoto. Valparaíso. Chile. 1906.

    Álbum con 10 vistas de impresión fotomecánica -medidas: 17,8 x 24 cm-, montadas sobre cartulina. Encuadernación moderna en cuero. Obra de extrema rareza.
     
    Entre los desastres naturales, el terremoto tiene la particularidad de destruir la labor del hombre; puentes, caminos… y en especial, las ciudades que colapsan frente al temblor y provocan pavura entre sus habitantes. Es en esas circunstancias que inmediatamente aparecen los fotógrafos con sus equipos. Así sucedió con Teodoro Kuhlmann, quien avanzando entre los escombros documentó el terrible terremoto que azotó la ciudad y puerto de Valparaíso el 16 de agosto de 1906; fue cuando a las 19.55 horas, “el mundo se vino abajo” ante un temblor de 8,2 en la escala Richter. El resultado fue devastador: tres mil muertos y más de veinte mil heridos.
     
    Valparaíso quedó aislada, sin trenes, con rutas cortadas, sin telégrafo y al derrumbe de su centro histórico le sucedieron incendios incontrolables. A raíz de este luctuoso suceso, se creó el Servicio Sismológico de Chile. El Museo Histórico Nacional de Santiago acaba de presentar una exposición titulada: “1906 - Honda sísmica. Valparaíso”.
     
    Teodoro Kuhlmann Steffens (Bremen, Alemania 1869 - Valparaíso, Chile, 1967) viajó muy joven a Costa Rica y finalmente se afincó en Valparaíso antes de 1900. En 1903 se inscribió en la Sociedad de Fotógrafos Aficionados de Valparaíso.
     
    BASE: 



  • DESTACADO EDITOR DEL CENTENARIO
    De Hugo Bonvicini, si bien disponemos de escasa información, se sabe que era ingeniero, y que entre 1893 y 1895 se encontraba trabajando en San Pablo, Brasil, como cartógrafo y editor. Ya en Buenos Aires desde los inicios del siglo XX, publicó las dos ediciones del álbum fotográfico “La República Argentina y su Progreso” -ofrecemos ahora la primera versión, y una segunda del año 1908-, además de otros álbumes como “Recuerdos de Buenos Aires - La Gran Metrópoli Sudamericana” y “Recuerdos de la República Argentina”. En las últimas páginas del álbum del Centenario publicita su actividad como Comisionista en la compra y venta de campos, y en préstamos hipotecarios. Da su dirección comercial en la calle Córdoba 1247 de Buenos Aires.
    Consultar

    160. HUGO BONVICINI (EDITOR)

    Centenario 1810-1910 - Progreso Argentino - Comercial, Industrial, Agrícola y Ganadero. Buenos Aires. Circa 1906.

    En Folio, oblongo (27,6 x 39 cm), 4 h., sin numerar (incluye Portada); 2 a la 254, y además 4 h., sin numerar que incluyen avisos e índice de vistas. Encuadernación en tela de editor, gofrada, con algún desgaste. Buen ejemplar con algunas pocas hojas rasgadas y restauradas de modo casero. Primera edición.
     
    Monumental recorrido fotográfico a través de todo el país. Si bien las imágenes no indican créditos de autoría, buena parte de ellas fueron realizadas por la conocida Sociedad Fotográfica Argentina de Aficionados (S.F.A. de Afdos.). Al pie de cada una, su título bilingüe: castellano e inglés. En general, las páginas impares presentan el registro fotográfico y las pares brindan cientos de publicidades de empresas -industrias, productos, comercios, etc- de todo el país, muchas de ellas también ilustradas con fotografías. Sobre esta obra, afirma el historiador Abel Alexander en un ensayo crítico sobre la edición facsimilar reproducida por la Biblioteca Nacional, que se soslaya con los indicadores del progreso y “fiel a la filosofía del Centenario, oculta cuidadosamente las evidencias de pobreza y marginación existentes en grandes sectores de la población”. (1)
     
    Notas:
    1. En la versión facsimilar de esta obra -a nuestro entender-, de su segunda edición. Fototeca “Benito Panunzi”, Biblioteca Nacional. Buenos Aires, 2010.

     
    BASE: 

  • Consultar

    161. HUGO BONVICINI (EDITOR)

    Recuerdo de la República Argentina. Circa 1910.
     
    Raro. En Gran Folio, apaisado (28,4 x 39,7 cm), 116 pp. en papel ilustración, incluye portada, con 112 fotografías impresas todas ellas contenidas en marcos Art Deco, un mapa de los ferrocarriles de Argentina, y un plano de Buenos Aires. Debemos señalar que el álbum contiene una vista de tipo panorámica de sobre Buenos Aires tomada desde la Dársena Norte que en su despliegue abarca 28,4 x 72 cm. Encuadernación acordonada del editor. Precioso ejemplar.
     
    Importante recorrido visual por todo el país con tomas de fines del siglo XIX y principios del XX, todas con sus epígrafes en cinco idiomas: castellano, inglés, italiano, francés y alemán. Las imágenes, editadas en un generoso tamaño (18 x 24 cm) enriquecen la información disponible sobre Argentina y su evolución edilicia. Bonvicini reunió material de destacados fotógrafos (lamentablemente no indicó autoría), sin embargo Abel Alexander determinó las cámaras de Samuel Rimathé, Arturo W. Boote y la Sociedad Fotográfica Argentina de Aficionados, institución creada en 1889.
     
    BASE: 

  • Consultar

    162.

    Álbum Bonnin - Mar del Plata - Temporada 1913. Mateo Bonnin editor, Mar del Plata. Talleres Gráficos de Feliu y Susanna. Barcelona.

    En 4°, apaisado (29,7 x 20,3 cm), sin paginar, muy ilustrado con las fotografías impresas. Encuadernación de editor, sin su contratapa. Buen ejemplar.
     
    Podemos considerar que Mateo Bonnin fue el fotógrafo más importante de “La Feliz” durante las primeras décadas del siglo XX, y este mérito se debe principalmente a la prolífica edición de libros fotográficos sobre esta ciudad balnearia. Ofrecemos aquí su tomo número 2 editado con el respaldo de la Comisión Rambla Mar del Plata, de la revista Fray Mocho, y de otros patrocinadores. En sus páginas apreciamos una enorme cantidad de fotografías sociales, deportivas, arquitectónicas y principalmente de las actividades veraniegas de la Biarritz argentina con la élite social de Buenos Aires y de algunas provincias del interior. Todas ellas identificadas con nombres y apellidos de los retratados.
     
    Mateo Bonnin (1872 - 1935), nacido en las Islas Baleares, migró y trabajó respectivamente en Perú, Chile y Argentina; donde se radicó finalmente en Mar del Plata desde el año 1904. Aquí conquistó una justa fama a través de sus fotografías instantáneas de paseantes desfilando por la Rambla Bristol y escenas de veraneantes en la playa. También incursionó en el temprano cine nacional con varias cintas dedicadas a este destino turístico.

    La investigadora Mercedes Inés Monteverde -sobrina nieta del autor- ha escrito varios libros muy interesantes con la vida y obra de este pionero de la fotografía marplatense. Destacamos: “Fotógrafos de las Ramblas de Mar del Plata. Bonnin y Suárez (1900-1945)”, y “Mateo Bonnin. Pionero en la cinematografía Argentina. Mar del Plata (1904-1935)”.
     
