• Fotografías Patrimoniales
    de Argentina, Uruguay
    Chile y otros países 1848 - 1953.


    Catálogo Fotográfico Nº 5


    -DAGUERROTIPOS Y AMBROTIPOS-



     
    Colección Particular

    Familia Rioplatense.

    1. ​DAGUERROTIPISTA NO IDENTIFICADO

    Familia Rioplatense. Río de la Plata, circa 1855.

    Daguerrotipo de placa entera oval, de 16,5 x 21,5 cm. Preservado en su marco original de madera. Obra en buen estado.

    La moda del daguerrotipo que irrumpió en el Río de la Plata apenas iniciada la década de 1840 conmocionó a la alta sociedad de la época por la fidelidad asombrosa de sus imágenes. Dentro de los distintos formatos universales que desplegó, la placa entera (whole plate) fue la más costosa, y en el caso de esta obra no podía ser de otra manera dado que frente a este artista extranjero posó una numerosa familia de siete miembros; al parecer de los Porcel de Peralta Ramos. Estos daguerrotipos, hoy tan infrecuentes, forman parte del segmento más valiosos de la iconografía fotográfica de ambas orillas del Plata.

    Frente a la amenazante cámara cinco niños de pie se apretujan como pidiendo protección a sus padres que, sentados, sostienen a los más pequeños tratando de inmovilizarlos frente a los largos segundos de pose. La niña en el regazo del padre ostenta el cuidadoso calzoncillo largo tejido que formaba parte de la indumentaria de la época. El profesional ha escogido un fondo liso, claro y neutro para resaltar las figuras de sus clientes. La iluminación natural -cenital y desde lateral derecho- fue correctamente aplicada. Todos miran a la cámara. El proyecto familiar de acudir al estudio de un daguerrotipista se ha cumplido cabalmente: a más de un siglo y medio de distancia esta familia porteña nos mira desde la historia.

  • Colección Particular

    Joven de barba unitaria.

    2. ​DAGUERROTIPISTA NO IDENTIFICADO



    Joven de barba unitaria. Buenos Aires, circa 1855.

    Daguerrotipo de un sexto de placa. Medidas: 8 x 6,5 cm. Estuche de cuero tafilete marrón con figuras fitomorfas, con interior de terciopelo gofrado rojo, mat artístico de bronce dorado y bandeleta de sujeción de cobre dorado; cierre de doble gancho “uñero”. Obra en buen estado.

    Magnífico retrato de un joven de buena posición económica, comprobable por su fino atuendo. Posa de pie en una figura de medio cuerpo. Fiel a la moda de la época -Juan Manuel de Rosas ya formaba parte del pasado- ostenta barba tipo unitaria. La imagen, más que centenaria, se encuentra en buen estado de conservación.

  • Consultar

    Caballero porteño.

    3. ​AGUERROTIPISTA NO IDENTIFICADO

    Caballero porteño. Buenos Aires, circa 1855.

    Daguerrotipo en formato miniatura, medidas: 4 x 3,5 cm. Estuche oval “Union Case” color marrón de 5,3 x 4,6 cm., con ornamentación central en ambas tapas de aves y flores; bisagra de bronce, cierre a presión y bandeleta de bronce dorado con ornamentación fitomorfa. Interior de su tapa forrado de terciopelo color borravino. Cristal bombé de protección. Obra en buena forma.

    El desembarco del daguerrotipo en Buenos Aires hacia mediados de 1843 capturó la imaginación y los deseos de representación social de las clases dominantes. Acudir al atelier del daguerrotipista se convirtió en un rito ineludible. A los grandes daguerrotipos en marcos para exhibir en las salas de recepción de aquellas aristocráticas casonas y a los estuches guardados en cómodas y cajones, se sumó un formato más selecto, casi secreto; las miniaturas cercanas al corazón femenino. Ellas solicitaban a los operadores gringos la confección de delicadas piezas para insertar en guardapelos, camafeos, pulseras, anillos y hasta abanicos. El presente daguerrotipo con el retrato de medio cuerpo de un caballero es un fiel ejemplo. La iluminación pictórica de la imagen se aprecia en el ligero coloreado en el rostro, y la aplicación de oro a la cadena del reloj del bolsillo. Definitivamente una obra para el alto coleccionismo.

    En cuanto a los estuches estadounidenses Union Case confeccionados en termoplástico; los de tan reducido tamaño son una verdadera rareza, al punto de seducir a los más rigurosos investigadores, como el matrimonio Rinhart, autores del libro “American Miniature Case Art”.

  • Colección Particular

    Caballero decimonónico.

    4. DAGUERROTIPISTA NO IDENTIFICADO

    Caballero decimonónico. Buenos Aires, circa 1855.

    Daguerrotipo de un sexto de placa. Medidas: 7,3 x 6 cm. Preservado en sus elementos originales: mat de bronce dorado en formato oval, protección de vidrio del siglo XIX y bandeleta de cobre flexible y dorado con figuras fitomorfas. Al dorso se observa el respaldo de la plancha daguerreana de cobre y el sellado hermético de la obra a través de una tira de papel engomada. Ejemplar en buen estado.
     
    Extraordinario retrato posado de estudio de un caballero de elegante atuendo. Posa sentado frente a la cámara, apoya uno de sus brazos sobre la pequeña mesa del estudio cubierta con una carpeta floreada. A la usanza de la época luce barba abierta, que resalta un rostro varonil. El fondo claro, liso y neutro destaca su figura. Se aprecia un fino coloreado (iluminado) sobre el rostro con énfasis en los labios. Definitivamente un daguerrotipo para una gran colección.

  • Colección Particular

    Retrato de mujer criolla.

    5. AUTOR NO IDENTIFICADO

    Retrato de mujer criolla. Buenos Aires, circa 1865.

    Ambrotipo de sexto de placa -medidas: 7 x 6 cm-, inserto en un estuche de cuero tafilete decorado de figuras fitomorfas. Interior forrado en terciopelo gofrado color borravino. La imagen se protege con un mat de bronce dorado en formato oval, vidrio y bandeleta de cobre dorado. Buen ejemplar.
     
    En la iconografía de estos primeros procesos técnicos, el retrato de mujeres fue notoriamente menor al de los hombres, de ahí la importancia de esta dama de claros rasgos criollos, que posa sentada mirando hacia el objetivo de aquel aparato que la perpetuó. Ostenta un fino vestido de seda con puño y cuellos blancos y bordados, y gran pañuelo anudado al cuello. Sostiene un pequeño libro (¿misal?) con sus manos cubiertas de guantes de tul bordado. Su rostro, enmarcado en un peinado bandó, esboza una leve sonrisa, verdadera rareza en contraposición a las figuras hieráticas sometidas a los largos tiempos de exposición. Por supuesto, las joyas que la acompañan -aros y guardapelo- están finamente coloreadas en tono oro.




  • EL DESNUDO EN LOS TIEMPOS DEL DAGUERROTIPO
    El desnudo femenino fascinó a los artistas de todos los tiempos. Siguiendo esta inmemorial tradición,  el nuevo daguerrotipo, surgido precisamente en la ciudad de París durante el año 1839, no pudo escapar a esta inevitable seducción y a poco de difundirse su técnica, llegaron los primeros desnudos. Jóvenes y atractivas mujeres, por lo general de origen gitano, subían hacia aquellas galerías de pose aéreas y mostraban su desinhibición frente a la cámara garantizando espléndidos desnudos eróticos.
     
    Si bien las autoridades francesas combatían esta iconografía prohibida, el éxito estaba asegurado entre los caballeros de la época. La circulación oculta de estas obras venía acompañada de la pérdida de identidad de sus autores; los profesionales de la cámara se protegían en el anonimato y las modelos más atractivas eran contratadas por más de un daguerrotipista. Todo ello hoy hace poco menos que imposible la atribución de estas obras. Por nuestra parte y de modo orientativo, indicamos que la identificación de una misma modelo en un daguerrotipo del gran Philippe Deerusy, nos abre la posibilidad que dos de las obras aquí reunidas hayan surgido de su cámara.
     
    A propósito de su presencia en el coleccionismo argentino, cabe expresar que estas obras son extremadamente raras en América del Sur. Leemos a Abel Alexander en su texto "La temprana circulación de imágenes prohibidas": “El antecedente más antiguo que conocemos es el par de daguerrotipos estereoscópicos pero mutilados –la doble imagen estereoscópica fue cortada al medio para comercializarlas por separado– que pertenecieron en su momento al doctor Julio F. Riobó, reconocido como nuestro primer coleccionista e historiador fotográfico”. (En “La seducción fatal, imaginarios eróticos del siglo XIX”, exposición realizada en el Museo Nacional de Bellas Artes, Buenos Aires, en 2014).
    -Ítems 6 al 8-

     
    Consultar

    Diana la Cazadora

    6. DEERUSY, PHILIPPE (ATRIBUIDO)

    Diana la Cazadora. París, circa 1851.

    Daguerrotipo de un sexto de placa. Medidas: 7,3 x 6 cm. Se trata de una de las imágenes del par stéreo original (ver ítem siguiente), que fue preservada en un estuche de época de madera forrada con cuero de tafilete marrón; con un gancho uñero al centro. En el interior de la contratapa se ubica este excepcional daguerrotipo de desnudo; la delicada imagen se protege a través de un ensamble compuesto por un vidrio original de época, el mat o passepartout de bronce dorado en el formato “double eliptical”, y un ribete de terciopelo rojo cuya función es aprisionar al conjunto daguerreano dentro de la caja.
     
    El par estereoscópico logrado mediante la técnica del daguerrotipo solía separarse para su venta en forma independiente; esto se hizo en la época de su creación y se siguió practicando hasta nuestros días. Para comprender esta práctica se debe tener presente que todo daguerrotipo de desnudo alcanzaba un alto precio, y mucho más aún si se trataba de uno. Ello explica su división para una más pronta y rentable comercialización.
     
    Representando a Diana la cazadora, en esta imagen la modelo posa para un desnudo frontal recostada sobre un diván cubierto por un paño floreado; con sus piernas cruzadas, exhibe su sexo con gran naturalidad. En la escena despliega los atributos del mito: el arco, el carcaj con una sola flecha que seguramente lleva por destino al indiscreto observador. A sus pies, una pandereta -iluminada con pintura dorada- insiste con la alegoría griega; la imaginamos dispuesta a ejecutar sus danzas dionisíacas.
     
    Philippe Deerusy, uno de los más tempranos daguerrotipistas especializado en desnudos y uno de los pocos identificado en la historia, activo en Paris en las décadas de 1840 y 50, con su dirección en la rue des Prouvaires, cercana a la rue St-Honoré.  Obras de su autoría aparecieron en “Lalumiere”. El Profesor Deerusy (así se presentaba al público parisino) promocionaba sus daguerrotipos con una innovación técnica: estar fijados en cloruro de oro, lo que garantizaba una mayor resistencia de la placa daguerreana a la abrasión y un mayor contraste de la imagen.
     
    Fuente bibliográfica:
    Serge Nazarieff: Early erotic photography. Köln, Ed. B. Taschen, 1995. En su pág. 65, reproduce tres daguerrotipos; la modelo utilizada en el del medio es la misma que observamos aquí y en el siguiente ítem)

  • Consultar

    Mujer de espalda

    7. DEERUSY, PHILIPPE (ATRIBUIDO)

    Mujer de espalda. París, circa 1851.

    Daguerrotipo en el clásico formato estereoscópico -medidas: 9 x 17 cm-, iluminado. Ex colección Uwe Scheid, cuya colección fue publicada en la obra “Die Erotische Daguerreotypie” con un texto introductorio de Grant Romer (Germany, Ed. Weingarten, 1990); en su p. 33 se reprodujo una variante de esta toma. El par de imágenes daguerreanas se preserva en un complejo envoltorio en cuyo frente se ubica un vidrio pintado al dorso, en este caso con dos óvalos acentuados por un ribete celeste, y sellado por un papel engomado en negro mate.
     
    Los daguerrotipos stéreo se registraban con cámaras de doble objetivo, creando dos imágenes, las que, mediante un visor especial, permitían reconstruir la escena de manera tridimensional. Así los daguerrotipos de desnudos femeninos causaron verdadero impacto por aquellos años, exacerbando los deseos masculinos.
     
    Junto al ítem 6 tenemos la satisfacción de presentar dos obras distintas en su concepción pero que reflejan a la misma modelo y probablemente al mismo autor. En este caso, la que fuera Diana, posa ahora de pie y de espaldas, apoyada sobre un pedestal del estudio, cubierto con el mismo paño floreado de la imagen anterior. La torsión de la pensativa modelo se potencia con el coloreado de su piel, que exalta la voluptuosidad de su figura. En este segundo caso, la elección de la pose pretende asociarla a los estudios académicos de retratos pictóricos, apuntando seguramente a los estratos más cultos y de más altos recursos de la sociedad parisina.

  • Consultar

    Mujer sentada

    8. DAGUERROTIPISTA NO IDENTIFICADO

    Mujer sentada. París, circa 1850.

    Daguerrotipo de un sexto de placa; se trata de una de las dos imágenes del par stéreo original (ver ítem anterior). Medidas: 7,3 x 6 cm. Ex colección Uwe Scheid, cuya colección fue publicada en la obra “Die Erotische Daguerreotypie” con un texto introductorio de Grant Romer (Germany, Weingarten, 1990), donde se reprodujo la otra mitad de esta placa, p. 79. La obra se preserva en un estuche “Union Case” (termoplastic), de fabricación industrial norteamericana, en cuya contratapa se aprecian los elementos de protección de esta delicada imagen: el mat de bronce dorado en el formato “double elliptical”, la bandeleta de cobre dorado y flexible, el vidrio y el terciopelo perimetral en tono claro que sujeta al conjunto.
     
    Sentada, la muy joven modelo posa semi vestida frente a la cámara; curiosamente, mientras oculta los senos, sus piernas abiertas y cruzadas (una de ella, con el detalle de la liga de su media) simulan la acción de calzar su bota en tanto fija su mirada en el objetivo de la cámara. Mediante este cuidado artilugio de disimulada candidez, se deja al descubierto su sexo ante el atónito observador. Siguiendo las instrucciones del daguerrotipista, la imagen migra de lo sensual a lo erótico, aunque sin perder su cuota de refinamiento. Creada para ser vista en forma tridimensional con el visor adecuado, las piernas abiertas y la mano se presentarían en un primer plano, mientras que la mirada del observador alcanzaría el sexo de la joven insinuado en la profundidad de las sombras. La escena busca generar la sensación de estar frente a una toma espontánea, con la modelo absorta en su inocencia. Los detalles coloreados como el gran cortinado azul, el delicadísimo punzonado sobre la plata de la cadena con crucifijo y el acentuado rubor de las mejillas, le agregan su tono intimista.
     
    Esta obra de carácter psicológico, se inscribe en la cumbre del arte daguerreano, al lograr que el espectador se convierta en un auténtico voyeur de la intimidad femenina, cuyos orígenes se remontan a los peep-shows popularizados en el siglo XVIII.  

  •  



    ​ÁLBUM CON FOTOGRAFÍAS ORIGINALES: ALBÚMINAS



     
    Colección Particular

    General Views of Buenos Buenos Aires.

    9. BOOTE, SAMUEL

    General Views of Buenos Buenos Aires. Buenos Aires, circa 1886.
     
    Excepcional conjunto. Muy escaso, y en su encuadernación de época. Álbum con 58 albúminas -medidas: 17 x 21,6 cm-, con sus títulos impresos en el negativo y la autoría: “Samuel Boote, Bs. As.”, y montadas sobre cartones del fotógrafo de 27,5 x 34,9 cm. con marco perimetral geométrico impreso en rojo, y fuertes bisagras de tela. También impreso en cada cartón la autoría de estas vistas. Encuadernación original en pleno cuero marrón con títulos dorados en la tapa, y lomo restaurado.
     
    Si bien los hermanos Boote estuvieron involucrados durante largo tiempo con la fotografía en el país, debemos señalar que en la producción de ambos -fueron los editores fotográficos más prolíficos de su época- las vistas firmadas por Samuel Boote -las más antiguas- son las más infrecuentes. De ahí la fenomenal importancia de contar con un álbum de tal calidad y cantidad de vistas urbanas y rurales que pertenecen en su totalidad a la cámara de Samuel Boote.
     
