•  
    SUBASTA
    Experiencia Hilario VI



     
    Sobre el precio de base de cada lote debe agregar la Comisión de Compra: 8% más IVA.
    Total: 9,68%
    Consultar

    Al modo de Emeric E. Vidal

    2.

    Tres acuarelas sobre papel -fig. 1, 2 y 3-, sin firma. Obras enmarcadas.

    De origen inglés, el acuarelista Emeric Esexx Vidal ( ) fue el primero en ilustrar la vida del Río de la Plata hacia 1817, recorriendo las calles de Buenos Aires y Montevideo. Con sus registros tenemos un testimonio de singular rigor sobre los quehaceres y personajes en aquellos años, sacados del natural, respetando la arquitectura y los usos y costumbres de sus pobladores; como el aguatero, las mulas que llegan cargadas con toneles y otros avíos desde Cuyo y un grupo de parroquianos conversando frente a una pulpería.

    Fig. 1. Aguatero en Buenos Ayres, (24 x 32,6 cm).
    Fig. 2. Mulas cargueras, (19 x 24,4 cm).
    Fig. 3. Pulpería, (17,2 x 25,6 cm).

    BASE: U$S 1.640.-

  • Consultar

    Al modo de Johan Moritz Rugendas.

    4.

    Cinco acuarelas sobre papel -Fig. 9 a 13-, todas ellas con la firma “M. R.”. Las obras se presentan enmarcadas.

    Joan Moritz Rugendas o Mauricio Rugendas (1802 – 1858) fue uno de los grandes pintores europeos que llegaron a la América Meridional dispuestos a retratar tipos y paisajes. Junto a Monvoisin, se sostiene, Rugendas “es el más importante artista europeo que visitó América Latina en el siglo XIX”.

    En nuestro continente visitó primero Brasil -en 1821-, más tarde México y allí fue detenido y deportado a Chile, donde vivió entre 1834 y 1845. También se trasladó Perú y Bolivia, y finalmente se embarcó rumbo al Río de la Plata con escala en las Malvinas y destino en Maldonado, Montevideo y al fin, Buenos Aires.

    Por último, viajó hacia Río de Janeiro y en 1847 cruzó el Atlántico para radicarse otra vez en su Europa natal.  

    Fig. 9. En las afueras de Montevideo, (25,9 x 37,2 cm).  Obra firmada.
    Fig. 10. La galera escapándole a la tormenta, (26,6 x 36,6 cm). Obra firmada.
    Fig. 11. Parada de carreta y galera, (26,9 x 37,3 cm). Obra firmada.
    Fig. 12. Cielito. Parada de carretas, (31,2 x 25 cm). Obra firmada.
    Fig. 13. Baile rural con ombú, (25,8 x 36,5 cm).  Obra firmada.

    BASE: U$S 3.180.-

  • Consultar

    Al modo de Johan Moritz Rugendas.

    6.

    Cuatro acuarelas sobre papel -Fig. 18 a 21-; una de ellas firmada. Enmarcadas.

    En el lote se han reunido distintas escenas que cuentan con el gaucho como protagonista, desde una composición muy romántica en la puerta de un rancho y un vivac en la pampa, hasta dos acuarelas con la galera en plena marcha, una de ellas en un momento de zozobra con los indígenas a punto de atacarla.
        

    Fig. 18. El gaucho y su familia, (24 x 33,3 cm).        
    Fig. 19. Galera en la montaña, (27,2 x 36,8 cm).
    Fig. 20. Lanceros al ataque, (26,9 x 37 cm).  Obra firmada.    
    Fig. 21. Vivac en la pampa 1,  (24,2 x 35,5 cm).

    BASE: U$S 2.160.-

  • Consultar

    Al modo de Jean León Pallière.

    7.

    Conjunto de 5 acuarelas sobre papel; Fig. 22 a 26. Obras enmarcadas.

    Dos de ellas, firmadas; el campamento de los federales y el autorretrato del “artista” en su estudio. Las demás, con un alto para el asado, una escena con los pescadores en el río y el diálogo entre dos damas porteñas sentadas en una ventana a la calle y un jinete montado en su caballo.

    Las imágenes se referencia en Pallière (1823 - 1887), de origen brasileño, uno de los más prestigiosos artistas que en la segunda mitad del siglo XIX nos legó preciosas escenas con los pobladores –criollos, indígenas y europeos- y sus costumbres de Argentina, Chile, Uruguay y Brasil.

    Fig. 22. Un alto para el asado, (22,6 x 30,8 cm).        
    Fig. 23. Pesca con red, (28,1 x 37,8 cm).
    Fig. 24. Gaucho y porteñas, (27,7 x 19,4 cm).    
    Fig. 25. Campamento de soldados federales, (24,6 x 33,3 cm). Obra firmada.
    Fig. 26. En el taller del artista, (32,5 x 26,7 cm). Obra firmada.

    BASE: U$S 2.860.-




  • ÓLEOS “INTERVENIDOS”

    Ambos óleos atribuibles a la misma mano artística presentan firmas diversas. Los objetos representados son similares; un escritorio revuelto, con libros abiertos, y un obra reproducida que remite directamente al artista inicializado: Puente sobre un torrente. Puente del Inca de Johan Moritz Rugendas de 1838; y la conocida litografía de escena de rancho con idilio del Álbum Pallière.

    Los dos óleos, de muy buena factura, presentan barnices que estimulan la sensación de “antiguo”. Sin duda, permiten pensar el imaginario visual sobre el “arte nacional”: el gabinete del estudioso, el iconógrafo atento a las piezas de viajeros, elaboradores del discurso de la historia del arte que se construía desde la categoría de precursores. La fórmula nos remite esta vez a la imagen decimonónica dentro de la pintura supuestamente decimonónica. Aquí en una variante de la pintura dentro del taller del artista; aquí con la figura humana ausente se resuelve la imagen desde el género de la naturaleza muerta o la escena de interior.
     
     


     
    Consultar

    A modo de Johan Moritz Rugendas

    11.

    Óleo sobre tela. Firmado: M. R.. Medidas: 36,5 x 44,3 cm

    BASE: U$S 1.500.-

  • Consultar

    Al modo de Jean-León Pallière.

    12.

    Óleo sobre tela. Firmado: Palliere. Medidas:  44,5 x 53,2 cm.

    BASE: U$S 1.500.-

  • Consultar

    RETRATO MASCULINO

    16. PRILIDIANO PUEYRREDÓN (ATRIBUIDO)

    Retrato masculino. Circa 1865.

    Óleo sobre tela, sin firma. Medidas: 26,7 x 21,5 cm. Obra enmarcada.

    Nacido y fallecido en Buenos Aires (1823 - 1870), fue el más destacado pintor de su tiempo, como lo definió José León Pagano, de quien extraemos el siguiente juicio. “Retrató hombres, mujeres y niños; retrató animales, árboles, llanuras, ríos. Retrató escenas urbanas y motivos campestres. Una cosa no hizo nunca: remontarse a la esfera de la fantasía, y lograrse en el intento”. (1)

    El zenit de su trabajo es el retrato de Manuelita Rosas que hoy podemos apreciar en el Museo Nacional de Bellas Artes, y el del padre del artista, otra obra magnífica. Aquí lo encontramos en la última etapa de su vida -en los ´60 del siglo XIX- y quizás pintando un retrato a partir de un daguerrotipo o una fotografía; es decir, un modelo indirecto, encargado por algún familiar de  aquel para perpetuarlo a través de los pinceles del maestro en un “retrato de superficie”, como los calificaba Pagano en la obra citada.

    Datamos la obra en los últimos años de producción artística de Prilidiano Pueyrredón.

    Notas:

    1. José León Pagano: Prilidiano Pueyrredón. Buenos Aires, Academia Nacional de las Bellas Artes, 1945, p. 30.


    BASE: U$S 1.200.-

  • Consultar

    GAUCHOS EN SU FAENA GANADERA

    22. A. M. CARDOSO

    Arreo. 1881.

    Témpera sobre papel. Medidas: 21,8 x 32,5 cm. Obra enmarcada, con firma y fecha.

    La escena muestra tres jinetes con sus ponchos y sombreros, el más cercano, con calzoncillos cribados, rastra, bota fuerte y espuelas de plata. En su mano derecha, las boleadoras. Llama la atención que los tres juegos de cabeza utilizan frenos de patas largas; el de la izquierda, con pretal, ensilla con una cabezada de tientos trenzados. Su barba remata en una larga trenza; también calza bota fuerte y espuelas, casaca y tirador. Lleva un lazo sin desarmar.

    La hacienda es de grandes cornamentas. La tierra colorada nos sitúa en el noreste argentino.

    La obra fue exhibida en la exposición Platería argentina desde el período precolombino hasta la actualidad (Frankfurt, Alemania, 2010) y reproducida en su catálogo.

    BASE: U$S 900.-

  • Consultar

    La calesita de la calle Pasco.

    23. JUAN CARLOS FAGGIOLI

    La calesita de la calle Pasco. 1963.

    Óleo sobre tela firmado y fechado al frente, y al dorso: “La calesita de la calle Pasco - Faggioli 63”.  Medidas: 44 x 59 cm. En excelente estado, en su marco original.

    Conocido como pintor de músicos, el gusto de Faggioli por el mundo sonoro se ve reflejado en este paisaje. Mágico círculo infantil que alegra con sus coloridos animales y su andar al ritmo de la música, una calesita aquí anclada en un terreno entre casas típicamente porteñas. La calesita es un símbolo cultural de la ciudad. La primera se trajo de Alemania y giró en Buenos Aires entre 1867 y 1870 donde ahora se encuentra el Teatro Colón. Desde 1891 también fueron fabricadas en el país, y su historia siguió creciendo popularmente a lo largo del siglo veinte.

    Juan Carlos Faggioli (Buenos Aires, 1910 - 1996), formado en la Escuela Nacional y en la Superior de Bellas Artes, obtuvo el Primer Premio de Pintura en el Salón de Rosario (1936), Premio Jockey Club (1941) y Premio Nacional en 1950. Entre otras instituciones su obra se encuentra representada en el Museo Nacional de Bellas Artes.

    BASE: U$S 400.-

  •  
    OBRA GRÁFICA



     
    Consultar

    UNA DE LAS PRIMERAS VISTAS DEL NUEVO MUNDO

    27. MUNSTER, SEBASTIAN

    Il Cuscho Citta Principale della Provincia del Peru. Heinrich Petri. Basel. Circa 1558.

    Bello grabado, iluminado de época (29,5 x 37,8 cm.), con la vista a vuelo de pájaro de la ciudad del Cuzco. Buen ejemplar, enmarcado, con una oxidación y pequeña pérdida en el tramo superior del pliegue central, que no afecta texto ni imagen. 

    La obra fue publicada en la Cosmographia de Sebastian Münster, monumento cartográfico de enorme valor; sin duda uno de los más influyentes con ediciones en alemán entre 1544 y 1628, además traducido a diversos idiomas. En su contenido figuran los primeros mapas de los cuatro continentes y las primeras vistas de varias ciudades de la América hispánica; así en el reverso de la hoja que se subasta se encuentra una vista aérea de la ciudad de México.

    Esta singular xilografía tiene como referencia la que publicó una década antes el geógrafo italiano Giovanni Ramusio. La ciudad Inca, conquistada por los españoles, muestra aquí toda su magnitud; con el monumental templo palacio incaico.

    BASE: U$S 460.-


  • RELIGIÓN



     
    Consultar

    Biblia Sacra Vulgatae

    50.

    Biblia Sacra Vulgatae editionis, Sixti V et Clementis VIII iussu recognita aque edita (...) Publicada en Madrid por Joseph de Ibarra. 1767.

    En 4° mayor (29 x 20 cm), 7 hojas con Frontis y Portada, XL, 1372 pp. Encuadernación en pergamino. Ejemplar con una vieja huella de agua en las últimas cien hojas, y pérdidas de texto en las últimas diez. Palau, n. 29054, lo da erróneamente con grabados, pero la edición sólo incluyó el del frontis, en cobre, obra de Jerónimo Antonio Gil.

    Biblia sacra vulgar revisada y publicada por orden de Sixto V y Clemente VIII. En el índice, la cronología histórica y su rumbo geográfico según Jean Baptiste Du Hamel. Bella impresión, labor del maestro Joaquín Ibarra y Marín (1725 - 1785) quizás el más calificado entre los que actuaron en España; publicó un tratado sobre el oficio y hasta elaboró sus propios tipos, los que hoy se han recuperados bajo el nombre de tipografía Ibarra. Su taller inició la marcha en 1754 y en 1779 fue designado Impresor de la Real Academia Española, además de ser el Impresor Real de Carlos III.

    Todas sus obras merecen un gran destino.

    BASE: u$s 450.-


  • AMERICANA. VIAJEROS

     

    Consultar

    52. SIMON GRYNAEUS; JOHANN HUTTICH

    Novus orbis regionum ac insularum veteribus incognitarum, una cum tabula cosmographica & aliquot aliis consimilis argumenti libellis, quorum omnium catalogus sequenti (…) Basileae apud 10. Hervagium. Mense Martio. 1532.

    Raro e importante. Un tesoro bibliográfico. En Folio, Portada, 17 hojas sin numerar (“Index”), 584 pp., 1 h. Con grabado en madera en la portada y última hoja, y letras capitulares. Con numerosas anotaciones de época en el texto, en tinta ferrogálica. En la portada el ex-libris “Bibliothecae Petri Buoninsegni. Senis 1814”. Encuadernación en pleno cuero del siglo XVIII, con florones y sello dorado. Falto de su mapa original. Borba de Moraes I, p. 317; Sabin 34100. Primera edición.

    Una de los primeros reportes de exploración en las Américas; compilado por Johann Huttich (1480–1544), con un prefacio de Simon Grynaeus (1493–1541). Contiene entre otros relatos, los primeros tres viajes de Colón;  el viaje de Vicente Yáñez Pinzón que le permitió descubrir Brasil. Y los relatos del navegante Américo Vespucio. E incluye otras muchas obras no relacionadas a América, como la descripción de Brocardus de la Tierra Santa; los viajes de Marco Polo; los viajes de Hayton a Armenia; una descripción de Rusia por Matías de Miechow, publicada por primera vez en Cracovia en 1517; y otra de Paolo Giovio, cuya edición príncipe es de 1525.

    BASE: U$S 9.800.-

  • Consultar

    EL ORIGEN DEL HOMBRE AMERICANO

    54. HORN, GEORG

    De Originibus Americanis. Libri Quatuor Hemipoli. Sumptibus Ioannis Müller. 1669.

