VOLVER

PASEOS CULTURALES

El canon accidental. Mujeres artistas en Argentina (1890-1950)

Eugenia Belin Sarmiento

Hildara Pérez

Carlota Stein

Georgina G. Gluzman (Buenos Aires, 1984) es especialista en mujeres artistas y en enfoques feministas de la historia del arte, con foco en el siglo XIX y la primera mitad del siglo XX. Es doctora en Historia del Arte por la Universidad de Buenos Aires e investigadora del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas. Asimismo, se desempeña com profesora de la Universidad de San Andrés, donde dicta seminarios de arte argentino y estudios de género. Ha sido profesora invitada en México, Estados Unidos y en Canadá. Ha recibido becas de la Getty Foundation, el Institut National d’Histoire de l’Art y el Museo de Bellas Artes “Rosa Galisteo”. Es autora del libro Trazos invisibles. Mujeres artistas en Buenos Aires (1890-1923) (Biblos, 2016).

Desde el 25 de marzo, en el Museo Nacional de Bellas Artes, es posible recorrer El canon accidental, muestra que reúne a más de cuarenta creadoras olvidadas y más de noventa obras, muchas de ellas nunca vistas. El canon (limitada selección arbitraria de artistas modélicos) no es el resultado natural de la evaluación de la calidad artística. Por el contrario, es un producto de decisiones ancladas en una concepción patriarcal de la cultura que excluye sistemáticamente a las mujeres creadoras, que esta muestra pretende comenzar a reparar. Tanto el concepto como los integrantes del canon han sido profundamente cuestionados por la crítica feminista a la historia del arte: sus integrantes responden a una identificación de género precisa. Pero, el canon no es indiscutible: es político, cambiante y hasta caprichoso. En suma, es accidental. Y aspiramos a mostrarlo con la exposición de la producción de las mujeres.

El canon accidental presenta una amplia selección de obras ejecutadas por mujeres artistas en Argentina entre fines del siglo XIX y mediados del siglo XX. Busca examinar los caminos transitados por las mujeres en búsqueda de una identidad artística y de un medio de vida, mediante la visibilización de sus trayectorias y de su consagración en diversos ámbitos. El canon accidental incluye, por un lado, obras de artistas con presencia en los márgenes de la historia del arte y, por otro lado, de artistas hoy prácticamente desconocidas, pero cuya actividad les valió la admiración de sus contemporáneos. Todas ellas pasaron de estar en el centro de la actividad artística a ser, en el mejor de los casos, meras notas al pie de los relatos de la historia del arte.

La categoría de “mujeres artistas” ha sido justamente discutida a lo largo de décadas. Se suele decir que el arte no tiene género. Sin embargo, las prácticas concretas del arte y las elecciones estéticas han estado indisolublemente ligadas al género de las productoras, tanto en sus limitaciones como en sus posibilidades. Desde fines del siglo XIX, las mujeres se abrieron camino en el mercado laboral, en las universidades, en la política y en el arte. La segunda mitad del siglo pasado trajo nuevos e insospechados desafíos a las mujeres, artistas o no. Pero, esa es otra historia.

Esta exposición, inédita en la historia del Museo Nacional de Bellas Artes, aspira a cuestionar los relatos establecidos al resituar a las artistas en este espacio. Basada en una investigación cuidadosa, la muestra cuenta con una amplia selección de documentación que ilumina los aprendizajes, los trabajos, la visibilidad, la fortuna crítica y los testimonios en primera persona de estas pioneras del arte.

Georgina G. Gluzman

Nota del editor: para visitar la exposición en forma virtual, puede cliquear aquí.

¿Le interesa vender algunas obras?

Envíenos un correo electrónico indicando brevemente
qué obras piensa poner en venta, y le responderemos. Haga click aquí­

Suscríbase a nuestro newsletter para estar actualizado.