    Fueron los Boote desde su juventud participantes en las actividades agropecuarias de la llamada Cuenca del Salado, y precisamente de esta región con fuerte influencia inglesa surgieron iniciativas fotográficas muy tempranas -a pesar de ser una zona rural-, como los ambrotipos de George Corbett de la estancia “Los Yngleses” -Rincón del Tuyú-, las vistas de James Niven de Chascomús, la sociedad de los retratistas Niven y Hugh Alexander, etc. Tras estos antecedentes no es casual entonces que nuestro personaje, Samuel Boote, siga asociado a su lengua materna a través del título de este álbum, e incluso que una persona de esta colectividad haya intervenido el álbum realizando apuntes y referencias en el idioma de Shakespeare.
     
    Esta colección abre con las vistas de Buenos Aires, las que nos permite acompañar su viaje fotográfico a través de la ciudad, para luego desplazarse hacia el interior del país; primero hacia las sierras de Tandil, y luego por la flamante capital de la Provincia de Buenos Aires, la ciudad de La Plata. Concluye el álbum con los establecimientos de campo y sus faenas rurales. Hay mérito técnico en el manejo de la luz con relación al registro de interiores de edificios, como es el caso de la Catedral de Buenos Aires, o el Banco de la Provincia.
     
    Títulos de las fotografías. Con un asterisco indicamos las pocas imágenes que están reproducidas en la investigación de Abel Alexander y Luis Priamo “La Argentina a fines del siglo XIX. Fotografías de Samuel y Arturo Boote. 1880 - 1900”:
     
    1. La Catedral
    2. Cabildo y Policía*
    3. La Bolsa
    4. Lavanderas y Muelle Catalinas
    5. Sin título
    6. Sin título
    7. Sin título
    8. Entrada a La Recoleta
    9. Muelle de la Boca
    10. Sin título
    11. Plaza Constitución
    12. Barracas al norte
    13. Avenida 3 de Febrero
    14. Sierra de la Ventana Los Esploradores (sic)
    15. La galera pasando el Sauce Grande*
    16. El Riachuelo (Barracas)
    17. Avenida 3 de Febrero
    18. La Plata. Chalet del Gobernador
    19. La Plata*
    20. Sin título
    21. Sin título
    22. Penitenciaría
    23. Tropa de Carretas
    24. Vista en el Campo*
    25. Isla Carapachay (Tigre)
    26. Piedra Movediza de Tandil
    27. Una Grasería*
    28. Parque 3 de Febrero
    29. Arroyo Sauce Grande
    30. Vista de Campo
    31. Rentas Nacionales
    32. San Martín
    33. Plaza Victoria
    34. Casa de Expósitos*
    35. Aguas Corrientes
    36. Plaza Loria
    37. Santa Felicitas
    38. Banco Hipotecario
    39. La Catedral
    40. Banco de la Provincia
    41. Banco de la Provincia
    42. Calle Florida
    43. Plaza
    44. Resguardo del Muelle y Capitanía
    45. Buenos Aires desde el río
    46. Depósitos de Aduana
    47. Gruta de la Recoleta
    48. Banco de Londres
    49. Paseo de Julio
    50. Parque 3 de Febrero
    51. San Ponciano (La Plata)
    52. Carneada en el Campo*
    53. Casa de Correos
    54. Banco Hipotecario
    55. Vista general (La Plata)
    56. Carapachay Tigre
    57. Rancho con una majada*
    58. Corrida de Sortija
     
    Samuel Boote nació en Buenos Aires en 1844. Como fotógrafo efectuó un significativo relevamiento visual de escenas urbanas y rurales. Sus imágenes, de gran valor documental, fueron editadas en costosos álbumes, y décadas después aprovechadas por los nuevos editores de postales por el proceso de impresión fotomecánica. Hermano mayor de Arturo, trabajó junto a él hacia 1890 en el local de Cuyo 345. Falleció en 1921.
     
    Además de formar una sociedad con su hermano, también lo hizo con James Niven, cuando en 1875 abrieron un comercio de provisión de insumos fotográficos. Se conoce un álbum con la firma de “Boote, Niven y Ca.” que llevaba por título "Vistas de Buenos Aires". De igual modo, se asoció en 1889 con Van Gorder; en ese año instalaron un local que operó bajo el nombre de "Gran Fotografía Platense". En la década de 1880 realizó una amplia labor fotográfica documentando los rincones más destacados de la ciudad de Buenos Aires y numerosos puntos del interior del país.
     
    La última referencia comercial de Samuel vinculado a la actividad fotográfica la hallamos en una guía editada para los años 1897/1899. Se sabe que en ese tiempo se trasladó a Bahía Blanca junto a su familia, donde instaló un estudio bautizado "Fotografía de Londres"; realizaba retratos y comercializaba vistas y costumbres del país.



  •  
    ÁLBUMES CON FOTOGRAFÍAS ORIGINALES: GELATINA DE PLATA



     
    Colección Particular

    ​INVASIÓN ITALIANA A ETIOPÍA. LA CAMPAÑA DE ÁFRICA ORIENTAL EN VÍSPERAS DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

    10. DI LUCA, MARCO

    La invasión de Abisinia. Etiopía, 1936-1937.

    Excepcional conjunto iconográfico de 741 fotografías reunidas en cuatro álbumes de la Campaña italiana en Etiopía (1936-1937), todas ellas conservadas en muy buena forma y presentadas en una moderna caja de conservación.
     
    Álbum nº 1: Portada: “Dal fotografo oficiale Della Campaña e conquista del’ Etiopia Al V. Re S. E. Maresciallo Pietro Badoglio - Aasmara 24.5.1936. CaP. Marco di Luca”.
    166 gelatinas de plata de diversos tamaño (de 5,5 x 5,5 cm. hasta 16 x 22,3 cm.) montadas sobre las hojas del álbum y epigrafiadas en prolija caligrafía con tinta blanca. Encuadernación en pleno cuero negro gofrado con ornamentación fitomórfica.
     
    Álbum n º 2: 180 gelatinas de plata de diversos tamaños (de 5 x 7,4 cm. hasta 15 x 22,8 cm.) montadas sobre las cartulinas del álbum y epigrafiadas en prolija caligrafía con tinta blanca. Encuadernación en pleno cuero negro con un gofrado en estilo art decó con un paisaje con ciervos y firmado por su fabricante “C.G.” .
     
    Álbum nº 3: 191 gelatinas de plata de diversos tamaños, montadas sobre las cartulinas del álbum y epigrafiadas en prolija caligrafía con tinta blanca. Encuadernación en pleno cuero negro gofrado con ornamentación fitomórfica.
     
    Álbum nº 4: 204 gelatinas de plata en tres medidas: 6 x 6 cm., 6 x 9 cm. y 6,4 x 9,4 cm., y una de ellas de 20 x 22,8 cm., con la dedicatoria manuscrita en italiano (traducción): “Al amigo Mannei con afecto y con mucha gratitud por su muy eficaz colaboración. Asmara, 8 de enero de 1937. Coronel A. Liberati”. Todas las fotografías montadas sobre las hojas del álbum y epigrafiadas en prolija caligrafía con tinta blanca. Encuadernación moderna en pleno cuero con títulos dorados.
     
    La invasión italiana a Etiopía llevada a cabo  entre octubre de 1935 y mayo del ´36 por el gobierno de Benito Mussolini, se enmarca en su intento por controlar el Mediterráneo, entonces en manos de los franceses y británicos. Ante la condena de la invasión por parte de la Sociedad de Naciones -la invasión le costó la vida a 275.000 etíopes y 10.000 italianos-, Mussolini retiró a su país de dicha entidad internacional , acercándose aún más a la órbita de Adolf Hitler. Al mes de finalizada la guerra, el 1º de junio, un decreto real instituyó el Virreinato de Etiopía, gobernado primero por Pietro Badoglio y luego por Rodolfo Graziani, ambos altos jefes militares aquí retratados.
     
    Las fotografìas, firmadas por el fotógrafo oficial de la campaña y conquista de Etiopía, Marco di Luca, se inician con la asunción de Badoglio como Virrey de Etiopía, el 24 de mayo de 1936 en la ciudad de Asmara y continúan pormenorizadamente a través de 741 fotografías, con interesantes detalles de la vida africana en las localidades de Asmara, Dessiè, Axum, Addis Abeba, Adigrat, Agordat -entre otras-, así como sus habitantes con atuendos y tocados típicos, los ritos religiosos y las actividades comerciales (en mercados y cacerías), además de la fauna local, y sus paisajes (algunas panorámicas), incluida la exótica arquitectura.
     
    Por otra parte encontramos un gran número de fotografìas sobre los mariscales Badoglio, Graziani y Starace, entre otros tantos militares. Observamos acciones bélicas y hasta cementerios improvisados, con montañas de cadáveres.
     
    En el álbum 2 se registra la ciudad de Addis Abeba devastada por la guerra.  Hacia el final del álbum 4 se encuentran algunos testimonios en escritura etíope y otras curiosidades. Para los estudiosos de la fotografía, destacan tres imágenes con la “Squadra fotografica di Intendenza”, formada por seis operarios; se movilizan a bordo de un camión con acoplado que funcionaba como un laboratorio móvil.
     
    Tan exquisito conjunto es un material muy atractivo para todo colector e investigador de temas bélicos y en especial de este período histórico.

  • Consultar

    11. PREISING, THEODOR

    As maravilhas do // Salto Iguassú // (Alto Paraná) // Photo Rotativo // Photographias Artisticas. Iguazú, circa 1935.
     
    Álbum con 10 gelatinas de plata de 16,5 x 22,3 cm. Tres de ellas conformando un amplio panorama. Todas con sus títulos y autoría impresos en el negativo. Encuadernación en cartoné de editor, encordada. Obra en buen estado.
     
    Las imágenes registran, desde diferentes ángulos y con el grado de detalles que solo las gelatinas de plata nos brindan, las maravillosas cataratas del Iguazú, con su Garganta del Diablo, y el espectacular salto San Martín, enmarcado por el follaje circundante.
     
    Theodor Preising (Alemania, 1883 – Brasil, 1962) fotografió los combates de la Primera Guerra Mundial en Europa; arribó a Buenos Aires en 1920 y se mudó a Brasil en 1923, donde se nacionalizó en 1941. Afincado en San Pablo, comercializó cámaras fotográficas y postales, y luego inauguró un laboratorio para producir postales fotográficas con vistas de las ciudades brasileñas, siendo el primero en introducir las cámaras de pequeño formato. Su producción fotográfica tomó un brusco giro en los inicios de la Segunda Guerra Mundial, cuando el gobierno del Brasil prohibió a los extranjeros de las naciones del Eje registrar imágenes de sus ciudades; fue entonces que se dedicó a documentar fotográficamente la cultura del interior de los estados de Paraná y San Pablo.
     
    La preocupación de Preising por sus derechos de autor están plasmados en la contratapa del álbum bajo la leyenda: “Direitos de autor reservados”, una línea de contacto entre su empresa y los potenciales clientes indicaba: “Th. Preising, Sao Paulo, Caixa Postal, 2380”.

  • Consultar

    Cordillera de los Andes.

    12. FOTÓGRAFO NO IDENTIFICADO

    Cordillera de los Andes. Circa 1890.

    Once gelatinas de plata viradas al sepia -medidas: 22,8 x 28,5 cm-, con títulos dobles impresos en el negativo. El conjunto se preserva en una moderna caja con lomo de cuero y títulos dorados.
     
    Desde los inicios de la fotografía en el mundo, los relevamientos geográficos tuvieron una importancia superlativa por la fidelidad de estos nuevos registros. En Argentina, la imponencia de la Cordillera de los Andes fue un imán que atrajo a pioneros de la cámara, en especial en la provincia de Mendoza, donde convocó a profesionales de la talla de Christiano Junior o Augusto Streich, por solo dar dos ejemplos.
     
    La presente colección de once vistas forma parte de un relevamiento de tipo documental levantado para alguna institución oficial, como lo demuestran las referencias incorporadas a los negativos de vidrio de dichas vistas. Las tomas fueron realizadas en verano y en difíciles condiciones de transporte de los equipos de, por lo menos, dos operadores, uno de los cuales se encuentra registrado manejando una cámara de madera montada sobre un potente trípode. En su mano sostiene la tapa del objetivo mientras se plasma la toma. Frente a la inmensidad de las altas cumbres, los hombres y animales aparecen como pequeños detalles apenas perceptibles en estos paisajes. Destaca la fotografía del Puente del Inca, con su incipiente caserío y uno de los clásicos refugios de invierno de la cordillera.
     
    Todas las fotografías poseen su número de registro y título -en una de ellas, ilegible-; estos son:
    - A Cumbre Force Panco. Dirección Mendoza. 1/90. K. 85.000
    - Uspallata a la Junta de los ríos. 1/90. K. 90.000
    - Valle del Tupungato. Frente. 1/90. K. 144.000
    - Cerro de los Penitentes. 1/90. K. 154.000
    - Baños del Puente del Inca. Vista ….. 1/90 K. 159.000
    - Laguna de los Horcones. 1/90 K. 161.000
    - Salto del Soldado de arriba … Guardia Vieja 1/90 K 213.000
    - (…) y Boca del Túnel de la cumbre. 1/90 K. 174.000
    - Cumbre d.on Chile.
    - (…) Caracoles del (…) 1/90. K. 187.000

  • Consultar

    Construcción de Subterráneos de Buenos Aires.

    13. FOTÓGRAFO NO IDENTIFICADO

    Construcción de Subterráneos de Buenos Aires. Líneas D y E. Buenos Aires, 1938-1939.

    Álbum con 27 gelatinas de plata en papel simple peso brillante de 17,3 x 23,5 cm.  Todas poseen escrito en el negativo, en blanco, su fecha de realización con día, mes y año; número de negativo y línea de subterráneo a la que pertenecen. Al dorso la marca del papel “Lupex” y “Leonar”.
     
    Las fotografías nos muestran la construcción de los túneles de subterráneos de las líneas D y E de la ciudad de Buenos Aires. Se hallan divididas en tres grupos, el primero, conformado por 13 fotografías, corresponde a la construcción de la línea D.  Fueron tomadas en los meses de julio y agosto de 1938 y sus negativos van numerados. El siguiente grupo despliega la construcción de la misma línea, al año siguiente. Lo integran 9 fotografías tomadas desde el 8 de marzo al 8 de mayo de 1939 y reunidas por una faja de papel con la siguiente leyenda manuscrita: “Reg. Índice N° 23. Obras: Subterráneo “CHADOPyf” - Línea IV, Plaza de Mayo - Belgrano (Capital) duplicados 18 x 24”. Las fotografías poseen al dorso un sello húmedo: “Siemens Bauunion, Gruen & Bilfinger y Geope. Obra Subte CHADOPyF - línea IV”, y una etiqueta mecanografiada con el número de negativo y el título de la imagen.
     
    El último conjunto, de 5 fotografías, nos muestra la construcción de la línea E, llamada por entonces, como leemos en los negativos, línea 2. Los registros fueron tomados el 4 de enero de 1939, y otra faja de papel nos indica: “Reg. Índice 22. Obra: Subterráneo “CHADOPyF. Línea II. Plaza Constitución - Parque Chacabuco (Capital). Duplicados 18 x 24”.
     
    A principios de los años '30 la Compañía de Tranvías Anglo Argentina (CTAA) propietaria del ochenta por ciento de la red tranviaria de la ciudad, poseía la concesión para la construcción de una nueva línea de subterráneo, destinada a unir Constitución con Retiro. Sin embargo, las autoridades molestas por las décadas de demora por parte de la empresa para comenzar las obras, revocaron la autorización. Fue así que en julio de 1930 la empresa española Compañía Hispano Argentina de Obras Públicas y Finanzas (la CHADOPyF) recibió la aprobación del Concejo Deliberante para sustituir la anterior concesionaria.
     
    La CHADOPyF estaba presidida por el ingeniero Rafael de Benjumea y Burín, Conde de Guadalhorce, Ministro de Fomento de España entre 1925 y 1930, bajo la dictadura de Miguel Primo de Rivera. Las simpatías del conde hacia los regímenes totalitarios que en ese entonces florecían en Europa eran inocultables, y con facilidad se adaptó a los nuevos vientos que corrieron por Argentina desde el 6 de septiembre de 1930.
     
    El conjunto nos permite apreciar la compleja construcción de estas obras monumentales. Con la línea A inaugurada en 1913, Buenos Aires fue la ciudad pionera en Sudamérica en la traza de líneas subterráneas.  En nuestra Galería poseemos otro álbum de la misma compañía, con el registro fotográfico de la construcción de la Línea C.