    Raro. En 12º (12 x 7 cm), Frontis, Portada con escritura de época, 11 h., 503 pp. Encuadernación moderna con lomo de cuero y títulos dorados. Sabin, n. 33015. Segunda edición.

    Escrito por Georg Horn (1620-1670), historiador y geógrafo alemán, profesor de la Universidad Leiden, se trata de uno de los principales libros elaborados respecto a la disputa sobre el origen de los indios americanos. Aquel debate se inició en 1642 cuando el teólogo protestante holandés Hugo Grotius escribió “De Origine Gentium Americanorum”, argumentando que los pobladores norteamericanos, exceptuados los de Yucatán, descienden de colonos escandinavos precolombinos; que los peruanos eran de China y los habitantes de las regiones del sur de Perú procedían de la isla Moluccan. Grotius apoyaba sus argumentos más en cuestiones teológicas que en bases históricas o antropológicas, en afán de hacer coincidir el origen del hombre americano con la bíblica concepción.

    El primero en contradecirlo fue Joannes de Laet, que tomó como referencia los datos empíricos ofrecidos por los primeros viajeros al Nuevo Mundo. Ofreció doce posibles orígenes alternativos para los nativos americanos, prefiriendo el que sostiene que la raza escita del norte de Asia proveía a la población dominante de América. Sugerido por De Laet, Horn entró en la discusión y publicó en 1652 el presente estudio; defendió la teoría de De Laet, y le agregó posteriores influencias de fenicios y cartagineses en el lado Atlántico, y de chinos en el Pacífico.

    BASE: U$S 1.000.-

  • Consultar

    POR EL ESTRECHO DE MAGALLANES

    55. NARBOROUGH, JOHN (Y OTROS)

    An Account of several Late Voyage & Difcoveries to the South and North. Towards The Sthreights of Magellan, the south Seas, the vaft Tracts of land beyond Hollandia Nova… Printed for Sam Smith and Benj. Waldford. Printer to the Royal Society, at the Prince´s Arms in S. Paul´s Churchyard, 1694.

    Muy raro. En 8° (17,6 x 11 cm), xxix, (7 pp), 196 pp, 207 pp., con 2 mapas plegados del Sthreights of Magellan -dedicado a Samuel Pepys (1)- y del Polo Norte, y 19 láminas, varias plegadas. Encuadernación moderna con lomo y punteras de cuero. Primera edición.

    La obra contiene el relato del viaje de Narborough al Estrecho de Magallanes y el que Jasmen Tasman realizó hasta Australia. Nos detendremos en el primero. Sir John Narborough, capitán de la marina británica, navegó el estrecho con la misión de hacer un levantamiento cartográfico e hidrográfico del paso entre los dos océanos para facilitar la navegabilidad de las embarcaciones con aquella bandera. Comisionado por el almirantazgo reconoció la costa patagónica -en particular Puerto Deseado y San Julián-, donde tomó posesión en nombre de la corona para continuar después con su plan exploratorio. En octubre de 1670 llegó al Magallanes y luego de cumplir su cometido técnico con notable pericia, avanzó hacia el lado occidental rumbo a Valdivia. Aquí fue recibido con recelo por parte de las autoridades locales que creyeron que el plan buscaba ocupar aquellas tierras, y luego de detener algunos miembros de la tripulación, Narborough regresó a Inglaterra.

    En efecto, esa era su misión secreta –lo indican los últimos estudios conocidos- inspirada en informes falsos que anunciaban la existencia de una fabulosa “Ciudad de los Césares” a la que se podía acceder desde Valdivia, “tierra de indios muy ricos que tenían guerra con los españoles” (En “La expedición de John Narborough a Chile, 1670”, por María Ximena Urbina C.ª, MAGALLANIA (Chile), 2017, Vol. 45(2): 11-36, nota 20).

    Notas:
    1. Samuel Pepys era secretario del almirantazgo británico; en su nombre se denominó la isla fantasma que Pedro de Ángelis publicó en la Colección de Obras y Documentos, una de las láminas más esquivas de la misma.


    BASE: U$S 3.600.-

  • Consultar

    UNA DE LAS PRIMERAS REFERENCIAS DE LOS ARAUCANOS DE CHILE

    56. ALONSO DE ERCILLA Y ZUÑIGA

    La Araucana, Primera, Segunda y Tercera Parte. De don Alonso de Ercilla, y Zuñiga, (...) Dirigidas al Rey D. Felipe, Ntro. Señor. Año 1733. Con Privilegio. En Madrid; Por Francisco Martinez Abad, Impresor de los Libros, en la Calle del Olivo Bajo.

    En Folio (29,8 x 20,4 cm). 1 h. en bl., Portada, 7 h., 186 pp.,  9 h., Portada, 3 h., 167 pp., 5 h. Ex-libris de James Vivian Tippet. Encuadernación en pleno cuero con nervios y títulos dorados, con las bisagras algo gastadas. En su interior en excelente estado. Palau, n. 80424. Sabin, n. 22729. Considerada la primera edición completa con las cinco partes de este clásico poema.

    Su escritura se basa en la experiencia de primera mano con los araucanos bajo la expedición dirigida por García Hurtado de Mendoza (1555 - 15629), gobernador de Chile y luego virrey de Perú. Una de las primeras referencias sobre este pueblo nativo. En su poema, Ercilla critica y ataca sistemáticamente a Hurtado de Mendoza en relación con la fuerza y ​​la brutalidad empleadas en aquel contacto.

    Sin duda, uno de los grandes poemas heroicos de España y uno de los más antiguos de América. Ercilla y Zuñiga nació en 1533, en 1555 acompañó a Alderete a las Américas y en 1557 llegó a Chile, donde se unió a la expedición para expandir las fronteras de Chile hacia el sur, acompañando al famoso Hurtado de Mendoza.

    BASE: U$S 1.350.-

  •  
    PARAGUAY


     
    Consultar

    64. LONGCHAMP, M. M. - RENGGER, ET

    Essai Historique sur La Révolution Du Paraguay, et le Gouvernement Dictatorial. Paris. Hector Bossange. 1827.

    En 4° (19,7 x 11,8), XXXV pp., incluye Anteportada, Portada, 300 pp., 2 lámina y un mapa plegados. Encuadernación con lomo de cuero con títulos dorados. Zinny, Bibliografía histórica del Paraguay, n. 163.

    Médicos y naturalistas suizos, Longchamp y Rengger viajaron al Paraguay en tiempos del gobierno del Dr. José Gaspar Rodríguez de Francia. En 1818 arribaron al Río de la Plata y alentados por Aimé Bonpland, se trasladaron hacia el Paraguay, donde fueron detenidos. Vivieron allí unos seis años hasta que lograron salir de aquel territorio. Sus contribuciones en el campo de la biología fueron de enorme importancia. Zinny rescata en este texto lo concerniente a la producción y la geografía del Paraguay, además de observar la administración judicial y financiera.  También alude a Bonpland y al caudillo rioplatense José Gervasio Artigas.

    BASE: U$S 500.-

  • Consultar

    LOS BASKOS

    80.

    LOS BASKOS en la Nación Argentina. Sección Pampa. 1916-1926. Editada por José de Uriarte. Director de “La Baskonia”. Buenos Aires. 1919.

    Raro y buscado. En Folio (35,6 x 26,4 cm), 492 pp., incluye Anteportada, Portada, v. en bl., con un error de paginación entre las páginas 452 y 457, más 2 láminas. Encuadernación en tela con gofrados y dorados. Buen ejemplar. Segunda edición.

    Precioso álbum ilustrado con la presencia de la inmigración vasca en Argentina, un importante homenaje a esta colectividad, tan bien recibido que apenas tres años después de su edición príncipe -publicada con los fastos del Centenario de la Independencia de nuestro país-, vio la luz en esta cuidada versión.

    Se trata de una verdadera fuente de información histórica e iconográfica con una enorme diversidad de temas abordados.

    BASE: U$S 280.-




  • LANZAS QUE FORJARON NUESTRA NACIÓN
    Se conocen varios talleres locales que a lo largo del siglo XIX proveyeron a los ejércitos de sables, espadas , lanzas y hasta cañones. Recordamos el que formó Fray Luis Beltrán en la Maestranza del glorioso Ejército de los Andes. Poco tiempo más tarde, en 1830, el comandante del Parque de Artillería preparó un minucioso informe sobre las maderas necesarias para su construcción, “para una caballería que por su gran movilidad y posición en el caballo necesita de una lanza bastante fuerte, como que tiene que resistir el golpe combinado del movimiento del caballo y la pujanza del jinete”. (1)
    Sin embargo, los numerosos conflictos que empañaron toda aquella centuria hicieron que su abastecimiento fuera más que complejo, si hasta debieron recurrir a las  tijeras de esquilar, para que cada hoja sirviera en las urgencias enastadas a cañas de tacuara. También las hubo importadas. Los dos lotes ofrecen un ejemplar de cada origen, local y extranjero.

     
    Notas:
    1. Guillermo Palombo: Apogeo y ocaso de la lanza en la caballería argentina. En “Revista de Historia Militar”, N° 11, Buenos Aires, 2018, p. 40.


     
    Consultar

    Lanza de combate.

    83.

    Lanza de combate. Probablemente de oficial. Mediados del siglo XIX.

    Excepcional lanza con su oharra con dos medialunas, una con las puntas hacia el extremo superior y la otra hacia el inferior, para potenciar su capacidad ofensiva. Bajo éstas, tiene un anillo galloneado con una parte extraviada. Para su fijación a la vara posee dos largas espigas. El regatón termina en una pequeña punta roma y denota su factura criolla. Extremadamente rara y en excelente condición.

    Su originalidad radica en la doble medialuna, forjada en una pieza, infrecuente en las lanzas forjadas a nivel local.

    Medidas. Largo de la hoja: 29 cm. Largo del regatón: 12,7 cm. Largo total: 281 cm.

    BASE: U$S 1.900.-

  • Consultar

    Lanza de combate de oficial.

    84.

    Lanza de combate de oficial. Siglo XIX.

    Extremadamente rara y en excelente estado. La calidad de su moharra y regatón revelan su origen europeo, donde eran adquiridas para el ejército argentino, al igual que sables, bayonetas, cuchillos y demás armas de fuego.

    Su elegancia y jerarquía nos indican su uso para un oficial. Punta de forma lanceolada y con cuatro mesas; su astil apoya en una semiesfera de bronce que decora el cubo hueco donde se introduce el asta. Para su fijación a la madera posee dos largas espigas de hierro. Magnífico regatón de tres mesas cóncavas y largas espigas.

    Medidas. Largo de hoja 24,5 cm. Largo del regatón (con espiga): 59,4 cm.Largo total 267 cm.

    BASE: U$S 2.000.-

  •  

    PREMIOS MILITARES MONÁRQUICOS Y REPUBLICANOS


     

    Consultar

    FERNANDO VII

    87.

    Premio militar español destinado a los indígenas que formaron parte de sus fuerzas militares en la Guerra de la Independencia. Potosí. 1816.

    La versión de plata, acuñada en la Casa de la Moneda de Potosí. Anverso: con la esfinge del rey Fernando VII, leyenda: EL REY EN PREMIO DE LA FIDELIDAD Y DE LA VIRTUD. AÑO DE 1816. Reverso, con la corona, leyenda: APRÉCIENSE LOS SERVICIOS DE ESTE MI BENEMÉRITO VASALLO. 

    Estamos ante la última medalla entregada por las autoridades virreinales a los caciques y demás jefes indígenas por su participación junto a las tropas realistas frente a la rebelión de las armas patriotas. Fue acuñada en 1816 y se entregó como un acto de reconocimiento hasta 1824. “Estas medallas simbolizaron para el imaginario de aquellos indígenas, la amistad personal con el Rey cuyo retrato así conocían y con quien estaban firmando un tratado o pacto de alianza y amistad”. (1)

    Nota:
    1. Fernando Chao (h): "Medallas de paz y de reconocimiento a la fidelidad del rey de España a los indios americanos". En Anuario argentino de numismática, volumen 1, Instituto Federal de Investigadores Numismáticos de la República Argentina, 2019,pp. 35-48.


    BASES: U$S 1.860.-

  • Consultar

    JUAN MANUEL DE GOYENECHE

    88.

    La medalla realista por Huaqui y Sipe - Sipe. Alto Perú. 1811.

    En su versión de plata, acuñada en la Casa de Moneda de Potosí. Anverso: al centro del campo, el busto del general Goyeneche con una leyenda escrita en latín. Reverso, también en latín, con la indicación de que se trata del homenaje que le rinde el Municipio de Potosí al oficial del ejército monárquico nacido en Arequipa.

    El texto precisa la derrota de las armas argentinas en la campaña de Huaqui y Sipe Sipe, y el control español sobre las ciudades sublevadas de Potosí, La Paz, Cochabamba y Chuquisaca. Como era de práctica, se acuñaron ejemplares de oro, plata y cobre. El gran historiador y medallista Arnaldo Cunietti Ferrando indicó que los primeros son rarísimo, escasos los de plata y raros los de cobre. (1)

    Notas:
    1. A. Cunietti Ferrando: Medallas realistas de Homenaje al General Goyeneche. En OMNI N° 10 - 07/2016.


    BASE: U$S 1.700.-

  • Consultar

    JUAN MANUEL DE ROSAS: POR LA VICTORIA SOBRE LA REBELDÍA UNITARIA

    90.

    Premio militar de Cayastá. Buenos Aires. 1840.

    Muy rara. Medalla de plata, con desgastes. Anverso: ¡MUERAN LOS UNITARIOS! LA PROVINCIA DE B.S AY.S AL PATRIOTISMO Y VALOR. Con el escudo argentino con banderas, fusiles y cañones entre otras alegorías. Reverso: ¡VIVA LA FEDERACIÓN! EL GOBIERNO DE B.S AY.S RECONOCIDO Á LA VIRTUD MARCIAL. Y al centro trofeos militares encima de una corona.

    Un decreto firmado por Juan Manuel de Rosas el 2 de abril de 1840 premió el mérito de los triunfadores en Cayastá. Lo hizo con medalla de oro para el comandante de las fuerzas, el general Juan Pablo López, y de plata para los jefes, en tanto que de cobre para el resto de la tropa. Aquel combate fue una clara victoria de las armas federales sobre el ejército rebelde -el grueso de unitarios comandados por el general Lavalle-, éstos a las órdenes  de Mariano Vera (muerto en el campo de batalla) y Francisco Reynafé, que murió ahogado al escapar. 