    BASE: 

  • Consultar

    163. FORESTI, CARLOS

    Álbum del Chubut "Por el Tourista Fotógrafo Carlos Foresti. Colaborador de Caras y Caretas". Circa 1904.

    Raro. En 4° (16 x 21,6 cm), oblongo, con 48 hojas con reproducciones fotomecánicas. Encuadernación en plena tela gofrada y dorada.
     
    Según el historiador fotográfico Luis Priamo, Carlos Foresti -italiano, fotógrafo y corresponsal primero de la “Revista de Buenos Aires” y más tarde, de Caras y Caretas- “publicó el primer álbum con vistas y costumbres del territorio, aparecido sin indicación de fecha como Álbum de Chubut, e impreso en fotomécanica, probablemente en Buenos Aires. (1) Contiene fotos de Trelew, Rawson, Puerto Madryn, Gaiman y la colonia 16 de Octubre, así como de estancias del interior del territorio.” A su entender, la mayoría de las fotografías que reproduce son suyas, pero hay algunas hechas por Thomas años antes. Para Priamo cabría datar el álbum entre 1904 y 1906.
     
    Esta obra gráfica se inicia con la visita del Presidente Julio A. Roca a la colonia de Gaiman en el años 1899 y la segunda imágen es un conmovedor retrato colectivo titulado “Grupo de los primeros pobladores de Chubut” que nos muestra aquellos esforzados colonos que enfrentaron a la inhóspita Patagonia con sus primitivas herramientos de trabajo en busca de sus sueños. Todas las imágenes están viradas al verde.
     
    Notas:
    1. Luis Priamo: Primeros fotógrafos de la Patagonia. En “Una frontera lejana. La colonización galesa del Chubut. Buenos Aires, Edic. Fundación Antorchas, 2003, p. 41.

     
    BASE: 

  • Consultar

    164.

    Álbum Histórico Biográfico de Tandil en su Primer Centenario 1823 - 4 de abril - 1923. Editado por la Cámara Comercial e Industrial de Tandil. Vitullo Hermanos & Compañía. Libreros impresores. Tandil.

    En Folio, apaisado (26,5 x 35,2 cm), 106 pp, incluye portada con una antigua firma de pertenencia. Encuadernación en cartoné de editor con cordones, apenas fatigada en sus bordes. Buen ejemplar.
     
    Con una variada ilustración, el álbum avanza por la historia de esta ciudad, abordada en extensos capítulos temáticos y a continuación, se explaya sobre los diversos aspectos sociales y económicos de Tandil y sus alrededores. Hace hincapié en las sierras y en la famosa Piedra Movediza, con una crónica sobre aquella catástrofe colectiva que significó para los lugareños anoticiarse que esa mole que tanto admiraban, se había caído finalmente…
     
    Enriquecen la edición un amplio repertorio de fotografías y las muchas publicidades de empresas de toda índole que muestran la pujanza de la región. En un recuadro se indica a “Los más destacados benefactores de Tandil: Ramón Santamarina y su esposa.”
     
    Las numerosas ilustraciones fotográficas podrían haber sido realizadas por la firma Martin Ros e Hijos o por el fotógrafo Augusto Alba, ambos profesionales con estudios establecidos en aquella localidad bonaerense.
     
    BASE: 

  • Consultar

    165. DORCASBERRO, ROLANDO

    Chascomús. Edición del autor. 1930.

    Rarísimo. En 4°, apaisado, (36,3 x 27,5 cm), 336 pp., con una gran selección de fotografías impresas. Encuadernación de editor. Muy buen ejemplar. 
     
    Importante ciudad bonaerense, Chascomús tiene una íntima relación con la historia de la fotografía en Argentina -en esta localidad nació su primer cronista Dr. Julio Felipe Riobó-. Este álbum se editó en ocasión de su 150° aniversario y de los noventa años de la Revolución de los Libres del Sur. La historiadora Hilda D´Alessandro de Brandi afirma sobre el trabajo de Dorcasberro: “Esta es una obra fundamental, única, donde no solamente se ha hecho un profundo estudio de la historia del pueblo sino que tiene la particularidad de haber incorporado la herramienta de la fotografía, -hecho no muy usual en esa época- rescatando las viejas imágenes que se encontraban dispersas en los archivos de las instituciones, en los cajones familiares o tomadas en esa ocasión por profesionales o aficionados”. (1)
     
    Notas:
    1. Hilda D. de Brandi: Historia de la fotografía en Chascomús (1839 - 1940). Buenos Aires, El Autor, 2014, p. 89.

     
    BASE: 

  • Consultar

    166. BOSCHETTI, PABLO LUIS

    El Chaco. Álbum Gráfico descriptivo. 1935.

    Extremadamente raro. En Folio, apaisado (25,8 x 35 cm), 239 pp., incluye Portada. Con cientos de fotografías impresas. Encuadernación en cartoné de editor. Muy buen ejemplar.
     
    La obra, al estilo de los álbumes conmemorativos que se editaron en todo el país en la primera mitad del siglo XX, reúne textos sobre la evolución histórica de aquel Territorio Nacional, sobre su estado al momento de la publicación y sobre su futuro; además de las publicidades que acompañan y financian estos emprendimientos editoriales. La letra siempre esperanzadora se apoya en un maravilloso repertorio visual, hoy fuente de consulta de gran valor para conocer el pasado de nuestro país. Al final se presentan quienes han colaborado con esta obra sin indicarse el editor de la misma.
     
    Como dato curioso encontramos en un breve recuadro que da cuenta de “Un escultor, un pintor y dos poetas”. Donde se advierte al lector que la provincia carece de una tradición artística -hoy, a casi un siglo de distancia la realidad actual nos muestra que Resistencia es la ciudad de las esculturas en el país-, lo presenta a Juan de Dios Mena, por entonces un poeta, quien más tarde fue un escultor inolvidable. Entre otros textos, rescatamos también el artículo titulado “Datos Etnológicos sobre los Indios del Chaco Argentino”.
     
    Entendemos que gran parte de las imágenes fue obra de Pablo Luis Boschetti, fotografo profesional de amplia trayectoria en la ciudad de Resistencia.
     
    Bibliografía: http://biblioteca.cfi.org.ar/wp-content/uploads/sites/2/2012/01/chaco.pdf
     
    BASE: 

  •  
    CATÁLOGOS

     
    Consultar

    EL UNIVERSO DE LA FOTOGRAFÍA EN BUENOS AIRES

    167.

    Eugenio Widmayer. Aparatos y materiales para Fotografía. Artículos para pintura. Imp. J. Peuser. Buenos Aires. 1902.

    Muy raro. En 8° (22,8 x 15,7 cm), 160 pp. Ejemplar con su encuadernación de editor, con pequeños deterioros.
     