  • FOTOGRAFÍAS SOBRE ALBÚMINAS
     
    ARTURO WOOD BOOTE
    Arturo Wood Boote (1861 - 1936), hijo de inmigrantes ingleses, fue un destacado fotógrafo y editor de álbumes con una trayectoria profesional que se extendió en Buenos Aires desde fines de los años 1880 hasta los inicios del siglo XX.
     
    Publicó vistas de la ciudad, del interior de Argentina y de los países vecinos, distribuyendo fotografías sueltas y álbumes con originales. Siguió los pasos de su hermano Samuel y hacia 1892 actuó bajo la razón social “Arturo W. Boote & Cía. Editores fotógrafos”, con su local en Cuyo 767. También firmó sus trabajos como “A. W. Boote y & Ca. Fotos” y buena parte de sus fotografías llevan la leyenda “A. W. B. & Cía”. Después de 1910 se dedicó a otras actividades comerciales. Tenemos que señalar que los hermanos Samuel y Arturo Boote provenían de una familia muy vinculada a la explotación ganadera en la región de la Cuenca del Salado, e inclusive fueron propietarios de campos en la provincia de Buenos Aires. No es de extrañar entonces que estas dos vistas relacionadas al campo argentino hayan tenido en uno de los hermanos Boote a su cronista fotográfico.
    -Ítems 15 y 16-

     
    Colección Particular

    Un rodeo de hacienda

    15. BOOTE, A. W.

    Un rodeo de hacienda (859). A. W. B. & C. Buenos Aires. Circa 1890.

    Albúmina -medidas: 17,3 x 22,5 cm-, montada sobre cartón de época negro mate con cantos dorados. No reproducida en la obra “La Argentina a fines del siglo XIX. Fotografías de Samuel y Arturo Boote 1880 - 1900. (Buenos Aires. Ediciones de la Antorcha. 2012). Ejemplar en buen estado.
     
    De la producción de “A. W. B. and C”. y bajo el número 859 de este voluminoso archivo del siglo XIX vemos este manso hato de ganado vacuno de raza criolla bajo el cuidado de un peón a caballo. Detrás, el galpón de un establecimiento rural.

  • Consultar

    Una majada

    16. BOOTE, A. W.

    Una majada (864). A. W. B. & C. Buenos Aires. Circa 1890.

    Albúmina -medidas: 17,3 x 22,6 cm-,  montada sobre cartón de época negro mate con cantos dorados. No reproducida en la obra  “La Argentina a fines del siglo XIX. Fotografías de Samuel y Arturo Boote 1880 - 1900. (Buenos Aires. Ediciones de la Antorcha. 2012). Ejemplar en buen estado.
     
    En esta albúmina 864 titulada “Una majada” se aprecian tres peones y un capataz a caballo junto a numerosos perros que controlan al ganado lanar entre maizales y ranchos de adobe. En la quietud de la escena destaca la importancia de los perros, aquí descansando luego de sus labores en el arreo de las ovejas.

  • Colección Particular

    Establecimiento Fabril

    17. MOODY, ENRIQUE (BOOTE, ARTURO W. EDITOR)

    Establecimiento Fabril. Misiones, 1892.
     
    Albúmina montada sobre un soporte secundario del época en cartulina impresa, mediante cuatro orejas-incisiones. Medidas de la albúmina: 16,9 x 21,5 cm. Impreso al frente, en el margen inferior: “Editores fotográficos Arturo W. Boote & Cia. Cuyo 767 – Buenos Aires”, y al dorso una extensa publicidad en negro y rojo, en castellano, francés e inglés,  consignando su “Colección de vistas fotográficas de los siguientes puntos interesantes de la República: Buenos Aires, La Plata, Tigre, Campaña, Tandil, Bahía Blanca, Campana, Rosario, Tucumán (…)” y mencionando su “especialidad en fotografías de estancias, animales, etc.”
     
    Vista de un gran establecimiento rural obtenida en el viaje realizado por Moody como integrante de la llamada Excursión Científica por los ríos Paraguay, Alto Paraná e Iguazú en 1892, destinada a recoger productos de flora y fauna a presentarse en la Exposición Colombina de Chicago, que se realizó entre mayo y octubre del año siguiente.
     
    Integraron la expedición, su jefe el naturalista de origen alemán, Gustavo Niederlein, comisionado por el Ministerio de Agricultura; Pedro Serié como taxidermista y entre otros, el pintor Augusto Ballerini -en cuyo viaje realizó algunas de sus obras más relevantes con las cataratas del Iguazú como protagonista-, y el fotógrafo Enrique Carlos Moody.
     
    En ese año Moody desarrolló su actuación comercial en forma independiente y también asociado a su tío Arturo W. Boote. Ambos se publicitaban en la misma dirección:, Cuyo 767 de la ciudad de Buenos Aires. Se sabe que siempre mantuvieron un trato cordial reforzado por los lazos familiares.

  • Colección Particular

    Entrada a los diques

    18. BOOTE, SAMUEL

    Entrada a los diques. Buenos Aires, circa 1890.

    Albúmina, medidas 17 x 22 cm. Impreso en el negativo, en el margen inferior derecho: “Entrada a los Diques. 590. Samuel Boote, Bs. As.” Número de registro: 590
     
    La vista nos permite apreciar el acceso al puerto de Buenos Aires. Más allá de los cambios en las embarcaciones que hoy lo surcan, se puede decir que el paisaje portuario se ha conservado en este sector hasta nuestros días. Al enfocar su voluminosa cámara, Samuel Boote estaba muy consciente del papel vital del puerto de Buenos Aires en la economía de aquel joven país.
     
    (Para consultar los datos biográficos del autor, ver ítem 9)




  • BENITO P. CERRUTTI
    Como ciudad enlace entre Santiago de Chile y Buenos Aires, Mendoza fue un punto neurálgico a través del los siglos. A las crónicas pictóricas sobre esta acogedora ciudad, se le sumó la nueva fotografía, cuyo primer referente fue el alemán Adolfo Alexander, cuyas imágenes desgraciadamente no se han hallado. La importancia de Benito P. Cerrutti en relación a la historia de la fotografía en Mendoza lo ha señalado claramente Abel Alexander en su trabajo “El gran fotógrafo Christiano Junior en Mendoza”, publicado en el Segundo Congreso de Historia de la Fotografía, Buenos Aires, 1993: “Es interesante señalar que C. Junior arriba a esta capital en compañía de un competente empleado, Benito P. Cerrutti, pero éste poco después se independiza del portugués y se asocia con Bertín, convirtiéndose en competidor de su antiguo patrón. El 20 de diciembre de 1880 (diario El Constitucional) inserta un aviso en el que declara ‘Fotografía - El que suscribe, fotógrafo que ha trabajado durante siete años en los establecimientos de don Christiano Junior, en Buenos Aires, y que desde esa ciudad lo ha acompañado hasta ésta en su viaje artístico…”. Con tal maestro de la cámara, los registros de Cerrutti son excelentes, como aquí lo podemos apreciar.
    -Ítems 19 al 22-

     
    Consultar

    MENDOZA

    19. CERRUTTI, BENITO P.

    Ruinas y Pino de San Francisco - Terremoto de 1861- Mendoza. Benito P. Cerruti, Fotógrafo - 46 Lavalle 48. Mendoza, circa 1880.

    Albúmina, medidas 17,3 x 23,8 cm. Con delicado enmarcado y títulos sobre los bordes superior e inferior. Buen ejemplar.
     
    Un enfoque muy original de las ruinas de San Francisco -luego del sismo de 1861-, donde Cerrutti demuestra a través del objetivo cómo la ciudad de los hombres fue totalmente destruida, mientras que el pino, obra de la naturaleza, continúa de pie. La vista abarca otros edificios derruidos. Las pilas de ladrillos indican su reutilización en la construcción de la nueva ciudad. 

  • Consultar

    Puente del Inca

    20. CERRUTTI, BENITO P.

    Puente del Inca - Baños minerales, camino a Chile - Mendoza. Benito P. Cerruti, Fotógrafo - 46 Lavalle 48. Mendoza, circa 1880.

    Albúmina, medidas 17 x 23,3 cm. Con delicado enmarcado y títulos sobre los bordes superior e inferior. Buen ejemplar.
     
    El Puente del Inca -ubicado a 180 kilómetros de Mendoza- siempre fue un gran atractivo para viajeros y turistas, a plasmar en fotografías. Para registrar esta toma, Cerruti se trasladó con sus cámaras hasta la misma formación geológica atravesada por el Río Las Cuevas. No creemos equivocarnos al afirmar que el hombre con sombrero y barba, ubicado en el extremo derecho, sería nada menos que el propio Christiano Junior.

  • Consultar

    Tupungato

    21. CERRUTTI, BENITO P.

    Tupungato - Tomada del cerro el Bolsico - Mendoza. Benito P. Cerrutti, Fotógrafo - 46 Lavalle 48. Mendoza, circa 1880.

    Albúmina, medidas 23,3 x 17,1 cm. Con delicado enmarcado y títulos sobre los bordes superior e inferior. Buen ejemplar.
     
    Para registrar al volcán Tupungato, de 6570 metros, una de las cumbres más imponentes de la Cordillera de los Andes, Benito Cerrutti se trasladó con sus equipos a la vecina república de Chile, y desde la cumbre del cerro el Bolsico (1410 metros) en la región del Maule, capturó este fantástico panorama de alta montaña.

  • Consultar

    Paso de la Jaula

    22. CERRUTTI, BENITO P.

    Paso de la Jaula - Camino a Chile - Mendoza. Benito P. Cerrutti, Fotógrafo - 46 Lavalle 48. Mendoza, circa 1890.

    Albúmina, medidas 23,3 x 17,2 cm. Con delicado enmarcado y títulos sobre los bordes superior e inferior. Buen ejemplar.
     
    Los pasos internacionales a Chile en la región de Cuyo son bien conocidos, sin embargo hay algunos más esquivos, como es el caso del paso de la Jaula, perfectamente documentado por Benito Cerrutti que registra el camino trazado en la falda de una montaña y pegado a la corriente del Río Diamante. Deteniendo la marcha, un paisano sobre su burro mira la labor del fotógrafo. 

  • Consultar

    MONTEVIDEO

    23. CHUTE & BROOKS (ATRIBUIDO)

    Vistas de la ciudad. Montevideo, circa 1872.

    Tres albúminas -medidas: 16 x 21,6 cm-, montadas sobre cartulinas de 33,2 x 50 cm. En una de ellas, con su título escrito en el negativo: “Vista desde la cima de la Matriz”. Ejemplares en estado prístino de conservación.
     
    Aunque no se encuentran firmadas, nuestra atribución a Chute & Books se sostiene en el cotejo hecho sobre otros trabajos de este estudio fotográfico publicados en el álbum de Galli y cia. “Recuerdos de Montevideo”, en los que coinciden las leyendas manuscritas (en letra imprenta mayúscula) sobre los negativos. Debemos señalar que en nuestro Catálogo Fotográfico número 1, correspondiente a la colección del estadounidense Mike Kessler, los ítems 103 a 105 comprenden vistas realizadas por la misma cámara de esta firma fotográfica, y una de ellas, la del “Mercado viejo” (ítem 105) nos permitió precisar el año de la toma por los afiches callejeros de espectáculos pegados en el murallón de aquel mercado. En segundo término, en la obra “Montevideo en el tiempo” de Fernando Klein se reproducen tres vistas de este sector de la ciudad, evidentemente de la misma firma fotográfica, y también fechadas en 1872.
     
    Descripción de las obras:
    A) “Vista desde la cima de la Matriz”. El título refiere al campanario de este templo, la Catedral Metropolitana de Montevideo. Desde este privilegiado punto de cámara aéreo el fotógrafo documentó en primer plano la fuente de la plaza, y luego las edificaciones frente a la Plaza Constitución o Plaza Matriz, con principal interés en el Cabildo. El objetivo rescata con gran fidelidad la ciudad que se extiende hacia los suburbios.
     
    B) Vista de la Plaza Cagancha y 18 de Julio, hacia la Plaza Independencia. Algunos curiosos miran hacia la cámara y las sombras fantasmales -debido a los largos tiempos de exposición- corresponden a transeúntes ocasionales. Se observa la conocida Columna de la Paz inaugurada en 1867, el primer monumento público de Montevideo, y la línea de farolas de iluminación a gas.
     
    C) Una magnífica vista de la Plaza Independencia y 18 de Julio, desde el Mercado, en un mediodía de invierno. Desde la altura el fotógrafo registra un rico panorama urbano, en primer lugar con un tranvía a caballo; un grupo de curiosos en medio de la avenida mirando hacia la cámara, numerosos carruajes de alquiler, pequeños carritos de venta ambulante, en el medio de la plaza la sucursal de correo en un kiosco francés, y más allá los hoteles Independencia y Roma.




  • EMILIO HALITZKY
    Fotógrafo de origen húngaro activo en Buenos Aires desde 1866 -durante el auge de la tarjeta de visita-, año en el que adquirió el local que fuera de su colega J. M. Aldanondo en calle del Buen Orden -hoy Bernardo de Irigoyen- número 324. Como todos los profesionales de la época, Halitzky trabajó con diversas técnicas y formatos, como por ejemplo la popular carte-de-visite y el cabinet-portrait. Precisamente al dorso del último formato mencionado se puede apreciar una publicidad impresa por Guillermo Kraft: “Fotografía y Fototipia de la Concepción de Emilio Halitzky. Buen Orden Nº 404. Buenos Aires”. Hacia 1884, Halitzky le agregó a esta leyenda las dos medallas obtenidas en sendas exposiciones nacionales.
    En 1886 se trasladó a la calle Tacuarí al 82 y anexó el servicio de Litografía. Se lo considera uno de los introductores de la fotolitografía en el país.  En 1882 encontramos fotografías médicas de su autoría en la “Revista Médico Quirúrgica” y en 1887 publicó retratos de artistas en “La gaceta musical”. El presente conjunto nos indica además que Halitzky fue escogido como fotógrafo oficial para documentar, en vistas urbanas de gran formato, las importantes obras del intendente Torcuato de Alvear.
    -Ítems 24 al 26-

     
    Colección Particular

    Recoba (sic) Vieja

    24. HALITZKY, EMILIO

    Recoba (sic) Vieja. Buenos Aire, 1883-1884.

    Albúmina -medida: 19,8 x 27,2 cm-, montada sobre cartón de época con marco perimetral impreso en el mismo soporte secundario con la leyenda en azul: “República Argentina // Municipalidad de la Capital  (con un escudo de la ciudad) // Foto-Lito. E. Halitzky, Tacuari, 82. Bs. As.” En forma manuscrita, la firma “Hemme”. Medidas del cartón: 41,4 x 46,8 cm. Buen ejemplar.
     
    El suceso registrado por la cámara del fotógrafo Halitzky nos permite precisar con exactitud el momento de la toma. Se trata de la demolición de la llamada Recova Vieja, aquella galería que dividía a la actual Plaza de Mayo en las Plazas de la Victoria y del 25 de Mayo. En su tiempo era llamada la “Recova de la Carne”. Su historia se remonta al año 1774, cuando el gobernador interino de Buenos Aires, José De Vértiz y Salcedo propuso suplantar el improvisado mercado que se montaba diariamente sobre la Plaza del Fuerte. Recién en 1801 comenzó su construcción. Ya en tiempos de Juan Manuel de Rosas y tras la recesión originada por el bloqueo francés, el gobierno sacó a remate la Recova, y fue adquirida por los hermanos Manuel y Francisco Murrieta, luego vendida por ellos a Tomás de Anchorena. Lentamente su función primordial de abasto de carnes, frutas y verduras derivó en el alquiler de sus cuartos a tenderos, artesanos y fondas.
     
    La fotografía que aquí presentamos fue tomada entre los días 8 y 14 de mayo de 1884, cuando se completó la demolición de la Recova, luego de resolver el juicio de expropiación a la familia Anchorena. La imagen nos permite apreciar el interior de la Recova. Leemos “Confitería”, “Lotería”, y “Peluquería”. Un carro tirado por caballos carga la mudanza de uno de esos locales. El gentío curioso observa las tareas de demolición. A la izquierda, la destrucción de la arcada principal (la primera parte demolida, puesto que era lo único que permanecía en poder del Estado) nos permite ver detrás la ubicación original del monumento a Belgrano y más allá, la elegante torre de la Aduana Taylor. Atrás de los restos de la Recova se eleva el Palacio de Correos y Telégrafos, el que conforma la mitad del Palacio de Gobierno, sin el pórtico que lo unirá en el futuro con su edificio par de la izquierda. Y a la derecha de este palacio, la administración de Rentas Nacionales.
     