    BASE: U$S 2.500.-

  • Consultar

    UN “LATÓN” DE USO EN LOS CAMPOS DE BATALLA

    91.

    Sable de Caballería. De tropa. Alemania. Circa 1850.

    Empuñadura de madera acanalada y recubierta en cuero, con guardamano “de estribo”. Hoja de acero con vaceos. Vaina original de hierro, con sus dos anillas. Ejemplar en muy buen estado. Largo de hoja: 79,7 cm. Largo total: 94,4 cm.

    Su origen alemán se constata en su batiente triangular, de hierro sólido, que tenía por objeto evitar que la punta de la vaina se abollara al golpear contra el piso. Por los detalles de su fabricación, es de mediados del siglo XIX y fue usado en la Argentina tanto por la tropas rosistas como por las de la Confederación, las que combatieron en la guerra del Paraguay e inclusive, por aquellas que lo hicieron en la Campaña del Desierto.

    Conocidos en la Argentina como "latones", este modelo de sable es originario de Inglaterra y fue diseñado por John Gaspard Le Marchant, uno de los mejores comandantes de caballería de su generación, un intelectual que tuvo una gran influencia en el funcionamiento eficiente del ejército británico. Inspirado en los sables austríacos de fines del siglo XVIII, diseñó el Sable de Caballería Ligera Modelo 1796, de insuperable capacidad de corte.

    El Modelo 1796 armó también a la caballería española que luchó contra Napoleón y allí es que lo pudo evaluar el General San Martín, que lo adoptó como sable de los Granaderos a Caballo en 1812. En esos años se los llegó a fabricar en Caroya, Córdoba.

    Durante las Guerras Napoleónicas, el gobierno inglés además de suministrar sables a sus aliados españoles, también lo hizo a sus aliados alemanes, que lo incorporaron oficialmente como sable de Caballería Ligera Modelo 1811 y lo comenzaron a fabricar en su país en 1831. La Argentina los compró en Alemania y Bélgica.

    Se diferencian en algunos detalles y se datan por el progresivo angostamiento de su muy ancha hoja.

    Agradecemos la información brindada por el especialista, doctor Alejandro Fargosi.

    BASE: U$S 1.500.-


  • MANUSCRITOS / ORIGINALES



     
    Consultar

    RARA COLECCIÓN DE POEMAS LIMEÑOS SOBRE EL TERREMOTO DE 1746

    93. ANÓNIMO

    Extracto metrico de la deplorable ruina de Lima, total desolation del Callao, e impetuosa, [.] deel mar acaesida de un orrible, y espantoso terremoto, en 18 de octubre de el año de 1746.  Sin fecha (1746), ni sitio (Lima).

    En 8º menor (15 x 9,5 cm), 115 hojas. Bella encuadernación en pleno cuero, con nervios, filetes y ornamentos dorados junto con sus cantos dorados. En muy buen estado.

    Preciosa colección manuscrita de poemas que narran el terremoto que azotó el centro de Perú en octubre de 1746. Con una cuidada caligrafía, su autor -no identificado- nos relata aquellas horas de terror. Divide la obra en cantos, titulados Las Ruinas, Las Selvas, Los Celos, Las Soledades, Las Lágrimas, Los Suspiros... Nos ofrece una imagen clara y a la vez poética de la desolación y la tristeza de aquel terrible suceso. Interesante ejemplo de poesía peruana en el siglo XVIII, a la vez que un recurso valioso para el estudio de la Lima colonial.

    Aquel terremoto se cobró diez mil vidas sobre las sesenta mil que se calcula habitaban por entonces en Lima y el Callao, derribando tres mil viviendas, iglesias, conventos, hospitales y monasterios. Con su palacio dañado, el Virrey José Antonio Manso de Velasco, buscó refugio en una colina. Y después del sismo, el mar se embraveció sobre el puerto de Callao causando también una enorme destrucción, se calcula que unas cuatro o cinco mil personas murieron allí. Las pérdidas fueron tan importantes que las noticias que daban cuenta de ellas se publicaron en todo el mundo, en español, portugués, inglés e italiano.

    Nosotros ofrecemos un maravilloso manuscrito aún no estudiado -con alguna pérdida de hojas-, obra de época que merece el mejor destino.

    BASE: U$S 3.800.-



  •  
    ARTE
     

    ARTE RELIGIOSO EN EL MUNDO ANDINO

     

    Consultar

    99. AUTOR ANÓNIMO

    Virgen con niño. Mediados del siglo XVIII.

    Óleo sobre tela. Medidas: 49,5 x 38,2 cm. Obra enmarcada con marco tallado en madera.
     
    Bella composición de Nuestra Señora de la Piedad, con una azucena en su mano derecha y el niño Jesús en la izquierda. La presencia de esta flor aparece documentada en los “Comentarios Reales” del Inca Garcilaso de la Vega, dándole el nombre en su lengua nativa: “Dicen Mamanchic, que es Señora y Madre nuestra; Coya, Reina; Ñusta, Princesa de sangre real; Zapay, Única; Yurac Amancay, Azucena blanca; Chasca, Lucero del alba; Citoccoyllor, Estrella resplandeciente; Huarcar paña, Sin mancilla; Huchanac, Sin pecado; Mana Chancasca, No tocada, que es lo mismo que inviolata; Tazque, Virgen pura; Diospa Maman, Madre de Dios. También dicen Pachacamacpa Maman que es Madre del Hacedor y sustentador del Universo. Dicen Huacchacuyac, que es amadora y bienhechora de pobres, por decir Madre de misericordia, Abogada nuestra que, no teniendo estos vocablos en su lengua con las significaciones al propio, se valen de las asonantes y semejantes...
     
    Se trata de una "imagen de piedad" -nos indica el investigador peruano Luis Eduardo Wuffarden- que acredita la persistencia de los modelos italianos en el sur andino a lo largo del tiempo. Ante nuestra consulta, el doctor Burucúa nos adviertió que “el claroscuro del Niño, el efecto de cuerpo pesado que de allí procede y los dedos de la Virgen revelan el persistente influjo del arte romano manierista, llegado a Sudamérica de la mano de Pérez de Alessio entre 1590 y 1610”.
     
    Agradecemos la información brindada por el doctor José Emilio Burucúa, miembro de número de la Academia Nacional de Bellas Artes, y por Luis Eduardo Wuffarden, historiador del arte peruano.
     
    BASE: U$S 2.000.-

  • Consultar

    LA TRADICIÓN ALTOPERUANA

    100. AUTOR NO IDENTIFICADO

    Virgen María. Noroeste de Argentina. Siglo XIX.

    Óleo sobre lienzo. Medidas: 36 x 25,7 cm. Obra montada y enmarcada.
     
    “Esta Virgen del Carmen es una versión popular, de encanto indiscutible, de la iconografía más extendida de esa advocación de Nuestra Señora, con el par de ángeles que le abren y sostienen el manto. Una pintura de la región puneña” -nos informó el doctor José Burucúa, miembro de la Academia Nacional de Bellas Artes. 
     
    En sintonía por su posible origen, el especialista peruano Luis Eduardo Wuffarden nos aseguró que “bien pudo ser pintada en el norte argentino, influido casi siempre por las tradiciones artísticas del Altiplano. El estilo de la obra, en efecto, responde claramente a lo que se hacía en Bolivia hacia mediados del siglo XIX. De modo que pudo ser una obra llevada desde Bolivia o ejecutada en el norte argentino por un artista formado dentro de las tradiciones altiplánicas heredadas de la colonia.”
     
    BASE: U$S 600.-

  • Consultar

    102. AMADEO GRASS (ATRIBUIDO)

    Retrato de Mercedes P(iñeyro). Circa 1850.

    Óleo sobre tela, sin firma, reentelado. Medidas: 79,6 x 64 cm. Obra enmarcada.
     
    La retratada, Mercedes P(iñeyro), sostiene una esquela en su mano donde leemos: Mercedes P. // A su sobrino Don Juan Ant(onio) Escribano.
     
    Se sabe que Juan Antonio Escribano -de antigua extracción unitaria (1)-, estanciero de la región de Chascomús, participó en la primera exposición de la Sociedad Rural Argentina celebrada en el año 1858. Aquel acontecimiento se llevó a cabo en el predio próximo a la residencia de Juan Manuel de Rosas, en San Benito de Palermo, donde fueron premiados con medalla de oro, Jorge Atucha, Manuel B. Hale, Manuel Aldao y el propio Juan Antonio Escribano.
     
    Su tía Mercedes posó ante el pintor con un mensaje para su sobrino. Sentada, con una mantilla sobre los hombros, adornada tan solo con sus pendientes de oro, fue llevada al lienzo por la mano hábil del artista. A nuestro entender, el pintor Amadeo Gras, quien no firmó muchas de sus obras. (2) De origen francés, Gras actuó por largos años en nuestro territorio, recorriendo e instalándose en varias provincias argentinas. Se le conoce un importante retrato de Juan Manuel de Rosas, pero fue también un conspicuo amigo de Urquiza, a quien acompañó en sus viajes después de Caseros.
     
    Notas:
    1. En 1840 le fueron rematados bienes muebles confiscados en sus estancias El Bote y Santa Catalina, de Chascomús. Fuente: Guillermo Bonzato: Las confiscaciones y embargos de Rosas en Chascomús, 1840 - 1852. En la XVI Jornadas de Historia Económica. (www.bibliotecadigital.econ.uba.ar)
    2. Mario César Gras: El pintor Gras y la iconografía histórica Sud-Americana. Buenos Aires. El Ateneo. 1946.
     
    BASE: U$S 1.400.-

  • Consultar

    PARAGUAY PROFUNDO

    104. AUTOR NO IDENTIFICADO

    Escena con jinetes. Circa 1859.

    Bandeja de madera pintada, acuarela y tinta sobre madera. Sobre la bandeja, guarda floreada, posterior. Medida total: 48 x 61,8 cm., medida de la escena: 25,8 x 33,5 cm. Obra enmarcada.
     
    Dos jinetes, diestros en las faenas ganaderas fueron retratados en una vista cargada de acción. Los caballos los acompañan con su movimiento específico; el de la izquierda mientras el lazo gira en el aire, y el de la derecha, ya atrapado el toro, ofreciéndole resistencia para que éste no pueda liberarse ni derribar al paisano. Detrás, unas palmeras nos indican su ubicación geográfica.
     
    La escena se inspira en el grabado que ilustra el libro “La Plata, the Argentine Confederation and Paraguay” en su página 120, escrito por el marino estadounidense Thomas Jefferson Page, y publicado en 1859. Refiere a su estadía en el Paraguay, específicamente cuando se encontraban sobre el río Tibiquari -el que divide las provincias Villa Franca al norte y Pilar al sur- y fueron interceptados por la guardia paraguaya, e invitados a descender. Tan bueno fue el trato, que el comandante les ofreció una res de carne para la compañía del barco. En un tiempo increíblemente corto, un bravío animal  fue rápidamente atrapado con el lazo, a la orilla frente al vapor, y allí sacrificado para uso de los navegantes. “El buey aquí se toma de la manada, se sacrifica y las porciones se sirven en la mesa en menos tiempo del que se necesitaría para matar y cocinar un ave con nosotros” -aclara Page-. Exactamente este suceso es el que inspira el grabado titulado “Use of the lasso and bolas”; en nuestra pintura con dos jinetes. Detrás se observan unas palmas, que Page describe en la página anterior: se trata del Caranday, el cual sabe cubrir vastas extensiones..
     
    El vínculo entre Page y nuestro país fue estrecho. Llegó al Río de la Plata en 1853 como capitán del vapor Water Witch, y conoció al presidente Urquiza al tiempo que éste sitiaba Buenos Aires. Cuando se vio obligado a levantar campamento, fue Page quien lo llevó a Gualeguaychú en su vapor. Nació una amistad que perduró años e incluso llegaron a trabajar juntos.
     
    BASE: u$s 1.600.-

  • Consultar

    107. RAFAEL DEL VILLAR

    Retrato de Manuel Felipe de Tovar y Ponte. Circa 1900.

    Óleo sobre tela, firmado y con la leyenda pintada al pie: Manuel Felipe de Tovar y Ponte // Conde de Tovar. Presidente de Venezuela. Medidas: 41,2 x 35,3 cm. Obra enmarcada.
     
    El retrato nos da la figura de busto de Manuel Felipe de Tovar (Caracas: 1803 - París: 1866), el primer presidente de Venezuela ungido con el voto popular, con su escudo de armas. Político y masón, éste fue Gran Maestro de la Gran Logia de Venezuela entre 1854 y 1856. Ocupando los más altos cargos del ejecutivo nacional en la llamada Guerra Federal, de Tovar arbitró los medios para la realización del primer escrutinio nacional en 1860, donde fue electo presidente; juró cumplir aquel mandato el 12 de abril de 1860. Sin embargo, frente a la crisis que no logró superar, se vio obligado a renunciar el 20 de mayo del año siguiente.
     
    Rafael del Villar (1873 - 1952), pintor historicista de origen español, se radicó en Argentina en 1910 y aquí se desempeñó por largos años en el Museo Histórico Nacional donde realizó labores de restauración y ejecutó numerosas obras historicistas destinadas a ilustrar el discurso museográfico de la institución. En esta corriente de su pintura se inscribe nuestro retrato.
     
    BASE: U$S 1.800.-

  • Consultar

    111. LEOPOLDO PRESAS

    Retrato de Rafael Squirru. Circa 1938.

    Técnica mixta. Medidas: 81 x 58 cm. Obra enmarcada. Ex colección Familia Presas.
     
    Retrato de un joven Rafael Squirru. Este retrato es testigo del extenso y profundo vínculo entre Presas y Squirru. Leemos en el estudio crítico que éste escribió sobre su amigo artista: “Hace años que conocemos al pintor Presas en un plano de convivencia íntima”. (1)  Efectivamente este retrato fue realizado por Presas en su taller, donde un joven Squirru de alrededor quince años se encontraba a su vez pintando. La paleta estridente y la pincelada libre lo vincula al expresionismo. Lo fechamos poco antes del año 1939, cuando las urgencias económicas le exigieron abandonar su arte por un tiempo.
     
    El crítico, escritor y poeta, Squirru, fundador y director del Museo de Arte Moderno de Buenos Aires fue también, y desde muy niño, pintor. Hizo su primera exposición en 1948 en la Galería Sintonía, luego en la Galería Peuser en 1950 y en Galatea en 1955. Ilustró el libro de poemas “Himnos Helénicos” de Fernando Demaría en 1953, aunque al publicar su primer libro de poesía en 1957 decidió abandonar la pintura como objetivo profesional.