    Se trata del catálogo 38 de esta firma proveedora de artículos para fotógrafos y artistas pintores. Sus páginas, con copiosas ilustraciones, nos brindan un completo panorama de los materiales técnicos en uso en los inicios del siglo pasado. Vemos allí desde cámaras hasta los más diversos artículos, como un anacrónico “Apoya - Cabezas” -utilizado en los tiempos del daguerrotipo y el ambrotipo-; los álbumes para reunir fotografías y un rico muestrario de viñetas para la impresión de tarjetas de las casas de fotografía.
     
    BASE: 

  • Consultar

    DE LA ARMERÍA DE PARÍS

    168. Carlos Rasetti.

    Catálogo General. Buenos Aires. 1912.

    Extremadamente raro. En 4° (26,7 x 17,8 cm), 62 pp., más 1 hoja. Encuadernación rústica de editor. Buen ejemplar con vieja huella de agua en las últimas hojas.
     
    Una de las más destacadas firmas importadoras de armas, cuchillería y artículos varios que comenzó a operar en 1857. Ubicada en la calle Rivadavia 526 de Buenos Aires, actuó bajo el nombre de “Armería de París”. Se destacó por importar artículos que hacía fabricar especialmente para su casa, como hojas de cuchillos y escopetas. Y además, comercializaba las más importantes marcas; entre ellas, Joseph Rodgers & Son, y Smith & Wesson.
     
    BASE: 

  •  
    CARTOGRAFÍA

     
    Consultar

    AMÉRICA DEL SUD Y LA “SOUTH SEA COMPANY”

    169. MOLL, HERMAN

    A New & Exact Map of the coast countries & Islands within the limits of the SOUTH SEA COMPANY , from ye river Aranoca to Tierra del Fuego (...) By Herman Moll Geographer. (Londres. 1711)

    Medidas: 66,6 x 48,8 cm. Buen ejemplar, coloreado. Obra enmarcada.
     
    Como tema protagónico, el continente americano -en los límites donde opera dicha compañía inglesa- y en siete ventanas, distintas áreas del mismo abordadas con más detalles; entre ellas, el Estrecho de Magallanes, el puerto de Acapulco, las islas Galápagos, Juan Fernando, Chiloé, y notable para nosotros, la inexistente y fantasmal Isla Pepys, ubicada en las proximidades de las Islas Malvinas.
     
    La South Sea Company fue una sociedad comercial británica que apenas un par de años más tarde -en 1713- fue beneficiada con el derecho exclusivo por treinta años a la provisión de esclavos negros africanos en los dominios americanos de España, modalidad conocida bajo la denominación de “asiento de negros”. En dicho lapso debía proveer un total de 144.000 esclavos oriundos de África, a razón de 4.800 por año. La letra del acuerdo le permitió introducir también las mercancías necesarias para el sustento de los negros en los puertos de desembarco; pero lo cierto es que, amparados en esta cláusula, los ingleses vendían otros productos sin los correspondientes pagos de tasas aduaneras, realizando un pingüe negocio ilegal que diera origen a serios litigios con las autoridades locales.
     
    Entre los destinos indicados en el acuerdo se encontraba el puerto de Buenos Aires: le fue permitido arribar con cuatro navíos por año. Precisamente en esta población la South Sea Company le compró a Miguel de Riglos una gran casona ubicada en el Retiro.
     
    BASE: 

  • Consultar

    EL VIRREINATO DEL PERÚ. INCLUYE CHILE, PARAGUAY, URUGUAY Y ARGENTINA

    170. TIRION, ISAAK

    Kaart van het Onderkoningscap van Peru, (...) Amsterdam. 1765.

    Medidas: 36 x 40 cm., el grabado. Buen ejemplar, coloreado. Obra enmarcada.
     
    Sudamérica con una división política que identifica los dominios hispánicos del Perú haciendo límite con Brasil. Se observan los accidentes costeros y numerosos detalles del interior del continente, como pueblos aborígenes, ríos, cadenas montañosas y lagos. Entre estos últimos, en el nacimiento del río Paraguay ubica el “M(ar) de los Xareyes”, en alusión a un lago así denominado por encontrarse en los dominios del pueblo Xaray (1). Remontando aquel gran río, los exploradores marcharon tras las referencias de El Dorado -se decía que en el interior más profundo se encontraba un gran lago (2) habitado con aborígenes que construían todos sus bienes en oro-, y creyeron haber dado con este sueño en dicho lago, hoy conocido como el Pantanal brasileño.
     
    Isaak Tirion fue un destacado editor holandés, quien publicó ocho atlas y numerosos mapas con venta individual. Se basaba en los trabajos cartográficos de Guillaume de L´Isle.
     
    Notas:
    1. Al parecer, una tribu de los chiquitos que más tarde desapareció sin dejar rastros.
    2. El mito fue ubicado en dicha laguna por el cronista Antonio de Herrera en su “Historia general de los hechos castellanos en las islas y tierra-firme del mar océano”, publicado en 1601-1615.

     
    BASE: 

  • Consultar

    PARAGUAY, BRASIL, ARGENTINA, URUGUAY,

    171. ZATTA, ANTONIO E FIGLI

    Il Paraguai e parte dei Paesi adiacenti. J. G. Piteri scr. Venezia 1785. Con Privilegio dell’ Eccmo Senato.

    Mapa coloreado. Medidas: 41,5 x 34 cm. Ejemplar en excelente estado y con amplios márgenes. Enmarcado.
    Pertenece a al atlas editado por Antonio Zatta en 1785, “Atlante Nuovissimo”, monumental obra en cuatro volúmenes. Finamente coloreado de época, representa, al norte a los “Países de las Amazonas”; al este a Brasil;, al oeste a Potosí, Famatina y Mendoza; y al sur un cordón montañoso que culmina con un volcán activo, en las sierras de Tandil.

    Sobre la costa atlántica, al sur de Buenos Ayres, menciona Atalaya -sobre la costa, en alusión a un puesto de defensa con una guardia de blandengues que se mantuvo activo a lo largo del siglo XVIII-, P.(unta) de Piedra (en el norte de la Bahía Samborombón), Cabo San Andrés y Bahía Anegada, en las proximidades de Patagones. Sitúa además numerosas naciones de pueblos originarios, como Charrúas, Guaycurúes y Zamucos.

    Antonio Zatta, de origen veneciano, impresor, librero y editor de mapas y grabados, actuó hacia 1780 acompañado por sus hijos. Hacia fines del siglo XVIII le sucedió su hijo Giovanni Zatta. 

    BASE:

  • Consultar

    172. BONNE, RIGOBERT

    Détroit de Magellan, avec les Plans des principaux Ports, Bayes (...) Par M. Bonne, Ingénieur-Hydrographe de la Marine. André Sculp. París. 1787.

    Mapa (23,6 x 34,6 cm), con su color posterior. En buen estado, enmarcado.
     
    En la carta se aprecia el Estrecho de Magallanes con distintas referencias útiles para su cruce de acuerdo a la información disponible por aquellos años, según los viajes de los capitanes Byron, Wallis y Carteret.
     
    Bonne fue uno de los cartógrafos más importantes del siglo XVIII. En 1773 sucedió a Jacques Bellin como Cosmógrafo Real de Francia en la oficina del Director del Servicio Hidrográfico del Depósito de la Marina. En su labor oficial Bonne ha recopilado algunos de los mapas más detallados y precisos de la época permitiendo que la cartografía evolucionara hacia estadíos más rigurosos.
     