    El excepcional registro de exteriores de Emilio Halitzky nos muestra todavía los largos tiempos de exposición de aquel antiguo proceso. Lo comprobamos observando el borroso movimiento de las hojas de las palmeras, prenientes de Río de Janeiro. También se aprecian las luminarias a gas.

  • Colección Particular

    Gruta y Paseo de la Recoleta

    25. HALITZKY, EMILIO

    Gruta y Paseo de la Recoleta. Buenos Aire, circa 1886.

    Albúmina -medidas: 19,8 x 27,4 cm- montada sobre cartón de época con marco perimetral impreso en el mismo soporte secundario, y la leyenda en azul: “República Argentina // Municipalidad de la Capital  (con un escudo de la ciudad) // Foto-Lito. E. Halitzky, Tacuari, 82. Bs. As.” En forma manuscrita la firma “Hemme”. Medidas del cartón: 41,4 x 46,8 cm. Buen ejemplar.
     
    Halitzky enfoca su cámara de placa al colodión húmedo en un registro que enlaza la ciudad y el río. Durante la gestión del intendente Torcuato de Alvear y del jefe del Departamento de Ingenieros Municipales, Juan Antonio Buschiazzo Buenos Aires transformó su aspecto: se demolieron la Recova, el Fuerte y el Cabildo; se abrió la Avenida de Mayo, y se realizaron parques, entre ellos, el Paseo de la Recoleta inaugurado en 1883. En la barranca se construyeron grutas y caminos, se colocaron bancos, fuentes y un lago artificial, así como numerosas figuras escultóricas. La gruta de Retiro (hoy Plaza Francia) encargada a Eugenio Courtois en 1882, se presentó con marcada influencia romántica europea.
     
    Elogiados por Sarmiento y criticados por el periódico “El Mosquito”, tanto el paseo y sus grutas, como las demás plazas y jardines que le sucedieron con el mismo estilo, incluida la Gruta de Constitución, sobrevivieron durante los años del roquismo, desapareciendo entrado el siglo XX, bajo el gobierno radical, que los consideraba caros y de mal gusto.

  • Colección Particular

    Barranca de la calle Callao

    26. HALITZKY, EMILIO

    Barranca de la calle Callao. Buenos Aire, circa 1884.

    Albúmina -medida: 19,8 x 27,4 cm- montada sobre cartón de época con marco perimetral impreso en el mismo soporte secundario, y la leyenda en azul: “República Argentina // Municipalidad de la Capital  (con un escudo de la ciudad) // Foto-Lito. E. Halitzky, Tacuari, 82. Bs. As.” En forma manuscrita la firma “Hemme”. Medidas del cartón: 41,4 x 46,8 cm. Buen ejemplar.
     
    Toda fotografía es un viaje al pasado, y cuando ese pasado se nos vuelve especialmente vívido, nos conmueve. Así sucede con esta fotografía, cuya misma esquina -la barranca de la calle Callao-, la observamos mientras escribimos estas líneas en la Galería-estudio Hilario, unos ciento treinta años después de su registro.
     
    Hoy solo nos queda el pronunciado declive hacia la costa del río; el resto ha desaparecido. Se aprecia en la fotografía el contraste entre los caserones y jardines del alto -con sus frentes en la intersección con la actual avenida Alvear-, con las pequeñas casas del bajo. Nueve carros tirados por caballos circulan a pocos metros de la orilla del río. Gracias a la cámara de Halitzky plantada casi al medio del entonces boulevard Callao, rescatamos varias características de aquel Buenos Aires de antaño; como las cuatro vías de ascenso y descenso formadas por grandes lajas de piedra, por donde transitaban los tranvías a caballo, y el muy desparejo empedrado que las circunda. Destaca además un gran ombú. 

  • Consultar

    Capitanía General Marítima

    27. RIGOD, A.

    Capitanía General Marítima. Buenos Aires, circa 1885.

    Albúmina de  21,8 x 16 cm. montada sobre cartón de época color gris con ribetes rojos. Impreso, en el mismo color:  “Vistas pintorescas de la República Argentina - A. Rigod. Fotógrafo. 238 Calle Artes. Buenos Aires. Imp. Cangallo, 493. Detrás, manuscrito en tinta de época: (Capitai)nerie du port (Capitanía del Puerto).
     
    Muchos fueron los fotógrafos establecidos en Buenos Aires durante la segunda mitad del siglo XIX, pero muy pocos los que salían de sus estudios para documentar la ciudad. Entre ellos se encontraba el francés A. Rigod, por entonces establecido en la calle de las Artes (en la actualidad Carlos Pellegrini) n. 238.
     
    Su cámara, de gran formato, se ubica en la depresión del inicio del muelle de pasajeros y enfoca el frente de la Capitanía del Puerto, en el Paseo de Julio (hoy Avenida Leandro N. Alem). Es una de las mejores imágenes que conocemos de este emblemático edificio, en cuya torreta se observa el mástil de señales utilizado para enviar mensajes a los navíos que anclaban frente a Buenos Aires. A la izquierda, el hotel de “Famille Belge”, ubicado sobre la misma calle 25 de Mayo 133, de la vieja numeración.
     
    El registro arquitectónico se complementa con un grupo diverso entre los que destaca un rudo marinero de poblada barba, y a su lado un negro compadrito. El toque naval lo da una chalupa.
     
    En 1883, el fotógrafo francés A. Rigod abrió las puertas de su estudio en la calle de las Artes n. 238, de Buenos Aires. Se sabe que en 1885 publicó su álbum titulado “Vistas pintorescas de la República Argentina”, en formato horizontal, con la particularidad de que esta fotografía es vertical.

  • Colección Particular

    Avenida de Mayo desde el Palacio de Gobierno

    28. RIMATHÉ, SAMUEL

    Avenida de Mayo desde el Palacio de Gobierno. Circa 1895.

    Albúmina sin montar. Medidas: 15 x 21,2 cm. En el margen inferior en un recuadro; el número del registro fotográfico (521), el título y los datos de su autor: S. Rimathé, fot. - Buenos Aires.
     
    La imagen nos muestra, en el centro, a la recién inaugurada -en 1894- Avenida de Mayo. Delante el obelisco de la Plaza de Mayo en su antiguo emplazamiento. A la izquierda un magnífica vista del Cabildo, con sus arcos del ala derecha demolidos para la creación de la avenida, y con su fachada italianizante, obra de Pedro Benoit. La modificación del Cabildo realizada por el arquitecto francés en 1879 incluía una torre de tres pisos, pero fue derribada porque su peso hacía peligrar la vieja estructura. Sobre el otro lado de la avenida, el edificio de la Intendencia de Buenos Aires.
     
    Esta vista de tipo aéreo realizada a las 15:05 hs. (tal como lo indica el reloj del Palacio Municipal) nos muestra a la estatua de la Libertad sobre la cúspide de la Pirámide de Mayo, en un registro muy poco frecuente en fotografías antiguas. Se trata del primer monumento patrio de la ciudad, y su imagen ha inspirado la figura de la alegoría de la Argentina, con su gorro frigio.
     
    El suizo Samuel Rimathé arribó al puerto de Buenos Aires el 31 de agosto de 1888, declarando que su profesión era la de “artiste photographe”. En los siguientes veinte años produjo fotografías de notable calidad, entre ellas vistas y costumbres de Buenos Aires y localidades cercanas de la campaña bonaerense. Su obra documental es una de las más importantes de la Argentina del pasado. 

  • Consultar

    29. S.F.A. de A. (SOCIEDAD FOTOGRÁFICA ARGENTINA DE AFICIONADOS)

    Laguna de los Padres (Mar del Plata). Hacia 1890.
                                              
    Albúmina sin montar. Medidas: 22,5 x 17 cm. Impreso en el borde inferior de su negativo, y de izquierda a derecha: “176 - Laguna de los Padres - S. F. A. de A.”. Ejemplar con ligero doblez en su parte media que no afecta a la imagen.
     
    Bucólica escena que muestra el descanso de un cazador -con su canana al cinto y su correspondiente arma de fuego- a orillas de la laguna y bajo la fresca protección de gigantescos árboles. Lugar de pesca y cacería, la Laguna de los Padres, ubicada a solo 20 km. de Mar del Plata se convirtió en el escenario predilecto de estos cazadores de imágenes. 
     
    Encontramos esta fotografía reproducida en la obra "La República Argentina en su Primer Centenario", de Manuel C. Checo, tomo I, página 211 (Buenos Aires, 1910).
     
    El 24 de abril de 1889 se creó la primera agrupación fotográfica amateur del país, siendo su gran impulsor el abogado Francisco “Paco” Ayerza. La Sociedad reunió en un principio más de cien adherentes. En 1891 realizó la primera exposición de obras tomadas por sus socios y en ese mismo año editó sus tres primeros álbumes.
     
    Uno de los grandes méritos de la S. F. A. de A. fue el registro de la geografía y los paisajes argentinos; en muchas regiones no documentados anteriormente por los fotógrafos profesionales.

  • Consultar

    Puente del Inca

    30. VALENZUELA, FERMÍN

    Puente del Inca. Mendoza, circa 1880.

    Albúmina montada sobre cartón de época con el sello al dorso del fotógrafo: “Fotografía Instantánea de F. Valenzuela”. Medidas de la fotografía: 17,2 x 22,8 cm.
     
    Como todos los autores fotográficos que actuaron en esta provincia, Valenzuela enfoca este célebre puente natural, desde abajo hacia arriba, para marcar sus características. La tarea del fotógrafo no ha pasado desapercibida por un grupo de lugareños y viajeros que miran atentamente hacia su cámara. A 2700 metros sobre el nivel del mar, el frío se manifiesta en la gruesa vestimenta de hombres y mujeres.
     
    Fermín Valenzuela fue un profesional de dilatada actuación en Chile, donde se inició en 1868 en Valparaíso, y todavía se encontraba activo en la ciudad de Quillota hacia 1903. Hernán Rodríguez Villegas lo registra en su obra “Fotógrafos en Chile durante el siglo XIX” (Santiago, Centro Nacional del Patrimonio Fotográfico, 2001), donde menciona todos los sellos que utilizara en aquel país, ninguno vinculado al que ahora presentamos.  De modo que cabe pensar que éste sólo lo empleó encontrándose radicado en la ciudad de Mendoza, con un estudio establecido, y difundiendo la novedad de la fotografía instantánea. 

  • Consultar

    Ombú.

    31. FOTÓGRAFO NO IDENTIFICADO

    Ombú. Argentina. Buenos Aires, circa 1880.

    Albúmina sin montar, medidas: 17,6 x 22 cm. El ejemplar tiene una pequeña pérdida en el margen inferior izquierdo.
     
    Descanso obligado de los viajeros, el ombú sedujo a los pintores del siglo XIX (llamados precursores) del mismo modo que lo hiciera con los fotógrafos más tempranos. Pampa y ombú hacen a la identidad iconográfica del interior bonaerense e incluso de la propia ciudad de Buenos Aires (ver ítem 26), tal como aquí observamos, puesto que se trata de uno de los enormes ejemplares que aún hoy embellecen los parques del barrio de la Recoleta.
     
    Los bancos bajo su sombra son ignorados por dos muchachos que prefieren descansar sobre sus raíces. Detrás vemos un caserón, a los costados algunas plantas de pita -otra especie reflejada por los artistas del siglo XIX- y más adelante, a la derecha del camino, un caño con una canilla. Los prolongados tiempos de exposición de este proceso fotográfico perpetuaron, borrosos, a los movimientos del follaje del árbol.

  • Colección Particular

    Carros aguateros.

    32. FOTÓGRAFO NO IDENTIFICADO

    Carros aguateros. Buenos Aires, circa 1880.

    Albúmina suelta, con ligero doblez que no afecta a la imagen. Medidas: 16,8 x 22,8 cm. Ejemplar con un quiebre parcial y pequeñas pérdidas marginales.
     
    Desde su fundación los habitantes de Buenos Aires se sirvieron de las aguas barrosas del Río de la Plata. Los aguateros, condenados repetidas veces por sus faltas, transportaban el agua en carros diseñados ad hoc. Destacados pintores de época documentaron estos “tipos populares”, pero va a ser la revolucionaria fotografía, a partir de 1860, quien nos dará las imágenes más fidedignas sobre estos trabajadores del río, como por ejemplo, quienes conducen estos tres grandes carros, y sus servidores que miran atentos hacia la cámara que los registra.
     
     “Los servicios públicos en Buenos Aires fueron hasta avanzado el siglo XIX, y según los casos, un tanto primitivos; vemos en esta imagen a los aguateros; el carro, de grandes ruedas transportaba un gran tonel de madera zunchado por hierros; su presencia era anunciada por una campana de bronce colocada en la parte posterior.” Fotografía expuesta en la muestra “Buenos Aires anteayer”, Museo de  La Ciudad, Buenos Aires, fines de 2003.

  • Consultar

    Vista portuaria

    33. ​FOTÓGRAFO NO IDENTIFICADO

    Vista portuaria. Hacia 1875.
     
    (Dado de baja. Ver página 8 del catálogo)

  • Consultar

    Vista portuaria

    34. FOTÓGRAFO NO IDENTIFICADO

    Vista portuaria. Hacia 1875.
     
    (Dado de baja. Ver página 8 del catálogo)

  • Consultar

    Casa y botes isleños

    35. FOTÓGRAFO NO IDENTIFICADO

    Casa y botes isleños. Circa 1875.

    Albúmina montada sobre cartulina de época, medidas 15,4 x 20,2 cm. En excelente estado.
     
    Bella vista de paisaje isleño, con cuatro hombres navegando en dos botes que han detenido su andar para ser retratados por el fotógrafo. Los de la embarcación más próxima observan atentamente el accionar del operador fotográfico, ubicado en la orilla de otra isla, como lo atestiguan las ramas registradas en un primer plano. El otro bote, más distante, permanece en las cercanías de una isla con empinada barranca, en la que asoman dos edificaciones en lo alto.

  • Colección Particular

    Venancio Flores.

    36. FOTÓGRAFO NO IDENTIFICADO

    Venancio Flores. Buenos Aires, 1868.

    Albúmina oval montada sobre soporte secundario rígido. Medidas 23,5 x 17,6 cm. Al dorso una dedicatoria manuscrita en lápiz grafito: “A mi amigo Benito M…. Enero 7 de 1868”, con una firma desvaída que bien podría ser del propio retratado, en cuyo caso la fechó a pocos días de morir asesinado.
     
    ¡Hallazgo iconográfico! Retrato posado de estudio, de medio cuerpo del brigadier general Venancio Flores (1808 - 1868), ya en edad avanzada. En nuestro raro ejemplar, una albúmina de tamaño inusual para la época, cuando lo normal eran los pequeños retratos en las tarjetas de visita de apenas 9 x 6 cm. Aquí la figura ha sido retocada en el cabello, en la barba y en los detalles del atuendo. La imagen fue muy reproducida en el formato carte-de-visite, moda imperante en la época.
     
    Flores, militar uruguayo, fue presidente de su país en dos ocasiones; en 1854 - 1855 lo hizo con rango constitucional y en 1865 - 1868, como “de facto”, luego de derrocar a Atanasio Cruz Gutiérrez contando con el respaldo de Brasil y Argentina. En su gobierno se firmó el Tratado de la Triple Alianza y se le declaró la Guerra al gobierno paraguayo de Francisco Solano López. Venancio Flores no logró ver concluido este largo conflicto, ya que fue asesinado el 19 de enero de 1868, en el fatídico “día de los cuchillos largos”. Aquella jornada se cobró la vida de dos presidentes uruguayos; la de Flores, líder colorado en ejercicio del poder, y la de Bernardo P. Berro, ex presidente de filiación blanco, un viejo rival que lo había desplazado de la más alta magistratura en 1855.





  • MONTEVIDEO EN LA DÉCADA DE 1880,
    EN CUATRO VISTAS DE GRAN RIQUEZA ICONOGRÁFICA.

    -Ítems 37 al 40-

     
    Consultar

    Plaza Independencia

    37. FOTÓGRAFO NO IDENTIFICADO

    Plaza Independencia. Montevideo, circa 1884.