    Notas:
    1. Rafael Squirru: Presas, Estudio Crítico. Ediciones El Mangrullo SA, Buenos Aires, 1967

     
    BASE: U$S 3.000.-

  • Consultar

    113. IGNACIO ITURRIA

    Autorretrato. Circa 1980.

    Óleo sobre tela. Medidas: 98 x 80 cm. Enmarcado. La obra fue adquirida en una exposición del artista en Chicago, en octubre de 1989.
     
    Obra en gran formato del reconocido artista uruguayo, en la que aparecen los elementos característicos de su pintura más emblemática, su mundo de pequeños objetos cotidianos, personajes y juguetes. Oscura, en una paleta de ocres, con una espesa capa de óleo maniobrada a espátula, representa mundos oníricos, como esta mesa con dos cajones, con una botella de vidrio que proyecta una sombra. Hasta aquí se trataría de un clásico bodegón, si no fuese que la botella contiene un pequeño hombre. Un “hombre botella” -figura reiterada en el mundo de Iturria-, de barba y ligera melena, desnudo y sentado, cuyo corazón rosa es el color que escapa a la paleta terrosa, y sobresale en la composición. Su sombra también se perfila claramente en la pared, y tres diminutos caballos lo observan, boquiabiertos, completando la misteriosa escena.
     
    Ignacio Iturria (Montevideo, 1949), de vasta trayectoria internacional, ha expuesto en numerosos países. Sus obras forman parte de colecciones particulares y públicas como los museos José Luis Cuevas y Rufino Tamayo, de México; en Caracas, el Museo de Bellas Artes, y el de Arte Contemporáneo Sofía Imbers. El Museo Nacional de Artes Visuales, Uruguay, y el Museo Youngeun, de Corea. Obtuvo entre otros premios: Salón Municipal de Montevideo, 1975; Salón Nacional de Artes Plásticas, 1976; "Fund for Artists Colonies", Estados Unidos, 1989; Gran Premio de la Bienal de Cuenca, Ecuador, 1994; y el Premio Especial "Casa di Risparmio" en la Bienal de Venecia, Italia, de 1995.
     
    BASE: u$s 6.000.-

  • Consultar

    EL MÁS BELLO DE TODOS

    115.

    Storming of Monte Video. Feby. 3rd 1807. Dedicated by Permission to B. General Sir Samuel Auchmuty and the Officers engaged at that Gallant & Ever memorable Attack by Edw.d Orme: Proof. (A la izquierda:) From a drawing made by an Officer on the spot. Lieu.t George Robinson Rl Marines. (Al centro:) Edw.d Orme Excu.t (a la derecha:) Clark & Duburg sculp.

    Precioso ejemplar de la litografía en gran tamaño (50,5 x 66 cm) de la ocupación inglesa de Montevideo. Estampa sin iluminar, como saliera del taller de Edward Orme en 1807, en su primera edición. Obra enmarcada.
     
    Imagen central con el “Asalto a Montevideo” de las fuerzas invasoras inglesas en febrero de 1807, y debajo, a ambos márgenes, una vista de Montevideo tomada desde el río, de una embarcación, y el plano de la ciudad con el itinerario del ataque. En las imágenes del sector inferior, la siguientes leyendas: a la izquierda, Esq.r del. View of Monte Video from the Sea, y a la derecha: Plan of the City and March f the Troops.
     
    La autoría es del artista inglés Edward Orme (1775 – 1848), basado en un dibujo de George Robinson. Orme fue un destacado grabador, a cuyo arte se debe también la estampa de la Batalla de Waterloo. El Victoria & Albert Museum de Londres posee obras de su autoría.
     
    La escena da cuenta del ataque sobre la ciudad de Montevideo en la madrugada del 3 de febrero. Si bien se hallaba protegida por una muralla, en el portón de San Juan existía una brecha de dieciséis varas, por donde logró avanzar el enemigo. “La noche era en extremo oscura –cuenta Auchmuty en su parte–, la cabeza de la columna erró la brecha (…)”, permaneciendo bajo un fuego vivo, hasta que al fin la localizaron e ingresaron a las calles de la ciudad donde la esperaban los cañones de la defensa, sembrando las calles de cadáveres y heridos de ambos bandos.
     
    El grabado fue reproducido en la obra de I. R. Pearson (1) y también en la imprescindible “Iconografía de Montevideo”. (2)

    Notas:
    1. Pearson, Isaac R.: Las Invasiones Inglesas. Buenos Aires. 1901. P. 179.
    2. AAVV: Iconografía de Montevideo. Concejo Departamental de Montevideo. Montevideo. 1945. P. 141

     
    BASE: U$S 2.200.-



  •  
    FOTOGRAFÍAS (SEGUNDA PARTE)



     
    Consultar

    118. AMBROTIPISTA NO IDENTIFICADO

    Retrato de Juan José Olleros. Circa 1864.

    Ambrotipo de un sexto de placa, 8 x 6,6 cm. Exhibido en la Exposición de Daguerrotipos y Fotografías en Vidrio, organizada por el Instituto Bonaerense de Numismática y Antigüedades en la Galería Witcomb, en 1944. (1) Ex colección Corina F. Ochoa.
     
    En el catálogo de la exposición se indica que el retratado es Ladislao Olleros y Fuentes (2); pero según nuestras consultas históricas se trata de Juan José Olleros (hijo), militar nacido en 1835, descendiente de Concepción Fuentes y del patriota homónimo. Refuerza nuestra idea que el ambrotipo anterior de la exposición sea el de la propia Concepción Fuentes. Y nos basamos especialmente en la biografía de J. J. Olleros, quien combatió en la batalla de Cepeda en 1859, en Pavón en 1861, y apenas iniciada la Guerra del Paraguay fue malamente herido en la batalla de Yatay, el 17 de enero de 1865. Trasladado al hospital de sangre en Restauración, cuenta Cutolo, “tras crueles padecimientos se suicidó el 25 del mismo mes, al saber que quedaría inútil y no podría seguir la campaña”. (3)
     
    El análisis de su uniforme da crédito a nuestra atribución. Así opina el historiador Alberto del Pino Menck en respuesta a nuestra consulta: “se lo ve con su blusa encarnada con vueltas verdes, kepí punzó con aro verde y sus galones de oficial. El pantalón aparentemente azul, y la capa "bornús". Y su faja de oficial. Preciosa imagen. Cuando estuvo en el San Nicolás, vestía como Guardia Nacional, blusa azul, con franjas y vueltas encarnadas así que corresponde ese ambrotipo a unos años antes.” (4)
     
    Notas:
    1. Número 347 de su catálogo, pág. 45.
    2. En los estudios biográficos de Vicente Cutolo localizamos un Mariano Ladislao Olleros, pero sin actividad militar y de profesión periodista, quien no podría ser el retratado además por una razón cronológica: nació en 1859 (en pleno auge del ambrotipo) y cuando se podría haber tomado este retrato, dicha técnica ya estaba en desuso.
    3. Vicente O. Cutolo: Nuevo Diccionario Biográfico Argentino. Buenos Aires, Editorial Elche, tomo V, pág. 157.
    4. Alberto del Pino Menck alude al Batallón San Nicolás -del que fuera su 2o jefe- como parte del ejército argentino en la Guerra contra el Paraguay.

     
    BASE: U$S 1.400.-

  • Consultar

    123. FOTÓGRAFO NO IDENTIFICADO

    La Patagonia Rebelde. Patagonia. Marzo de 1918.

    Conjunto de tres fotografías del tipo “plein air” en gelatina de plata (12,5 x 17,3 cm), montadas sobre soporte secundario gofrado en color gris de 18 x 24 cm. Obras enmarcadas.
     
    Las imágenes pertenecieron a Enrique Salgot Morell, quien las referenció (identificando personas y circunstancias) y se las remitió a su madre (Emilia Salgot Bosch) y a sus hermanos; estos las conservaron nada menos que durante un siglo.
     
    La primera toma es un registro del edificio de chapa de la “Sociedad Anónima Importadora y Exportadora de la Patagonia”, a cuyo frente se ven cinco personas -dos de ellas identificadas como “indios compradores”-, un caballo atado al palenque y el auto de un estanciero. La segunda gelatina es un registro de interior de un despacho de bebidas y comestibles; el fotógrafo utilizó la luz proveniente de una ventana a la izquierda. 
     
    Una vista de exterior de amplio rango es la tercera, se observan una serie de edificaciones correspondientes a un pueblo patagónico -¿Colonia Las Heras?- y hacia el fondo una formación de vagones de ferrocarril. Posan once hombres -casi todos identificados- que a través de su ropa indican su función. Junto al grupo, un Ford A y una caballada, atrás de la cual se aprecia una enorme carreta de traslado de fardos de lana.
     
    Las tres fotografías se vinculan con la empresa “La Anónima”, fundada en 1908 por José Menéndez y Mauricio Braun. Enrique Salgot Morell, empleado de la misma, fue testigo y protagonista de los sucesos conocidos como la Patagonia Rebelde, tan bien descripta por Osvaldo Bayer, quien lo menciona como perteneciente a la Guardia Blanca. Una vez más, la antigua fotografía descorre su velo sobre otra de las tantas historias ocultas de nuestro pasado.
     
    BASE: U$S 480.-


  •  
    FERNANDO BASILIO PAILLET
    (1880 - 1967)
     
    Después de su muerte este genio de la cámara fue descubierto y elogiado por los más destacados historiadores de la fotografía argentina, como Miguel Ángel Cuarterolo (1), Luis Priamo (2) y Sara Facio; además de merecer una exposición reveladora -curada por el Consejo Argentino de Fotografía- de sus principales obras en 1981 en el país y el extranjero, el en 2018 su talento fue protagonista de una consagratoria muestra en la Fototeca Latinoamericana (FOLA). (3) 
     
    Siendo el fotógrafo por excelencia  de Esperanza,  la colonia agrícola santafesina, Paillet vivió y trabajó con los condicionantes del medio pero, empeñado en salir de ese estrecho brete llamado fotografía social, realizó un cuidado relevamiento artístico cultural documentando boliches y talleres, fiestas públicas y la arquitectura local, además de fotografiar a los esperancinos, y si tuviéramos que citar a León Tolstoi “pinta tu aldea y pintarás el mundo”, diremos que Paillet tomó su cámara en este apartado lugar del país y salió a crear obras de arte retratando a sus vecinos.
     
    Golpeado por el infortunio -lamentablemente se perdió el ochenta por ciento de su archivo fotográfico-, unas trescientas placas de vidrio (negativos a la gelatina bromuro de plata, o placas secas) se salvaron milagrosamente de la destrucción y fueron descubiertas por el investigador Luis Priamo. Esta colección se encuentra depositada en el Museo de la Colonización de Esperanza. Presentamos aquí una fotografía vintage de una niña, verdadero tesoro puesto que su original de vidrio pertenece a aquel conjunto perdido A continuación, de aquellos negativos salvados del desastre, en 1981 en el estudio fotográfico de Annemarie Heinrich y su hijo Ricardo Sanguinetti se realizaron las copias modernas que dieron origen a la citada exposición curada por el Consejo Argentino de Fotografía. Una de las ya famosas versiones de la peluquería salida de esta experiencia es el presente lote de Paillet que aquí ofrecemos.


    Notas:
    1. Amado Becquer Casaballe - Miguel Ángel Cuarterolo:  Imágenes del Río de la Plata. Crónica de la fotografía rioplatense 1840 - 1940. Editorial del Fotógrafo, 1985, Segunda Edición.
    2. Luis Priamo: Fernando Paillet. Fotografías 1894 - 1940. Fundación Antorchas. Buenos Aires. 1987.
    3. Congruencias. Walker Evans. Jim Dow. Fernando Paillet. Guillermo Srodek Hart. FOLA. Buenos Aires, agosto 2018.


     
    Consultar

    UN VINTAGE, COPIA ORIGINAL DEL AUTOR

    125. FERNANDO PAILLET

    El mejor amigo... Esperanza. Circa 1911.

    Gelatina de plata. Medidas: 9 x 6,5 cm. Obra en muy buen estado, enmarcada.
     
    La escena posee el encanto de una toma de tipo infantil, con el agregado de la naturalidad que implica un registro plain air. La niña, protagonista de otras imágenes tomadas por este autor, juega aquí con una de sus mascotas en tanto que otro perro mira fijamente la cámara del artista.
     
    Entre las inquietudes artísticas de Paillet, lo imaginamos dirigiéndose a aquel público adulto que disfrutaría de las picardías de los niños. Fue común entre los pioneros de la fotografía -imitando a los pintores- retratar niños de su propia familia para realizar encantadores cuadros artísticos.
     
    BASE: U$S 3.000.-

  • Consultar

    128. FOTÓGRAFO NO IDENTIFICADO

    Campaña electoral. Mendoza. 1951.

    Álbum con 153 gelatinas de plata, en diversos formatos, montadas sobre cartulinas con sus respectivos esquineros. Encuadernación con tornillos pasantes, preservado en una moderna caja-estuche con lomo de cuero y títulos dorados.
     
    Electo presidente de la Nación en el año 1946 con un triunfo abrumador, Juan Domingo Perón (1895 - 1974) se postuló a su reelección en 1951, repitiendo la fórmula Perón-Quijano; en la provincia de Mendoza acompañado por la dupla Evans-De la Torre también victoriosa en las urnas.
     
    El presente es el álbum personal de Juan de la Torre, hasta entonces vicepresidente de la Cámara de Diputados de la Nación, en plena campaña electoral con los actos y encuentros en las sedes partidarias, inauguraciones de obras, homenajes, discursos multitudinarios, etc. La figura de Eva Perón fue realmente clave, pues por vez primera, la mujer argentina tenía acceso al voto.
     
    El presente álbum fotográfico se erige como un testimonio histórico del movimiento peronista en el interior del país.
     
    BASE: U$S 200.-

  • Consultar

    129. EDUARDO LONGONI

    Islas Malvinas. 2007.

    Portfolio con 5 fotografías sobre papel algodón (8,5 x 27,5 cm), preservadas en una moderna caja.
     