    BASE: 

  • Consultar

    OBRA DE UNO DE LOS MÁS DESTACADOS CARTÓGRAFOS… EL SABIO F. DE AZARA

    173. AZARA, FÉLIX DE

    Carte Générale du Paraguay et de la Province de Buenos-Ayres. (Paris. 1809)

    Medidas: 90 x 46 cm. Buen ejemplar, enmarcado.
     
    Se trata del mapa más importante incluido en el Atlas de Azara -su plancha número 3-, que contiene toda la información cartográfica recopilada por el autor en su labor de investigación de fuentes anteriores como propias. La carta contiene la región desde el sur de Buenos Aires hasta Paraguay, incluyendo la mayor parte de las misiones jesuíticas.
     
    En 1781, el ingeniero español Félix de Azara (1746 – 1821) fue designado para integrar una de las comisiones científicas demarcadoras de límites entre las posesiones de España y Portugal. En ese año llegó al Río de la Plata. Cuenta Furlong que “ya en América, imprevistas demoras –acotamos que originadas por el incumplimiento de la comisión lusitana– lo llevaron a emprender trabajos geográficos”. Sus observaciones, de gran rigor, lo distinguieron al fin como uno de los más calificados viajeros europeos que exploraron nuestro territorio redactando obras de enorme valor documental.
     
    El propio Azara confiesa que luego de proponerse trazar una buena carta o mapa, se abocó hacia la historia natural trascendiendo su campo de interés inicial, centrado en los conocimientos históricos y geográficos.
     
    Luego de permanecer tres años aquí, en 1784 llegó a Asunción, donde fijó su centro de actividades realizando numerosos viajes de estudio, hasta que en 1796 recibió órdenes de trasladarse otra vez a Buenos Aires, para regresar a España en 1801.
     
    BASE: 

  • Consultar

    174. DE NICOLA G. Ingeniero

    Mapa del Territorio del Chaco. Buenos Aires. Kraft. 1911.

    Mapa entelado, plegado, con su encuadernación de editor. Medidas: 110 x 70,3 cm. Buen ejemplar con la dedicatoria fechada en 1911 y firmada, para “Dn Lorenzo Cuellar propietario progresista del Chaco”. La dedicatoria lleva la firma de E. Rodríguez Román, y un sello del periódico chaqueño “El Colono”, editado entre los años 1906 y 1922.
     
    Las cartas geográficas del interior del país enriquecen la información sobre su desarrollo económico y político cuando brindan referencias sobre su distribución catastral. El Territorio Nacional del Chaco, ocupado por distintos pueblos originarios, alcanzó tal categoría en  1871 con su capital en Villa Occidental -hoy Villa Hayes, en Paraguay luego del arbitraje internacional-, la que se trasladó en 1879 hacia la llamada Punta Hermosa o Formosa. Luego de los laudos fronterizos con Paraguay el Chaco tuvo su Capital de Territorio Nacional en Resistencia, fundada en 1878. Y recién alcanzó su provincialización en 1951. Con solo mirar las extensiones de tierra en propiedad de “La Forestal” se comprenderá su poder político, extendido más al sur sobre Santa Fe y Santiago del Estero.
     
    BASE: 

  • Consultar

    175. VITAL, ADOLFO - ROUX, ENRIQUE

    Nuevo plano catastral de los alrededores de Buenos Aires. Compilado con los últimos datos. Hugo Bonvicini Editor. Buenos Aires, (Hacia 1910).

    Mapa entelado, plegado. Medidas: 81,6 x 106,6 cm. Se conserva en su encuadernación de editor en tela, con títulos dorados. Muy buen ejemplar.
     
    La carta comprende “desde el éjido de la ciudad de La Plata y los partidos de San Vicente, Cañuelas, Las Heras, Luján, Capilla del Señor, hasta la primera sección de islas del Delta”. Aparecen cada uno de los espacios urbanos y en las zonas perimetrales (rurales), sus propietarios, hacia donde se expandió la urbanización desde esos mismos años.
     
    BASE: 

  • Consultar

    176. CÓRDOVA, FÉLIX - CAMUSSO, JOSÉ

    Plano de La Pampa. Mapa catastral, oro-hidrográfico del territorio de La Pampa con sus vías de comunicación y división territorial. Ed. Kraft. 1911.

    Importante y raro. Mapa entelado, plegado, se lo conserva en la encuadernación en tela gofrada del editor, con grandes títulos dorados. Medidas: 143,5 x 127,3 cm. Obra en buen estado.
     
    Al igual que el Territorio Nacional del Chaco, el de La Pampa recién se provincializó en 1951. Aquí damos con una magnífica carta geográfica y catastral, con una notable puntualización de las propiedades rurales en toda su extensión.
     
    El agrimensor Jorge Camusso, nacido en Dolores (prov. de Buenos Aires) en 1886, se formó en su profesión en Milán y trabajó en la Argentina a su regreso con un viaje hacia Mendoza en 1906 -1908, en el que levantó valiosa información plasmada al fin en su trabajo cartográfico más importante: el presente mapa. En el catastro aquí disponible se advierte la dinámica de apropiación de tierras fiscales a treinta años de la campaña al desierto.
     
    BASE: 

  • Consultar

    177. LUDWIG, PABLO

    Nuevo mapa de la República Argentina, Chile, Uruguay y Paraguay. Buenos Aires. Oficina Cartográfica de Pablo Ludwig. 1910.

    Mapa entelado, plegado, se conserva en su encuadernación original, en plena tela y con títulos dorados. Medidas: 118,1 x 76,5 cm. Buen ejemplar.
     
    Incluye correos y telégrafos -y cables submarinos-, y las redes ferroviarias -indicando las que ya estaban en explotación, y las que se construían o ya habían sido concedidas-, con la demarcación política por provincias y territorios nacionales. Además de Chile, Uruguay, Paraguay y el sur de Brasil y de Bolivia. Interesante aporte en la verificación de fronteras y en el desarrollo de la infraestructura vial y de servicios. 
     
    La oficina cartográfica de Pablo Ludwig fue una de las grandes casas dedicadas a la edición de mapas desde fines del siglo XIX y hasta bien entrada la década de 1920.
     
    BASE: 

  • Consultar

    178. GERMANN, FRANZ. Ingeniero

    Mapa de la República de Bolivia. Litografía e impresión de Justus Perthes, Gotha. 1913.

    Gran mapa entelado y plegado. Medidas: 117,5 x 100 cm. Se conserva en muy buena forma con su encuadernación en tela de editor.
     
    La carta posee una minuciosa información sobre caminos; líneas férreas; pueblos, caseríos, postas y fuertes; las minas; los pueblos nativos -llamados “Tribus de indios”-, e incluye las nuevas divisorias de límites. En esos años, el Chaco Boreal estaba en disputa con Paraguay -ambas naciones se lo atribuían- y vemos aquí las pretensiones bolivianas extendiendo el límite hasta el margen occidental de la unión de los ríos Pilcomayo y Paraguay, es decir, frente a Asunción. El conflicto se agravó con los años y entre 1932 y 1933, ambas naciones se enfrentaron en la llamada Guerra del Chaco.
     