    Albúmina montada sobre cartulina de época. Medidas: 18 x 26 cm. Buen ejemplar con alguna pequeña pérdida marginal. Al dorso lleva montada una vista en albúmina de Europa, no descrita aquí.
     
    La fotografía ilustra la Plaza Independencia, en la ciudad de Montevideo, en dirección a la Plaza Cagancha o de la Libertad, cuya alegoría de la Libertad emplazada sobre una alta columna -el primer monumento público uruguayo- se ve a lo lejos. El camino peatonal central que observamos conduce a la actual Avenida 18 de Julio. Con la intención de ampliar y modernizar la ciudad, el trazado original de esta plaza fue diseñado por Carlo Zucchi en 1837. Ya en 1860 lo modificó Bernardo Poncini.
     
    Vemos la plaza rodeada de tiendas y hoteles con recovas, en la fotografía leemos “Hotel Francais”, “Grand Hotel l’Univers”, “Hotel-café Bordeaux”, “Sastrería”, “Dentista”, “Almacen de Genoba”. Se construían por entonces el “Hotel Independencia” (la esquina izquierda de la Avenida 18 de Julio), y al frente, el “Hotel Malakoff”, donde años más tarde se levantó el monumental Palacio Salvo, gemelo de nuestro porteño Palacio Barolo. Un detalle nos determina con exactitud la fecha de esta fotografía: las luminarias, colocadas por Marcelino Díaz y García en 1884. La plaza había sido recientemente arbolada, y los transeúntes que la atraviesan en la imagen aparecen como fantasmas borrosos, debido a los largos tiempos de exposición que requería este proceso fotográfico. Completan la escena los coches de alquiler tirados por caballos, que esperan frente a los hoteles.
     
    Se conoce otra imagen obtenida con el fotógrafo exactamente en la misma posición, pero con una buena cantidad de gente circulando en un día soleado. Aquella vista es autoría de Luis Pastorino, con su identificación del título manuscrito sobre el negativo (ver ítems 38 al 40).

  • Consultar

    Plaza Constitución

    38. PASTORINO, LUIS - CHUTE & BROOKS (¿?)

    Plaza Constitución. Montevideo, circa 1885.
        
    Albúmina montada sobre cartulina de época, medidas 18 x 24,5 cm. Título impreso en el negativo en el margen inferior derecho. Al dorso la albúmina “Gran Establecimiento Balneario” (ítem 40). Buen ejemplar con algunas pocas pérdidas marginales.
     
    Fotografía de la Plaza Constitución de Montevideo, tomada en invierno -como se observa en los troncos desnudos de los árboles- y a las 12:15 hs. del mediodía. Esta plaza se encuentra en la Ciudad Vieja y recibió su actual nombre en homenaje a la Constitución Española dictada en Cádiz, en 1812. También es conocida como Plaza Matriz, al encontrarse frente al templo mayor, como aquí se lo observa.
     
    La fotografía nos muestra, desde lo alto, la esquina de Ituzaingó y Sarandí, y se destacan, de izquierda a derecha, el Club Uruguay, la Catedral Metropolitana, y su fuente, emplazada en 1871, el mismo día que se inició el suministro de agua potable en la ciudad. La cámara, colocada en uno de los elevados edificios que rodean a la plaza, captó otra azotea más baja, en el margen inferior derecho de la imagen.
     
    Otras vistas, pero de la misma época y con idénticos textos manuscritos en sus negativos fueron localizadas en el Archivo Laubsch, donde aparecen atribuidas a Luis Pastorino (Ver: http://www.histarmar.com.ar/ArchivoFotosGral/Archivo%20Laubsch/). De igual modo, la misma fotografía la ubicamos en un álbum comercializado en Estados Unidos con 24 albúminas, donde también se indica que éstas son obra del fotógrafo uruguayo Luis Pastorino, activo en Montevideo en la década de 1880 con un estudio sobre la calle Minas 94A. Ya en 1905 y ubicado en la calle Constituyente 108 de la misma ciudad, lo registra Juan Antonio Varese en su “Historia de la fotografía en el Uruguay - Fotógrafos de Montevideo” (Montevideo, Ediciones de la Banda Oriental, 2007).
     
    Según informe escrito por el investigador de la fotografía en Uruguay, Juan Antonio Varese, seguramente éstas fueron tomadas con anterioridad por el estudio fotográfico de Chute & Brooks, y luego editadas por Pastorino. Práctica común en aquellos tiempos, explica Varese en esta comunicación personal, Luis Pastorino devino en excelente editor tanto de fotos impresas como de álbumes, empleando al efecto imágenes tomadas por sí mismo y por otros fotógrafos, contando con su consentimiento y aprobación.

  • Consultar

    Manicomio

    39. PASTORINO, LUIS - CHUTE & BROOKS (¿?)

    Manicomio. Montevideo, circa 1885.
     
    Albúmina de 20 x 28,2 cm., montada sobre cartulina blanca de 27,3 x 35,3 cm. Inscripción sobre el negativo “Manicomio – Monte Video”, al lado de este epígrafe original de época, el sello húmedo sobre la albúmina con el número 46. Sobre el soporte secundario el sello seco con un escudo con la inscripción “Bristol L. M.”. Ejemplar en excelente estado.
     
    Estamos frente a la toma de tipo aéreo que registra en su totalidad uno de los grandes edificios públicos de Montevideo hacia fines del siglo XIX. Nada menos que el Manicomio Nacional, inaugurado en 1880, actual edificio del Hospital Vilardebó que sorprende por la calidad de la edificación, los cuidados jardines, y una verja perimetral de hierro con diseños artísticos. La fotografía fue tomada alrededor del mediodía y nos presenta el empedrado de la época con las vías del tranvía a caballo. Como nota de color, a la izquierda un vendedor ambulante en su carro atiende a una clienta.
     
    Cuenta Clara Elisa von Sanden que  “(...) desde su construcción inspiraba gran orgullo como edificio y como establecimiento sanitario -”quizás el primero en Sudamérica y uno de los primeros en el mundo”- y se lo mostraba en colecciones de vistas, al tiempo que se lo promocionaba como destino de paseos”. (C. E. von Sanden: “La imagen del Uruguay dentro y fuera de fronteras”. En “Fotografía en Uruguay. Historia y usos sociales. 1840 - 1930”. Montevideo, Centro de Fotografía, 2011, pp. 206-207)
     
    En cuanto a su autor, se conoce un álbum titulado “Fotografías de Montevideo”, del fotógrafo Luis Pastorino,  comercializado en USA con 24 albúminas (ver ítem 38); una de ellas, esta imagen, aquí con una copia que se extiende un tramo más sobre su margen derecho. Sin embargo, por indicación del historiador uruguayo Juan Antonio Varese, abrimos un crédito para la autoría de la casa Chute & Brooks. Quizás -nos lo explicó Varese en alusión al ítem anterior- más tarde fue editada por L. Pastorino. 

  • Consultar

    Gran establecimiento Balneario dé C. G. y E. R.

    40. PASTORINO, LUIS - CHUTE & BROOKS (¿?)

    Gran establecimiento Balneario dé C. G. y E. R. Montevideo. Montevideo, circa 1888.

    Albúmina montada sobre cartulina, medidas 18,5 x 26 cm. Título impreso en el negativo. Al dorso montada la albúmina “Plaza Constitución - Montevideo” (ítem 38). Buen ejemplar.
     
    El gran edificio, rematado con una cúpula de hierro y cristal, se encontraba emplazado en la Bahía de Montevideo, sobre el Río de la Plata, y frente al Hotel Nacional. En el pórtico de la planta baja leemos “Gran Establecimiento Balneario”, y en el del primer piso el año de su construcción: “1888”. Formaba parte de un conjunto turístico ligado al puerto y a la bahía, nacido por el impulso de Emilio Reus.
     
    El complejo, construido por los arquitectos suizos Pacus y Siegerist, contaba con dos grandes piscinas de sesenta metros de largo, una para cada sexo, cubiertas por una gran claraboya (visible en la fotografía), y rematadas en sus extremos con grutas y cascadas ornamentales. Por tales piscinas los montevideanos lo llamaban en su época “Las Piletas”. Para el mantenimiento del agua poseía poderosas maquinarias de bombeo que a diario suministraban agua del río, y múltiples servicios como café y confitería. Fue demolido en 1907, y solo sus piscinas perduraron, integrándose a las instalaciones del Club Neptuno.
     
    Sobre la autoría del registro fotográfico, ver ítems 38 y 39.

  • Consultar

    Curia Eclesiástica Metropolitana

    41. FERRARI, EDUARDO

    Curia Eclesiástica Metropolitana. Buenos Aires, circa 1885.

    Albúmina sin montar. Medidas: 23 x 28,4 cm. Obra en buen estado, con un doblez y pequeñas fracturas marginales.
     
    En una clásica toma fotográfica urbana; el profesional de la cámara colocó su pesado equipo frente al edificio de la Curia Metropolitana (a la izquierda se  advierte parte del friso de la Catedral) y con la complicidad de algunos transeúntes, registró la imagen con el aporte y la perspectiva de aquellas personas que posaron para perpetuarse en forma circunstancial.
     
    Suerte adversa la de esta construcción, levantada poco antes de la toma. El gobierno de Buenos Aires la aprobó por ley recién en 1856 y proyectado por Pedro Fossati, el edificio fue concluido con el aporte del ingeniero Charles Pellegrini, padre de quien años más tarde fuera presidente de la nación. La sede fue habilitada en 1862.
     
    En la tarde del 16 de junio de 1955 fue blanco de las disputas que enfrentaron al gobierno de Juan Domingo Perón con una parte de la sociedad civil y militar. Díscolos partidarios de Perón la incendiaron junto con otros templos y con la sede del Jockey Club que por entonces se encontraba sobre la calle Florida. Aquel suceso se produjo luego de los bombardeos a la Plaza de Mayo y poco más adelante, el 16 de septiembre, la autodenominada “Revolución Libertadora” acabó con el segundo gobierno peronista.
     
    Esta imagen fue reproducida en la obra “Arquitecturas Ausentes” (página 32), indicando la autoría de Eduardo Ferrari, quien se promocionaba en su época -último cuarto del siglo XIX- como editor fotográfico comercializando vistas de la ciudad de Buenos Aires.





  • FOTOGRAFÍAS EN GELATINA DE PLATA

     
    Consultar

    Iglesia de San Juan

    42. FOTÓGRAFO NO IDENTIFICADO (ARCHIVO WITCOMB)

    Iglesia de San Juan. Buenos Aires, circa 1890.
     
    Gelatina de plata virada al sepia, sin montar. Medidas: 28,7 x 22,7 cm. Impreso en el negativo: “23. Iglesia de San Juan”. Obra en buena forma, algo desvaída, con una ínfima pérdida marginal.
     
    La fotografía registra la fachada de la iglesia de San Juan Bautista, en el cruce de las calles Piedra y Adolfo Alsina de la ciudad de Buenos Aires. El templo, conocido hacia fines del siglo XIX como “San Juan de los franceses” -por ser frecuentado por esa comunidad- sufrió varias reconstrucciones y remodelaciones a lo largo de su historia. Si bien su primitivo emplazamiento data del año 1654, fue reconstruido por su mal estado en 1719; modificado totalmente en 1767, y demolido en 1778 para construir la actual, sólida edificación, la que observamos en la fotografía aquí presentada.
     
    Pocos años después de esta toma, en 1895, fue modificado por J. M. Belgrano, y finalmente, en 1931, por Rómulo Ayerza. Otro ejemplar de esta fotografía se conserva en el Archivo General de la Nación, en el patrimonio de la Casa Witcomb.

  • Consultar

    Teatro Apollo

    43. FOTÓGRAFO NO IDENTIFICADO (ARCHIVO WITCOMB)

    Teatro Apollo. Buenos Aires, circa 1892.
     
    Gelatina de plata virada al sepia, sin montar. Medidas: 28,8 x 22,7 cm. Impreso en el negativo: “17. Teatro Apollo”. Buen ejemplar.
     
    El edificio del Teatro Apolo de nuestra ciudad también sufrió variados cambios a lo largo de los años. Comenzó a construirse en 1886 por encargo de la familia Podestá, y fue concluido en 1892. Esta imagen lo refleja por esos años, ubicado sobre la calle Corrientes entre los números 1372/1388, observable en la fotografía, en las placas esmaltadas con sus números. En ese tiempo contaba con una platea de veinte filas y 72 palcos.
     
    Hacia 1958, ante la posibilidad de ser adquirido para construir allí un galería comercial, la comunidad teatral se movilizó logrando la ley 14.800, la que estableció que en caso de demolición de una sala teatral, el propietario debía construir en el nuevo edificio un ambiente de características similares a la sala demolida, convirtiéndose éste en un emblema para el teatro argentino. Lo cierto es que esta sala pasó por varios dueños y nombres: “Nuevo Apolo”, “Nuevo Teatro Apolo”, fue el “Cine Lorange”, y en 2009, se re-inauguró con su nombre original: “Teatro Apolo”, aunque esta vez con una sola  “l”.

  • Consultar

    Madryn – Lanzamiento de torpedo

    44. FOTÓGRAFO NO IDENTIFICADO

    Madryn – Lanzamiento de torpedo. Puerto Madryn, circa 1895.

    Gelatina de plata, medidas 12,2 x 17,2 cm. Montado en un soporte secundario rígido de época, con ventana calada, recuadro ornamental geométrico rojo, y el título impreso y pegado. Buen ejemplar.
     
    La toma, de asombrosa precisión para el procedimiento fotográfico de la época, captó el exacto momento del lanzamiento de un torpedo desde una embarcación nacional en Puerto Madryn. El foco está sobre el proyectil, el que puede verse con sumo grado de detalle, y hasta se observa su sombra sobre el agua ondulante. Un registro cuya característica es de tipo instantánea. Evidentemente, fue tomado por un fotógrafo de la propia fuerza naval, quien se ubicó estratégicamente para poder documentar la acción.
     
    En la Escuela Naval que a partir de 1892 funcionó en la antigua residencia de Juan Manuel de Rosas en Palermo, los cadetes estudiaban el uso de los torpedos, tal como se testimonia en el álbum fotográfico que Bernardo González comercializó a partir de 1898. (Ver Catálogo Fotográfico N 1. Colección Mike Kessler. Buenos Aires, Hilario. Artes, Letras & Oficios, 2013, ítem 13)

  • Consultar

    Tigre Hotel

    45. FOTÓGRAFO NO IDENTIFICADO

    Tigre Hotel. El Tigre, circa 1895.

    Gelatina de plata. Medidas: 15,9 x 21,8 cm. Ejemplar en buen estado.
     
    Preciosa panorámica del Tigre Hotel, con la vista en primer plano de un remero que avanza con su embarcación por las aguas mansas del río. Se conoce otra toma de esta escena, también publicada sin referencias de autoría.
     
    Aquel bello edificio fue inaugurado el 12 de febrero de 1890; tenía tres pisos y lo coronaba un mirador y una torre, tal como se advierte en la imagen. En 1939 cerró sus puertas y al otro año, un misterioso incendio lo devoró y finalmente fue demolido.
     
    En sus años de esplendor fue punto de cita de la más alta sociedad porteña. Sus bailes de carnaval eran célebres. 

  • Consultar

    Desfile en el hipódromo

    46. FOTÓGRAFO NO IDENTIFICADO

    Desfile en el hipódromo. Buenos Aires, circa 1900.

    Gelatina de plata, medidas 23 x 28,8 cm. Obra en buen estado, con pequeñas rasgaduras en el margen superior.
     
    Meca de la hípica local, el Hipódromo Argentino de Palermo abrió sus puertas el 7 de mayo de 1876, aunque la arquitectura que hoy lo distingue fue levantada en 1908 bajo la guía del arquitecto Louis Faure-Dujarric. En la imagen los apostadores le hacen una mirada definitiva a su caballo favorito, a la búsqueda de aquel detalle de última hora que les permita ajustar la suerte… Más tarde, escribiría Lepera, “Por una cabeza”, en un tango que los tiene de protagonista en la música y la voz de Carlos Gardel.

  • Colección Particular

    Aborígenes

    47. FOTÓGRAFO NO IDENTIFICADO

    Aborígenes. Argentina y/o Paraguay, circa 1900.

    Tres fotografías en gelatina de plata, formato postal. Medidas: 14 x 8,8 cm. Obras en buen estado.
     