    La Guerra de Malvinas tiene para nosotros diversas caras. Quizás la más conmovedora, la retrató Longoni en Cementerio argentino en Malvinas. Dejemos que su relato acompañe esta imagen: "Mi lugar más triste del mundo es el cementerio argentino de Darwin, en Malvinas. Si la muerte resulta trágica para nuestra cultura, la muerte que habita esa colina es aún más trágica. Si la guerra siempre resulta absurda, aquella batalla emprendida por la dictadura como una fuga hacia adelante, fue aún más absurda. ¿Qué hacen tantas vidas convertidas en muerte por obra de la metralla recostadas en ese paraje ventoso, solitario, siempre lluvioso? Las vidas de cientos de pibes que no llegaron a convertirse en adultos, a soñar en grande, a estudiar, a trabajar, a amar. No hay manera de pararse ante esas cientos de cruces blancas y no sentir escalofríos. Y bronca. Y llanto. Pero mucho más angustiante es la sensación de dejar el cementerio. Es abandonar a la soledad a esos chicos, que ya se hicieron hombres, abandonarlos a la intemperie en una tierra lejana, donde manejan al revés, tienen otra bandera y ni siquiera hablan su idioma."  Estas imágenes fueron reproducidas en sus libros “Violencias”, e “Imágenes apuntadas”.
     
    Eduardo Longoni (Buenos Aires, 1959), fotógrafo y docente argentino, ha forjado su estilo en el fotoperiodismo, además de participar en muestras individuales y colectivas, realizó numerosos libros de fotografía, cosechó premios nacionales e internacionales, y sus tomas ilustran libros editados en varias naciones. En el 2018 fue protagonista de un título editado por Fondo de Cultura Económica, obra del historiador mexicano Alberto del Castillo Troncoso: “Fotografía y Memoria. Conversaciones con Eduardo Longoni”.
     
    BASE: U$S 2.800.-



  •  
    CARTOGRAFÍA (SEGUNDA PARTE)




     
    Consultar

    130. ROBERTO ADOLFO CHODASIEWICZ

    Plano detallado de la planta urbana de San Luis del Palmar (Provincia de Corrientes).

    Original en tinta sobre tela (59 x 59 cm), fechado y firmado: “Corrientes, agosto 12 del 1885. Robert A. Chodasiewicz”. Obra enmarcada.
     
    Chodasiewicz (1822 - 1896), ingeniero militar, debió emigrar de su patria luego de implicarse en la causa polaca contra la opresión zarista rusa. Separado del ejército hacia 1865 y encontrándose en Nueva York, le llegó la noticia del estallido de la guerra de la Triple Alianza y se presentó ante Sarmiento solicitando alistarse en nuestro ejército. Aquel mismo año se incorporó al Ejército Aliado -en su cuerpo de Ingenieros- en el campamento de “Ensenaditas”, provincia de Corrientes.
     
    Finalizada la guerra, primero residió en Asunción y desde 1876 en Corrientes, donde ejerció su profesión y desempeñó durante siete años un cargo en el Departamento Topográfico. De aquel tiempo es este plano original de San Luis del Palmar, obra de su autoría, realizado con extrema prolijidad.
     
    Vale advertir que son muy raros los trabajos originales de cartografía sobre pequeños pueblos del interior del país, más aún los levantados en el siglo XIX.                                        
     
    BASE: u$s 300.-



  •  
    FORJA




     
    Consultar

    136.

    Daga de mano izquierda. España. Siglo XVII.

    Obra infrecuente en los conjuntos de armas blancas formados en nuestro país, este ejemplar lleva la indicación de pertenencia a la extraordinaria colección Llobet Cullen, dispersada en un remate judicial que se extendió a lo largo de varios meses de venta.
     
    Empuñadura envuelta en un torzal de alambre y en su pomo, esfera aplanada con un remate en forma de perilla. El guardamano lleva sus gavilanes en forma de cruz y una concha lisa -con su diseño tipo velamen- con una pestaña en sus laterales.
     
    La hoja de sección rectangular remata en punta; posee un recazo apenas decorado a cincel y dos X -quizás, la marca del fabricante-, el que en sus extremos lleva sendas muescas y salientes de la hoja en un todo destinado a quebrar la punta de la espada contraria.
     
    Es que la daga de mano izquierda -también llamada daga de quite- junto con la “espada ropera” formaban parte del armamento de la nobleza española, más tarde extendida hacia Italia y el resto de Europa. Unidas se las utilizó en los duelos, además de ser un fiel símbolo del estatus social de quienes la portaban.
     
    Medidas. Largo de hoja: 48 cm. Largo total: 60 cm. Largo del gavilán: 29 cm.
     
    BASE: U$S 3.800.-

  • Consultar

    137.

    Daga mediterránea. Siglo XVII/XVII.

    Empuñadura formada por segmentos de asta de diversos colores, unidos y tallados con surcos longitudinales, y soaje de latón liso. Hoja forjada de doble filo -de seis mesas, en las centrales, un detalle burilado-, con una representación del águila bicéfala calada y cincelada. Lleva botón torneado y una espiga central. Con vaina de cuero; puntera y brocal de metal, éste último con detalles burilados.
     
    Excepcional por la calidad y buen estado de conservación. Para los estudiosos del origen del cuchillo del gaucho, las dagas mediterráneas se encuentran entre sus predecesoras junto a los cuchillos de Flandes que se importaban desde las primeras época virreinales.
     
    Medidas. Largo de hoja: 19,5 cm. Largo total (envainado): 30,6 cm.
     
    BASE: U$S 600.-

  • Consultar

    138.

    Par de espuelas mexicanas. Siglo XIX / XX.

    Hierro fundido y forjado, decoradas con un enchapado de plata cincelado. Su rodaja, de ocho púas (espigas en el glosario charrúa) sin punta. Largo: 16 cm.
     
    Clara herencia de los diseños árabes y españoles, las espuelas mexicanas, tan características, para Octavio Chávez son consideradas “uno de los elementos más hermosos e interesantes de las prendas charras”. (1)
     
    Notas:
    1. Octavio Chávez: Charrería arte y tradición. Fomento Cultural Banamex. Fundación Pedro y Elena Hernández, A.C. 2008, p. 146.

     
    BASE: U$S 400.-

  • Consultar

    139.

    Par de cencerros de bronce. Norte de Argentina, siglos XVIII o XIX.

    Fundidos en bronce. Alto: 16,8 y 16,3 cm. Peso (de ambos): 2.546 gr.
     
    Los primeros cencerros cruzaron el Atlántico junto con los vacunos que acompañaban a los conquistadores y en el llamado Nuevo Mundo, cumplieron su misión como en la vieja España. De aquel arte pastoril son herederos… Sin decoración ornamental, su carácter utilitario y las huellas de uso explican su inclusión entre los objetos coleccionables. Son tan raros como antiguos.
     
    BASE: U$S 500.-

  • Consultar

    140.

    Campana jesuítica. Siglos XVII/XVIII.

    Si bien carece del emblema de la Compañía de Jesús, su decoración y forma aparecen reproducidos en la monumental obra del padre Guillermo Furlong S.J. (1)  Con su tramo de amarre de cuatro brazos, también fundido. Sin su badajo. Muy rara.
     
    Se conocen referencias de maestros “de campanas y de almerices” en nuestro territorio desde 1598 en adelante. Los  hermanos jesuitas por su parte  se ocuparon de la fundición de campanas hasta su expulsión en 1767. Los hubo radicados en Córdoba, Jujuy, y a mediados del siglo XVII también en las reducciones de Corrientes y Misiones. En Santa Fe, entre 1730 y 1750, el jesuita Buenaventura Suárez -experto astrónomo, su “Lunario de un siglo” es una obra muy buscada en la bibliofilia americana- se dedicó con especial empeño a la fundición de campanas. En Trinidad, la reducción, había una fundición de campanas cuando la Orden fue expulsada
     
    Medidas. Alt: 35 cm. Diámetro de la boca: 25 cm.
     
    Nota:
    1. Guillermo Furlong: El Transplante Cultural: Arte. Buenos Aires, Tea, 1969, pp. 722 -730.

     
    BASE:  U$S 4.000.-

  • Consultar

    141.

    Caja metálica con modelos de insignia de la Armada. Argentina. 1926.

    Pieza única, profusamente decorada en damasquinado toledano de gran calidad, con motivos vegetales y Escudo Nacional. Contiene 27 distintivos para el uso del Cuerpo General, Ingenieros, Contadores y Sanidad.
     
    Una leyenda en el interior, junto con la dedicatoria “A mi hermano Juan” nos explica este conjunto: “Modelo de insignias de las distintas jerarquías del personal superior de los cuerpos general y auxiliares de la Armada, para el uso en traje civil, ideadas por el Teniente de Navío (R) Carlos Soldani. Año 1926.”
     
    Medidas de la caja: 19 x 11 x 4 cm.
     
    COSTO: U$S 660.-

  • Consultar

    145.

    Chifle. 1925.

    Chifle pulido y tallado de cuerno. Largo: 43,5 cm.
     
    En su base, un tapón de madera recubierta con un cuero claveteado y en la boca, tapón de cuerno con pétalos. Banda central con medallón circular con jarrón y rameados cincelados y la fecha: 1925. Hacia la base, una guarda de semicírculos, flores y hojas.
     
    BASE: U$S 600.-

  • Consultar

    147.

    Jarro de asta con platería. Sudamérica.

    Labor de talla sobre la cornamenta oscura, con la representación de un rostro humano (no se advierte en la imagen). En la platería, preciosa escena con una riña de gallos. Largo: 18 cm.
     
    Si bien se trata de un jarro o “chambao” realizado en una cornamenta, sus formas resultan inusuales. El mascarón que fue tallado en el propio cuerno bien puede ser una representación de un fiero personaje, o de un ser mitológico. En tanto que la riña de gallos nos muestra una exquisita labor de orfebrería mediante el uso de técnicas de repujado y cincelado.
     
    BASE: U$S 250.-

  • Consultar

    148.

    Juego de cabeza de bozal, de tientos tejidos. Mediados del siglo XX.

    Cabezada y bozal de trenzas patrias con argollas de metal, y en este último, de bronce. También de trenzas patrias, las riendas y el cabresto.
     
    Labor realizada por Gregorio Almada (1890? - 1975), reconocido soguero de Lobería, quien trabajó de puestero por largos años en la estancia La Carmelita. Don Almada trenzaba tientos para el uso diario y para lucir en las fiestas.
     
    BASE: U$S 1.280.-

  •  

    IMAGINERÍA


     

    Consultar

    149.

    Par de ángeles. Fines del siglo XIX o principios del XX.

    Par de ángeles de madera, modelados en papier maché y pintados. Alto: 89,5 cm.
     
    Labor de un artesano imaginero con su iconografía a la romana: las botas, el corte con broche de la falda, y el casco con coraza y tres plumas. Sus caras se inspiran en los ángeles quiteños, aquellos con ojos de vidrio y máscaras de plomo. De pie, cada uno sostiene su lanza en la mano izquierda.
     
    Agradecemos la información brindada por el investigador Patricio López Méndez.
     
    BASE: U$S 1.800.-



  •  
    PLATERÍA



     
    Consultar

    DEL PRESIDENTE URUGUAYO, Feliciano Viera

    151.

    Par de estribos de plata y oro. Uruguay. Fines del siglo XIX.

    Plata y oro. Sin marca de autor. Medidas. Alto: 21,7 cm. Abertura: 9,2 cm. Peso de ambos: 982 gr.
     
    Estribos tipo campana, de plata, fundidos y cincelados, con detalles -florones e iniciales- en oro calado y cincelado. Sus arcos en forma de doble curvatura, semejando una S, acompañan la apertura del faldón, el que remata en un borde liso y ondulado. La decoración de los faldones nos muestra un abundante follaje con la cartela central -con iniciales de su original dueño: “F” y “V”- y debajo, las clásicas cornucopias. Pisada oval lisa. Ojo típico de la platería criolla rioplatense.
     
    Más allá de su lograda elaboración, este ejemplar posee el particular encanto  de haber pertenecido al político oriental Feliciano Viera (1872 - 1927), presidente del Uruguay entre 1915 y 1919.
     
    BASE: U$S 4.000.-

  • Consultar

    155.

    Cantramilla de mano. Buenos Aires, circa 1860.

    Plata y hierro. Sin marca de autor. Medidas, largo. Empuñadura: 37 cm. Vara de hierro: 41,5 cm. Total: 78,5 cm.
     
    Empuñadura de plata con inicial de su propietario en oro: “L”.  en oro. Vara de hierro cuadrangular con la cantramilla en su extremo.
     
    Con seguridad perteneció a un estanciero que, como fue usual en los inicios de la ganadería moderna argentina, exhibía sus propios animales, probablemente en las primeras exposiciones de la Sociedad Rural Argentina, realizadas en el predio que ésta poseía en la actual intersección de las calles Florida y Paraguay. Extremadamente rara. Único ejemplar conocido hasta la fecha
     
    BASE: U$S 2.600.-

  • Consultar

    157.

    Cabezada porteña. Último cuarto del siglo XIX.

    Cuero y plata fundida y cincelada. Punzón del platero: Martinez. Largo: 45 cm. Frentera: 37 cm.
     
    Antigua cabezada "picaza" con sus laterales de cuero, adornados con pasadores chatos y argollas. Su frontal y hociquera formados con argollas de plata y al centro de aquella, un elegante rosetón también fundido y cincelado en este metal, con las iniciales en oro: P. O., de un antiguo dueño.
     
    BASE: U$S 3.500.-

  • Consultar

    159.

    Facón picazo. Argentina. Circa 1900 (hoja).

    Plata, acero y cuero. Largo de hoja: 39,6 cm. Largo total: 65,5 cm. Punzón: J. Celestino.
     
    Platería moderna de estilo galloneado en la empuñadura, brocal y puntera. En la traba, con su decoración cincelada de hojas y flores, vemos los punzones de autoría, origen y título del metal. Vaina de cuero (suela) negra con la decoración de plata. Defensa tipo “crucero”.
     
    Hoja de colección, en excelente estado, grabada al ácido, con la marca "tijera", importada por Casa Rasetti, antigua armería fundada por Carlos Rasetti en 1857; una de las grandes firmas porteñas proveedoras de cuchillos y armas de fuego.
     
    BASE: U$S 1.800.-

  • Consultar

    161

    Rastra de plata, con tirador.

    Plata fundida, calada y cincelada, y cuero. Punzón del platero: E. Odorisio. Largo (de la rastra): 22,4 cm.
     
    Centro de plata, con seis costillas con un rosetón central cincelado y botones. El tirador, moderno, se decora con 54 botones gauchos, los llamados “bot de plat”.
     