    El mapa se distribuyó con una guía explicativa, escrita por Daniel Sánchez Bustamante.
     
    Franz Germann (1850 - 1930), ingeniero alemán dedicado a la minería, trazó esta minuciosa carta geográfica y política a partir de sus propios relevamientos y de los datos reunidos en las mejores fuentes. Germann explotó distintas minas de oro en Bolivia.
     
    BASE: 

  • Consultar

    179. RISO PATRÓN, LUIS

    Mapa de Chile. Oficina de Mensura de Tierras. Sección Magallanes. Imprenta i Litografía Universo - Santiago. 1910.

    Mapa desplegable, entelado y en una antigua carpeta con etiqueta y títulos: “Mapa de Chile de la Oficina de Mensura de Tierras. Sección Magallanes. Grados . R. Magowan. Esmeralda N° 1. Valparaíso”. (1) Medidas: 54 x 78 cm. Se distribuyó en forma independiente (lo indica la etiqueta descrita) por secciones, aunque ésta junto con otra u otras cartas completan la edición.
     
    Plano parcial de la zona patagónica de Chile y Argentina que muestra territorios “Inesplorados” en aquel país -en la actual Región de Magallanes-, con su tramo continental, el límite internacional con Argentina y la porción insular sobre el Pacífico, con las Islas Wellington, Campana y Serrano. Sobre el lado argentino, observamos los lagos San Martín, Cardiel, Strobel y hacia el norte, el Pueyrredón y el Posadas, todo sobre la actual provincia de Santa Cruz.

    El ingeniero Luis “Risopatrón” (así impreso) formó parte de la Comisión Internacional de Límites en la disputa con Argentina, lo hizo bajo las órdenes del perito Diego Barros Arana. Más adelante se desempeñó en distintas reparticiones públicas -aquí lo hace como director de la Oficina de Mensura de Tierras- y tiempo más tarde publicó su “Diccionario Geográfico de Chile”, un clásico de la materia aún no superado.
     
    Nota:
    1. R. Magowan, fundada en 1885, fue una importante librería con taller de imprenta y litografía, ubicada en Valparaíso.

     
    BASE: 

  • Consultar

    180. GARRO, M. A. (?)

    Campo de Mayo. Instituto Geográfico Militar. Buenos Aires. 1928.

    Mapa entelado y plegado. Medidas: 54,7 x 45,9 cm. En buena forma.
     
    La carta nos muestra las distintas instalaciones de Campo de Mayo y las localidades vecinas de Hurlingham y Bella Vista. En uno de sus tramos -sobre la Puerta 6-, tiene correcciones manuales efectuadas con tinta ferrogálica. Lleva además la firma de M. A. Garro, probablemente de su autoría.
     
    En la impresión se advierte que el plano fue levantado en 1908, corregido en 1926 y editado en 1928.
     
    BASE: 

  •  
    PLATERÍA Y OTRAS ARTES CRIOLLAS


     
    Consultar

    Cuchillo “picazo” de cintura.

    181. FRANCISCO GALASSO / DUFOUR

    Buenos Aires, fines del siglo XIX o principios del XX.

    Importante picazo con vaina de cuero, puntera y bocavaina en plata y oro, con cincelado de motivos fitomorfos, y en la traba, el punzón del platero. Su empuñadura, también elaborada en estos metales, con el mismo diseño de hojas y flores, y las iniciales de su antiguo dueño: “A. L.”. Medidas. Largo de hoja: 23 cm Largo total: 41,2 cm.
     
    Posee una hoja Dufour de botón facetado y lomo con surcos. Cabe advertir que ésta fue una de las marcas más apetecidas por el gaucho y hoy, por el coleccionismo de cuchillos criollos.
     
    Su autor, el platero Francisco Galasso, trabajó en la ciudad de Buenos Aires desde las últimas décadas del siglo XIX y lo hizo hasta bien entrado el XX.  En 1883 aparece su registro más antiguo y de 1918 es el más moderno, según las referencias de las Guías y Anuarios de la época. Lo mencionan A. Taullard y A. L. Ribera, y aparece con mayores datos en el estudio sobre los punzones publicado por el Museo José Hernández, de Buenos Aires. Fue un destacado platero y se conocen varias piezas con su cuño -F. GALASSO, dentro de una cartela rectangular-, en especial cuchillos y rastras.
     
    BASE: 

  • Consultar

    Cuchillo verijero.

    182. AMOROSO Y LLERA

    Olavarría, prov. Buenos Aires. Mediados del siglo XX.
     
    Empuñadura y vaina de plata con detalles oro double. Diseño típico de roleos y flores, con una reserva sin uso en la traba. Soajes de media caña en ambos tramos. Lleva los punzones en la bocavaina: Amoroso y Llera, 800, Olavarría y Argentina. Medidas. Largo de hoja: 15,8 cm. Largo total: 29 cm.
     
    La casa Amoroso y Llera fue la sucesora del maestro Dámaso Arce. Cuando éste se retiró en 1942, parte de su taller prosiguió la saga del estilo olavarriense. Los hermanos Llera -Roberto y Mario- junto a Amoroso -el administrativo de la sociedad- continuaron las líneas del estilo creado por aquel. Junto a  ellos trabajó otro exquisito cincelador, Antonio Forte.
     
    Lleva su hoja original con surcos en el lomo, con muesca en el talón, filo y contrafilo. Conserva algunas pocas letras de su marca: “C. Allende”. Aquel forjador fue el titular de la fábrica de hojas “La Movediza” cuya labor se inició en 1939; al parecer, ésta de su producción anterior. Allende la cerró en 1963 para dedicarse a su otra pasión, la escultura.
     
    BASE: 

  • Consultar

    MUY ANTIGUA SOGUERÍA CRIOLLA

    183.

    Fusta con trenzado y detalles de plata. Argentina, primera mitad del siglo XIX.

    Antigua fusta con su cuerpo y azotera realizados en un refinado tejido de tientos. Conserva su pomo original de plata -con una flor cincelada en su extremo- y en su cuerpo, un soaje del mismo material, posterior. A modo de límite entre el cuerpo y la azotera, una esfera o botón hecho con la labor de la soguería. Largo total: 67,3 cm.
     
    Por tradición oral, perteneció a un lugarteniente de Juan Manuel de Rosas. Si bien resulta imposible comprobar esta referencia, cabe pensar que la obra fue realizada en aquel tiempo. Esta datación le otorga un valor especial, ya que estamos ante una soguería de exquisita factura y llama la atención que siendo una pieza de uso, haya llegado en estas condiciones hasta nuestros días.
     
    BASE: 

  • Consultar

    DE UNO DE LOS PLATEROS MÁS EXQUISITOS

    184. CONSTANTINO REY

    Rebenque de paleta. Azul, prov. de Buenos Aires. Circa 1900.

    Precioso rebenque de paleta con hilos de plata trenzados -malla- en su cuerpo; y con soajes,  pomo y paleta de plata y oro. Cuenta con su antigua azotera hecha en cuero crudo. Y lleva también su cadena de plata. Medidas. Largo del cuerpo: 33 cm. Largo total: 81,5 cm.
     