    El conjunto comprende dos tomas con los negativos intervenidos con las siguientes leyendas: Indios Mac´a (?) y Chulupíes, la restante nos muestra una india con su torso desnudo, posando detrás de unos grandes cacharros de cerámica.
     
    Los makas o mac´as, habitaban el Chaco boreal, en territorios hoy paraguayos y argentinos. Una parcialidad de esta tribu atacó en 1919 el fuerte Yunka, matando a todos los militares allí destinados y algunos pobladores de las proximidades en un hecho que quedó registrado en la historia argentina como “el último malón”.
     
    La circulación de imágenes de jóvenes aborígenes desnudas funcionó como una excusa etnográfica entre los caballeros de la época, a los que le interesaba la escena erótica por sobre todo.
     

  • Colección Particular

    La galera pasando el Sauce Grande

    48. FOTÓGRAFO NO IDENTIFICADO (TOMA ORIGINAL DE SAMUEL BOOTE)

    La galera pasando el Sauce Grande. Provincia de Buenos Aires. Circa 1900.

    Gelatina de plata. Medidas: 17,6 x 24 cm. Buen ejemplar.
     
    La imagen, en su versión original (en una albúmina) la ofrecemos dentro del álbum de Samuel Boote, datado hacia 1886 (Ver ítem 9), y también se conoce otro ejemplar comercializado por la sociedad formada por éste y Niven. El río Sauce Grande nace en las Sierras de la Ventana y desemboca en la costa atlántica en las proximidades de la actual localidad de Monte Hermoso. Los traslados en la galera se habían popularizado como un eficaz medio de transporte de pasajeros y correspondencia. Aquí la apreciamos vadeando el curso de agua en una zona de llanura, en una llamativa logística dispuesta para superar tal obstáculo.
     
    Se trata de una copia posterior, sin que podamos decir que fue comercializada por el propio autor, que actuó comercialmente hasta los inicios del siglo XX afincado en Bahía Blanca. 





  • BUENOS AIRES NEVADA. 23 DE JUNIO DE 1918.
    El 22 de junio de 1918 se produjo una de las más grandes nevadas que se tenga noticia en la ciudad en su tiempo histórico, muy superior a la ocurrida en el año 2007. Con la luz natural del día siguiente, los fotógrafos registraron el suceso, como atestiguan estas tres hermosas imágenes, realizadas sobre un mismo corredor urbano -la Avenida de Mayo- que vincula las plazas Colón, de Mayo y Congreso.
    Conjunto excepcional; una de sus imágenes (nuestro número 50), icónica por su uso como testimonio de aquel acontecimiento, y las restantes, extremadamente
    raras, diríamos que casi desconocidas hasta hoy, enriquecen
    este “reportaje” visual.
    -Ítems 49 al 51-

     
    Consultar

    Plaza Colón – Junio 23 de 1918

    49. FOTÓGRAFO NO IDENTIFICADO

    Plaza Colón – Junio 23 de 1918. Buenos Aires, 1918.
     
    Gelatina de plata, medidas 12,8 x 17,7 cm. Obra en muy buen estado.
     
    La Plaza Colón fotografiada desde la Casa de Gobierno, cuando aún mantenía su palaciega fisonomía. El semicírculo y la calle central sobre el suelo forman parte de los vestigios de la que fuera la Aduana Taylor. Unos metros más adelante, en el centro del camino, cinco años después se emplazó el Monumento a Cristóbal Colón, obsequio de la colectividad italiana por el centenario de la Revolución de Mayo.
     
    Detrás se ve el joven y por entonces activo Puerto Madero.

  • Consultar

    Plaza Mayo – Junio 23 de 1918

    50. FOTÓGRAFO NO IDENTIFICADO

    Plaza Mayo – Junio 23 de 1918. Buenos Aires, 1918.
     
    Gelatina de plata, medidas 11,3 x 23 cm. Obra en muy buen estado.
     
    Como se puede inferir, el fotógrafo emplazó su cámara en los balcones del Palacio de Gobierno, para registrar la nevada sobre la Plaza de Mayo. Por entonces dicha plaza y sus edificios circundantes lucían distintos a los actuales. El Cabildo años antes había sido modificado por Pedro Benoit, con un revestimiento italianizante, y una gran torre, que para el tiempo de esta fotografía, había sido ya demolida.
     
    En el centro de la plaza la Pirámide de Mayo ya ostenta su sitio actual, lo mismo que la estatua de Manuel Belgrano, mientras que la fuente ubicada entre ambos monumentos, se encuentra ahora en la intersección de las avenidas Córdoba y 9 de Julio. Las palmeras, traídas de Río de Janeiro y plantadas unas décadas antes, aquí lucen jóvenes, comparadas con su monumental altura actual.
     
    La imagen, muy difundida, fue reproducida en “Imágenes de la Plaza de Mayo”, editado por el Banco de Crédito Argentino en 1982.

  • Consultar

    Plaza Congreso

    51. FOTÓGRAFO NO IDENTIFICADO

    Plaza Congreso – Junio 23 de 1918. Buenos Aires, 1918.
     
    Gelatina de plata, medidas 12,6 x 17,3 cm. Obra en muy buen estado.
     
    Concluye nuestro gélido paseo por la Buenos Aires nevada de 1918 con esta imagen de la Plaza Congreso, la única del conjunto que muestra a transeúntes disfrutando de la nieve. La plaza aquí retratada, como se sabe, es la que más ha conservado su perfil desde tiempos pretéritos; ya lo demuestra esta vista que en apenas unos meses cumplirá cien años. Destacan, al fondo, el imponente Congreso Nacional con sus techos y cúpula también nevados, y a la derecha la silueta característica de la confitería “El Molino”.




  • INUSUALES REGISTROS SOBRE LA HISTORIA DE NUESTRA MEDICINA
    Ya desarrollada su área de la salud pública había dejado atrás las terribles
    epidemias que asolaron Buenos Aires en la segunda mitad del siglo XIX.
    -Ítems 52 al 54-

     
    Consultar

    Parque sanitario

    52. FOTÓGRAFO NO IDENTIFICADO


    Parque sanitario. Buenos Aires. Circa 1920.
     
    Gelatina de plata montada sobre cartón de época. Medidas: 14,6 x 22,7 cm., con etiqueta impresa con el título. Buen estado.
     
    Detalle de la flota de vehículos sanitarios pertenecientes a la Municipalidad de la ciudad de Buenos Aires. Leemos en los dos primeros coches: “Dr. J. M. Ramos Mexía. Administración sanitaria. Año 1900” y los números 1 y 2 respectivamente.
     
    Estas unidades fueron de fabricación parisina, equipados con motores de la marca “Rene Marot”. Los restantes coches, los de la derecha, son más antiguos -para ser tirados por caballos-, y en ellos se lee: “Asistencia Pública - Esterilizador de agua”, y “Desinfección - Nº 6”.

  • Consultar

    Break de desinfección

    53. FOTÓGRAFO NO IDENTIFICADO

    Break de desinfección. Buenos Aires. Circa 1920.
     
    Gelatina de plata montada sobre cartón de época. Medidas: 16,6 x 22,8 cm., con etiqueta impresa con el título. Buen estado.
     
    Vehículo perteneciente a la Municipalidad de la ciudad de Buenos Aires con los funcionarios públicos, impecablemente vestidos,  marchan dispuestos a cumplir sus tareas de desinfección. 

  • Consultar

    Esterilizador de agua

    54. FOTÓGRAFO NO IDENTIFICADO

    Esterilizador de agua. Buenos Aires. Circa 1920.

    Gelatina de plata montada sobre cartón de época. Medidas: 17,1 x 23,3., con etiqueta impresa con el título. Ejemplar con una rotura en el soporte secundario en el ángulo superior izquierdo que no afecta a la fotografía, la que se conserva en muy buena forma.
     
    Vehículo tirado por caballos, perteneciente a la Municipalidad de la ciudad de Buenos Aires. Dentro del plan sanitario de dicha urbe –en fervorosa expansión por entonces–cumplía tareas indispensables. Se trata del tercer coche (de izquierda a derecha) registrado en la fotografía “Parque sanitario”, aquí en una toma individual (ver ítem 45).

  • Consultar

    Llegada del Zeppelin a Buenos Aires

    55. GRIENSU

    Llegada del Zeppelin a Buenos Aires. Buenos Aires, 1934.

    Gelatina de plata, medidas: 9,2 x 11,8 cm. Escrito en el negativo, en el ángulo inferior izquierdo, “to Griensu”, y en el extremo opuesto el sello seco “Buenos Aires, Florida 118, Buenos Aires”. Al dorso, en lápiz grafito la inscripción: “Llegada del Graf Zeppelin a Buenos Aires y aterrizaje en Campo de Mayo - Junio 30 / 934 a las 8:30 de la mañana”.
     
    El inmenso dirigible alemán LZ 127 Graf Zeppelin aterrizó en la provincia de Buenos Aires en la mañana del 30 de junio de 1934. Su llegada fue un acontecimiento, todos en la ciudad elevaron su vista al cielo aquella mañana de invierno. Sus 236 metros de longitud sobrevolaron la ciudad para luego descender en Campo de Mayo, donde también una multitud acudió al encuentro como observamos en esta imagen. La toma a baja altura permite visualizar la pequeña cabina de pasajeros -con relación a la inmensa dimensión de la nave- y el registro fílmico de un camarógrafo que capta la emotiva escena a través de su equipo a manivela.
     
    Los grandes Zeppelin fueron transportes aéreos civiles, a la vez que de propaganda del gobierno nazi. Su competencia con los aeroplanos en el dominio de los cielos concluyó drásticamente tres años más tarde, con la catástrofe del “Hinderburg”, en las afueras de Nueva York.
     
    La “Casa Griensu” abrió sus puertas en 1911. En 1928, y tras su crecimiento comercial, se transformó en sociedad anónima. La empresa continúa en la actualidad abierta, como óptica. 

  • Consultar

    Visita presidencial de Juan. D. Perón a Chile

    56. ​FOTÓGRAFO NO IDENTIFICADO

    Visita presidencial de Juan. D. Perón a Chile. Chile, 1953.

    Seis gelatinas de plata viradas al sepia, medidas: 11,2 x 17,2 cm, montadas sobre tres cartones de época. Obras en buenas condiciones,  conservadas en una pequeña caja.
     
    Las imágenes registradas en el Palacio Presidencial de Cerro Castillo, en Viña del Mar (Chile), testimonian la recepción del presidente trasandino Carlos Ibáñez del Campo a  Juan Domingo Perón, quien arribó al país vecino el 20 de febrero de 1953 en el tren presidencial, atravesando el túnel trasandino. Cuatro de las imágenes muestran esta recepción en la casa de verano chilena, con los autos presidenciales embanderados, y la presencia de un grupo de militares con los cascos similares al ejército alemán. Las restantes dos fotografías documentan el palco presidencial con un fondo de banderas argentinas y chilenas, y ambos mandatarios de uniformes a la espera del desfile militar.
     
    Los vínculos entre ambas naciones y sus presidentes eran estrechos. Pocos meses después del viaje de Perón, su par chileno le devolvió la visita. El 6 de julio del ´53 se realizó en la Plaza de Mayo un acto llamado “Dos Pueblos Unidos” al que concurrió una multitud, y dos días más tarde firmaron el Tratado de Unión Económica argentino-chileno, el que incluía la reducción de impuestos aduaneros y la creación de una comisión integrada por miembros de ambos países que estudiarían cómo implementar la unión económica.
     
    El reportaje visual, como sucedía en el gobierno de Perón, fue rigurosamente supervisado por el jefe de Prensa, Raúl Alejandro Apold. Nada quedaba librado al azar ni a los cronistas fotográficos.

  • Consultar

    Iglesia del Socorro

    57. OLDS, H. G.

    Iglesia del Socorro. Buenos Aires, circa 1905.
     
    Gelatina de plata suelta virada al sepia, medidas 22,9 x 28,7 cm. Impreso en el negativo: “118. Iglesia del Socorro”.
     
    La imagen con exquisito encuadre nos presenta el edificio de la Basílica de Nuestra Señora del Socorro, cuyos orígenes se remontan a 1750, cuando el español Alejandro del Valle donó el terreno para asentar la primitiva construcción. Como ha acontecido en general en el resto de los templos ubicados en la ciudad de Buenos Aires, a lo largo de su historia la edificación fue variando hasta alcanzar las formas que hoy apreciamos. Aquí vemos su fachada y el lateral que corre por la calle Suipacha, luego de la reforma que concluyó en 1865. La iglesia del Socorro ya albergaba la imagen del Señor de los Milagros. El Papa León XIII en 1898, poco antes de haberse realizado esta toma -efectuada al mediodía-, la elevó a la dignidad de basílica, siendo el primer templo porteño que lo alcanzara.
     
    En la imagen los carruajes tirados a caballo esperan la salida de los fieles del templo.
     
    Harry Grant Olds (1869 - 1943) comercializó postales con esta imagen, de su autoría. Desde los inicios del siglo XX aquel fotógrafo de origen norteamericano se radicó en nuestro país, donde supo desarrollar una importante labor. Su vuelo artístico le permitió lograr una maestría que lo destacó entre pares.





  • ​FOTOGRAFÍAS PORTRAIT CABINET

     
    Colección Particular

    Retrato del teniente general Pablo Riccheri

    58. BARTOLI, LUIGI

    Retrato del teniente general Pablo Riccheri. Buenos Aires, 1881.

    Portrait cabinet. Albúmina -medidas 13,2 x 9,4 cm- montada sobre cartón de la casa, impreso. Al dorso el sello húmedo “L. Bartoli Fotógrafo, Plaza de la Victoria 78, Recoba Nueva, Buenos Aires”. Dedicatoria manuscrita: “Recuerdo a mi distinguida amiga, misia María de Andino y familia, en el aniversario de su simpática hija Inesita. P. Riccheri. 8 Julio 1881”.
     
    El retratado es el teniente general Pablo Riccheri (San Lorenzo (Santa Fe), 1859 - Buenos Aires, 1936) hijo del militar garibaldino Lázaro Riccheri, radicado en nuestro país luego de la batalla de Caseros (1852). Lo vemos en un retrato de media pierna y
    con uniforme de gala. Riccheri participó en las últimas guerras civiles argentinas y fue ministro de Guerra durante la segunda presidencia de Julio Argentino Roca. Se lo recuerda en especial por la ley que en 1901 estableció el servicio militar obligatorio.
     
    El fotógrafo italiano Luigi Bartoli (1825 - 1886) comenzó su carrera profesional en nuestra ciudad en 1852, en la Recova Nueva (hoy Hipólito Yrigoyen) número 56, donde actuó con el daguerrotipista John Elliot. Poco después se asoció a Thayer & Co. para realizar electrotipos. A partir de 1856, asociado a Antonio Aldanondo y a Sulzman, en el mismo local, difundió su especialización en “retratos de muertos y enfermos a domicilio”. Finalmente lo encontramos en el local que aquí se indica, Plaza de la Victoria (Recova Nueva) 78, donde se desempeñó desde 1862, hasta que le sucedió Giuseppe Ansaldi (ver ítem 64). Abrimos un paréntesis sobre el fotógrafo y pintor español Sulzman, había llegado a Buenos Aires en 1855, y mostraba como antecedentes en su profesión haber retratado a la reina de España.

  • Colección Particular

    Retrato de un guerrero

    59. CERRUTTI, BENITO P.

    Retrato de un guerrero. Mendoza, circa 1880.
     
    Portrait Cabinet. Albúmina -medidas de la fotografía: 13,9 x 9,3 cm- montada sobre un cartón del fotógrafo con su sello húmedo: "Gabinete Fotográfico Benito P. Cerrutti. Calle San Nicolás y Aduana. Mendoza".
     
    El militar, un oficial, luce al pecho la condecoración otorgada por su actuación en la Guerra del Paraguay en un retrato de medio cuerpo con su uniforme de gala y el cordón de Tuyuti y la medalla por su actuación en aquel conflicto.
     
    Benito P. Cerrutti llegó a Mendoza en 1880 acompañando al fotógrafo Christiano Junior, con quien ya había trabajado a lo largo de siete años. En esta ciudad se independizó para actuar por su cuenta -como lo indica esta fotografía- y en sociedad con Bertin. 

  • Colección Particular

    Plaza del Sud

    60. FELTSCHER, CARLOS

    Plaza del Sud. Buenos Aires, circa 1877.
     