    BASE: U$S 1.200.-

  • Solicitar

    162.

    Cuchillo de cintura. Argentina, primer cuarto del siglo XX.

    Plata, oro y acero. Punzón (no identificado) “R. Hnos”, y de título de metal (800) y origen. Largo de hoja: 29 cm. Largo total: 47 cm.
     
    Importante cuchillo cincelado con motivo de hojas y flores, con un ser mitológico en el reverso de la vaina; posee aplicaciones de oro y un detalle singular: el brocal liso. El trabajo de orfebrería es de muy buena calidad.
     
    Hoja Arbolito de H. Boker & Co, Solingen, de botón facetado -el nombre completo sobre el lomo- y la marca estampada de la casa que la comercializó, el almacén de ramos generales de Julián García, de General Belgrano, F.C.S.
     
    BASE: U$S 3.500.-

  • Consultar

    165.

    Marco de plata. Francia.

    Plata calada, repujada, cincelada y burilada. Alto: 68,8 cm. Ancho: 55 cm.
     
    Preciosa labor de orfebrería con una reserva central -lleva iniciales buriladas- y en un abundante follaje que cubre sus cuatro lados, ángeles, figuras mitológicas y la representación de un hombre y una mujer en el centro de sus laterales.
     
    BASE: U$S 1.000.-

  • Consultar

    167.

    Par de espuelas de plata. Chile o Argentina. Siglo XIX.

    Plata fundida y cincelada, y hierro. Sin marca de platero. Largo: 18,3 cm. Peso (de ambos): 305 gr.
     
    El pihuelo fundido, liso y facetado, con una suave curvatura sostiene la rodaja típica de las espuelas chilenas, de amenazantes dientes. Su rodete en forma de flor. El arco y las piernas, lisas, avanzan con un ensanchamiento cincelado - con hojas o plumas, y roleos a modo de un par de ojos- y rematan en un ojal achatado donde se fija el bajoempeine, aquí ausente. Las alzaprimas también ausentes, se sujetaban a otro ojal, soldado detrás del rodete en el propio arco.
     
    BASE: U$S 2.600.-

  • Consultar

    168.

    Par de estribos de plata. Argentina. Segunda mitad del siglo XIX.
     
    Plata fundida y cincelada. Sin indicaciones de autor. Alto: 15 cm. Abertura: 8,2 cm. Peso: 523 g.
     
    Excepcional par de estribos de arco redondo, cincelados con hojas y flores en una banda central. Ojo con flor central y hojas a sus lados. Pisada con aro y cruz en su interior. El desgaste de uso en este ejemplar le otorga un carácter muy atractivo por su genuina antigüedad siendo un testimonio de aquel "complejo ecuestre" que modificó a los pueblos de la llanura después de la ocupación española y del arribo de los caballos.
     
    Las formas de estos estribos no fueron utilizadas por el gaucho, aunque los detalles que lo decoran si se emparentan con los de estilo criollo. Según las caracterizaciones conocidas es un modelo propio de la región pampeana, especialmente de la zona dominada por los indios Ranqueles. (1)
     
    Notas:
    1. Claudia Caraballo de Quentin: Platería de las pampas. Buenos Aires, Ediciones Lariviere, 2008, p. 127, fig. 46 a 48.


    BASE: U$S 3.800.-

  • Consultar

    171

    Trarilonco de Llef - Llef. (1) Chile. Primera mitad del siglo XX.

    Lana tejida y plata, y tela de seda. Anchor: 9 cm.
     
    Ceñidor de cabeza tejido en lana de oveja y decorado con casquetes de plata. (denominados en la voz nativa, Llef - Llef), monedas y largas cintas de seda que penden de un florón formado por ellas, con una moneda en su centro.
     
    Al trarilonko se lo ubica entre los adornos más apreciados por las mujeres mapuches. En tiempos previos al arribo de los conquistadores europeos se los elaboraba en oro y cobre, luego sustituidos por la plata, así como las perlas de vidrio (chaquiras) desplazaron a las cuentas de piedras.
     
    Lo cierto es que cuando los plateros indígenas lograron construir los casquetes de plata, éstos alcanzaron el protagonismo en la decoración de las cintas que ataban sus cabelleras. La evolución de su decoración derivó al uso de discos planos apenas decorados con símbolos propios y al fin, de monedas que cumplían la misma función ornamental. Fiel ejemplo, éste tralilonko reúne monedas de principios del siglo XX.
     
    Nota:
    1. Trarilonko: voz mapuche que significa “atado a la cabeza”.

     
    BASE: U$S 800.-



  •  
    MISCELÁNEA



     
    Consultar

    EL ARTE DE LA MADERA

    173.

    Capitel virreinal. Mediados del siglo XVIII.

    Talla en madera, probablemente de una pilastra o columna de un gran retablo.
     
    Capitel de compleja ornamentación con influencia rococó. En sus formas se advierte una mezcla de roleos jónicos y follaje corintio al utilizar como fondo un lenguaje clasicista. Los roleos aparecen invadidos por una profusa decoración de carácter vegetal. El uso de la madera en la arquitectura y el mobiliario religioso virreinal nos presenta un fiel ejemplo de la excelencia.
     
    Medidas. Alto: 36 cm. Ancho: 45,2 x 45,2 cm.
     
    BASE: U$S 2.000.-

  • Consultar

    176.

    Sopera de loza. Ca. 1910.
     
    Porcelana con el sello de fábrica en su base. Alto: 14,6 cm. Largo: 31,5 cm.
     
    Preciosa sopera decorada con cuatro vistas de la ciudad de Buenos Aires tituladas “Dársena Norte”, “Plaza de Mayo”, “Pabellón Argentino” y “Depósito Aguas Corrientes”.
     
    La firma inglesa J. & C. Meakin, iniciada en 1851, elaboraba sus catálogos para abastecer un mercado mundial. Aquí con su sello utilizado hacia fines del siglo XIX y principios del siguiente; aunque en nuestro caso con la indicación de expresa de tratarse de un producto que se había elaborado especialmente para Buenos Aires.
     
    BASE: U$S 500.-

  • Consultar

    177.

    Pote de porcelana. Argentina.
     
    Porcelana decorada con su marca en la base. En muy buen estado. Alto: 20 cm.
     
    Recipiente para té en hebras, con su tapa original. Decorado con flores e imágenes inglesas.
     
    BASE: U$S 90.-

  • Consultar

    179.

    Chañuntuku. Chile o Argentina. Fines del siglo XIX o principios del XX.

    Lana de oveja hilada, teñida y tejida. Largo: 95 cm Ancho: 90 cm.
     
    Excepcional pellón o chañuntuku antiguo, usado en el apero mapuche. Nacido al parecer como un pelero, cuando cambió su función hace ya largo tiempo, ganó en prestancia y belleza. El cuerpo central -o base- es el de una matra, sobre la que se han fijado los abundantes y vistosos flecos.
     
    En este ejemplar, su color central es el rojo, el que juega con el gris y el borravino en una explosión cromática. Para el pueblo mapuche este cobertor de la montura también tiene una gran carga simbólica. Sus colores transmiten una potencia que en el caso especial de chañuntuku se combina entre hacedoras y usuarios. Para la mujer araucana el rojo es sinónimo de fertilidad, en tanto que para el hombre, rojo siempre es valentía, coraje de un guerrero.
     
    Según la mirada de algunos estudiosos, el chañuntuku también posee un poder mágico que permite espantar (o atrapar) a los malos espíritus, arrojándoles la prenda por encima en tanto se pregona una oración especial…
     
    BASE: U$S 3.000.-

  •  

    INVASIONES INGLESAS


     

    Consultar

    LA MENTIRA COMO ARMA DE GUERRA

    188.

    Semanario Extraordinario del Sabado 17 de Enero. EXTRACTO (...) Al final: Buenos = Ayres. En la Real Imprenta de Niños Expósitos: año de 1807.
     
    Muy raro. En 8º (21,2 x 15,6 cm), 8 páginas. En buen estado, con algunas manchas en su primera página, preservado en una moderna carpeta de cuero. Furlong, n. 969, sólo ubicó dos ejemplares y en colecciones públicas.
     
    El impreso reúne información provista por distintos periódicos ingleses aludiendo al envío de nuevas fuerzas invasoras: fragatas de guerra y regimientos, además de “artezanos (sic) que quieran ir a establecerse en Buenos - Ayres, ya se han embarcado Albañiles, Carpinteros, Zapateros, Sastres y Modistas”. Llama poderosamente la atención el cúmulo de información falseada por los invasores, ya expulsados desde agosto de 1806 y en octubre asegurando en Londres: “La conquista de Buenos - Ayres ha causado queden vacías las manufacturas de Birminghan: se han recibido órdenes á un monto considerable y los adornos que han administrado no añadirán poco a la vanidad a los naturales de la América del Sur.”
     
    BASE: U$S 780.-

  • Consultar

    GUERRA DE LA INDEPENDENCIA

    193. MILLER, JOHN

    Memoirs of General Miller, in the service of The Republic of Peru. Second Edition. In Two volumes. London: Printed for Longman, Rees, Orme, Brown N, and Green. Paternoster-Row. 1829.

    Obra completa, con todos sus grabados -entre ellos, los retratos de San Martín y Bolívar-, en 4°. Vol. I: LI pp., 7 pp., 452 pp., 4 grabados, 2 láminas plegadas, encuadernación restaurada, con lomo de cuero. Vol. II: VII pp., incluye Portada, 557 pp., 2 grabados, 4 láminas plegadas. Encuadernación original con lomo de cuero y títulos dorados. Pa­lau, 169989. San­tos Gó­mez, 2010.  Pri­me­ra edi­ción.
     
    John Mi­ller, su au­tor, era her­ma­no del ge­ne­ral Wi­lliam Mi­ller, de ori­gen in­glés, quien rea­li­zó el cru­ce de los An­des con el Ejér­ci­to Li­ber­ta­dor y se de­sem­pe­ñó en las cam­pa­ñas na­va­les de la Gue­rra de la In­de­pen­den­cia. En Chi­le, por su la­bor en Can­cha Ra­ya­da se lo nom­bró Ede­cán de don Jo­sé de San Mar­tín, y pos­te­rior­men­te fue des­ti­na­do a la Ma­ri­na. Tam­bién par­ti­ci­pó de la Ex­pe­di­ción Li­ber­ta­do­ra del Pe­rú; en aque­lla tie­rra le cu­po otra des­ta­ca­da la­bor ba­jo el man­do de San Mar­tín y de Si­món Bo­lí­var. A tal pun­to lle­ga­ba la es­ti­ma de San Mar­tín por Mi­ller, que en el exi­lio eu­ro­peo de aquel, rea­li­zó un via­je es­pe­cial a In­gla­te­rra pa­ra vi­si­tar­lo.
     
    BASE: U$S 350.-

  • Consultar

    PATENTE DE NAVEGACIÓN

    195. (MARIANO CASARES)

    Formulario impreso y manuscrito. 1847.
     
    En Folio (32,1 x 21,8 cm.), 1 h. impresa con el sello del gobierno constitucional de Entre Ríos y manuscrita en tinta ferrogálica, acompañada por otra hoja manuscrita donde se indica el propietario de la nave, Mariano Casares.
     
    La documentación -con las leyendas federales de práctica- alude al pailebot “Matilde”, que solicita autorización para transportar … Fechado en 1847 en los puertos de las Toscas y Colonia. Mariano Casares (1815 - 1877), nacido en Buenos Aires, fue un destacado estanciero, miembro fundador de la Sociedad Rural Argentina.
     
    BASE: U$S 160.-

  • Consultar

    Reglamento del Club de Hacendados.

    197.

    Reglamento del Club de Hacendados. (1863)
     
    Desconocido en la bibliografía. En 8° (19,9 x 14,7 cm), 8 pp. Encuadernación rústica de editor con tapas en papel verde. Muy buen estado.

    Su articulado nos informa sobre los objetivos de la novel institución y su forma de actuar. Integrada por los hacendados de la provincia, se propone “trabajar por todos los medios legales al mejor arreglo de la campaña, fomento de la ganadería y la agricultura y mejor seguridad de los intereses rurales” -según lo indica su primer artículo.
     
    La provincia de Santa Fe, de larga tradición en cuanto a la creación de corporaciones dedicadas al bienestar de sus miembros -entre otros, el Club del Orden y la Sociedad de Beneficencia-, fue la cuna del primer Club de Hacendados que se fundara en el país, anterior incluso a la Sociedad Rural Argentina, que debió esperar unos pocos años más para constituirse en Buenos Aires.
     
    Estas organizaciones buscaban fortalecer su presencia en el tejido institucional de la provincia, apenas alcanzada la unidad nacional. Los hacendados marcaban su presencia en forma individual en los distintos espacios de poder y la creación de un club propio los alentaba a protegerse y a extender sus fortalezas sobre el resto de la sociedad.
     
    BASE: U$$ 900.-

  • Consultar

    MEDICINA

    198. LUQUE, JUSTO S.

    Los Hospitales. Tesis presentada para optar al grado de Doctor en Medicina y Cirujia. Universidad Nacional de Córdoba. Facultad de Ciencias Médicas. Córdoba. Talleres Tipográficos de “El Interior”. 1889.
     
    En 4° (22 x 16 cm), 78 pp., (incluye Portada), 1 hoja. No en Suárez. Encuadernación moderna con títulos dorados. Buen ejemplar.
     
    Su autor, Justo S. Luque, de larga trayectoria en la medicina cordobesa, reconocido profesional y docente; Profesor de Disección de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Córdoba. Presenta esta tesis para optar al grado de Doctor en Medicina y Cirujía. Su tema versa sobre las condiciones higiénicas de los hospitales, abogando por la construcción de un nuevo hospicio en aquella ciudad.
     
    BASE: U$s 140.-

  • Consultar

    LA PUBLICACIÓN COMPLETA

    200. NOEL, MARTÍN S.; BORGES, JORGE LUIS Y OTROS

    Síntesis. Artes Ciencias y Letras. Buenos Aires. Junio de 1927 - Octubre 1930.
     
    Doce volúmenes con sus 41 números, En 4°. Encuadernación en plena tela, con títulos dorados. En óptimo estado. Washington Pereyra, pp. 262-264; Lafleur, Provenzano y Alonso, pp. 106-108.
     