    El detalle de los motivos cincelados de hojas de acanto y de distintas flores refleja la calidad artística del platero, uno de los más destacados en su tiempo. Su virtuosismo se manifiesta en cada tramo de la pieza y en especial, en la carita de un animal mitológico, con su cuerpo con plumas o escamas.
     
    Su autor, establecido en la ciudad de Azul es citado por A. L. Ribera en su Diccionario de Orfebres Rioplatenses, indicando que publicita un comercio en el ramo de relojería en 1903. Más tarde lo hizo como platería, joyería y relojería, ubicada en la calle San Martín de dicha ciudad. Hemos tenido en nuestras manos numerosas piezas criollas realizadas por este orfebre, sin lugar a dudas, uno de los más calificados en el arte de los cinceles, y este rebenque se encuentra en ese nivel de calidad.
     
    BASE: 

  • Consultar

    Espuelas entrerrianas.

    185.

    Par de espuelas de plata fundida y cinceladas, con sus cadenas. De líneas muy ornamentadas con motivos fitomorfos. Medidas. Largo: 19 cm. Peso (ambas): 936 gr.
     
    Su arco -o pierna-, con cincelado de hojas y flores y ribetes en sus bordes, remata en un puño fundido que fija la argolla a la que se ajustan las presillas para las correas. El pihuelo exhibe roleo de flores, lleva una rodaja de hierro artísticamente calada y guarnecida con guardabarros de plata. El rodete es calado, formando roleos y en toda su circunferencia, un detalle a modo de ribete. En el se fijan las cadenas de plata de la alzaprima. 
     
    BASE: 

  • Consultar

    ESTRIBOS DE PATRÓN

    186.

    Par de estribos campana. LItoral. Argentina. Segunda mitad del siglo XIX.

    Plata fundida y cincelada, con escudo nacional aplicado sobre su faldón. Medidas. Alto: 24 cm. Abertura máxima: 9 cm. Peso, de ambos: 1.498 gr.
     
    Su ojo con diseño de cornucopias y flores, es un modelo muy extendido en la platería criolla. De arcos lisos y curvos en su tramo superior, y rectos y desplazados hacia afuera en su parte inferior, aquí remata con una esfera y presenta detalles cincelados con roleos, hojas y flores. Los faldones, ondeados en su tramo inferior, tienen una orla cincelada en sus cuatro bordes y al centro el escudo de la Confederación Argentina. Lleva su pisada u hondón, lisa.
     
    De gran porte, los estribos campana fueron una de las piezas más exuberantes del apero criollo. Éste en particular posee las huellas y desgastes de uso.
     
    Sin punzón de platero.
     
    BASE: 

  • Consultar

    Mate de plata

    187.

    Buenos Aires, segunda mitad del siglo XIX.
     
    Plata laminada, fundida, calada y cincelada. Medidas. Alto: 20,6 cm. Peso: 257 gr. 
     
    Su base, tipo cáliz, presenta dos bandas cinceladas, la inferior con flores. En el astil, un primer tramo con esfera, sostiene tres brazos con figuras mitológicas en las que apoya el recipiente. Éste, de boca alta, tiene sobre su ecuador, en una faja lisa, un soaje cincelado por encima y el resto del cuenco, ornamentado con detalles fitomorfos.
     
    Las formas se remontan a los inicios del siglo XIX, cuando en las platerías porteñas los usos civiles se manifestaban en mates y sahumadores.
     
    BASE: 

  • Consultar

    Riendas de plata.

    188.

    Argentina. Segunda mitad del Siglo XIX.

    Par de riendas de plata fundida. Medidas. Largo, en torno a: 65 cm. . Peso: 503 gr. 
     
    Notable par de rienda en forma de cadenas de plata con eslabones circulares y al centro, bombas y una argolla también de plata. Lleva las presillas que la fijan al freno, y en el otro extremo, carece de los tientos trenzados que forman su remate.
     
    Ambas -en sus eslabones y argollas- exhiben los desgastes de uso. Estas versiones de lujo han sido documentadas desde mediados del siglo XIX.
     
    BASE: 

  • Consultar

    Freno y riendas de charro.

    189.

    Zacatecas. México. Fines del siglo XIX.

    Freno zacatecano de herencia árabe, utilizado en México con el ganado mular. Son escasos los charros que lo utilizan en sus cabalgaduras porque son castigadores, de ahí la importancia con que un profesional debe valorar su uso. La rienda charra está elaborada en cerda torcida y adornada por un tejido en hilo. Los arrequives son adornos que también refuerzan la hechura; aquí  tejidos con hilo a 3 colores  y llevan más de 6 puntas en las estrellas que se forman.
     
    Agradecemos la información brindada por el maestro charro mexicano, Don Octavio Chávez, quien nos dice además que “Los arrequives que menciono no están agregados como si fuesen cuentas para el cabello, se tejen sobre las riendas u objeto a cubrir, usualmente de forma cilíndrica.”
     
    BASE:

  • Consultar

    RECADO DE COWBOY

    190.

    N. Porter Saddlery and Harness Co. Phoenix. Arizona. Circa 1900.
     
    Excepcional recado de Cowboy, cuero y plata, realizado por la firma de Newton Porter. Lo integran la silla de montar con sus estribos, el pretal y su “cabezal” o cabezada con freno y riendas. El conjunto, de gran calidad, se ornamenta con importantes láminas de plata calada, repujada y cincelada. La silla posee su típica cabeza alta, destinada a atar la “reata” después de enlazar un ternero o potrillo. Fue exhibida en la mega exposición “América tierra de jinetes” (Ciudad de México - Santiago de Chile, 2018 - 2019), organizada por Fomento Cultural Banamex, e ilustra su libro (AAVV: C. de México, Citibanamez, 2018, pp. 200 - 201).
     
    Newton Porter se instaló en Phoenix (USA) en 1895 convirtiéndose en una de las más prestigiosas casas dedicadas a los avíos de montar y en especial, a la fabricación de monturas.
     
    La versión que presentamos, sin duda estaba dirigida a su mejor público. En el salvaje Oeste de los Estados Unidos, en la segunda mitad del siglo XIX, los vaqueros eran los protagonistas de la vida rural. El arreo del ganado era una actividad central y a lomo de caballo poblaron aquella región; junto a ellos, los rancheros y los hacendados de grandes fortunas. Claro que los equipos de montar respondían a los usos y al poder adquisitivo del jinete. El vaquero que trabajaba con la hacienda vacuna requería de arneses livianos, resistentes, funcionales. De igual modo sucedía en los rodeos -espectáculos que congregaban multitudes-, en tanto que los patrones, aquellos que elegantes sobre su caballo mostraban todo su poder, acudían a las guarnicionerías más acreditadas y entre ellas, N. Porter, primero instalada en  Taylor, Texas, y más tarde, en Phoenix, Arizona.
     
    A la muerte de N. Porter -creador de una de las compañías de monturas más conocidas en la historia de los Estados Unidos- le sucedió su hijo y en la década de 1920 diseñaron un sillín o montura liviana, para que lo ensillara el célebre Lee Robinson, campeón de los rodeos. Después de lucirse con ella también, el jinete murió en un accidente automovilístico y dicha versión de monturas fue la introducción a la silla de montar moderna.
     