    Albúmina en formato portrait-cabinte, medidas 9,7 x 14,1 cm., montada sobre cartón de época, impreso. Al dorso sello húmedo oval: “95 Calle Victoria – Carlos Feltscher Fotógrafo – Buenos-Ayres”, y en tinta azul manuscrito: “Plaza del Sud”. Buen ejemplar.
     
    Debemos destacar que la edición individual de vistas urbanas y rurales en los formatos imperantes hacia la época de carte-de-visite y portrait cabinet, permitió a los estudios fotográficos abaratar su costo, reemplazando a los prohibitivos álbumes. Incluso este tamaño más reducido posibilitó que las imágenes circularan hacia cualquier punto del mundo por correo postal. En una situación tan temprana para el nuevo uso, Feltscher utilizó como soporte secundario los cartones verticales de los retratos, convirtiéndolos en apaisados con su leyenda desubicada. Cabe pensar que basados en la muy notable escasez de estas vistas en tamaño menor, la modalidad no cosechó muchos adeptos en su época.
     
    La Plaza del Sud era el punto de concentración de las carreteras que venían del sur entrando por la “Calle Larga”, actual Montes de Oca, tras atravesar el Riachuelo por el antiguo Puente de Gálvez. La fotografía que ahora presentamos atestigua un momento bisagra en el desarrollo y modernización nacional. En primer plano vemos la gran cantidad de carretas detenidas en la plaza, esperando para descargar sus mercaderías en el Mercado de Constitución, mientras que atrás se yergue el recién inaugurado Ferrocarril del Sud, que irremediablemente sustituirá aquel medio de transporte a tracción a sangre, y que influenciará el desarrollo de todo el interior del país. En 1864 se realizaron los actos inaugurales, y en menos de un año ya se habían construido once estaciones. En la imagen se aprecia el primer edificio de la Estación Central del Ferrocarril del Sud y su derecha las inmensas naves de hierro.
     
    La fotografía fue tomada por Carlos Feltscher, fotógrafo alemán que actuó en Buenos Aires desde septiembre de 1856, con un local en calle de los Representantes nro. 71. En 1861 anunció su traslado a calle de la Victoria nro. 77, y en 1877 se encontraba establecido en la misma calle, al 95, anunciando la venta de “vistas de Bs. As”. 

  • Colección Particular

    Barracas

    61. FELTSCHER, CARLOS (ATRIBUIDA)

    Barracas. Buenos Aires, circa 1877.

    Albúmina en formato portrait-cabinet, medidas 9,7 x 14,1 cm., montada sobre cartón de época, impreso. Al dorso, manuscrito: “Barraca”. Buen ejemplar.
     
    La fotografía registra una simpática escena: frente a unos depósitos en Barracas un gran número de operarios descarga bultos de los carros y carretas, a mano, o mediante una grúa con tenazas. Detrás, en el horizonte, otros galpones y la chimenea de una fábrica nos muestran el típico perfil de aquel barrio del sur de la ciudad.
     
    En la imagen no todo es fuerzo y trabajo, delante una niña se encuentra de pie, con sombrilla y elegante vestido, frente a un hombre que mira papeles, imaginamos, su padre. Ambos han descendido del elegante sulky que se observa detrás de ellos.
     
    Si bien, tanto la fotografía como el cartón carecen de datos sobre su autor,  al compararla con el portrait-cabinet precedente (ítem 60), y observar los idénticos soportes secundarios, tamaños y tonos de la albúmina, las imágenes cercanas geográfica y temáticamente, y la misma mano titulando ambos registros, inferimos que fue tomada por el mismo Carlos Feltscher.

  • Colección Particular

    Retrato de un oficial con sus condecoraciones

    62. FERRETTO, JUAN

    Retrato de un oficial con sus condecoraciones. Circa 1886.
     
    Portrait Cabinet. Albúmina -medidas:  14,1 x 10,1 cm- montada sobre un cartón del fotógrafo con la leyenda impresa en dorado bajo un escudo nacional: “Gran Establecimiento Artístico Fotográfico J. Ferreto Calle de La Florida 266 Buenos Aires”.
     
    Retrato de estudio, de medio busto en óvalo, con un militar afroargentino de alto rango que se desempeñó en la Campaña al Desierto, luciendo uniforme de gala y condecoraciones.
     
    Giovanni Ferreto (1853 - 1921), oriundo de Italia, formaba parte de una familia fotográfica muy importante con actuación en la ciudad de Treviso. En Buenos Aires se asoció con Tomas Bradley en su estudio de la calle Florida 266. Tiempo después este estudio se convirtió en la primera sede de la Sociedad Fotográfica de Aficionados. Su hermano, Adelchi Ferreto, también actuó en Argentina, pero radicado en la ciudad de La Plata.
     

  • Consultar

    Retrato de tres militares

    63. FOTÓGRAFO NO IDENTIFICADO

    Retrato de tres militares. Argentina (¿?), circa 1880.

    Portrait Cabinet. Albúmina -medidas de la fotografía: 13,4 x 9,8 cm- montada sobre un cartón de época, sin datos del fotógrafo. Un texto manuscrito indica: "de izquierda a derecha: Pedro Martínez".
     
    Retrato pautado de estos tres marinos con sus abrigos y gorras con escudo, en un registro de camaradería. Podrían ser españoles.





  • FOTOGRFÍAS CARTE-DE-VISITE

     
    Consultar

    Retrato de Enrique Álzaga

    64. ANSALDI, G. B.

    Retrato de Enrique Álzaga. Buenos Aires, circa 1868.
     
    Carte-de-visite. Medidas de la fotografía: 9,7 x 5,8 cm. Al dorso: “G. B. Ansaldi, sucesor de L. Bartoli y Cía. Fotógrafos. Plaza la Victoria, 78., Recova Nueva, Buenos Aires”. 
     
    Sobre el cartón, un texto manuscrito: "A la Va. Alejandrina S. de ... M. Alzaga”. Y a la inversa, también manuscrito: “Enrique Álzaga", miembro de una familia prominente en nuestro país. Posa de pie con uniforme reglamentario, y sirve de apoyo frente a la cámara, su sable. Una imagen que nos remite a la Guerra del Paraguay.
     
    El italiano Giuseppe Bautista Ansaldi se instaló primeramente  con un estudio fotográfico en Victoria 66, para luego mudarse a Recova Nueva 78 (actual Hipólito Yrigoyen), sucediendo a su compatriota Bartoli, quien operaba en ese domicilio desde 1862, y previamente al ´56, desde 1852. (Ver ítem 58) Ansaldi -como lo indica impreso en el cartón de esta tarjeta de visita- se enorgullecía de poseer una infrecuente cámara solar para grandes ampliaciones.

  • Colección Particular

    Leandro Gómez

    65. BILLAT, BERTRAND

    Leandro Gómez. Rosario, circa 1870.

    Carte de visite. Medidas de la albúmina: 8,8 x 5,3 cm. Al dorso la publicidad impresa del “Salón de Fotografía Bertrand Billat y C°, Calle del Puerto 108, Rosario”.
     
    He aquí el registro más famoso de Leandro Gómez, mostrando su perfil izquierdo, tal como prefería ser visto, a la luz de los retratos que se le conocen. Aquí en un retrato de media pierna. Sin duda, una fotografía reproducida de otra, motivada por la venta de imágenes de estos héroes en pleno auge de la carte-de-visite.
     
    Leandro Gómez (1811 - 1865), militar uruguayo, fue el oficial responsable de la defensa de Paysandú en pleno ataque de las fuerzas irregulares conducidas por Venancio Flores con el apoyo decidido de la marina imperial brasileña y fuerzas argentinas. Gómez fue tomado prisionero y decidió quedar bajo el control de sus compatriotas. Para entonces el fervor bélico no tenía límites y casi sin trámites, fue fusilado allí mismo por sus propios hermanos orientales, elevándose a la categoría de héroe nacional. Dirá Eduardo Acevedo Díaz: “vencedor hubiera sido grande; vencido es inmortal”. Aquel episodio histórico, conocido como la "defensa" de una heroica Paysandú se inscribe en las vísperas de la Guerra del Paraguay.
     
    El retrato de Leandro Gómez fue comercializado por el fotógrafo francés Bertrand Billat, de la ciudad de Rosario. Roberto Ferrari, en el libro “Rosario imágenes c. 1868” lo menciona actuando en esta ciudad durante la década de 1860. Debemos destacar que esta información proviene del historiador rosarino Bladimir Mikielievich en su trabajo “La fotografía en Rosario” (En “Revista de historia de Rosario”. Rosario. Año XXIII, número 37, 1985). Indica Diego Aráoz en el texto curatorial de la muestra “Álbum. Tucumán en el siglo XIX” que Billat también actuó en la ciudad de Tucumán.

  • Colección Particular

    Retrato masculino

    66. JUNIOR, CHRISTIANO

    Retrato masculino. Buenos Aires, 1875.

    Carte-de-visite. Albúmina -medidas: 10,2 x 6,8 cm-, montada sobre un cartón del fotógrafo con sus datos al dorso, y una fecha manuscrita: Diciembre 17 de 1875.
     
    Retrato de carácter en óvalo de medio busto esfumado, en imitación porcelana, lograda con una técnica que le daba volumen a la imagen. Debemos señalar que en la publicidad al dorso destaca el 1º premio obtenido por el genial fotógrafo portugués en la Exposición Nacional de Córdoba en 1871, que curiosamente gana con sus retratos en porcelana.

  • Consultar

    Retrato de dos caballeros

    67. PILCHER, JORGE B.

    Retrato de dos caballeros. Córdoba, circa 1870.

    Albúmina, carte-de-visite (medidas: 10,5 x 6,3 cm) montada sobre el cartón impreso de la casa "Foto Inglesa", de Jorge B. Pilcher, como lo dice en el dorso, en una viñeta impresa con su dirección en la calle 27 de Abril N° 25 de la ciudad de Córdoba. Buen ejemplar.
     
    Fueron retratados en el estudio dos hombres, padre e hijo probablemente; el más joven de pie y el mayor, sentado, en una composición que evidencia el respeto familiar.
     
    La importante trayectoria de Pilcher ha sido investigada exhaustivamente por la historiadora fotográfica Cristina Boixadós en un estudio dirigido por el académico Luis Priamo, cuya publicación -con el sello de Ediciones de la Antorcha- saldrá a la luz próximamente.

  • Colección Particular

    Retrato de A. (o H.) Palacios (o Palaciás)

    68. VILLA, JUAN F.

    Retrato de A. (o H.) Palacios (o Palaciás). Córdoba, 1868.

    Albúmina -medidas: 8,7 x 6 cm.- montada sobre un cartón; al dorso del mismo, sello húmedo de la casa de Fotografías de Juan F. Villa, y leyenda manuscrita: "A un Amigo. En prueba de Amistad. Córdoba agosto 3/68. (Firma:) A. Palacios”. Buen ejemplar, con un corte en el soporte secundario, que no afecta la albúmina. No registrado en los estudios de Gesualdo ni de Gómez. (Ver Bibliografía consultada).
     
    Retrato de un soldado adolescente con su uniforme reglamentario, con detalles iluminados en dorado.  Con el aporte del investigador Mario Chaves identificamos a un joven de similar fisonomía, cuya imagen fue publicada en el “Álbum de la Guerra del Paraguay” que entre los años 1893/1896 editó en Buenos Aires José Clementino Soto (tomo 1, pág. 285). Nos referimos al   teniente Augusto Palacios del 1º de infantería de  Línea. La incongruencia se presenta cuando en la biografía se lo da por  muerto en el Paraguay en la batalla de  Yataytí Corá el 10 de noviembre de 1866. ¿Error del editor Soto, o se tratará del retrato de otro militar?
     
    La imagen -en la que se aprecia la base del sujetador de nuca- tiene además un valor adicional para el coleccionismo fotográfico porque el autor de la toma: Juan F. Villa, de la ciudad Córdoba, es uno de los pocos profesionales activos en su más temprana fotografía. María Cristina Boixadós, la especialista de la docta, lo incluye en su artículo “Estudios fotográficos de la ciudad de Córdoba existentes hasta 1940” (publicado en las actas del 9° Congreso de Historia de la Fotografía en la Argentina). Boixadós localizó en el censo de 1869 al italiano Juan Francisco Villa, por entonces de 33 años, y citando a Efraín Bischoff, lo da en 1863 asociado a Amezaga con un taller sobre la calle San Jerónimo 45. Probablemente ambos socios ya en 1865 operaban en forma independiente (como lo indica nuestra carte-de-visite), aunque para 1867 -seguimos con el texto de Boixadós-, Villa se había asociado con un señor Star, y también puede haberlo estado con A. Isler, “según testimonian dos sellos fotográficos de difícil lectura”. 

  • Consultar

    CON LA IMAGEN DE UN ANGELITO

    69. FOTÓGRAFO NO IDENTIFICADO

    Retrato de un niño muerto. Buenos Aires (¿?), circa 1870.

    Albúmina -medidas: 9 x 5,6 cm- montada sobre cartón, sin indicaciones de autor. Buen ejemplar.
     
    En aquellos años era de práctica ordenar una toma del ser querido que acababa de fallecer. Lejos del morbo imaginable, en los familiares se manifestaba así el deseo de conservar una imagen -quizás la única- de quien acababa de partir... A propósito de estas fptografías, explica Abel Alexander: La mayoría de los retratos post mortem durante ese período fueron niños de corta edad. Un alto índice de mortalidad infantil generó toda una especialidad en aquellos primeros fotógrafos retratistas volcados a la popular "carte-de-visite", siendo contratados por los atribulados padres de los llamados "angelitos" pues morían sin pecado.
     
    Las casas de fotografía publicitaban esta especialidad, ofreciendo la visita al domicilio particular del difunto para realizar la toma -ver ítem 58-, y hasta la posibilidad de lograr una apariencia de vida. En general, el “angelito” aparecía en brazos de la madre.

  • Colección Particular

    70. FOTÓGRAFO NO IDENTIFICADO

    "Araucanians". Manuscrito, en el reverso. Circa 1880.

    Carte de visite. Albúmina -medidas: 9,6 x 5,7 cm- montada sobre un cartón de época. Al dorso, texto manuscrito. Obra en muy buen estado.
     
    Fotografía tomada en estudio. Se montó una escenografía artificial recreando un entorno de naturaleza salvaje donde posó el grupo, al parecer compuesto por una madre con dos hijos. El joven con un poncho y un sombrero sobre su cabeza. La niña lleva un cesto en su brazo derecho y viste un manto, una camisa y una larga falda. La mujer sentada observa la cámara, cubre su cabeza con un sombrero de alas elevadas, lleva manto, camisa y falda.
     
    A nuestro entender, no corresponde a un registro etnográfico de araucanos, pero sí a otro pueblo originario, y probablemente andino, dentro de una iconografía muy escasa y buscada.
     
    No hemos dado con esta imagen en toda la bibliografía consultada.





  • LIBRO CON FOTOGRAFÍA EN ALBÚMINA

     
    Consultar

    BIOGRAFÍA DE ÉPOCA DE HILARIO ASCASUBI

    71. GALLET DE KULTURE, BÉNÉDICT

    Quelques mots de biographie et Une Page D´Histoire Le Colonel Don Hilario Ascasubi. Par ….Librairie Parisienne. 1863.

    Raro. En 4º, 68 pp., con error de paginación en las últimas dos hojas. Encuadernación en pasta española, lomo de cuero con títulos dorados. El ejemplar contiene una albúmina original realizada en París por la casa de E. Bordonneau (lamentablemente, se la ha tratado de quitar, dañando una parte de la misma sin afectar la imagen del autor argentino) acompañada por la firma hológrafa del retratado. Suárez, n. 2609.
     
    Bénédict Gallet de Kulture, autor de esta biografía del poeta y militar Hilario Ascasubi, fue apreciado por sus diversas contribuciones dirigidas a reunir testimonios sobre la vida de personajes americanos, tal el caso de Ascasubi y de José de San Martín.
     
    La obra resulta amena y bien documentada, y al fin, se ocupa también de la literatura gauchesca, haciendo una reseña de su evolución temprana y del aporte que le realizara el genio de Hilario Ascasubi. En sus páginas trae a la memoria las palabras del Dr. Florencio Varela: “leer una sola vez a Ascasubi es reconocerlo siempre. Sus versos son como una tela de Murillo”.
     