    De clara inclinación hacia el grupo de “Florida”, su salida fue interrumpida por el golpe de estado encabezado por José Félix Uriburu. Javier Bóveda fue su primer director, y desde el número octavo, Martín Noel y Héctor Ramos Mejía, y su “ornamentador”, Rodolfo Franco. Integraban el consejo directivo entre otros, Emilio Ravignani, Carlos Ibarguren, Martín S. Noel, Arturo Capdevilla y Jorge Luis Borges.
     
    La pluma de Borges la leemos desde su nacimiento. En el primer número, con el artículo "Indagación de la Palabra", y en el segundo con críticas y semblanzas de los autores presentados. Escribieron también Baldomero Fernández Moreno, Miguel de Unamuno, Ramón Gómez de la Serna, Miguel A. Virasoro, Eduardo Vaccaro, y Ricardo Rojas, entre muchos otros.
     
    BASE: U$S 1.800.-

  • Consultar

    EL EJEMPLAR DE LA BIBLIOTECA PERSONAL DE JOSÉ DE SAN MARTÍN

    211. FUNES, GREGORIO

    Ensayo de la historia civil del Paraguay, Buenos Ayres y Tucumán. Buenos Aires. Imprenta de M. J. Gandarillas y socios (1816) y  Benavente y Compañía. (1817).
     
    Ejemplar magno. Obra completa. Tres volúmenes en 8° (19,3 x 13,8 cm). Tomo I: Anteportada, 1 h. Frontis, Portada, 1 h., XI, 568 pp. Tomo II: Anteportada, Portada, 409 pp. Tomo III: 532 pp., (incluye Anteportada y Portada).
     
    En su encuadernación de editor en pleno cuero, preservados en 3 cajas ad hoc también en pleno cuero y con el escudo argentino. Suárez, n. 2561. Palau, n. 95861. Primera edición. 
     
    Estamos ante el ejemplar de la biblioteca personal del general José de San Martín, por él firmado y también por su yerno Mariano Balcarce. Se sabe que numerosas familias de Buenos Aires -entre otras, Terrero, Carranza, Mitre, Guerrico y Viamonte- recibieron ejemplares de aquella “librería” -como entonces se denominaban a las bibliotecas de uso personal-, y que sólo un conjunto de los ejemplares que la formaban fue donado a la Biblioteca Pública de Buenos Aires. (1)
     
    La obra es la primera historia argentina escrita después de Mayo de 1810 por uno de los más destacados intelectuales del interior del país. El Deán Gregorio Funes, asumió desde la primera hora su compromiso público de respaldo al proceso de cambio gestado en Buenos Aires, y autor de numerosos escritos fundamentales en la marcha de la revolución, renunció al cargo de diputado al Congreso de Tucumán, para abocarse a la noble tarea de escribir su obra monumental, la que tituló “Ensayo de la Historia Civil del Paraguay, Buenos – Ayres y Tucumán”. 
     
    Infrecuente entre los militares, el general José de San Martín formó una importante librería, que en su momento trasladó desde Europa al Río de la Plata, desde Buenos Aires a Mendoza, y luego a Santiago de Chile, y a Lima... Además, en su exilio voluntario también cultivó su gusto por la lectura formando una segunda biblioteca.
     
    Nota:
    1. Mario Tesler: Con los libros de San Martín. Buenos Aires. Editorial Dunken. 2017.

     
    BASE: U$S 11.800.-   

  • Consultar

    212. TORRENTE, MARIANO

    Historia de la Revolución Hispano-Americana por el autor de la "Geografía Universal". Madrid. Imprenta de D. León Amarita. 1829.
     
    En 8°, 3 vols.: Tomo I: 1 mapa plegado, VIII pp., (incluye Portada), 456 pp., y 5 Planos. Tomo II: 1 mapa plegado, 572 pp., (incluye Portada), y 6 Planos. Tomo III: 1 mapa plegado, 640 pp., (incluye Portada), 4 planos. Ex- libris, sello seco circular “Marcos de Estrada. Bs. As.”. Encuadernación en pasta española con títulos dorados, en excelente estado.
     
    Sabin, n. 96235. Palau, n. 336103. Suárez, 10473, sólo ofreció un ejemplar falto de mapas. Y ahora más evidente; no es común localizar ejemplares de esta obra con todos sus mapas y en tan buen estado.  
     
    Pre­sen­ta­mos aquí la vi­sión his­pá­ni­ca del pro­ce­so eman­ci­pa­dor que por en­ton­ces te­ñía to­da la geo­gra­fía ame­ri­ca­na, escrita en tanto sucedían los últimos acontecimientos emancipadores. Por aquellas horas, la anarquía imperante en buena parte de las naciones recientemente creadas promovía la esperanza de reconquista entre los españoles. El gobierno de la península le brindó a Mariano Torrente todos los informes disponibles, los que unidos a los datos cosechados por él mismo en su estancia en Londres, le permitieron escribir la presente obra, teñida por los prejuicios que se alentaban desde la antigua metrópolis.
     
    Vale la pena resaltar la calidad de los mapas y los planos de las batallas; el libro provee detallada información sobre los eventos que tuvieron lugar en los virreinatos de Buenos Aires, México, Nueva Granada, Perú y Chile. Los mapas representan Nueva España, Venezuela y Perú -Chile y Buenos Aires; obra fundamental para la Historia Militar de la Independencia Sudamericana.
     
    BASE: U$S 1.800.-

  • Consultar

    213. ARENALES, J.

    Memoria histórica sobre las operaciones e incidencias de la División Libertadora a las órdenes del Gen.J. A. Alvarez de Arenales en su 2º campaña a la   Sierra del Perú en 1821. Buenos Ayres. Impreso en la Imprenta de la Gaceta Mercantil. 1832.
     
    En 8°, XV, 247 pp., con el retrato del General Arenales en la Anteportada, 1 lámina y 2 mapas plegados. Gran ejemplar, dedicado por el autor a “…a la Sra Gregoria Rosas de Escurra.”  Firma: José Arenales. Suárez, n. 436. Palau, n. 15909.
     
    La polémica sobre el desempeño del coronel Juan Antonio Álvarez de Arenales se había desatado en 1829 a partir de una crítica publicada en las Memorias del general Miller (ver Lote 193) donde se le recriminó su retirada en la Segunda Campaña a la Sierra del Perú en 1821. Aquella crítica fue multiplicada en Buenos Aires por Pedro de Ángelis, que publicó dichos cargos en el periódico “El Lucero”. En defensa de su padre, Arenales redacta esta obra acompañada por un magnífico mapa detallado del teatro de operaciones, donde se puede seguir claramente la evolución de los hechos relatados.
     
    Ni Miller ni de Ángelis debieron reprocharle nada a este insigne varón, modelo de temple de la patria vieja.
     
    BASE: U$S 2.200.-

  • Consultar

    214. MITRE, BARTOLOME

    Historia de San Martín y de la Emancipación Sud-Americana (según nuevos documentos). Buenos Aires. Imprenta de "La Nación". 1887/88.
     
    Obra completa, en 4°. Tomo Primero: 679 pp., (incluye Frontis y Portada), 5 láminas. Tomo segundo: 649 pp., (incluye Frontis y Portada), 5 láminas. Tomo tercero: 834 pp. (incluye Frontis y Portada), 3 láminas. Magnífico ejemplar dedicado por Bartolomé Mitre “Al Exmo Señor Presidente de la República del Uruguay Teniente Gral. D. Máximo Tajes. El Autor”.
     
    Con ex-libris de “F. M. G.”, cuyo diseño constructivista es obra del artista uruguayo Augusto Torres, hijo de Joaquín Torres García. Encuadernación en pasta española con títulos dorados, en excelente estado. Suárez, n. 4178.
     
    La obra fue escrita en 1869 -luego de su presidencia- y editada en 1887. Para su realización Mitre utilizó los documentos personales del prócer que se encontraban en Europa, facilitados por Mariano Balcarce, esposo de Mercedes San Martín. Junto con su biografía de Manuel Belgrano, es ésta una de las primeras y más importantes obras de la historiografía argentina, base de la llamada "historia mitrista". Como nota de color, hacia 1910, la empresa “La sin bombo” del empresario e historiador Juan Canter, su amigo de Mitre, promocionaba el canje de este libro, en esta edición de la imprenta de “La Nación” -fundada por el mismo Mitre-, por una cantidad de cartones de cigarrillos “Patria” -Canter era su propietario-, y cuyo diseño original de Fittipaldi ofrecemos en el lote 108.
     
    BASE U$S 1.800.-

  • Consultar

    EL EJEMPLAR DE SU TRADUCTORA

    216. SARMIENTO, DOMINGO FAUSTINO

    Life in the Argentine Republic in the days of the Tyrants or Civilization and Barbarism. With a Biographical sketch of the author by Mrs. Horace Mann. First  American from the third Spanish Edition. New York. Published by Hurd and Houghton. 1868.
     
    En 8°, Frontis (retrato de Sarmiento), XXXV pp., (incluye Portada), 400 pp. Ex-libris de Robert H. Davis. Excelente estado; preservado en una moderna caja con lomo de cuero y títulos dorados. Suárez, n. 10268.
     
    Primera edición en inglés del Facundo. Ejemplar que perteneciera a su traductora y autora del Prólogo, Mary Tyler Peabody Mann, con su firma: “Mary Mann”, esposa de Horace Mann, educador, filósofo, reformador y político norteamericano.
     
    “En 1847, Domingo Faustino Sarmiento (1811-1888), futuro presidente de Argentina, viaja a Estados Unidos en el marco de un periplo que ya lo había llevado por Europa y África. Enviado por el gobierno de Chile, pretendía investigar sistemas pedagógicos. En Boston, se entrevista con Horace Mann Sr., quien vivía en Newton-Hill. Comparten dos días completos, durante los cuales Sarmiento conoce el pensamiento de Mann en profundidad y también visita, junto con Mary Peabody Mann, el plantel de maestras de escuela que allí estaban formando. Horace Mann le concede, además, una serie de cartas de presentación para entrevistarse con "sabios, pedagojistas i hombres notables.”.
     
    BASE: U$S 1.800.-

  • Consultar

    EN UN EJEMPLAR ÚNICO: PARA EL DUQUE DE WINDSOR.

    218. ROCA, JULIO ARGENTINO PASCUAL

    Discursos - Escritos - Homenajes. En el primer aniversario de su muerte. Buenos Aires. Círculo de Armas en los Talleres Gráficos de Guillermo Kraft Ltda. 1943.

    En 4°, 471 pp. (incluye Anteportada, Frontis y Portada). Encuadernación de lujo en pleno cuero firmada “Leprètre”, con cantos dorados, conservando las cubiertas rústicas y lomo originales, y preservado todo en una caja.
     
    Se trata éste de un ejemplar especial, nominativo, impreso “para su Alteza Real El Duque de Windsor”, en papel de hilo verjurado Liverpool gris-celeste. En óptimo estado.
     
    Al cumplirse un año del fallecimiento de Julio Argentino Pascual Roca (Córdoba, 1873 - Buenos Aires, 1942), los socios del Círculo de Armas decidieron rendirle homenaje publicando un volumen que incluye entre otros textos, algunos de sus escritos y discursos “que nos traen el eco de su talento, el caudal de su elocuencia, y la belleza de su culto fervoroso por la Patria”.
     
    El hijo del general y presidente de la nación Julio Argentino Roca fue abogado y político. Ocupó cuatro veces el cargo de diputado nacional y senador nacional por Córdoba, fue Gobernador de Córdoba, Vicepresidente de la República Argentina, embajador en Brasil, Ministro de Relaciones Exteriores, embajador extraordinario a Gran Bretaña para retribuir la visita del Príncipe de Gales en 1933, y coautor y firmante del Pacto Roca-Runciman. Tal estrecho vínculo con Gran Bretaña justifica este ejemplar único dedicado al Duque de Windsor, con finísima encuadernación del francés Julien Leprêtre, rematado por Sotheby’s en 1997.
     
    BASE: U$S 2.200.-

  • Consultar

    220. GÜIRALDES, RICARDO

    Don Segundo Sombra. Ilustraciones de Alberto Güiraldes. Nota preliminar de Adelina del Carril. Buenos Aires. Ed. G. Kraft Ltda. 1952.
     
    En Folio. 294 pp. Ejemplar Nº CCLXXIX (279) de una tirada numerada de CLI (151) al DCL (650). Con firma manuscrita de A. del Carril de Güiraldes. Encuadernación en pleno cuero, preservada en una bella caja con lomo de cuero. En excelente estado.
     
    Se trata de la obra más representativa de Ricardo Güiraldes (1886 – 1926), la que le permitió obtener el Premio Nacional de Literatura correspondiente a 1927. La noticia llegó a conocimiento del autor tres días antes de su muerte, acaecida el 8 de octubre del mismo año.
     
    En “Don Segundo Sombra”, Güiraldes rescata la figura del gaucho a través de un personaje real que viviera en los campos de San Antonio de Areco. El libro alcanzó un éxito inmediato, el primero que pudo disfrutar su autor, apenas, pues un año más tarde habría de fallecer en París.
     
    BASE: U$S 500.-

  • Consultar

    EJEMPLAR DEDICADO A J. A. ROCA POR EL AUTOR

    223. MORENO, FRANCISCO P.

    Viaje á la Patagonia Austral emprendido bajo los auspicios del Gobierno Nacional 1876 – 1877 por (…), Director del Museo Antropológico y Arqueológico de Buenos Aires y Gefe de la Comision Esploradora de los Territorios Australes (…) Tomo Primero. Buenos Aires. Imprenta de La Nación.1879.

    Muy raro. Obra completa. En 4º, VIII (incluye Frontis y Portada), 460 pp., VI de índice, 31 ilustraciones en blanco y negro en el texto, más 5 litografías, y 1 plano plegado a colores. Único tomo aparecido.
     
    Gran ejemplar con su encuadernación moderna en pasta española con títulos dorados, conservando sus cubiertas originales. Dedicatoria del Perito Moreno al “General don Julio A. Roca, recuerdo de su atento ss… Junio 21, 1879”. Suárez, n. 4300; Palau, n. 181801.
     
    Francisco Pascasio Moreno, conocido como el “Perito Moreno” (Buenos Aires, 1852 – 1919), científico, naturalista, realizó su primer viaje a la Patagonia en 1873, y tres años más tarde llevó a cabo la expedición que describe en la presente obra. Apoyado por el gobierno de Nicolás Avellaneda, Moreno se embarcó junto a Carlos Berg en la goleta “Santa Cruz”. Llevaban como objetivo remontar el río Santa Cruz y recorrerlo en toda su extensión, hasta llegar a sus nacientes. Allí descubrieron el lago que da origen a dicho río, y lo bautizaron “Lago Argentino”; también hallaron el imponente glaciar que luego fue designado “Perito Moreno” en homenaje a este gran hombre.
     