    BASE:

  •  
    TEXTILES

     
    Consultar

    Awayo

    191.

    Leque, Bolivia. Primera mitad del siglo XX.

    Elegante y sobrio, elaborado con fibra de alpaca y formado por dos paños unidos. Tejido en telar de estacas, con técnica de faz de urdimbre. En muy buen estado. Medidas: Largo 110 cm. Ancho: 95 cm.
     
    Campo negro de fibra sin teñir, con  ornamento de calles de listas con predominio de rojos obtenidos por tinción con grana de cochinilla y muy delicadas callecitas de labor de fondo blanco con diseño de flores y “z”.
     
    La prenda ostenta un ribete perimetral que se teje sobre los bordes, con  diseño de ojitos,  denominado awakipa.
     
    BASE: 

  • Consultar

    Rebozo.

    192.

    Cuenca, Ecuador. Segunda mitad del siglo XX.

    Prenda tejida en telar de cintura, a faz de urdimbre, con hilado de algodón sedificado. Medidas: Largo: 150 cm. Ancho: 60 cm.
     
    Su campo único se encuentra totalmente ornado por guardas de ikat o guarda amarrada (con nudos hechos con la fibra de la cabuya o agave americano), de triple teñido con colorantes vegetales. Esta técnica de tinción ha sido declarada patrimonio cultural inmaterial del Ecuador y  el centro textil más famoso de estos rebozos - denominados “macanas” o paños gualaceños- se encuentra precisamente en la población de Gualaceo, al sur de la ciudad de Cuenca. Prenda distintiva de la mujer cuencana y entre las campesinas de esta región, las macanas o paños transmiten símbolos de tradición precolombina y hasta las colores encierran mensajes.
     
    Típico en las mejores prendas, los bordes se ven rematados por nudos y flecadura estructural de los hilos de la urdimbre. Las puntas de los flecos muestran la falta de tinción por el amarre de los hilos antes de ser sumergidos en el tinte.
     
    BASE: 

  • Consultar

    Poncho pampa.

    193.

    Argentina / Chile. Primera mitad del siglo XX.

    Lana de oveja hilada a huso, teñida con cochinilla y tejida en telar indígena con la técnica de laboreo. La prenda es de un paño, con tres amplias calles con diseño damero, separadas por listas dobles. Un par de "llancas" refuerzan los extremos de su boca. Lleva flecos estructurales. La prenda se encuentra en muy buen estado, sólo con amenas huellas de uso.
     
    En opinión de los especialistas, estamos frente a un poncho de cacique; lo determina el color rojo que destaca su poder como autoridad tribal y que representa además, la valentía del guerrero.
     
    Para su datación nos afirmamos también en el tamaño de la prenda. El uso de estos ponchos en el tradicionalismo argentino modificó sus medidas originales, tejiéndose más largos, al gusto de nuestros gauchos.
     
    Medidas. Largo: 147 cm. Ancho: 134 cm.
     
    BASE: 

  • Consultar

    Poncho.

    194.

    Lauramarca. Perú. Fines del siglo XIX o principios del XX.

    Excelente poncho tejido en dos paños, a faz de urdimbre, en telar de estacas. La prenda no posee flecos. Fue confeccionada con lana de oveja teñida con cochinilla, añil y otras tintóreas naturales. Medidas: Largo: 160 cm. Ancho: 114 cm.
     
    De origen quechua, su diseño de amplias calles con la representación de la flor de la papa, ejecutada con la técnica de urdimbre suplementaria o falsa doble faz, lo vincula inexorablemente a las matras, fajas y ponchos mapuches. Sin embargo, esta prenda fue tejida por la etnia quechua, tributaria del pueblo inca. Sorprende entonces que en su expansión hacia el sur, el imperio incaico frenó su avance en el territorio araucano; les resultó imposible doblegar a los hoy denominados mapuches. Pero aquella confrontación militar no impidió un cruce cultural entre ambos pueblos.
     
    Lauramarca se encuentra en el Departamento del Cusco, Distrito Ocongate. Perú.
     
    BASE:

  • Consultar

    195.

    Lliclla “documental”. Aymara. Región de Omasuyos / Pacajes, Departamento de La Paz, Bolivia. 1975.

    Realizada en telar de estacas; formada por dos paños tejidos con técnica de faz de urdimbre, con lana de oveja. El color natural (sin teñir) grisáceo de la fibra del tejido del campo es característico de esta región. “En la actual región de Omasuyos, excluyendo Escoma, se tiene una marcada preferencia por el uso de lana sin teñir, logrando una cantidad notable de matices en colores naturales”.(1) Medidas:  Largo 1,12 cm. Ancho 100 cm.
     
    Un rasgo distintivo de esta prenda es la escritura textil que indica: (sic) INDUSTREA BULIVIA RECOERdO dE 1975 ANO FABRICA DE LANA FECHA 22 DE FEBRIRO LUISA CONdORI, en bandas de tejido de doble faz, dos leyendas por campo, anverso en uno de ellos y reverso en el complementario. Sobre esta característica, explican las investigadoras citadas: “En los textiles del altiplano de La Paz, y en especial de la región de Pacajes, encontramos una serie de leyendas escritas. Los textiles llevan, en general, el nombre del poseedor y la fecha en que fueron elaborados”. (2)
     
    Notas:
    1. T. Gisbert, S. Arce, M. Cajías: Textiles en los Andes bolivianos. Edit. Agencia Boliviana de Fotos/ Fundación Cultural Quipus. 2003, p. 102.
    2. T. Gisbert, S. Arce, M. Cajías:  Ob. cit. 2003, p. 91.

     
    BASE: 

  • Consultar

    Poncho.

    196.

    Potolo. Municipio de Sucre. Bolivia. Mediados del siglo XX.

    Tejido en telar oblicuo, dos paños con unión central, faz de urdimbre de fibra de alpaca de alta montaña negra natural para el  campo y teñida con grana de cochinilla para las listas anchas que flanquean las calles de labor con representación de animales míticos, tan representativos de la textilería de Potolo. Flecos en sus cuatro bordes. Medidas: Largo 170 cm. Ancho 140 cm.
     
    Pieza de gran calidad, tejida con detalles que la distinguen, como lo apreciamos en el lloque de los bordes laterales (efecto zigzag logrado por alternancia de urdimbres torcidas en S con otras torcidas en Z) que además de lo bello, posee el simbolismo ancestral de protección divina para su dueño.

  • Consultar

    Poncho.

    197.

    Potosí, Bolivia. Mediados del siglo XX.

    Pieza tejida en telar de estacas con lana de oveja hilada a huso y formada por dos paños con técnica de cuatro bordes, a faz de urdimbre. Posee un  ribete perimetral (wincha) tejido a faz de urdimbre  con la misma lana con que se confeccionó la prenda. Sin flecos. Medidas: 150 x 135 cm.
     
    Diseño tradicional de campo listado uniforme con tres elementos distintivos: la costura central ornamental  en  “punta de flecha”; la tinción de la lana con rojo de cochinilla y finalmente, las calles de listas anchas y listillas, cuyos colores fueron obtenidos con el mismo tinte pero con adición de otros elementos, como jugo de limón y/o segundas cocciones.
     