    E. Bondonneau, el fotógrafo, tenía su estudio en la calle Palais - Royal 173 de París. Su retrato de media pierna presenta al coronel Ascasubi posando con las galas militares.





  • ÁLBUMES DE IMPRESIÓN FOTOMECÁNICA

     
    Consultar

    Souvenir of Santiago

    72. HUME & WALKER

    Souvenir of Santiago. Hume & Walker, Bookseller Stationers & Newsagents, Librería Inglesa - Ahumada 357. Santiago de Chile. 1922.

    Álbum (medidas: 17,8 x 24,2 cm), Portada, más 30 fotografías impresas de 11,3 x 16 cm. Encuadernación rústica de editor acordonada y títulos gofrados en blanco. Estado de conservación prístino.
     
    El álbum, semejante a sus pares de la misma época de Buenos Aires, es un muestrario de las bellezas arquitectónicas y paisajísticas, testimonio del pujante modernismo y bonanza económica de Santiago de Chile. Fue realizado especialmente como recuerdo para el turista. En este caso, pensado para el visitante angloparlante. Podemos disfrutar en sus páginas de la Estación Alameda, la Universidad Estatal, la Entrada de Santa Lucía y las residencias particulares; la Plaza de Armas y la Catedral, el Cementerio, el Salón de Bellas Artes, el Correo Central, el Teatro Municipal, la Casa de Gobierno, la Escuela y Arsenal Militar, y el Club Hípico, entre otras vistas. Las tomas realizadas desde el cerro de Santa Lucía nos demuestran las dimensiones de la ciudad para entonces.
     
    Hume fue editor de tarjetas postales y álbumes impresos en Santiago. Hacia 1920, la razón social comenzó como “Hume y Cía” y más tarde “Hume & Walker”, con local en Ahumada 357. 

  • Colección Particular

    Buenos-Aires.

    73. BOURQUIN, GASTÓN

    Buenos-Aires. Edición G. Bourquin y Cia. Buenos Aires, circa  1920.
     
    Álbum con 56 fotografías de impresión fotomecánica en color marrón. Medidas de las fotografías 14,5 x 20,8 cm. Todas con un recuadro ornamental, y la inscripción: “Reproducción prohibida – Foto G. Bourquin y Cía.”. Encuadernación en rústica de editor. Medida total del álbum: 24,3 x 33 cm.
     
    Dos circunstancias conducen a este maravilloso álbum fotográfico: Buenos Aires se encontraba en el apogeo de su desarrollo económico, y por lo tanto de su belleza urbanística, y el fotógrafo suizo Bourquín decidió perpetuarla en imágenes que superan en composición a la de sus contemporáneos y antecesores. Nos cruzamos en sus páginas con bucólicas escenas en la que conjuga con arte, la arquitectura de la ciudad con su vegetación, generando contrastes, claroscuros, muchas veces retocadas posteriormente al punto que parecen preciosas pinturas. Plazas, paseos, avenidas, monumentos, fuentes en contrapunto con el avance tecnológico de coches, tranvías, trenes y el puerto.
     
    Gastón Aquiles Bourquin (1890 - 1950), talentoso fotógrafo de origen suizo, llegó a la Argentina en 1913. Luego de su paso por San Rafael, Mendoza, ya en Buenos Aires y bajo la firma "G. Bourquin & Cia" tomó vistas de todo el país, destacándose las obtenidas desde un aeroplano que alquilaba para tal fin. Fue un reconocido editor de postales y publicó varios álbumes con imágenes impresas. 




  •  JACOBO PEUSER EDITOR
    Importante casa editora de Buenos Aires. Fue una creación del alemán Jacobo Peuser (1843 - 1901) que se inició allá por 1867 con una librería. Importó las maquinarias más modernas y de sus talleres salieron ediciones de lujo que alegraron el mundo editorial de Argentina. Entre otras producciones, se abocó a la edición de álbumes ilustrados, en los que nunca indicó el crédito de los autores de las imágenes; a nuestros ojos, un verdadero desatino. Vaya como ejemplo, la vista de la Curia -ofrecida en nuestro ítem 41 en una albúmina de época-, la que se incluye en su álbum impreso en francés, presentado a continuación.
     
    Sin embargo, Peuser disfrutó con la fotografía más allá de su uso empresarial, al punto que hasta se incorporó a la Sociedad Fotográfica Argentina de Aficionados.
    -Ítems 74 y 75-

     
    Consultar

    République Argentine

    74. PEUSER, JACOBO

    République  Argentine. Album de vues. Section Buenos Aires. Propiétaire-éditeur: Jacobo Peuser. Buenos Aires, 1897.
     
    Álbum con 16 fotografías de impresión por fototipía, de 20,3 x 25,3 cm. Encuadernación rústica de editor, medida total: 27,5 x 34,2 cm. Al dorso de la tapa, la inscripción manuscrita: “A. Cottier Octubre 1897”. Las cubiertas, con profusa publicidad de la casa editora. Ejemplar fatigado.
     
    Temprano álbum fotográfico de impresión mecánica con vistas de Buenos Aires, editado para el lector francés. Sus amplios textos lo tornan una crónica fotográfica. Las imágenes, de gran tamaño, son de las primeras en este tipo moderno de impresión, siendo la Casa Peuser una pionera en los procedimientos como la cromo-litografía, la fototipia, la foto-litografía, la autopía, la zincografía y la estereocopía.
     
    Comienza la promenade fotográfica con la Plaza de Mayo y sus edificios circundantes como el Palacio de Gobierno, la Catedral, la Casa Episcopal y la Casa Central del Banco Nación -anteriormente el Teatro Colón-, e incluye el puerto del Riachuelo, la Aduana,  el Colegio Sarmiento y la Penitenciaría, entre otras. Las fotografías revisten un fuerte carácter documental, en las que observamos a transeúntes, vendedores ambulantes, y barrios bajos, es decir, la cotidianeidad bonaerense, opuesto al romanticismo bucólico de Bourquin observado en el ítem anterior.

  • Colección Particular

    Recuerdos de la República Argentina

    75. PEUSER, JACOBO

    Recuerdos de la República Argentina. Argentine Republic (Souvenir). World’s Fair, St. Louis. 1904.

    Gran álbum con Portada más 35 fotografías de impresión por fototipia. Tamaño de las imágenes: 20,5 x 27 cm., en papeles de grueso gramaje de 31,5 x 47,5 cm. Peso: 2,700 kg. Encuadernación de editor a modo de estuche de solapas en plena tela, con sus láminas sueltas. Obra en perfecto estado.
     
    Se trata del gran álbum fotográfico que acompañó al pabellón argentino en la Exposición Universal de Saint Louis, Estados Unidos, en 1908, para su comercialización como “Recuerdo de la República Argentina”. Impreso sobre gruesas cartulinas, se trata de una obra de gran calidad. Las fotografías fueron embellecidas con amplios márgenes y esfumado de sus contornos, transformándolas en verdaderas obras de arte, dignas de apreciar.
     
    El álbum incluye imágenes de nuestra capital como su Plaza y Avenida de Mayo, Puerto Madero, la Estación Constitución, el extinto Pabellón de los Lagos de Palermo, el Pabellón Argentino de Plaza San Martín, y continúa con la Catedral de Córdoba, las Ruinas de Santo Domingo en Mendoza, los paisajes de San Luis, y entre otras, las Playas de Mar del Plata, y unas escenas de costumbres campestres. Lo completan dos vistas portuarias, panorámicas de gran tamaño: 37,5 x 63 cm. 





  • LIBROS PARA UNA BIBLIOTECA FOTOGRÁFICA

    Las Actas de los Congresos de Historia de la Fotografía en Argentina -pioneros en América Latina- reúnen una valiosa información, aportes de valía para el conocimiento de este arte en nuestro país.
    -Ítems 76 al 84-
     


     
    Consultar

    1º Congreso de Historia de la Fotografía.

    76.

    (Memoria) 1º Congreso de Historia de la Fotografía. Florida. Vicente López (Buenos Aires). 1992.

    En 4, 136 páginas.  Encuadernación rústica de editor. Muy buen estado.
     

  • Consultar

    IIº Congreso de Historia de la Fotografía.

    77.

    (Memoria) IIº Congreso de Historia de la Fotografía. Prólogo de Félix Luna. Círculo Médico de Vicente López. Florida. Vicente López (Buenos Aires). 1993. Organizado por el Comité Ejecutivo Permanente de Congresos de Historia de la Fotografía en la Argentina.
     
    En 4, 192 páginas.  Encuadernación rústica de editor. Muy buen estado.

  • Consultar

    3º Congreso de Historia de la Fotografía en la Argentina.

    78.

    (Memoria) 3º Congreso de Historia de la Fotografía en la Argentina. Buenos Aires. 1995. Organizado por el Comité Ejecutivo Permanente de Congresos de Historia de la Fotografía en la Argentina.
     
    En 4º, 208 páginas. Encuadernación rústica de editor. Muy buen estado.

  • Consultar

    Memoria del 4º Congreso de Historia de la Fotografía en la Argentina.

    79.

    Memoria del 4º Congreso de Historia de la Fotografía en la Argentina. Buenos Aires. 1995. Organizado por el Comité Ejecutivo Permanente para los Congresos de Fotografía con el auspicio del Comité Ejecutivo ´95, la Federación Argentina de Fotografía y AGFA S.A.
     
    En 4º, 206 páginas. Encuadernación rústica de editor. Muy buen estado.

  • Consultar

    Memoria del 5º Congreso de Historia de la Fotografía en la Argentina.

    80.

    Memoria del 5º Congreso de Historia de la Fotografía en la Argentina. Organizado por CEP, FAF y AGFA S.A. Buenos Aires, 1996.
     
    En 4º, 201 páginas. Encuadernación rústica de editor. Muy buen estado.

  • Consultar

    Memoria del 6º Congreso de Historia de la Fotografía en la Argentina.

    81.

    Memoria del 6º Congreso de Historia de la Fotografía en la Argentina. Organizado por CEP. Salta. 1999.
     
    En 4º, 191 páginas. Encuadernación rústica de editor. Muy buen estado.

  • Consultar

    Memoria del 7º Congreso de Historia de la Fotografía en la Argentina.

    82.

    Memoria del 7º Congreso de Historia de la Fotografía en la Argentina. Las imágenes y la memoria colectiva: el rol de los archivos fotográficos. Vicente López (Buenos Aires). Ministerio del Interior. Archivo General de la Nación. Sociedad Iberoamericana de Historia de la Fotografía. 2001.
     
    En 4º, 212 páginas. Encuadernación rústica de editor. Muy buen estado.

  • Consultar

    Memoria del 9º Congreso de Historia de la Fotografía en la Argentina

    83.

    Memoria del 9º Congreso de Historia de la Fotografía en la Argentina. “La fotografía: un patrimonio nacional”. Rosario. Sociedad Iberoamericana de Historia de la Fotografía. Centro Cultural Bernardino Rivadavia. 2006.
     
    En 4º, 291 páginas. Encuadernación rústica de editor. Muy buen estado.

  • Consultar

    Memoria del 10º Congreso de Historia de la Fotografía en la Argentina.

    84.

    Memoria del 10º Congreso de Historia de la Fotografía en la Argentina. “Dr. Julio Felipe Riobó”. Chascomús (Buenos Aires). Sociedad Iberoamericana de Historia de la Fotografía. Municipalidad de Chascomús. 2009.
     
    En 4º, 295 páginas. Encuadernación rústica de editor. Muy buen estado.

  • Colección Particular

    Buenos Aires, ciudad y campaña. 1860 / 1870.

    85. AAVV (PABLO BRUCHBINDER, ABEL ALEXANDER Y LUIS PRIAMO)

    AAVV (PABLO BRUCHBINDER, ABEL ALEXANDER Y LUIS PRIAMO)
    Buenos Aires, ciudad y campaña. 1860 / 1870. Fotografías de Esteban Gonnet, Benito Panunzi y otros. Fundación Antorchas. Buenos Aires. 2000.
     
    En 4º, 118 páginas. Encuadernación rústica de editor. Muy buen estado.

  • Consultar

    Revelando Buenos Aires.

    86. ALFARO, ALBERTO y BELLATI, JORGE

    Revelando Buenos Aires. Fotos de la colección Bizioli 1870 – 1880. Buenos Aires. Fondo Metropolitano de la Cultura, las Artes y las Ciencias. 2013.
     
    En 4º, 138 páginas. Encuadernación rústica de editor. Muy buen estado.

  • Consultar

    Fotografía en Uruguay.

    87. BROQUETAS, MAGDALENA

    Fotografía en Uruguay. Historia y usos sociales 1840-1930. Montevideo. Ediciones CMDF. 2011.
     
    En 4º, 258 páginas. Encuadernación rústica de editor con sobrecubierta. Muy buen estado.

  • Colección Particular

    Campaña del Desierto (1878-1884).

    88.

    Campaña del Desierto (1878-1884). Ministerio del Interior. Buenos Aires. Secretaría de Estado de Gobierno. Archivo General de la Nación. 1969. Buenos Aires.
     
    En 4º, 31 hojas. Encuadernación rústica de editor. Muy buen estado.

  • Consultar

    Rosario Imágenes.

    89. FERRARI, ROBERTO

    Rosario Imágenes. C. 1868. Rosario. Fotografía Rosario Norte. Catálogo 2001. Nº 1.
     
    En 4º, 27 hojas. Encuadernación rústica de editor. Muy buen estado.

  • Consultar

    La fotografía en la Argentina.

    90. GÓMEZ, JUAN


    La fotografía en la Argentina. Su historia y evolución en el Siglo XIX. 1840 - 1899. Temperley (Buenos Aires). Abadía Editora. 1986.
     
    En 4º, 180 páginas.  Encuadernación rústica de editor. Muy buen estado.

  • Consultar

    Postales de la historia.

    91. GRASSI, JUAN CARLOS


    Postales de la historia. 1866-1910-2010. Buenos Aires. Editorial Ferias & Congresos. 2010.
    En 8°, 160 páginas. Encuadernación rústica de editor. Muy buen estado.

  • Consultar

    Argentina 200 años.

    92. GRASSI, JUAN CARLOS


    Argentina 200 años. Postales de la independencia 1816 - 1866 - 2016. Buenos Aires. Editorial Ferias & Congresos. 2016.
     
    En 8°, oblongo, 192 pp. Encuadernación rústica de editor.

  • Consultar

    Manual de Conservación y Restauración de Fotografías Antiguas

    93.

    Manual de Conservación y Restauración de Fotografías Antiguas (Sobre metales, vidrio, papel y materiales flexibles). Buenos Aires. Centro de investigaciones sobre la fotografía antigua en la Argentina. 1986.
     
    En 4°, 35 páginas. Encuadernación rústica de editor. Muy buen estado.

  • Consultar

    Imágenes de Buenos Aires. 1915-1940.

    94. PRIAMO, LUIS

    Imágenes de Buenos Aires. 1915-1940. Fotografías del Archivo de la Dirección Municipal de Paseos y de otras colecciones. Edición Fundación Antorchas. 1997. Buenos Aires. Primera edición.
     
    En 4°, 93 páginas. Encuadernación rústica de editor. Muy buen estado. 

  • Colección Particular

    Aborígenes del Gran Chaco.

    95. PRIAMO, LUIS - PÉREZ GOLLAN, JOSÉ A. - WRIGHT, PABLO Y STER, GRETE

    Aborígenes del Gran Chaco. Fotografías de Grete Stern. 1958 – 1964.  Edición Fundación Antorchas y Fundación CEPPA. 2005. Buenos Aires. Primera edición de 2000 ejemplares numerados. Ejemplar nº 703.
     
    En 4º, 172 páginas. Encuadernación rústica de editor. Muy buen estado.

  • Colección Particular

    Sitiados. La Epopeya de Paysandú. 1864 – 1865.

    96. SCHULKIN, FERNANDO

    Sitiados. La Epopeya de Paysandú. 1864 – 1865. Montevideo. Colección Los Muros de la Patria. 2000.
     
    En 4°, 166 páginas. Encuadernación rústica de editor. Muy buen estado

  • Consultar

    Primeros Daguerrotipos de la Argentina. 1843 – 1844.

    97. VERTANESSIAN, CARLOS

    Primeros Daguerrotipos de la Argentina. 1843 – 1844. Colección Reflejos del Plata. Buenos Aires.
     
    En 4º, 150 páginas. Encuadernación rústica de editor. Muy buen estado.

Volver a arriba