    BASE: U$S 3.000.-

  • Consultar

    CON UNA CARTA DEL AUTOR

    224. HUDSON, GUILLERMO ENRIQUE

    The book of a naturalist. By W. H. Hudson. Author of ‘The Naturalist in La Plata’. London-New York-Toronto. Hodder and Stoughton. s/d. (1919).
     
    Raro. En 8°, VIII pp., (incluye Anteportada y Portada), 360 pp. Encuadernación en plena tela de editor, preservada en una en tela con lomo de cuero, con nervios y títulos dorados.
     
    Ejemplar con una carta original de Hudson de 4 páginas y dedicatoria manuscrita con fecha “Navidad de 1919”.
     
    La obra recoge artículos, estudios, ensayos y escenas sobre la vida de los animales, varios de ellos publicados en periódicos ingleses como “Fortnightly Review”, “National Review”, “Country Life, “Nation”y “Times”, y otros aparecidos hasta aquí inéditos. Libro escrito por Guillermo Enrique Hudson (Quilmes, 1841 - Worthing, Inglaterra, 1922) un año después de su famosa autobiografía “Allá lejos y hace tiempo”, y a cuarenta y cinco de establecerse en Inglaterra. El ejemplar conserva una carta manuscrita del autor, en la que habla, entre otras cosas, de su delicado estado de salud: “Unfortunately my health is very bad and I am not ideal to last in existence much longer. I came here for the winter, three months ago,…”.
     
    BASE: U$S 1.500.-

  • Consultar

    225. HUDSON, GUILLERMO ENRIQUE

    The Purple Land: Being the Narrative of one Richard Lamb's Adventures in the Banda Oriental in South America as told by Himself. Illustrated by Keith Henderson. London. Duckworth. 1929.

    Precioso ejemplar. En 8°, 368 pp., (incluye Frontis y Portada). Encuadernación firmada “Bayntun-Riviere Bath England”. En excelente estado, preservado en una caja de cuero con nervios y títulos dorados.
     
    Novela publicada por primera vez en 1885, cuenta la historia de Richard Lamb en Uruguay, en medio de la guerra civil entre blancos y colorados. Se trata de uno de los libros más famoso del escritor Guillermo Enrique Hudson (Quilmes, 1841 - Worthing, Inglaterra, 1922), resulta un magnífico testimonio del Río de la Plata del siglo XIX y del caudillismo. Borges la calificó como la “novela primordial del criollismo” y la mejor de la literatura gauchesca, e incluyó un ensayo titulado “Sobre The Purple Land” en su libro “Otras inquisiciones”.
     
    Destaca la encuadernación, en color púrpura y cantos dorados, obra de George Bayntun. Librero, encuadernador y coleccionista inglés, Bayntun nació y vivió en Inglaterra, donde realizó un aprendizaje de encuadernación de libros con la familia Taylor antes de comenzar su propio negocio de encuadernación de libros en Northumberland Place en 1894.       
     
    BASE: U$S 530.-

  • Consultar

    234. PARISH, WOODBINE

    Buenos Ayres and The Provinces of the Rio de La PLata: from Their Discovery and Conquest by The Spaniards to the Establishment of Their Political Independence. Second Edition, Enlarged, with a New Map and Illustrations. London: John Murray. 1852.
     
    En 4°, XLII pp., incluye Portada, v. en bl., 434 pp., 6 láminas, 36 pp., 1 mapa plegado. Encuadernación en tela con títulos dorados. Segunda edición corregida y sustancialmente ampliada por el autor (la primera data de 1839).
     
    Suárez, n. 4746, lo describe como “obra escasa”. Palau, n. 213096. Santos Gómez, n. 2199.
     
    Ex­cep­cio­nal es­tu­dio so­bre el es­ta­do eco­nó­mi­co y so­cial en el Río de la Pla­ta a me­dia­dos del si­glo XIX. Obra del en­car­ga­do de ne­go­cios de la co­ro­na bri­tá­ni­ca en es­tas pro­vin­cias, Sir Woodbine Parish, quien se desempeñó como diplomático británico en Buenos Aires entre 1825 y 1832. El mismo año de su llegada firmó el “Tratado de Amistad, Comercio y Navegación con Argentina”. Sin duda, estamos ante un texto im­pres­cin­di­ble pa­ra com­pren­der la evo­lu­ción his­tó­ri­ca de nues­tro país.
     
    BASE: U$S

  • Consultar

    VIAJE A LO LARGO DEL PACÍFICO EN TIEMPOS DE LAS GUERRAS DE LA INDEPENDENCIA

    237. STEVENSON, WILLIAM BENNET

    Voyage en Araucanie, au Chili, au Pérou et dans la Colombie, ou Relation historique et descriptive d’un séjour de vingt ans dans L’Amérique du Sud, suivie d’un précis des revolutions des colonies espagnoles de L’Amérique du Sud; traduite de l’Anglais. 1828. Paris, Librairie Universelle de P. Mongie, 1828.
     
    Tres volúmenes en 4º (21,5  x 14,5 cm), con su encuadernación rústica original. Tome I: Anteportada, Portada,  XII, 1 grabado iluminado, 390 pp. Tome II: Anteportada, Portada, VI, 3 grabados plegados e iluminados, 496 pp. Tome III: Anteportada, Portada, VII, 1 grabado plegado y coloreado (21,5 x 44 cm.),  440 pp.
     
    Ejemplar en excelente estado. Palau, n. 322478. Sabin, n. 91611 (por la edición inglesa). Primera edición francesa.
     
    Un excelente trabajo sobre Chile, Perú y Colombia. Stevenson narra sus aventuras y observaciones durante su estancia en América del Sur, sus viajes a lo largo de la costa del Pacífico, los movimientos revolucionarios en por de la Independencia y el tiempo que pasó en el ejército patriota en Quito. A su paso por el Perú fue encarcelado por los españoles en el Callao, y más tarde en Lima. Su testimonio, muy bien escrito, representa además una valiosa fuente histórica sobre los primeros días de los movimientos independentistas estadounidenses. Lo ilustran cinco grabados coloreados; uno de ellos, la espléndida vista titulada “Vista de la Fortaleza de Callao y de la villa de Lima desde lo lejos”. 
     
    BASE: U$S 2.200.-


  • CIUDAD DE BUENOS AIRES Y LA LA CONSTRUCCIÓN DE PUERTO MADERO


     

    Consultar

    EL EJEMPLAR PERSONAL DEL AUTOR: ¡ÚNICO!

    238. MADERO, EDUARDO E HIJOS

    Leyes, decretos y contrato para las obras del Puerto de Buenos Aires. Departamento del Interior. 1886.

    En 4º, 201 pp., cons sus textos impresos bilingües: en español (páginas izquierda) e inglés (páginas derechas). A continuación: páginas 203 a 391, manuscritas, fechadas entre 1887 y 1897.
     
    Encuadernación en pleno cuero con títulos dorados.
     
    La escasa profundidad del Río de La Plata dificultó desde sus inicios la construcción de un puerto que permitiese acercar las embarcaciones a la orilla de la ciudad. Recién en 1882 el gobierno del Presidente Julio A. Roca contrató a Eduardo Madero (sobrino del vicepresidente Francisco Madero) para la construcción de un nuevo puerto. El proyecto definitivamente aprobado resultó elegido entre otros presentados.
     
    Se creó así una inmensa isla artificial con tierras ganadas al río con un sistema de diques intercomunicados por canales. Para la ejecución se contó con el apoyo financiero británico a través de la Baring Brothers. La obsolescencia del faraónico proyecto daría con los años la razón al ingeniero Huergo, pero un siglo más tarde, aquel viejo Puerto Madero renació como un promisorio barrio de rascacielos, uno de los más cotizados de la ciudad, a la vez que uno de sus pulmones.
     
    Presentamos aquí el libro personal de Eduardo Madero, y de sus hijos, continuadores del proyecto. Consta de la ley que autoriza al poder ejecutivo nacional a contratar la construcción de diques y almacenes de depósito para la importación y exportación de mercaderías; los contratos firmados con el propio Madero; y entre otros documentos, el que firmaran Ronald Bridgett, Cónsul de S. M. B. en Buenos Aires, y Eduardo Madero, en función de las empresas constructoras y capitales ingleses utilizados. Posee además un minucioso recorrido entre los concesionarios y el gobierno argentino ¡Y mucho más!
     
    BASE: u$s 2.400.-

  • Consultar

    240. MADERO, EDUARDO B.

    Canal de Buenos Aires y Rosario. Propuesta presentada al gobierno. Julio de 1897. Buenos Aires. Imprenta de “La Nación”. 1897.

    En 4° (20,2 x 15,2 cm), 20 pp., incluye Portada. Encuadernación en tela, con sus cubiertas originales. No en Suárez.
     
    Tras el fallecimiento de su Eduardo Madero, fue su hijo Eduardo B. Madero quien continuó el proyecto y recibió los aplausos por la inauguración de la primera etapa del Canal Norte, quince años después de iniciado.
     
    Aprovechando las ventajosas circunstancias, ese mismo mes de julio de 1897 Eduardo B. presentó al gobierno un nuevo proyecto con autoría del ingeniero Emilio Mitre, para la construcción de un canal entre los dos puertos más importantes de entonces: el de Buenos Aires y el de Rosario, a través del Luján y el Paraná de las Palmas. El proyecto incluía los mismo ingenieros y a la empresa constructora que estaba llevando a cabo el Puerto de Buenos Aires.
     
    Junto con la respuesta auspiciosa firmada por Norberto Quirno Costa (vicepresidente de la segunda presidencia de Roca), fue publicado en la Imprenta de La Nación. Finalmente la iniciativa no prosperó.
     
    BASE: U$S 150.-

  • Consultar

    VIAJEROS

    243. BONAPARTE, PRINCE ROLAND

    Les Habitants de Suriname. Notes Recueillies a l’Exposition Coloniale d’Amsterdam en 1883. Paris, Imprimerie de A. Quantin, 7, Rua Saint-Benoit, 1884.
        
    En Folio, Anteportada, Portada, 2 h., VIII de “Avant-Propos”, 1 mapa a dos páginas plegado, impreso a colores, 226 pp., 2 mapas a colores (uno plegado), 61  fototipias en blanco y negro, y 13 planchas cromolitográficas a plena página.
     
    Encuadernación de editor en plena tela con títulos dorados en el lomo, y su cubierta anterior con título y un águila en pleno vuelo, coronada. Primera edición.
     
    Su autor, el Príncipe Roland Napoleón Bonaparte (París, 1858 – 1924), geógrafo, antropólogo y botánico, fue uno de los primeros científicos en utilizar la fotografía como fuente documental para sus estudios. Aquí lo presentamos en el más importante estudio antropológico del siglo XIX sobre el norte de América del Sur, en la antiguamente llamada Guayana Francesa. La obra contiene una descripción detallada de la cultura del pueblo de Surinam, conformado por distintos grupos étnicos que incluían los indígenas nativos, los negros venidos de África, y los inmigrantes holandeses y los provenientes de la India, China e Indonesia.
     
    La exposición colonial de Ámsterdam realizada en 1883 buscaba exhibir al público aquellos pobladores en escenarios ambientados con el fin de trazar una imagen de la vida en Surinam. Bonaparte describe con precisión los diferentes grupos étnicos, sus fuentes de ingresos, sus vestimentas, el trabajo, la religión y las instituciones sociales. Las ilustraciones son dignas de mención; sesenta y una placas monocromas contienen retratos de los hombres y mujeres de todas las edades.
     
    Precio: u$s 1.200.-

  • Consultar

    246. JUAN CARLOS CASTAGNINO

    Martín Fierro en prisión. (XXI/150) 1962.

    Tinta sobre papel, medidas 52,2 x 34,7 cm., sobre papel Fabriano. Firmado “Castagnino 62. XXI/150”. Obra en excelente estado, enmarcada.
     
    Junto con:
    “Castagnino. Dibujos para el Martín Fierro”. Pliego de cuatro páginas, medidas 50 x 34 cm. Firmado: “Ejemplar CXXXVI. Castagnino 62”.
     
    Junto con:
    Prueba litográfica en tinta azul, medidas 54,5 x 36,7 cm.
     
    En tinta negra, acorde al dramatismo de la escena, Castagnino realiza aquí a un Martín Fierro sufriente, encerrado, maniatado y de pie en un calabozo. De torso desnudo, su expresión, con ojos huecos, es dolorosa y perdida... Detrás una pequeña ventana con rejas, y a su derecha una argolla con cadenas. Se trata de la veintiunava invención para esta edición especial de sus “Dibujos para el Martín Fierro” acompañada con originales.
     
    BASE: U$S 340.-

  • Consultar

    CONTRA EL FEDERALISMO EN CHILE Y ARGENTINA

    249. JUAN JOSÉ DAUXIEM LAVAYSSE

    Del federalismo y de la anarquía. Santiago de Chile, Abril de 1823. Imprenta Nacional.

    Muy raro. En 4° menor (19,3 x 14 cm), 38 pp., incluye Portada. Encuadernación moderna con lomo de cuero.
     
    Con dedicatoria manuscrita en la portada: “Juan José Dauxiem Lavaysse // A mi querido amigo. Firma: Pedro Lavaysse (...)”. Ejemplar con anotaciones marginales de época; y viejas huellas de agua.
     
    En abril de 1823 circuló en Santiago un folleto en oposición a la federalización de Chile, titulado "Del Federalismo y la Anarquía ", firmado por “Amerícola", seudónimo de Juan José Dauxiem Lavaysse. En éste se sostiene que: “...según las circunstancias intelectuales y morales actuales de la masa del pueblo chileno, el sistema federal en su sentido absoluto no servirá sino para hacer retroceder nuestra civilización, porque no se producirá sino la anarquía. Para establecer el régimen político, se debe atender en primer término a la situación geográfica de Chile. Los americanos no deben dejarse deslumbrar por las visiones, los delirios y las declaraciones de los optimistas y predicadores de la anarquía". Con un extenso texto referido a temas de enorme trascendencia para nuestro país y participando en sus debates públicos.
     
    Toma como ejemplo “las salvages disenciones de las Provincias Federales de la Plata” y sostiene que “sean para nosotros un un ejemplo saludable”. (p. 8)
     
    BASE: U$S 360.-

Volver a arriba