    Desde tiempos pasados, el gaucho ha utilizado estos ponchos listados, los que identificaba como “arribeños”, por provenir de las tierras altas.
     
    BASE: 

  • Consultar

    Poncho quechua.

    198.

    Sur de Potosí (¿?). Mediados del siglo XX.

    Tejido en lana de oveja con telar andino de tradición precolombina; pesado y de gran calidad, formado por dos paños con calles de laboreo y listas de colores. Con flecos perimetrales tejidos con la misma lana en los diversos colores de la prenda. Medidas: 134 x 126 cm (flecos de 5 cm)
     
    El origen geográfico de esta notable pieza de colección puede ser el sur de Potosí  o el extremo norte de la provincia de Jujuy, ambas regiones en íntima y constante comunicación, habida cuenta de que pertenecen a la misma nación Colla, el denominado Collasuyo, integrante del Tahuantinsuyo durante el Incanato.
     
    Abona esta teoría la técnica del tejido, en telar de estacas, de cuatro bordes, a faz de urdimbre y los colores del campo, típicos del Alto Perú, en tanto que las calles ornamentales ofrecen un diseño fitomorfo presente en las fajas del confín norte de la Argentina. Este rasgo común, fruto de una frontera “artificial” que separa a tejedoras de la misma etnia, le confiere a este poncho  una calidad especial, digna de  destacar.
     
    BASE: 

  • Consultar

    Caldero de teñir lana.

    199.

    Fines del siglo XIX.

    Caldero de cobre utilizado por décadas en un taller textil de la ciudad de Londres, provincia de Catamarca. Se lo empleaba en especial para teñir lana de oveja con grana cochinilla -logrando ese rojo intenso tan atractivo a la vista-, merced a su interior revestido de peltre y su fondo cóncavo que favorece la impregnación más uniforme de las fibras. Medidas: Diámetro: 40 cm. Alto: 30 cm.
     
    Vieja práctica reafirmada en los nuevos estudios: “Son recomendables las ollas de peltre (que no estén despostilladas) o de barro con recubrimiento. Las de acero inoxidable se consideran excelentes, pero resultan muy caras…Se pueden utilizar ollas de cobre o hierro pero se obtendrán resultados diferentes a los que se llega con las recetas que aquí se incluyen; normalmente los colores serán más oscuros.” (1)
     
    Imaginamos un probable origen en Asia Menor, traído a la Argentina por inmigrantes de la comunidad sirio libanesa que llegaron huyendo del yugo discriminatorio a que los sometía el imperio otomano bajo cuya dominación se hallaba su territorio hasta el estallido de la Primera Guerra Mundial, y también de la Guerra de Trípoli de 1911, para la que eran reclutados de modo obligatorio sus hijos. El Noroeste de nuestro país –por su similitud geográfica- les resultó por demás acogedor y allí se radicaron para dedicarse buena parte de ellos al comercio.
     
    Notas:
    1. María Hurtado: Recetario tintes naturales. 2016, p. 28, En Internet: Edit. Digital ISSU Inc. Copenhague. Dinamarca.

     
    BASE: 

  • Consultar

    Sobrepuesto.

    200.

    Tarabuco. Chuquisaca. Bolivia. Circa 1940.

    Inusual textil -prácticamente desaparecido-, de uso en el apero mular. Su base es tejida en lana blanca de oveja con la técnica a faz de urdimbre y la ornamentación se logra por brocado de lanas de colores. Lleva fleco perimetral de igual policromía. Medidas: Largo: 65 cm. Ancho: 56 cm.
     
    Esta prenda es la única que se teje con esta técnica de brocado en la textilería altoperuana. El diseño se extendió a lo largo de los Andes hacia el sur y lo identificamos entre las matras mapuches.
     
    BASE: 

  • Consultar

    Faja

    201.

    Leque. Bolivia. Principios del siglo XX.

    Pieza calidad museo. Tejida en lana de oveja; remata en una notable flecadura de trenza chata después de haber discurrido los hilos en un diseño con efecto “cola de pez”. Medidas: 88 x 16,5 cm.
     
    Así como otros pueblos o ayllus altoperuanos se han destacado por sus ponchos, en el caso de Leque su carta credencial en el mundo textil andino son sus fajas. A su compleja técnica de tejido suman las figuras míticas, fruto de su aislamiento geográfico que permitió a las tejedoras ignorar la prohibición de representarlas, sita en las Ordenanzas de Toledo,  promulgadas por este virrey del Perú en 1573.
     
    “La textilería Leque tiene una técnica muy compleja que se diferencia del resto de los tejidos andinos de Bolivia. Especialmente las fajas resaltan por su calidad y gran belleza. Estas son tejidas con la técnica de doble tela en la que alternan tres grupos de urdimbres de colores diferentes y que se trabajan simultáneamente. En general éstos son: un color oscuro (marrón, guinda o violeta) combinado con rosado y blanco o rosado y amarillo (…) La técnica de doble tela usada en las fajas y el pallay de los tejidos grandes da a la pieza un aspecto acolchonado en el espacio en que se emplea esta técnica”. (1)
     
    Notas:
    1. Teresa Gisbert, Silvia Arce, Martha Cajías: Textiles en los Andes Bolivianos. Ed. Agencia Boliviana de Fotos/ Fundación Cultural Quipus, 2003, p. 147.

     
    BASE: 

  • Consultar

    Faja pampa

    202.

    Provincia de Buenos Aires. Circa 1990.

    Excepcional faja tejida en telar de palillos con hilo perlé extrafino; técnica de urdimbre complementaria tubular o doble faz. Medidas: Largo, sin flecos: 225 cm. Ancho: 7,5 cm.
     
    Esta pieza ha sido realizada por la artesana Doña Silvia Grela, quien –además de su destreza textil- muestra aquí su sensibilidad artística. Los diseños tradicionales, su distribución a lo largo de todo el tejido y la elección de los colores plasman su arte en una pieza moderna de gran jerarquía.
     
    Los detalles que hablan de una maestra artesana -ya retirada del oficio- se expresan también en la factura de los más de ciento cincuenta flecos de trenza redonda que la completan,  en lugar del habitual fleco retorcido.
     
    BASE 

  • Consultar

    Faja Quechua / Aymara.

    203.

    Cotaiga. Potosí. Bolivia. Principios del siglo XX.

    Esta pieza fue tejida en telar de estacas, a faz de urdimbre, con lana de oveja teñida con colorantes naturales, con técnica de labor de doble faz, en Santiago de Cotagaita, en el mismo sitio donde se libró el primer combate de la Guerra de la Independencia el 27 de octubre de 1810, cuando la vanguardia del Ejército Auxiliar -enviado desde Buenos Aires por el gobierno patriota criollo- se enfrentó con la del Ejército Real del Perú. Medidas: Largo: 260 cm. Ancho: 7 cm.
     
    Su diseño ornamental es variado e incluye representaciones de montañas y ríos alternados con figuras geométricas particulares de esta etnia.
     
    BASE: 

Volver a arriba